Tema 15 – Canadá y EE.UU.: aspectos físicos y humanos

1.- EL ESPACIO NORTEAMERICANO: EEUU Y CANADA

América del Norte tiene una extensión de 19,3 millones de Km. cuadrados. Su territorio se extiende desde la frontera de Río Grande, en el Golfo de México hasta el Polo Norte. De esta extensión, la ½ pertenece a Canadá y la otra ½ a EE.UU con lo que estamos hablando de dos de los países más grandes del mundo.

El área septentrional se localiza entre los 55º y 165º longitud oeste, lo que lleva consigo la existencia de varias zonas con distinto huso horario. Muy importante es la situación latitudinal, entre los 83º latitud norte y los 24º (casi 60º de distancia)

2.- LAS CONDICIONES NATURALES. BASE DEL DESARROLLO ECONÓMICO

Características físicas que han favorecido o dificultado el desarrollo humano:

a) Positivas:

– El gran tamaño de la superficie permite que se den una gran variedad de paisajes naturales y diferentes tipos de clima.

– Gran riqueza en el subsuelo con importantes reservas de materias primas, y fuentes de energía bien distribuidas.

– En la costa atlántica, múltiples puertos naturales, y el río San Lorenzo que sirve de vía de comunicación de los Grandes Lagos.

b) Negativas:

– Características climáticas adversas (clima ártico, desiertos, etc). Existencia de tornados y huracanes en el sur y en las praderas septentrionales. Terremotos en la zona oeste.

2.1.- Las grandes unidades del relieve

2.1.1.- El escudo canadiense

Se encuentra al noreste de Norteamérica y es el más antiguo. También es el núcleo principal y a su alrededor se vertebran las restantes unidades. Tiene al sur, los Grandes Lagos; al oeste el río Mckenzie; en el centro estaría la bahía del Hudson y al norte la tierra de Dauphin

Es un zócalo precámbrico formado por rocas cristalinas y metamórficas. Fue cubierto por los hielos en el pleistoceno y, como consecuencia de ello, se nivelaron las superficies. Los efectos del glaciarismo quedaron patentes en la excavación de profundos valles. Las formas de relieve principales son las planas (penillanura).

Es rica en recursos como el oro, plata, plomo, uranio, zinc, cobre, yacimientos de hierro superficiales (lo que favorece su explotación), y níquel en el área canadiense.

Desde el punto de vista agrario esta zona es improductiva. Importancia de las grandes reservas del subsuelo y la riqueza en madera, así como de energía hidráulica. Exceptuando el área de Quebec y Ontario, el resto del territorio tiene una débil densidad de población, con pequeños asentamientos de difícil acceso.

2.1.2.- Los Apalaches

Tienen disposición noreste-suroeste. Se inician en la zona de Terranova para terminar casi en el golfo de Méjico. Tienen una longitud de 2.600 km, una amplitud media de 300 km y altitudes que oscilan entre los 450 y los 2.037 m (monte Mitchel). Son de época paleozoica.

Se puede subdividir en 2 grandes zonas, separadas por las montañas de Nueva Inglaterra, montes Adirondacks y el río Hudson:

a) Al norte se extiende una meseta que desciende hacia el mar con una serie de montañas aisladas de relieves suaves y redondeados. La acción de los glaciares del pleistoceno han dejado su huella en la gran profusión de cascadas y pequeños lagos.

b) Al sur la zona más característica y extensa esta formada por una serie de cadenas paralelas. Podemos distinguir 2 sectores:

Sector oriental o antiguos Apalaches, con formaciones metamórficas. Compuesto por:

· El Piedemonte, región de colinas entre 200 y 500 m. El escarpe de falla Fall Line, los separa de la línea costera, donde se han construido importantes centrales hidroeléctricas.

· Las Montañas Azules (Blue Ridge), gran alineación de 25 km de amplitud y donde se encuentran las mayores elevaciones.

Sector occidental o nuevos Apalaches, con rocas sedimentarias plegadas o tabulares. Constituidos por:

· La región de crestas y valles. Presenta una orografía de formas redondeadas y alturas moderadas, originadas por una erosión diferencial entre unas líneas paralelas que van a ser crestas resistentes, con materiales como la cuarcita o arenisca; estas alineaciones están separadas por valles formados con materiales más deleznables como esquistos o margas. Sobre estos valles se configura la red hidrográfica que siempre es ortogonal. Es el característico relieve apalachiense.

· Más hacia el Oeste se encuentran una serie de mesetas con una altitud entre los 700 y 1.000 m. Son calcáreas, de estructura simple y relieve tabular.

Los recursos energéticos que se encuentran en esta zona son: centrales hidroeléctricas, importantes yacimientos hulleros, y minerales como bauxita, cobre, zinc y hierro.

2.1.3.- Las llanuras

Componen un gran triángulo que se extiende desde el océano glaciar Ártico hasta el Atlántico y el Golfo de México. Drenadas al Noroeste por el Mackenzie, al Noreste por el San Lorenzo y al Sur por el Mississippi con sus afluentes el Ohio, Missouri, Arkansas y Red River..

