Tema 11 – Teoría de la utilidad

Tema 11 – Teoría de la utilidad

1 INTRODUCCIÓN.

El hombre, desde tiempos remotos vive en colectividad y trabaja para satisfacer sus necesidades. Las personas necesitan alimento, vestido, etc, que compran con sus ingresos, pero éstos son insuficientes para conseguir todo lo deseado. Para satisfacer necesidades se consumen bienes, y definimos actividad económica como el conjunto de actividades destinadas a satisfacer las necesidades con bienes susceptibles de usos alternativos. Un bien es todo aquello que satisface, directa o indirectamente, deseos o necesidades. Hemos de distinguir:

1) Bienes económicos: son aquellos que son útiles, escasos y transferibles.

2) Bienes libres: aquellos de los que hay cantidad suficiente para todo el mundo.

Economía es la ciencia que estudia la manera en la que las sociedades utilizan los recursos escasos para producir y distribuir bienes entre personas y grupos sociales.

Para satisfacer las necesidades se consumen bienes, por tanto, definimos actividad económica como el conjunto de actividades destinadas a satisfacer las necesidades humanas con medios materiales externos, bienes, susceptibles de usos alternativos. El conjunto de actividades de producción, distribución y disfrute es lo que constituye la actividad económica. Esta actividad se basa en la utilización de factores de producción (TIERRA, TRABAJO Y CAPITAL), que son escasos, para la producción de bienes y servicios que cubren necesidades ilimitadas. Con el desarrollo económico surgen las necesidades secundarias, como decía la LEY DE SAY (toda oferta crea su propia demanda). Las empresas utilizan factores productivos de las familias (TIERRA, TRABAJO Y CAPITAL) y a cambio pagan rentas (alquileres, salarios, intereses). Esto ocurre en el MERCADO DE FACTORES. Con los factores las empresas crean bienes y servicios que colocan en el MERCADO DE BIENES Y SERVICIOS. Las empresas remuneran sus factores productivos, como trabajo, a través de los salarios, capital, a través de intereses o dividendos, tierra, a través de alquileres, etc. Con las rentas las familias gastan en bienes y servicios.

El problema económico por excelencia es la escasez y ésta surge porque las necesidades humanas son ilimitadas, mientras que los recursos económicos son limitados, y por tanto también los bienes que se obtienen a partir de los mismos lo son. Esto no es un problema tecnológico, sino de disparidad entre los deseos humanos y los medios disponibles para satisfacerlos.

2 LA TEORÍA DE LA UTILIDAD.

2.1 Consideraciones generales.

Los consumidores tienden a elegir los bienes y servicios que más valoran. Los marginalistas (Jevons, Menger, Walras, Giffen), desarrollaron el concepto de utilidad, con la que pudieron desarrollar la curva de demanda y de explicar sus propiedades.

Utilidad denota satisfacción, es decir utilidad subjetiva que le reporta a una persona el consumo de un bien o servicio. La utilidad no es mensurable pero si se puede comparar, viendo que bien se prefiere más y cuál menos. Con la utilidad podremos saber cómo dividen los individuos racionales sus limitados recursos entre los bienes que les reportan satisfacción (cestas de bienes).

2.2 La función de utilidad.

clip_image001

Si medimos la FUNCIÓN DE UTILIDAD de un bien, podemos decir que la misma es continua, positiva y creciente (aumenta al aumentar la cantidad del bien), pasa por el origen de coordenadas (sin consumo no hay utilidad), tiene un máximo en el punto de saturación, es cóncava desde el origen.

