Tema 6 – El poema de la creación

clip_image002

 

clip_image003

DIOS, CREADOR DEL CIELO Y DE LA TIERRA.

El pueblo de Israel, a lo largo de la historia va descubriendo cada vez más quién es su Dios y cómo actuaba.

Este pueblo no es una especie de niño – prodigio que lo sabe todo desde pequeñito. Muy al contrario fue descubriendo las cosas y entendiéndolas cada vez mejor. Va creciendo en su conocimiento de Dios.

Una de las cosas que va descubriendo este pueblo es que todo viene de Dios. Todo cuanto existe, la humanidad entera está en sus manos. Todo ha sido creado amorosamente por él, él es el creador del cielo y de la tierra. Todo ha sido creado de la nada por su voluntad.

Un hagiógrafo anónimo, muy probablemente un sacerdote del siglo VI antes de Cristo, plasmará esta convicción en un hermoso poema que canta a Yahvé como creador del cielo y de la tierra y como creador de la humanidad, cumbre de la creación.

Se trata del conocidísimo poema de la creación en siete días. Este poema aunque lo encontramos en el primer capítulo de la Biblia, se escribió cuando el pueblo ya había recorrido un largo camino.

Leamos el poema (Gn 1,1-31; 2,1-4)

El poema de la creación no es un relato científico

Entenderíamos muy mal el relato bíblico si lo leyéramos como un documento histórico o como un libro científico.

No era eso lo que el autor quiso escribir. Si comparas el poema de la creación con lo que dicen los libros de ciencias naturales o de historia sobre el origen del mundo y de la humanidad, notarás inmediatamente que están afirmando dos cosas diversas.

¿Qué podemos decir? Pues se trata de cosas diferentes que no se pueden ni se tienen que comparar.

Los científicos y los historiadores han investigado y continúan investigando los orígenes del mundo y de la humanidad. Van buscando la verdad científica sobre el origen de la materia y de la vida.

La ciencia trata de investigar y descubrir cómo se produjo este origen.

La Biblia no pretende hacer ciencia, quiere transmitir una verdad fundamental de fe: DIOS HIZO TODO LO QUE EXISTE.

Sea cual sea la forma como se produjo todo lo que existe, el autor del poema proclama que el mundo, la vida y la humanidad no son efecto del azar ciego, sino resultado del amor divino que creó.

El sentido del poema

Queda pues claro que la verdad del poema hay que buscarla en el fondo y la en la forma (la forma son los símbolos poéticos)

¿Qué aspectos merecen destacarse en el poema? Señalaremos algunos de los más importantes:

v El relato pone énfasis en la absoluta trascendencia de Dios.

Es decir nos va a dar a entender que Dios no es el mundo, y el mundo, nada del mundo es Dios.

Esto, para ellos es muy importante porque no olvidemos que los pueblos vecinos de Israel el Sol, la luna y muchos elementos de la naturaleza eran divinizados y adorados. Aquí en cambio, el sol y la luna son faroles creados por Dios y colgados para el servicio del hombre

v El poder creador de Dios es absoluto.

También aquí a diferencia de los pueblos que lo rodean, el autor anónimo afirma que, al crear el mundo, Dios actúa sin ninguna clase de oposición por poderes antagónicos ni rivales. No hay lucha entre divinidades rivales. Nada se opone a la actividad creadora de Dios. Él lo dice y se hace. Su palabra tiene gran poder.

v La bondad radical de toda la creación

No hay nada malo en la naturaleza. Todo lo que sale de las manos de Dios es bueno y merece su complacencia y su bendición.

v La dignidad del hombre

La humanidad es la cumbre de la creación. El hombre es creado a imagen y semejanza de Dios. Así ensalza el poema la grandeza y dignidad del ser humano.

v El hombre es colaborador de Dios.

Cuando el hombre actúa sobre la naturaleza no actúa contra los planes de Dios, sino que al contrario los está cumpliendo. Dios no es rival del hombre, al contrario es amigo. La grandeza del hombre nunca se opone a la grandeza de Dios.

ACTIVIDADES

v Entresaca algunas figuras poéticas del poema de la creación y anótalas en tu cuaderno

v Lee estas frases y escribe cuáles son verdaderas o falsas. En tu cuaderno indica por qué te parecen verdaderas o falsas.

Ø El poema de la creación es un relato científico.

Ø El ser humano es la culminación de la obra de Dios

Ø Dios creó al mundo porque así lo quiso

Ø Dios creó el bien y el mal

Ø Los días de que habla el Génesis fueron un lunes, martes, miércoles,…. y cada uno naturalmente duró 24 horas.

Ø Dios establece con el hombre relaciones de competencia.

Publicado: julio 6, 2015 por Santiago

Etiquetas: Tema 6 filosofía