Debe diferenciarse entre las llanuras litorales y las interiores. Aparte, destacar las llanuras litorales árticas que actualmente están cubiertas de hielo gran parte del año.

a) Las llanuras litorales del Atlántico y del Golfo de México

Es una prolongación de las llanuras interiores o centrales. Es una franja sedimentaria donde han ido asentándose los materiales de sedimentación de las distintas épocas. Sus limites son: desde los Apalaches hasta Florida y el Golfo de Méjico. Sus formas de relieve son formas suaves, bastante llanas, con suelos aluviales muy fértiles (destaca la del Mississippi, que ocupa una superficie de 3,3 millones de km) lo que permite relacionarlo con la agricultura, principalmente plantaciones para la exportación.

b) Las llanuras interiores

Se localizan entre los Apalaches y el Escudo Canadiense y destacan por la inmensidad y la monotonía. Conforman una serie de mesetas escalonadas que se elevan hacia el oeste y que en el piedemonte de las Rocosas alcanzan una altitud de 1.600m. Tienen como base las rocas cristalinas del Escudo canadiense hundido por la tectónica de fractura; es una zona de colmatación, mediante los sedimentos derivados de acciones erosivas que van despositándose en capas horizontales, formando paquetes sedimentarios de gran espesor de diversas edades, desde paleozoicos hasta cuaternarios. También presenta horst, que son los montes de Ozar y Owachita.

Un accidente geográfico importante de esta zona es el río Missouri, que recorre toda la llanura. Es una gran vía navegable y a través de esta red se van a comercializar todas las materias primas y todos los productos agrícolas.

Como recursos principales de la zona tenemos los hidrocarburos, formados en las rocas sedimentarias. Esta zona es la llamada “cinturón de los hidrocarburos” que tiene su inicio en Alberta (Canadá) hasta la plataforma continental del Golfo de Méjico, con yacimientos más residuales en Pennsylvania y California. Por su parte, el llamado “cinturón de la hulla” se extiende desde las Montañas Rocosas hasta los Apalaches.

2.1.4.- Las Cordilleras Occidentales

Comienzan en Alaska, procedentes de Asia a través de las islas Aleutianas, se extienden por toda la zona oeste del continente americano y continúan a través de algunas islas hasta la Antártida. Poseen una longitud de Alaska a México de 8.000 km. Predominan las altas montañas de más de 4.000 m, con el techo en el McKinley en Alaska con 6.187 m. Ocupan una extensión de más de 2 millones de km. A su entrada en EEUU se bifurcan en 2 grandes ramas encerrando una gran depresión en su interior. De Este a Oeste, podemos distinguir:

1. Las Montañas Rocosas. Montañas jóvenes y plegadas; limitan con las llanuras centrales y su máxima altura es el monte Alberta (4.399 m.) Se caracterizan por su fuerte vulcanismo (parque de Yellowstone).

2. La región intramontana, con altas mesetas y depresiones. Destacan las húmedas de Columbia, la de Fraser constituida por grandes acumulaciones de lavas, y la meseta sedimentaria del Colorado al sur y atravesada por el río Colorado y el Gran Cañón (profundidad superior a los 1.200 m.). En el centro destaca la depresión de la Gran Cuenca que fue ocupada por glaciares y en la que se encuentran puntos por debajo del nivel del mar.

3. La Cordillera Costera del Pacifico. Está integrada por diferentes unidades orográficas: montes McKinley en Alaska, las volcánicas de la Cordillera de las Cascadas (Oregon), y la granítica Sierra Nevada (California); más cerca del océano, las cadenas costeras (Coast Range) muy sísmicas y con altitudes que no sobrepasan los 2.500m.

Las montañas del oeste constituyen una zona con gran abundancia de materias primas: las mayores reservas de carbón, importantes minas a cielo abierto de cobre, y como no, las minas de oro. También yacimientos de uranio y vanadio, petróleo, y reservas de hierro y plomo.

2.2.- Diversidad climática

2.2.1.- Factores climáticos: geográficos y atmosféricos

Factores geográficos

a) La latitud: influye porque tenemos una amplia variación latitudinal. Norteamérica se sitúa entre los 70º norte de Canadá y los 25º norte en el Golfo de Méjico: esto significa una variación de unos 55º.

b) la gran extensión de la superficie y una longitud que alcanza los 5000 Km, favorece una continentalización del clima y modifica los efectos de la latitud.

c) La forma compacta del continente con la existencia de costas poco recortadas limita la influencia oceánica y dificulta que pueda introducirse hasta el interior del continente.

d) La disposición meridional del relieve, ya que las principales alineaciones montañosas están orientadas de norte a sur de manera que detiene las influencias marítimas, ejerce un efecto barrera y hace que las corrientes cargadas de humedad no puedan introducirse en el interior del continente. Por otra parte, esa misma orientación hace que las masas de aire recorran el continente sin obstáculos, tanto las que provienen del norte como las que llegan del trópico.

Sobre las precipitaciones podemos decir que la mitad oriental es húmeda mientras que la mitad occidental es más árida situándose entre ambas el meridiano de 98º.

Factores atmosféricos

a) La acción de las masas de aire. El clima norteamericano está determinado por la existencia de 2 masas de aire muy dispares ->> Ver mapa III.3 (acción de las masas de aire)

1. Las masas de aire polar tiene su origen en la zona subártica y son frías.

· La masa de aire polar continental (Pc), estable, fría y seca, tiene su origen en el norte de Canadá y se desplaza hacia el sur por las grandes llanuras centrales.

