Tema 59 – Utilización compartida de recursos, ficheros y datos entre aplicaciones informáticas.

Tema 59 – Utilización compartida de recursos, ficheros y datos entre aplicaciones informáticas.

Diseño del sistema informático para su aplicación en la gestión de una empresa

ÍNDICE

1. INTRODUCCIÓN

2. UTILIZACIÓN COMPARTIDA DE RECURSOS, FICHEROS Y DA­TOS ENTRE APLICACIONES INFORMÁTICAS

2.1. Utilización compartida de procesadores de texto con otras aplicaciones

2.2. Utilización compartida de hojas de cálculo con otras aplicacio­nes

2.3. Utilización compartida de bases de datos con otras aplicacio­nes

2.4. Utilización compartida de diseñadores gráficos con otras apli­caciones

2.5. Transferencia de información en paquetes integrados

2.6. Windows, una forma de intercambiar información

3. DISEÑO DEL SISTEMA INFORMÁTICO PARA APLICACIÓN EN LA GESTIÓN DE UNA EMPRESA

1. INTRODUCCIÓN

Ofimática, equipo que se utiliza para generar, almacenar, procesar o comu­nicar información en un entorno de oficina. Esta información se puede generar, copiar y trans­mitir de forma manual, eléctrica o electrónica.

El rápido crecimiento del sector servicios dentro de la economía, iniciado a mediados de la década de los setenta, ha creado un nuevo mercado de equipos de tecnología avanzada de oficina. La creciente incorporación de microchips y microcircuitos a la maquinaria de oficina ha difuminado la frontera entre el ordenador o computadora y el resto de la maquina­ria. Todas las máquinas de oficina modernas (máquinas de escribir, dictáfonos, fotocopiadoras, calculadoras, equipos telefónicos) contienen un microprocesador.

Actualmente los ordenadores (independientes o conectados a una red) equipados con programas especializados realizan tareas de telecopia, fax, correo de voz o te­lecomunicaciones, que anteriormente eran realizadas por otros equipos. Las computadoras, además de haber sustituido prácticamente a las máquinas de escribir, a las calculadoras y a los equipos de contabilidad manual, realizan también tareas de diseño gráfico, de planificación, de producción y de diseño de ingeniería (CAD/CAM).

Los documentos de oficina son, por lo general, registros producidos mecá­nica o electrónicamente (cartas, hojas de cálculo, informes, facturas). Se realizan en equipos tales como máquinas de escribir, procesadores de texto y computadoras y pueden guardarse en papel o en soporte electrónico.

En la actualidad, si las aplicaciones trabajan bajo un mismo entorno gráfico (por ejemplo Windows) pueden realizar el intercambio de datos de una forma especial y fácil, bien de una forma dinámica (ambas aplicaciones se están ejecutando a la vez) o bien mediante la inserción de objetos (documentos) creados por cualquier aplicación.

2. UTILIZACIÓN COMPARTIDA DE RECURSOS, FICHEROS Y DATOS ENTRE APLICACIONES INFORMÁTICAS

2.1. UTILIZACIÓN COMPARTIDA DE PROCESADORES DE TEXTO CON OTRAS APLICACIONES

• Importar/exportar documentos

El paso de datos con otras aplicaciones se puede realizar de dos formas distintas en función del tipo de programa con el que se quiere compartir datos (sí es otro Procesador de Texto reconocido por nuestro programa o sí es otro tipo de aplicación). Estas formas son:

– Directa, realizando conversión a formato de otro Procesador de Texto.

– Indirecta, realizando la conversión a un formato estándar entendible por todas las aplicaciones.

• Conversión directa

Cuando se pretenda importar datos de otro Procesador de Texto, nuestro programa debe estar preparado para reconocer formatos de otras fuentes. Este reconocimiento puede ser automático o manual (el usuario debe conocer el origen de los datos y elegirá entre una

lista de Procesadores de Texto posibles). Para realizar la conversión se debe conocer el nom­bre del programa que los originó y la versión (puede haber cambios de formatos de grabación en dos versiones distintas del mismo producto).