Los consumidores elegirán las mejores cestas de bienes que puedan adquirir. Para elegir entre un bien y otro (en función de la utilidad que reportan), utilizamos el concepto preferencias. Las preferencias cumplen la propiedad transitiva (si el consumidor piensa que la cesta X es al menos tan buena como la Y, la Y es al menos tan buena como la Z, entonces piensa que la X es al menos tan buena como la Z.

clip_image002Es muy importante introducir el concepto de UTILIDAD MARGINAL. Imaginemos que estamos consumiendo u.f de un determinado bien. Podríamos medir cuánta utilidad no reporta el consumo de una unidad más (dicho consumo hará aumentar la utilidad total. Conforme vamos añadiendo nuevas unidades de consumo vamos viendo cuánto se añade de utilidad por dicho consumo. Podemos enunciar la LEY DE UTILIDAD MARGINAL DECRECIENTE que dice: que a medida que aumenta la cantidad consumida de un bien, tiende a disminuir su utilidad marginal. Matemáticamente esto supone una disminución de la pendiente de la función de utilidad total conforme aumenta la cantidad consumida.

Llega un momento en que al consumidor no le reporta nada de utilidad consumir una unidad más (es decir, Umg =0). Eso ocurre en la cantidad consumida de bien en la que la utilidad total tiene su máximo (punto de saturación). Pues bien, el consumidor trata de maximizar su utilidad y por tanto tiende a llegar a ese punto.

clip_image003

2.3 Las curvas de indiferencia.

Vamos a necesitar la utilidad como medada de esas preferencias del consumidor. Edgeworth inventó las curvas de indiferencia que son el lugar geométrico que supone distintas combinaciones de bienes que reportan al consumidor la misma utilidad.

Cuánto más alejada este la curva del origen mayor nivel de utilidad. Como las curvas representan niveles de preferencia no pueden cortarse. Dichas curvas sirven para representar preferencias (y según sean éstas podemos tener en vez de curvas otro tipo de funciones). En este sentido, los sustitutivo perfecto tienen rectas de pendiente negativa y los complementarios perfectos tienen funciones en forma de L. Los bienes neutrales (que da igual consumir ese bien o no hacerlo) tienen rectas verticales representando la indiferencia.

Las curvas indiferencia tienen pendiente negativa debido a que cuando queremos más cantidad del bien 2 (q2) es a costa de sacrificar cantidad del bien 1 (q1). Las curvas de indiferencia son decrecientes, no pueden cortarse, son convexas respecto al origen y cuánto más alejadas del origen representan mayor nivel de utilidad. Para construir una función de utilidad desde la curva no tenemos más que trazar una recta que corte al origen de coordenadas y que cortará una sola vez a cada curva. Para k=1, k=2, k=3, partiendo tenemos que cada curva de indiferencia tienen la formulación X2 = k/X1, para una función de utilidad U = X1*X2

Definimos RELACIÓN MARGINAL DE SUSTITUCIÓN como la cantidad del bien segundo (q2) que hemos de sacrificar para aumentar el consumo de q1 en una unidad, manteniéndonos en la misma curva de indiferencia (es decir, manteniendo la misma utilidad). Este concepto se mide a través de la pendiente de la curva de indiferencia (¸q2/¸q1), y tiene signo negativo. Desplazarse hacia arriba a través de una curva implicará intercambiar el bien 1 por 2 y viceversa.

2.4 Recta balance o restricción presupuestaria.

Los consumidores tratan de maximizar su utilidad, sujetos al presupuesto con el que cuentan, restricción presupuestaria. Los bienes que quieren consumir valen dinero y por ello tienen el coste de oportunidad, ya que estando en el presupuesto hay distintas combinaciones posibles del precio de un bien en relación al precio de otro bien. La pendiente mide la relación en la que el mercado está dispuesto a sustituir el bien 2 por el 1. La relación en la que se puede consumir el bien 1 por el 2 viene determinada por ¸q2/¸q1 = – p1/p2.

Las variaciones en la renta hacen desplazarse la recta presupuestaria (si aumenta la renta se desplaza hacia fuera y viceversa).

Si sube el precio del bien 1 y el de bien 2 y la renta se quedan fijos, el corte con el eje de abscisas no se ve modificado pero si el corte con el eje de ordenadas, de forma que cortaría al dicho eje más cerca del origen.