· Las masas de aire polar marítimo (Pm): podemos distinguir dos:

Una fría y húmeda que se origina sobre el Pacifico norte y el estrecho de Bering; afecta sobre todo a la costa del Pacifico, produciendo fuertes precipitaciones en invierno en las cordilleras costeras.

Otra que se origina en el Atlántico norte, afecta en algunas ocasiones a la costa noreste y da lugar a frío y precipitaciones.

2. Las masas de aire tropical.

· La masa de aire tropical continental (Tc): aire cálido, seco e inestable, tiene su origen en verano en el noroeste de Méjico, provoca fuertes olas de calor.

· Las masas de aire tropical marítimo (Tm): son tres:

la del Golfo, que es caliente y húmeda, su influencia llega hasta los Grandes Lagos, da lugar a tiempo cálido, húmedo e inestable así como a un verano cálido y asociado con tormentas;

la atlántica, que tiene su origen en las Bahamas y produce los mismos efectos;

la del Pacífico, que tiene su origen en la zona de altas presiones al suroeste de California y en el invierno suele afectar al litoral sur de California.

El movimiento de las masas de aire varía a lo largo del año:

– En invierno la situación general es que haya altas presiones en el área del escudo canadiense, entonces la masa de aire polar que es fría y seca desciende hasta el Golfo con gran facilidad porque no tiene relieves que se lo impidan. Esta masa polar fría y seca va a dar lugar a bajas temperaturas y olas de frío en el interior. Aún así, habrá una influencia muy tenue de las masas de aire tropical marítimo que suavizara la temperatura dando lugar a lluvias en el interior.

– En el verano este movimiento es totalmente diferente. Se dan las altas presiones en el Atlántico y la masa de aire tropical marítima sube hasta los Grandes Lagos dando lugar a un clima cálido y húmedo, aunque en el norte sigue teniendo gran influencia el clima polar lo que hará que tenga mayor humedad pero menor temperatura.

b) Las corrientes marinas. Juegan un papel importante, aunque su influencia es más débil y depende de la fachada oceánica.

· El Pacifico norte es bañado por la corriente cálida de Kuro Shivo, y el sur por la corriente fría de California; ambas suavizan el clima litoral.

· Por contra, en la fachada oriental tenemos la corriente fría del Labrador que procede de Groenlandia y se dirige hacia las costas de Terranova. Al contactar con la corriente cálida del Golfo (Gulf Stream) origina la aparición de nieblas y brumas y las características de un clima continental más que marítimo. En el área más meridional, la corriente cálida provoca un clima subtropical húmedo en el litoral del Golfo de México.

2.2.2.- Principales elementos climáticos: temperaturas y precipitaciones.

Las temperaturas están determinadas por la latitud y la orientación meridiana del relieve. Las precipitaciones reflejan la oposición entre el este húmedo y el oeste árido, y están asociadas a grandes trayectorias de depresiones:

· al norte la bajas presiones que se desplazan de Oeste a Este, dejan abundantes precipitaciones sobre la vertientes expuestas a los vientos en las cordilleras occidentales

· al sureste las originadas en el golfo de México que aportan calor y humedad en verano

· en la zona meridional están los desiertos originados por la influencia de las masas de aire tropical continental.

Las grandes corrientes marinas ejercen un efecto suavizador.

2.3.- Grandes áreas bioclimáticas

2.3.1.- Área del Pacífico.

· En la franja occidental de las cordilleras costeras occidentales tenemos un clima templado húmedo de fachadas occidentales: se caracteriza por tener abundantes precipitaciones orográficas en las vertientes a barlovento de elevadas montañas bordeando el océano más al norte del paralelo 40º, tiene una escasa amplitud térmica con inviernos suaves y veranos frescos que favorece la vegetación formada por bosques de coníferas.

· Propio de la costa de California es el clima mediterráneo. Se caracteriza por tener un invierno de temperaturas suaves y normalmente es la estación con mayores precipitaciones. El verano suele ser fresco y con temperaturas no muy altas, todo ello como consecuencia de la influencia de la corriente fría de California que refresca el aire, impide las precipitaciones y da lugar a nieblas de inversión que en verano suelen ser muy densas, sobretodo en la franja costera, concretamente en la bahía de San Francisco. Los veranos suelen ser secos. Las precipitaciones son modestas con un máximo lluvioso invernal. La vegetación asociada será la mediterránea.

· El clima desértico por degradación continental se da al sur de California y en zonas de Arizona, Nevada y Nuevo Méjico y en las regiones intramontanas. Se caracteriza por tener en el invierno la estación “lluviosa” poco abundante, la temperatura suave pero con heladas matutinas frecuentes. Una característica de este clima es la gran amplitud térmica diaria entre el día y la noche. La vegetación asociada es la xerófila adaptada al clima muy seco y cálido.

· El clima de montaña que se distribuye por las cordilleras occidentales y en el que lo más característico son los contrastes climáticos derivados de la altitud, ya que a mayor altura, mayor precipitación y menor temperatura, estas precipitaciones serán mayores cuanto más al oeste. La vegetación también se escalona según la altitud.