El procedimiento para realizar esta importación suele ser similar al de abrir un fichero documento. El programa detecta que el formato de grabación no es el adecuado e informa al usuario de la necesidad de realizar una conversión. Si ha reconocido el formato, lo indicará y pedirá conformidad; en caso contrario, presentará una lista de formatos que reconozca (normalmente presentará los nombres de los productos y sus versiones).

Cuando queremos exportar datos de forma directa a otro Procesador de Texto el procedimiento suele parecerse al de almacenar la documento en un fichero. La diferencia se esta­blecerá al indicarle al programa que el fichero ha de guardarse en otro formato. De nuevo el programa presentará una lista de los nombres de los programas en cuyo formato puede grabar el fichero.

Por cuestiones de Derechos de Autor, a veces es mayor el número de posibilidades de importación que de exportación.

En versiones antiguas de Procesadores de Texto no existían estas opciones dentro del programa con lo que los fabricantes suministraban un programa de utilidad independiente que permitía realizar estas conversiones.

• Conversión indirecta

Cuando la comunicación de datos se desea realizar con un Procesador de Texto que no reconoce nuestro programa o con una aplicación de tipo diferente (Gestor de Base de Da­tos, Hoja de Cálculo…), la conversión se ha de realizar a un formato entendible por todo tipo de aplicación. Este formato estándar es por lo general el formato de texto ASCII.

Existen variantes a la hora de grabar la información en formato ASCII. A continuación se describen los formatos más comunes:

– No delimitados. Líneas de texto que no se pueden dividir en elementos de datos tos individuales. Este formato será el utilizado cuando el proceso de importar/exportar se realiza con otro procesador de texto.

– Delimitados por coma y “. Líneas de texto con campos separados por comas, y los valores de texto vienen marcados entre comillas (“). Este formato se utilizará cuando queremos incorporar a nuestro documento datos que provengan de una Hoja de Cál­culo o de una Base de Datos. También se utilizará este formato para exportar textos estas aplicaciones o para realizar procesos de correo personalizado.

– Delimitados por comas. Líneas de texto con campos separados por comas. Su utili­dad es similar al anterior.

Cuando se desee exportar datos en formato ASCII habrá que generar un fichero en este formato a partir de los datos de un documento. El procedimiento se suele resolver me­diante la opción “Exportar” (de la que casi todos los procesadores de Texto disponen). Al elegir esta opción, el programa pregunta al usuario en que formato ASCII desea que se grabe. La elección dependerá del programa destino de los datos.

Para importar los datos desde un fichero ASCII, lo primero que se debe hacer es abrir un documento nuevo o posicionarse en una zona vacía del documento activo ya que los datos importados se superponen sobre los existentes.

Los programas normalmente no son capaces de reconocer automáticamente el formato de grabación ASCII utilizado en el fichero a importar, con lo que el usuario será el responsable

de conocer el formato de grabación que se utilizó en el fichero. Si no se está seguro del for­mato de grabación, lo mejor es indicarle al programa el formato no delimitado, pues en el caso de ser erróneo se observará a simple vista que el formato de los datos no sé el adecuado.

• Importar gráficos

Los procesadores de texto pueden incorporar gráficos en sus documentos pero no tie­nen herramientas para diseñarlos, con lo que tienen que utilizar gráficos creados por progra­mas de Diseño Gráfico. Normalmente los formatos que pueden reconocer son limita- dos, sien­do por lo general formatos de mapas de bits, siendo difícil encontrar un procesador de textos que reconozca formatos de gráficos vectoriales.

Los formatos más usuales suelen ser:

EXTENSIONES

Significado

Observaciones

BMP

Archivo de mapa de bits (Bitmap )

 

CDR

Archivo de Corel Draw

Esta aplicación es muy conocida en empre­

   

sas de diseño gráfico.

GIF

Archivo Graphics interchange For­

 
 

mat

 

JPG

Archivo JPEG File Interchange

Es un formato que comprime las imágenes

 

Format

(ahorra espacio en el disco).

PCX

Archivo Pc Paintbrush.

Paintbrush es una aplicación que incorpora

   

Windows.