Si suben ambos precios y baja la renta el desplazamiento de la recta es hacia dentro, etc.

 
  clip_image004

Si partimos de un presupuesto m tenemos que:

¿Que ocurre con la pendiente con estos cambios?

Si hay un cambio en el p1 entonces:

1. Cambia la tangente, por lo que cambia la pendiente, cambiando los precios relativos.

2. Se varía la intersección con el eje de ordenadas.

Si cambia la dotación presupuestaria (la renta)

1. No varía la pendiente: por lo que no cambia la relación de precios relativos.

2. Suponen desplazamientos paralelos de la recta balance.

Podemos realizar el planteamiento enfrentando un bien respecto a la renta del consumidor, de manera que p2 sería igual a 1, y la pendiente de la recta balance sería igual al precio del bien que vamos a analizar:

 
  clip_image005

2.5 Equilibrio y conducta del consumidor.

clip_image006

Se encuentra éste en la curva de indiferencia que dada su recta balance le produce la máxima utilidad. Está en la intersección de la recta balance y una curva de indiferencia:

Dado a que se prefiere tener más que menos nos situaremos en las cestas que están en la recta presupuestaria, sin preocuparnos por las que se encuentren debajo. En el punto reseñado se igualan las pendientes de la recta presupuestaria y de la curva de indiferencia.

Como la RMS representa que la relación de intercambio mantiene la misma utilidad para el consumidor y el mercado está ofreciendo una relación de intercambio p1/p2. La cesta de consumo óptima será la que tenga una RMS igual a la relación de precios. Es decir, que si se renuncia a una unidad del bien 1, puede comprar p1/p2 unidades del 2.

En el equilibrio se cumple que, por tanto que:

clip_image007

Esta es LA LEY DE LAS IGUALDAD DE LA UTILIDADES MARGINALES PONDERADAS, que dice que la mejor forma de gastar es aquella donde la última unidad infinitesimal de renta gastada en el bien 1, le reporta al consumidor la misma utilidad marginal derivada de la última unidad infinitesimal de renta gastada en el bien 2. Es decir, el último euro gastado en cualquier bien nos tiene reportar la misma utilidad.

2.6 Derivación y significado de la función de demanda.

Si suponemos que la utilidad marginal permaneces constante, si el precio del bien 1 aumenta y la cantidad consumida no se alterara la razón Umg1/p1 será inferior las utilidades marginales del resto de bienes de la cesta. Por tanto el consumidor disminuye el consumo del bien 1, para reestablecer la igualdad. Cuando aumenta el precio de un bien, la cantidad demandada óptima se reduce, y en consecuencia esto nos lleva a la curva de demanda tenga pendiente negativa.

La aplicación de diversas cantidades demandadas en función de diversos precios de un bien nos lleva a la obtención de la curva de demanda de dicho bien.

Como hemos visto, cuando varía la renta y los precios también varía la elección óptima del consumidor. Las funciones de demanda de un consumidor muestran las cantidades óptimas de cada uno de los bienes en función de los precios y de la renta del consumidor. Las funciones de demanda se expresan de la siguiente forma: Qd = f(p1, p2, m)

Y hemos de tener en cuenta que cada preferencia da lugar a funciones de demanda distintas.

clip_image008

La CURVA DE DEMANDA DEL MERCADO para un determinado bien se obtiene por la suma horizontal de las demandas individuales. Es decir, se coge un determinado precio y se agregan las cantidades demandadas de los individuos (viéndose afectado el eje de ordenadas).

La curva de demanda marshalliana es cóncava porque la función de utilidad tiene un único máximo. En la curva de demanda, si varían los precios y la renta en la misma cuantía las cantidades demandadas permanecen invariables. Tiene pendiente negativa hacia la derecha puesto que la utilidad marginal es decreciente. Entendemos por demanda la cantidad óptima que los demandantes desean adquirir por unidad de tiempo, será tanto mayor cuánto menor sea el precio, según la cláusula ceteris paribus, es decir, a igualdad de las demás circunstancias. Entendemos por curva de la demanda el lugar geométrico de los puntos que representan el máximo ritmo de compra a cada determinado precio, ceteris paribus. También muestra los precios máximos pagados por cada cantidad y por unidad de tiempo.