· Clima de estepa de latitudes medias que se da en las mesetas intramontanas. El más característico de él es la aridez, la altitud y la continentalidad. Presenta una amplitud térmica muy fuerte con fuerte insolación. En invierno tendremos unas medias elevadas para ser un clima continental y suelen darse violentas borrascas de nieve. Las precipitaciones suelen ser débiles ya que estamos al abrigo de las lluvias y de los vientos de la fachada occidental. La vegetación asociada es muy diversa, desde la estepa que se da en la gran cuenca y en el gran valle de California, una zona mixta entre robles y pinos en el oeste y una vegetación xerófila en las zonas más áridas.

2.3.2.- Área atlántica.

· Clima continental húmedo de veranos frescos, se da al oeste y al este de los Grandes Lagos. Las precipitaciones suelen tener el máximo en verano y son en forma de chubascos moderados. El invierno y el verano son muy largos, lo que hace que las estaciones intermedias apenas existan, son muy cortas. Las precipitaciones invernales suelen darse en forma de nieve.

· Clima continental húmedo de veranos cálidos, en la región noreste de EEUU, con inviernos muy rigurosos que pueden llegar a –35º. Todos estos grandes frío corresponden a la llegada de aire continental helado procedente del anticiclón del norte de Canadá y que dan lugar a corrientes muy frías, muy temidas por los agricultores. Se suelen dar grandes cambios de tiempo por la facilidad de movimiento que tiene el aire en dirección norte sur. Los veranos son cálidos y muy húmedos con temperaturas de hasta 20º por influencia del aire tropical marítimo, que da lugar a tormentas, tornados y lluvias tropicales que llegan a ser torrenciales con oscilaciones térmicas que pueden llegar a 24º. Las precipitaciones son abundantes y disminuyen de la costa al interior. La vegetación asociada es el bosque templado caducifolio y la estepa.

· Clima subtropical húmedo de las costas orientales (tipo chino o cantonés) en el Sur. Es cálido y húmedo durante todo el año con temperaturas medias de 26º el mes más cálido y en invierno con medias entre los 4 y los 13º. Las precipitaciones son abundantes y regulares durante todo el año.

· Clima tropical, en el extremo meridional de Florida. Inviernos suaves y veranos calurosos y húmedos, la vegetación dominante es el manglar tropical.

2.3.3.- Área norte del Escudo.

· Clima polar. Lo encontramos en el Gran Norte Canadiense, por encima de los 60º norte. Este clima tiene unos inviernos largos y rigurosos, con temperaturas medias en el mes más cálido inferiores a los 10º. La temperatura del mes más cálido no suele superar los º0º. Las precipitaciones son escasas y generalmente en forma de nieve con una media de 800 mm. Se caracteriza por tener el suelo helado la mayor parte del año. La vegetación asociada es la tundra.

· Clima subártico, se da desde Alaska hasta Terranova y la Península de Labrador. Se dispone de este a oeste. Sus principales características serán que el verano es muy corto debido a la alta latitud y suele ser la estación húmeda. El invierno se caracteriza por tener unos bajísimos mínimos absolutos, son fríos y secos. La vegetación asociada es el bosque de coníferas o taiga y en la zona de los Grandes Lagos tendríamos el bosque mixto.

3.- LA SOCIEDAD DESDE EL PUNTO DE VISTA GEOGRÁFICO.

Tres hechos están en relación con la revolución agraria, la transformación estructural de la industria y la expansión del sector terciario y son:

· el fuerte proceso de urbanización

· la redistribución de la población

· el cada vez mayor deterioro medioambiental

La principal característica de la población americana es su movilidad. El siglo XIX estuvo marcado por las rutas de oro y el mito del Oeste y durante el siglo XX las migraciones interiores son consecuencia de este comportamiento.

3.1.-Transformaciones demográficas y sociales

Durante el siglo XX la población crece de manera lenta pero continuada pero la tasa de natalidad disminuye forma drástica a partir de los años 60. Es característica la baja densidad de población y su desigual distribución sobre todo en Canadá con grandes zonas despobladas. Pero este crecimiento, sobre todo en el caso de Estados Unidos, tiene un fuerte componente de población inmigrante que explica la actual estructura demográfica y su composición étnica y social.

3.1.1.- Evolución y dinámica geográfica

En la primera mitad del siglo XIX las tasas de natalidad son del 55/mil mientras que a comienzos del XX se ha reducido a un 33/mil, tasa estable hasta la Depresión del 20 en que registra una fuerte reducción pasando a ser un 18/mil en el 36, siendo en este mismo año la tasa de fecundidad de un 2,1 hijos/mujer. Tras la 2ª Guerra Mundial se registra un incremento de la tasa de natalidad por ser una época de auge económico y haberse reducido la edad para contraer matrimonio pero a partir de aquí se cierra el baby-boom y comienza un gradual descenso debido principalmente a la incorporación de la mujer al mundo laboral y la proliferación de los medio de control de la natalidad.

Pero estos cambios no se producen en toda la sociedad de forma generalizada sino que presentan importantes diferencias si examinamos el nivel de educación, el grupo social y étnico registrándose la mayor natalidad en los grupos hispanos o negros, es decir, “minoritarios”. También existen grandes diferencias entre el Este y el Oeste dándose valores por encima de la media en este último. El comportamiento de las tasas natalidad es el típico de áreas desarrolladas si bien se sitúan a niveles superiores que otros países desarrollados debido a que se trata de una población más joven.

Con respecto a la tasa de mortalidad se observa un continuo descenso a lo largo de todo el siglo XIX debido a la introducción de medidas sanitarias, higiene y una mejor alimentación siendo menor del 9/mil en este momento. Con ello mejora también la esperanza de vida que es de 76 años para EEUU y de 78,5 para Canadá en estos momentos aunque existen diferencias: entre sexos siendo mayor en las mujeres; entre profesiones, más alta los de mayor cualificación; origen étnico: mayor el de la población blanca; y situación espacial: mayor en los estados del Noroeste. Esta dinámica se refleja en el crecimiento de la población que inferior a la media mundial pero superior a la de Europa.

El gran crecimiento de la población norteamericana se da en el siglo XIX pero tiene su origen en la gran afluencia de población inmigrante procedente de los países del norte y del oeste de Europa, superando el 2% anual. Las causas hay que buscarlas en los países de origen ya que proceden de zonas rurales que estaban sufriendo grandes cambios en la organización agrícola y un fuerte declive del artesanado, mientras que el desarrollo industrial no tuvo capacidad para absorber la cantidad de población existente debido principalmente a la importante reducción de la mortalidad.

En el siglo XX este crecimiento no fue ya tan acelerado ya que aunque aumenta la población por la inmigración se observa un importante descenso de la natalidad. En la época de la Depresión, como hemos dicho, se observa un importante descenso demográfico tanto por el descenso de la natalidad como por la implantación de límites de cuotas de inmigración. En los 50 se registra un incremento demográfico por el baby-boom y por el descenso continuo de la mortalidad unido a una nueva apertura de cuotas de inmigración dándose un aumento de población continuada a partir de los 60 sobre todo en la zona del sur y del oeste.

La inmigración en Norteamérica ha supuesto un rejuvenecimiento de la población muy importante ya que en Canadá el porcentaje de población mejor de 15 años es el 21% mientras en EEUU es del 22%, representando la población mayor de 65 años el 11% y el 12% respectivamente.

3.1.2.- Cambios en la distribución espacial de la población: la gran movilidad de la población norteamericana

La movilidad espacial es la característica relevante de la población americana y ha repercutido de forma importante en su distribución espacial.

Existe una desigual distribución entre el Este densamente poblado y el Oeste con muy baja densidad, entre ello se puede distinguir una línea divisoria a la altura del meridiano 98/100. Las mayores densidades de población se dan en las regiones industrializadas y urbanizadas del Noroeste y del sudeste que superan los 100 habitantes/km2 mientras que en el oeste se da un brusco descenso que llega a tener 3 habitantes/km2 en la Gran Llanura y las regiones desérticas de Nevada y California están prácticamente despobladas.

Esta desigual distribución se repite por estados donde actualmente crece la población del Oeste y del Sur de forma significativa mientras que en los estados de Noroeste, más densamente poblado, se estanca el crecimiento. Este desigual crecimiento se debe, entre otros a los siguientes factores:

– Los movimientos de la población hacia el Oeste han sido paulatinos

– Existe un trasvase de población negra de los condados rurales del Sur a la grandes ciudades del Norte.

– A partir del 68 se da un movimiento de Norte a Sur motivado por el desarrollo industrial de las regiones meridionales además de mejores condiciones climáticas y mayor calidad de vida, principalmente de una población blanca altamente cualificada.

– Un éxodo del campo a la ciudad motivado por la mecanización de la agricultura, la mejora de las infraestructuras y el transporte apoyado por los mayores niveles de renta de los centros urbanos y su desarrollo industrial

– Un movimiento del centro de la ciudad a su periferia generado a partir de los 40. Se estima que un americano medio cambia unas 10 veces de vivienda a lo largo de su vida, más cuanto mayor sea su nivel de ingresos y educativo.

– Un crecimiento de la población no metropolitana

Otras características de la población son el alto índice de masculinidad, la profusión de comunidades religiosas o la formación del paisaje cultural actual y se deben en gran parte a los movimiento migratorios interiores. El Estado de Florida registra un caso especial de inmigración de pensionistas unido al turismo lo que provoca la necesidad de población activa en el sector de servicios.

En Canadá la distribución de la población es especialmente desequilibrada principalmente por factores geográficos, históricos y económicos. Las mayores concentraciones demográficas se registran en la banda sur mientras las poblaciones orientales poseen un lento crecimiento con una inexistencia de grandes ciudades en esta área. En las provincias de la pradera la población se concentra cada vez mas en las ciudades atraidos por la actividad industrial y la producción de recursos energéticos disminuyendo el número de explotaciones agrarias. La zona del Yukon está prácticamente despoblada por el rigor de las condiciones climáticas.

La inmigración tiene importancia en el inicio del siglo XX dándose sobre todo la de ingleses, estadounidenses e italianos asi como europeos de la zona orienta y de los países asiáticos. Hasta 1974 era posible obtener el estatuto de residente sin grandes problemas pero a partir de aquí se han aplicado fuertes medidas restrictivas.