2.7 Movimientos a lo largo de la curva de la demanda y desplazamientos de dicha curva.

1) Movimientos: cuando varía el precio del bien variando la cantidad demandada.

2) Desplazamientos : al cambiar alguno de los factores siguientes:

a) Nivel de renta de los consumidores:

i) En bienes normales: al aumentar dicho nivel, la curva de demanda se desplaza hacía arriba-derecha, al disminuir lo hace hacia abajo-izquierda.

ii) En bienes inferiores con sustitutivo: un aumento de la renta provoca una disminución de la demanda, porque pasan a consumirse bienes mejores.

iii) Bienes baratos de consumo satisfactorio: como la sal, al aumentar la renta no varia la curva de la demanda.

b) Cambio en las preferencias de los consumidores.

c) Precios de los bienes complementarios o sustitutivos:

i) Al aumentar el precio de los productos complementarios, se produce una disminución en la cantidad demandada del bien principal, desplazándose la curva de demanda hacia la izquierda-abajo. Al disminuir se desplaza en sentido contrario.

ii) Al aumentar el precio de los productos sustitutivos se produce un aumento de la cantidad demandada del bien principal, produciéndose un desplazamiento de la curva de demanda hacia arriba-derecha. Si disminuye dicho precio el desplazamiento será hacía izquierda-abajo.

d) Riqueza: al aumentar la riqueza de los consumidores se produce un desplazamiento de la curva de demanda hacia arriba-derecha.

2.8 La estática comparativa.

Ante desplazamientos de la curva de oferta o de la curva de demanda, se producen nuevos puntos de equilibrio. Podemos analizar dichos cambios:

v D ® vP* y v q*

Ú D ® ÚP* y Ú q*

El precio y la cantidad de equilibrio se mantienen si se desplazan la curva de oferta y de demanda de igual forma a la vez.

3 LA CONDUCTA DEL CONSUMIDOR.

Todo lo expuesto hasta ahora en este tema nos muestra cómo se comporta el consumidor a la ahora de preferir y demanda bienes, pero ¿cómo reacciona el mismo ante variaciones del precio del bien, es decir la elasticidad?

3.1 La elasticidad-demanda.

Mide la sensibilidad del consumidor a las variaciones de precios de un bien. Es decir, en cuánto varía el porcentaje de la cantidad demandada de bien cuando varía en un punto porcentual el precio del mismo.

 
  clip_image010

La elasticidad se puede expresar matemáticamente de la siguiente forma:

La curva de la demanda será más elástica cuando los consumidores sean más sensibles a las variaciones de precio. Es decir, si el precio de las habitaciones de los hoteles sube, los consumidores dejarán de ir a los hoteles y se decantarán por los campings ya que no es un bien de primera necesidad sino de lujo y la gente está dispuesta a dejarlo de consumir. La curva de la demanda será más inelástica cuando los consumidores no son tan sensibles a las variaciones de precio. Es decir, si el precio de las patatas sube, los consumidores no dejarán de comprar patatas ya que es un bien de primera necesidad.

 
  clip_image011

Son factores determinantes de la elasticidad precio

1) TIPO DE BIEN: dependiendo de las necesidades que cubren.

a) Bienes de primera necesidad: los valores de la elasticidad están reducidos porque difícilmente se dejarán de consumir y los consumidores son poco sensibles a las variaciones de precio. Ejemplo: la sal.

b) Bienes de lujo: los valores de la elasticidad son altos ya que los consumidores son muy sensibles a las variaciones de precio ya que se pueden dejar de comprar. Ejemplo: marisco.

c) Bienes sustitutivos: los bienes que tienen fácil sustitución tienden a una demanda más elástica ya que, ante un aumento de precio, los consumidores compran los bienes sustitutivos. Ejemplo: pollo, cerdo.