3.1.3.- Desigualdades socioeconómicas y raciales: el problema de las minorías

La pobreza no es un fenómeno actual en Norteamérica. Ya en la época de la Gran Depresión se iniciaron una serie de medidas para apoyar a los más desfavorecidos. En los años 60 se imponen medidas para mejorar las condiciones del servicio sanitario y la vivienda. Uno de los mayores problemas de la sociedad norteamericana es el enorme abismo que media entre la población blanca y la de color entre la que se incluye la de habla hispana y pequeñas minorías como indios, japoneses, chinos, filipinos o vietnamitas.

Por tanto, la sociedad esta caracterizada por una fuerte dualidad: por una parte la mayoría blanca tiene en suS manos el poder económico, social y políticos; por otro minorías infravaloradas, sobre todo la negra, sufre una fuerte discriminación. Los cambios en las condiciones económicas y sociales de la población afroamericana a lo largo de la historia, junto con los fenómenos migratorios y los problemas sociales y económicos junto con sus soluciones son importantes. Asi podemos ver varias fases:

a) Fase Ante-Bellum: entre 1502 y 1860 llegan al Nuevo Mundo 9,5 millones de esclavos procedentes de Africa, el 6% a EEUU. En 1790 el 92% de ellos eran esclavos. Con la extensión de la producción de algodón aumenta la proporción en el sudeste estrechamente ligada a las plantaciones, solo el 10% vivía en ciudades. En 1850 en EEU había 3 millones de esclavos, el 73% trabaja en el algodón; el 14% en el tabaco y el resto en la remolacha azucarera o el arroz.

b) Guerra Civil. Fase Post-Bellum y primera ola migratoria desde el Sur: la Guerra Civil supone un corte en esta evolución. La economía del Sur se viene abajo, se declara la independencia y libertar de los esclavos, pero la concentración de población negra en el sur continúa hasta 1910.

Entre 1865-1877 parece que las condiciones económicas y sociales de esta población podían mejorar pero la toma del poder por las clases sociales anteriores que dictan leyes que garanticen las distancias sociales entre blancos y negros no lo permite. Muchos permanecen en calidad de arrendatarios pero su dependencia económica es muy fuerte y la discriminación racial alcanza un punto álgido, lo que unido a la falta de formación y de perspectivas provoca los movimientos migratorios hacia el noroeste en busca de mejores condiciones de vida.

La primera oleada tuvo lugar en la 1ª Guerra Mundial por la necesidad de mano de obra en la industria y el freno a la inmigración europea. Un segundo momento importante se da en la crisis de los años 30 que afecta a las condiciones económicas de las áreas rurales del Sur. En esta misma época se publican las medidas de Roosevelt sobre salario mínimo, ayuda al desempleo, etc. y se reduce la superficie dedicada al cultivo de algodón lo que obliga a emigrar a muchos de ellos. En la actualidad la mitad de la población afroamericana reside fuera de los estados del Sur.

c) Formación de Guettos. En los estados del Sur la población afroamericana entre 1910 y 1970 se reduce de un 89% al 53%. A partir de 1950 hay una toma de conciencia de esta población y hoy en día las condiciones de educación son mejores aunque persiste un ingreso medio por debajo de la media y una alta tasa de desempleo.

La gran movilidad espacial se refleja en la formación de los Black Belts caracterizadas por una alta densidad demográfica, infraestructuras insuficientes, alta tasa de desempleo y bajos índices de formación e ingresos familiares.

A comienzos del XXI mas de 30 millones de la población de EEUU pertenece a grupos de población de origen hispano, que en un futuro será la mayor minoría étnica del país, está compuesta por cubanos en Florida, puertorriqueños en Nueva York y población méxico-americana en el Sur. La inmigración de estos últimos comienza a finales del siglo XIX por el crecimiento americano y la revolución mexicana. Actualmente viven al límite de la pobreza con un alto porcentaje de población urbana.

3.2.- La ciudad norteamericana: transformaciones estructurales

En 1870, sólo el 27,5% de la población era urbana. Actualmente, Estados Unidos posee el 76,4% de población urbana y Canadá el 76,7%.

3.2.1.- El proceso de urbanización

El gran crecimiento urbano tiene dos características:

· el ritmo ha sido muy rápido debido a la baja tasa inicial de urbanización y al gran contingente de inmigrantes que acuden a buscar trabajo;

· el crecimiento urbano va unido a la formación metropolitana debida a la concentración económica en determinadas zonas unido a la gran magnitud del territorio y al papel de gran potencia de la economía mundial.

Se pueden distinguir tres fases en el proceso de urbanización:

a) Hasta comienzos del XIX los Apalaches sirven de barrera y toda su zona occidental estaba deshabitada. Pero con el comienzo de la industrialización junto con la corriente migratoria se produjo un fuerte incremento del proceso urbanizador aunque en un primer momento las ciudades solo eran punto de enlace con Europa.

b) La segunda fase comienza con la creación de canales y la implantación del ferrocarril. La grandes metrópolis del medio oeste pertenecen a esta época caracterizadas por estar localizadas junto a estaciones de ferrocarril o de canales y donde los barrios obreros se instalaban cerca de los centros de trabajo ya que no existían medios de transporte. La ciudad era compacta, crece con rapidez y carece de infraestructura adecuada para albergar una fuerte oleada de inmigrantes en busca de empleo.

c) Con la aparición del automóvil y el trabajo en cadena las empresas comienzan a instalarse en la periferia de las ciudades y se acude al trabajo en el transporte comunitario. El centro de la ciudad se convierte en una zona de ocio y comercio. La fuerte industrialización y el éxodo del campo a la ciudad han llevado a un crecimiento continuo de las ciudades.

A finales de los años 40 las ciudades americanas se caracterizan por:

· un fuerte crecimiento urbano

· el abandono del centro por la clase social alta y su ocupación por clases menos adineradas.

· un desarrollo inmenso de la periferia favorecido por la difusión del automóvil y la rapidez de los transportes.

Desde 1960 es constante la población tiende a vivir en la periferia y esta descentralización afecta también a lugar de los puestos de trabajo. En la década de los 70/80 el crecimiento de las grandes ciudades es mas lento dándose en cambio un incremento de las ciudades más pequeñas que fue designado como contraurbanización.

Desde los años 80 se detecta un descenso del crecimiento y una nueva distribución de la ciudad. El rápido proceso de urbanización se observa no solo en el crecimiento de la población urbano sino también en el aumento de superficie de la mayoría de las ciudades llegándose a formar grandes aglomeraciones urbanas y bandas de ciudades. En muchas de ellas la división administrativa queda por detrás del crecimiento urbano debido al continuo crecimiento y expansión de la periferia. Según el centro de 1983 los EEUU registran 318 MSA que representaban el 74.8% de la población. Las MSA son áreas con una población núcleo central de mas de 50.000 habitantes y una población de más de 100mil. Actualmente mas de las ¾ partes de la población reside en las áreas metropolitanas y al estar controladas por empresas privadas da lugar a una gran especulación con el valor de suelo.

El dinamismo de las ciudades norteamericanas tiene un comportamiento desigual ya que se da un cambio regional ya que es patente el trasvase de población desde los Estados de Noroeste a los del Sur en el caso de los EEUU y hacia el Oeste en el de Canadá, creciendo a mayor ritmo las metrópolis de estos estados por el aumento de la actividad industrial y del sector terciario, este último por la aparición de verdaderas ciudades de jubilados perfectamente organizadas. Estas diferencias nos reflejan un aumento de los puestos de trabajos en las ciudades pequeñas gracias a los mejores medios de transporte, unida a una descentralización industrias y a una nueva valoración de la vida en el mundo rural.

3.2.2.- Red urbana y grandes áreas metropolitanas

El crecimiento urbano va unido a las nuevas formas de transporte y ha dado lugar a la formación de Megalópolis, término que define la banda continua de áreas metropolitanas con alta densidad de población.

La más importante está localizada en el noroeste de la costa atlántica y discurre desde el sur de Maine hasta Virginia (la llamada Bos-Wash) e incluye cinco grandes metrópolis (Boston, Nueva York, Philadelphia, Baltimore y Washington) siendo el centro económico, financiero, político y cultural.

Pero podemos distinguir otras cinco:

– La región de los Grandes Lagos, de Chicago a Pittsburgh

– La Peninsular Florida: Jacksonville, Orlando, Tampa y Miami

– El Piedemonte que se extiende desde Ralehigh-Durham hasta Atlanta

– El área de California, con Los Angeles, San diego y San Francisco

– El área de Main Street en Canadá, con Toronto, Montreal y Quebec.

A escala nacional no existe red ni jerarquía metropolitana pero en la relación que existe entre ellas podemos distinguir múltiples rangos jerárquicos ya que la importancia de cada una está determinada por múltiples criterios como:

– El volumen de población

– El dinamismo demográfico

– La situación predominante en una red urbana regional

– El poder de decisión que conservan algunas ciudades en declive

– La existencia de grandes aeropuertos desde donde la actividad se extiende a todo el país

– La existencia de sinergias como las que pueden existir entre bases militares, universidades, centro de actividades de I+D o concentraciones dedicadas a la alta tecnología.

Atendiendo a estos criterios podemos decir que existen cuatro categorías de clasificación jerárquica:

– Las grandes metrópolis calificadas de new supercities, caracterizadas no tanto por su tamaño como por la complejidad de las funciones y por la integración en los movimientos y estructuras internacionales. Nueva York, Los Ángeles o Chicago.

– Las grandes metrópolis o de primer orden con una enorme concentración de población y que poseen muchas de las funciones anteriores pero a menor escala. Muchas de ellas se caracterizan por ejercer una función primordial como política en el caso de Washington, automóvil en Detroit, etc.

– Las metrópolis de segundo orden con una población menos elevado, una menor proporción de empresas y una tendencia hacia la especialización. Baltimore, Cleveland, o Seattle.

– Las metrópolis regionales o de tercer rango cuya importancia es debida a la gran extensión del territorio norteamericano en el que ejerce funciones rectoras a escala regional. Búfalo, Memphis, Nueva Orleans.

Aunque presenta un desigual dinamismo todas tienen elementos comunes como el notable crecimiento espacial, la complejidad de sus funciones o su estructura interna.

3.2.3.-Distribución funcional. Estructura interna de las ciudades.

Desde la 2ª Guerra mundial el proceso de urbanización se caracterizó por un incremento de la concentración metropolitana y por la difusión espacial de la población y de las actividades lo que ha tenido importantes repercusiones en las características sociales de la población.