2) PROPORCIÓN DE LA RENTA QUE LOS CONSUMIDORES SE GASTAN EN EL BIEN: los bienes que tienen una proporción importante en el presupuesto de los consumidores, tienden a una demanda más elástica. Una pequeña variación repercute en su consumo. Ejemplo: casas, coches. Por otro lado, los bienes que representan un % pequeño en la renta tienden a tener una curva de la demanda menos sensible a las variaciones de precio.

3.2 Elasticidad cruzada.

Expresa en qué medida varía la cantidad demandada de un bien 2 cuando se produce una variación porcentual unitaria. La cantidad demandada de un bien no sólo muestra sensibilidad ante los cambios en los precios del propio bien, sino también ante las alteraciones en los precios de ciertos productos que están estrechamente relacionados con él (bienes complementarios y sustitutivos).

Variación porcentual cantidad demandada bien j

Elasticidad cruzada: ————————————————————-

Variación porcentual precio bien i

Elasticidad cruzada del bien i con respecto al bien j = (Q/Qi) / (sP/Pj)

Mide la influencia de una variación del precio de un bien en la cantidad demandada de otro. La elasticidad cruzada de la demanda puede ser positiva o negativa. Tenemos dos tipos de bienes en función de la elasticidad cruzada:

1) Bienes complementarios: aquellos en los que cuando aumenta el precio de uno de ellos aumenta considerablemente la cantidad demandada del otro. Un ejemplo sería el coche y la gasolina o los ordenadores y los CD-ROM.

2) Bienes sustitutivos: aquellos en los que cuando aumenta el precio de uno de ellos disminuye considerablemente la cantidad demandada del otro. Un ejemplo sería el aceite de oliva y de girasol.

Será positiva (mayor que 1) si la cantidad demandada del bien i aumenta cuando se incrementa el precio del bien j (bienes sustitutivos). La elasticidad cruzada de la demanda será negativa (menor que –1) cuando el aumento del precio del bien j provoque una reducción en la cantidad demandada del bien i (bienes complementarios).

clip_image012

3.3 Elasticidad renta.

Por lo general, la demanda de un bien aumentará cuando aumente la renta. Cuando aumenta la renta, algunos bienes se llevan una mayor proporción del presupuesto de los consumidores y otros una menor. La participación en el gasto de un bien se define como la proporción de la renta de las economías domésticas gastada en una determinada mercancía.

La respuesta de la demanda a los cambios de la renta se mide por la elasticidad renta de la demanda, que se define como el cambio porcentual de la cantidad demandada dividido entre el cambio porcentual de la renta:

clip_image013

La demanda de un bien normal aumenta con la renta y la de un bien inferior aumenta cuando disminuye la renta. Un bien normal es aquel cuya elasticidad renta de la demanda es positiva. Un bien inferior es aquel cuya elasticidad renta de la demanda es negativa. Un bien de lujo tiene la elasticidad renta de la demanda mayor que 1. Un bien necesario, o no de lujo, tiene una elasticidad renta de la demanda menor que 1. También hay bienes de bajo coste y consumo satisfactorio que son aquello que al variar la renta no varía su consumo.

La participación de los bienes de lujo en el gasto de los consumidores aumenta con la renta. Por el contrario, la participación de los bienes de primera necesidad, disminuye con la renta. Teniendo en cuenta que la cantidad demandada de los bienes de lujo aumenta proporcionalmente más que la renta, a medida que ésta se incrementa, la participación de estos bienes en el presupuesto del consumidor, también lo hará. Por el contrario, la cantidad demandada de bienes que no son de lujo aumenta menos que proporcionalmente que la renta y, por tanto, cuando se produzca un aumento de la renta, disminuirá su participación en el presupuesto de los consumidores.