En la ciudad americana se puede distinguir áreas muy diferenciadas dispuestas en anillos concéntricos:

· un centro comercial y financiero,

· los viejos barrios residencias hoy ocupados por población emigrante rural y de los estratos de más bajo nivel económico

· una periferia básicamente residencial que ocupa una superficie cada vez mayor favorecida por la mejora del transporte.

La reciente ola de urbanización está relacionada con la transformación de los nuevos parques industriales, por los parques de oficinas y por la llamada urban villages. Las causas de la aparición de estas periferias son variadas pero podemos citar la mejora del transporte, el deseo de una vivienda unifamiliar y la alta movilidad geográfica y social. Esta periferia urbana absorbe la población inmigrante de zonas rurales y también la del centro de la ciudad perteneciente a una clase media y alta. A ella le siguen los comercios desarrollándose los centros comerciales con grandes aparcamientos y múltiples servicios y actividades diversas. Las industrias y grande superficies son las que les siguen formándose nuevos centro multifuncionales, por último las empresas del sector terciario se trasladan y como cada vez se construye más en la periferia la ciudad va desarrollándose hacia fuera.

La suburbanización del sector terciario tiene relación con el desarrollo de las modernas telecomunicaciones que permiten instalar filiales donde el precio del suelo es más bajo y se manifiesta con distinta intensidad en las diferentes grandes regiones urbanas. Por otro lado muchos de estos centros periféricos tiene importancia suprarregional como centros administrativos. También ha aumentado la oferta de puestos de trabajo en la periferia lo que ha hecho que cada vez menos población tenga necesidad de acudir al centro.

Los habitantes tienden a concentrarse según afinidades étnico-culturales o de status económico, formando áreas residencias con características demográficas diferentes. También es de destacar la existencia de otras células que dan como resultado una irregular y múltiple estructura de mosaico en la periferia de la ciudad americana que también afecta al interior.

Las clases menos favorecidas, sobre todo las minorías, permanecen en el centro de la ciudad. Los edificios abandonados se parcelan y alquilan y los barrios limítrofes se convierten en marginales y se produce una reducción drástica de la calidad medioambiental de los antiguos núcleos urbanos con poca movilidad en comparación con la población total.

Existen rasgos característicos de la población urbana canadiense:

– Las ciudades son en general más pequeñas y recientes

– Las ciudades son mas compactas y se observa una mayor densidad de población, con edificios más altos y menos viviendas unifamiliares

– Existe una mayor planificación y control sobre la utilización de superficie

– Menor fragmentación administrativa

– Mientras en EEUU el problema racial origina problemas de segregación y los proyectos de reconversión son difíciles de implantar en Canadá los grupos étnicos no son tan acusados y por otro lado la población inmigrante pertenece en general a una clase social media y es fácilmente asimilada

– Menor criminalidad al registrarse menores tensiones sociales.

– Se puede hablar de una ciudad cultural en el caso de grupo amplio de origen francófono y de una cultura suburbana en la ciudades ingresas que adoptan un esquema similar al de la ciudad norteamericana.

4.- DIVERSIDAD REGIONAL EN UN GRAN ESPACIO TERRITORIAL

El espacio norteamericano es muy rico en recursos, tiene elevadas tasas de productividad agracia y un gran desarrollo industrial y urbano y en él se han mezclado en un corto espacio de tiempo muy distintos grupos de población que han constituido un mosaico cultural diferenciado.

Sus sociedades están profundamente entrelazadas pero mientras en Canadá persiste su carácter bicultural en EEUU la existencia de una gran diversidad étnica y la pobreza de gran parte de su población constituye el núcleo de sus problemas sociales.

Se observan diferentes comportamientos regiones que los datos globales esconden:

– La región continental posee forma de rectángulo con la esquinas en Boston, Milwaukee, St. Louis y Baltimore. Es la más antigua, tiene los enclaves industriales más tradicionales y les ha añadido en los últimos tiempos empresas de nuevas tecnologías. Es una de las regiones más dinámicas.

– La región de Nueva Inglaterra es una unidad económica y cultural y los estados del Norte de EEUU y la región atlántica de Canadá tienen un carácter similar. Su desarrollo está centrado en actividades primarias como la pesca, la explotación forestal y las granjas en los pocos valles fértiles que posee. El turismo ha supuesto la clave de la economía regional debido al auge del esquí.

– Una región peculiar es la región francesa del Canadá que comprenden la zona meridional de Quebec y el valle central y meridional de San Lorenzo caracterizada por una forma de asentamiento alargada y perpendicular al río. La base energética es la energía hidroeléctrica y las actividades comerciales y terciarias se centran en Montreal, siendo importante la actividad turística.

– En el sudoeste y la costa occidental o las tierras del interior la agricultura es el factor predominante del paisaje.

El elevado lugar que Norteamérica ocupa en la producción industrial ha traído consigo problemas que aun no están solucionados como el agotamiento de los recursos minerales y fuentes de energía y los enormes costes ambientales derivados de la explotación de estos recursos; también el crecimiento espacial de los centro urbanos. Los contrastes sociales son también una realidad: en una sociedad desarrollada y de gran potencial económico la pobreza de las minorías étnicas, la desigualdad regional y la existente dentro de las ciudades hace que sus perspectivas de futuro no estén exentas de debate.

Publicado: marzo 12, 2019 por Laura Gonzalez

Etiquetas: tema 15 geografía e historia