4 EFECTO RENTA Y EFECTO SUSTITUCIÓN.

4.1 Definición y generalidades.

Existen dos razones por las que la demanda tiene pendiente negativa:

1) Efecto sustitución: cuando aumenta el precio de un bien, aumenta el atractivo de los sustitutivos cercanos al bien (la mantequilla a la margarina,…), que ahora son relativamente más baratos por comparación con el bien que se encarece. En tal circunstancia, lo lógico es que el consumidor rebaje el consumo óptimo de la mercancía cuyo precio ha aumentado, e incremente el consumo del resto de bienes, que ahora relativamente (por comparación) son más baratos. Si tenemos aceite de oliva y de girasol , e inicialmente el precio del de oliva es de 5 y el de pescado 2, el precio relativo del pescado es 5/2=2,5. Si sube el precio de oliva hasta los 7, el precio relativo es ahora 7/2 = 3,5.

2) Efecto renta: al mismo tiempo, la subida del precio de un bien conlleva la reducción del poder adquisitivo. Si la renta nominal no varía, la subida del precio de un bien reduce la renta real del consumidor, (este es relativamente más pobre), pudiendo adquirir una menor cantidad de bienes, y tendrá que reducir, el consumo de esa mercancía, o de otras si lo primero no se produce. Por ejemplo: si el precio del de oliva es 5 y el de girasol es 2 y el consumidor dispone de una renta semanal de 180 €. Si destina toda su renta a la carne podrá adquirir hasta 36 litros de oliva. Si destina toda su renta al de girasol consumiría 90 litros. (también puede consumir cantidades combinadas). Si el precio del de oliva sube hasta 9 € sólo podría consumir 20 litros de éste, y en las combinaciones de consumo disminuiría la cantidad del de girasol. El consumidor es algo más pobre, y por ello, si los dos bienes son normales, demandaría menor cantidad de ambos.

Como vemos, el resultado total puede descomponerse en dos efectos, que no siempre actúan en el mismo sentido. El EFECTO SUSTITUCIÓN está asociado al hecho de la pendiente negativa de la curva de demanda, que es el componente del efecto total asociada al precio relativo entre los bienes, suponiendo que se mantuviera constante la renta real. La segunda razón para la pendiente negativa es el EFECTO RENTA, o componente del efecto total asociado a la pérdida de poder adquisitivo real (sin tener en cuenta el cambio en los precios relativos).

Cada efecto es aislado del otro efecto posible, de forma que el efecto sustitución se calcula suponiendo que la renta real no varia, mientras que el efecto renta se calcula obviando el cambio provocado por los precios relativos.

El efecto total de la subida del precio es la suma del efecto sustitución y del efecto renta. El efecto sustitución siempre hace que cuando sube el precio, disminuye la cantidad demandada, y viceversa. Pero el sentido del efecto renta depende de que el bien sea normal o inferior:

1) Bien normal: cuando sube el precio, la reducción del poder adquisitivo provoca una reducción de la cantidad demandada. Actúa en el mismo sentido que el efecto sustitución.

2) Bien inferior: el efecto renta y el efecto sustitución actúan en sentido contrario.

4.2 Explicación gráfica.

En el Gráfico 1 recogemos una situación inicial en la que las preferencias de los consumidores determinan un mapa de curvas de indiferencia, y en la que la renta del consumidor (M) y los precios de los bienes (Py, Px1) determinan la posición de la recta de balance y las posibilidades máximas de consumo. El óptimo se obtiene del punto de tangencia entre la recta de balance y una curva de indiferencia. Tal combinación óptima sería (x1, y1) simbolizada por el punto A.

 
  clip_image015

Si se produce un aumento en el precio del bien x. Habíamos señalado que la subida en el precio del bien x provoca un aumento en la pendiente de la restricción presupuestaria (-Px/Py), y un acercamiento al centro de coordenadas de la abscisa en el origen. El nuevo óptimo se obtiene en el punto de tangencia de una curva de indiferencia con la nueva restricción presupuestaria, simbolizado por B. En la nueva situación se consume óptimamente una menor cantidad del bien x (llamémosle x2, donde x2<x1) y, en nuestro caso particular, una mayor de y (y2 unidades). El EFECTO TOTAL de la variación del precio, se representa por el paso del anterior punto de tangencia (A) al nuevo punto B.

El efecto sustitución hace referencia a la variación de los precios relativos, sin considerar el efecto sobre la renta real. Por lo que se busca considerando que la renta real no ha variado, es decir, que no se produce un desplazamiento a otra curva de indiferencia distinta, sino que nos movemos en la misma. Como el óptimo se obtiene cuando la RMS (la pendiente de la curva de indiferencia) es igual a la pendiente de la restricción presupuestaria, buscamos el punto de la curva de indiferencia inicial cuya pendiente sea igual a la pendiente de la nueva recta de balance, la cual ya refleja el nuevo precio relativo. Esa operación es equivalente a desplazar en paralelo la nueva restricción presupuestaria hasta que sea tangente a la inicial curva de indiferencia óptima. Obsérvese que la recta discontinua, al ser paralela, tiene la misma pendiente que la nueva restricción presupuestaria. El paso de A a C, representa el efecto sustitución. No ha variado la renta real (nos movemos en la misma curva de indiferencia), pero la variación de los precios relativos (Px/Py) (que viene dada por la pendiente de la nueva restricción presupuestaria), nos induce a cambiar el consumo óptimo de los dos bienes.

El efecto sustitución gráficamente es la variación que experimenta el consumidor cuando una variación del precio traslada al consumidor a lo largo de una curva de indiferencia a un punto que tiene una nueva RMS igual al nuevo precio relativo.

El EFECTO RENTA hace referencia a la variación del poder adquisitivo de la renta, sin considerar el efecto de la variación de los precios relativos. El efecto renta es representado como el paso de la combinación C a la B. Tal desplazamiento de C a B se realiza de forma que no se varía el precio relativo que habíamos alcanzado (Px2/Py), y lo único que acontece es un cambio a otra curva de indiferencia, en este caso inferior al tratarse de un aumento de precio. Es como si ahora nos desplazáramos en paralelo (con el precio relativo nuevo, que viene dado por la recta de trazo discontinuo), hasta alcanzar la tangencia con la curva de indiferencia final. Por lo tanto, el efecto renta gráficamente es la variación que experimenta el consumo cuando una variación del precio traslada al consumidor a una curva de indiferencia más alta o más baja.

Hay un aspecto fundamental del efecto sustitución y renta: el encarecimiento relativo de x nos impulsa a comprar más de y y menos de x. Lo que ocurre es que la disminución del poder adquisitivo de la renta real (asociado al efecto renta) nos induce a disminuir la compra de ambos bienes, si son normales. En el caso de x, eso es un refuerzo de la tendencia a la disminución de la cantidad óptima pero, en el caso de y, el efecto renta actúa en sentido contrario (si este es normal) que el efecto sustitución compensando, al menos en parte, la hipotética subida de la cantidad de y cuando sólo considerábamos el efecto sustitución. Finalmente, el consumo de ambos bienes pasa de la combinación C a B, es decir, disminuye aún más el consumo óptimo del bien x, pero es que, además, ese efecto renta disminuye también el consumo del bien y. Aunque la conclusión sobre el bien x es clara (ambos efectos tienden a disminuir su cantidad ante un aumento del precio), no es así sobre y. Los efectos actúan en sentido contrario. Que la cantidad de y aumente o disminuya dependerá de la mayor intensidad de uno u otro. Por último decir que, aunque podemos representar gráficamente una doble etapa el consumidor nunca llega a elegir el punto B, sino que pasa directamente a C. En la decisión de consumo ambos efectos se superponen.

5 CONCLUSIÓN.

El consumidor busca maximizar su utilidad la cual va disminuyendo conforme aumenta el consumo de un determinado bien. Esto explica la pendiente negativa de la curva de demanda. Por otra parte, el comportamiento del consumidor es complejo y depende de diversos factores. Hemos de analizar el tipo de bien en cuestión y los efectos renta y sustitución que se provocan siempre.