TIFF

Tagged Image File Format

 

WMF

Metarchivo de Windows (Windows

Es el formato de las imágenes que incluye

 

Metafile )

Word.

2.2. UTILIZACIÓN COMPARTIDA DE HOJAS DE CÁLCULO CON OTRAS APLI­CACIONES

A la hora de intercambiar datos las Hojas de Cálculo se comportan de forma similar a :s procesadores de texto. Se puede realizar procesos de “importación” y “exportación” de for­ma similar a como se indicó en el apartado anterior. Una hoja de cálculo puede reconocer for­matos de otras hojas de cálculo, utilizándose en este caso el método de conversión directa; y, en caso de no reconocer un formato, se puede realizar una conversión de datos a formato ascii antes mencionado.

• Importar/exportar gráficos

También para los gráficos existe posibilidad de importarlos y exportarlos de forma di­recta o indirecta.

Los métodos para importar y exportar gráficos de modo directo son similares a los des­critos con anterioridad, las diferencias son, obviamente, que se ha de trabajar con archivos de gráficos en lugar de con archivos de hojas de trabajo de la Hoja de Cálculo.

Sin embargo, para realizar la comunicación de datos de modo indirecto hay que realizar conversiones distintas ya que los gráficos no se pueden convertir a formatos ASCII.

Editen una serie de formatos para gráficos más o menos estandarizados. Casi todas las Hojas de Cálculo reconocen estos formatos, con lo que se puede realizar el proceso de im­portación/exportación sin presentar problemas.

Los formatos más comunes bajo MS-DOS y WINDOWS-95 son (se identifican normal­mente por la extensión del fichero):

— BMP (Formato de mapa de bits utilizado por Windows).

– EPS (Encapsulated PostScript: normalmente usado por filmadoras y por Macintosh). – GIF (CompuServe Grapichs Interchange Format. Formato comprimido de imágenes). – PCX (Formato de mapa de bits).

– TIF (Formato Tag Image File, de amplio uso en programas que trabajen con escáne­res).

• Importar/exportar bases de datos

Por lo general las Hojas de Cálculo disponen de un pequeño gestor de bases de datos Este gestor reconoce formatos de otras bases de datos, en cuyo caso el proceso de `importar’ datos se realiza de forma directa. Si se quiere importar (o exportar) datos de (o hacia) una base de datos no reconocida por el programa de Hoja de Cálculo se tendrá que utilizar el método de conversión a formato ASCII en cualquiera de los modos ‘delimitados’.

2.3. UTILIZACI4N COMPARTIDA DE BASES DE DATOS CON OTRAS APLICA­CIONES

Los métodos para importar y exportar datos entre Bases de Datos son similares a los descritos para Hojas de Cálculo. Existen formatos de ficheros de base de datos que sin ser

estándares son reconocidos por casi todos los Gestores de Bases de Datos (por ejemplo for­mato DBF de DBase IV de Borland). En este caso se utilizará el método de conversión directa. Cuando esta conversión no es posible se recurrirá a cualquiera de los métodos de conversión a formatos ASCII delimitados.

Cuando el proceso de importar/exportar se realiza entre Gestores de Bases de Datos diferentes no suele ser posible la importación/exportación de los ficheros de índices. Si nos in­teresa mantener esta información el Gestor de Base de Datos receptor debe realizar un proce­so de generación de índices (reindexación) una vez definida la composición de éstos.

2.4. UTILIZACIÓN COMPARTIDA DE DISEÑADORES GRÁFICOS CON OTRAS APLICACIONES

Normalmente los diseñadores gráficos tienen herramientas para diseñar gráficos a par­tir de una serie de datos y presentarlos en diversos formatos (al igual que hacen las hojas de sálculo). El origen de estos datos puede ser externo al programa de diseño. Los métodos para importar datos generados por otros programas son los mismos que los comentados anterior­mente (conversión a formato ASCII). Los programas de Diseño no incorporan utilidades para exportar datos en formato ASCII, esto es lógico ya que la información que genera este tipo de programas es de tipo gráfico y, como se ha comentado con anterioridad, los gráficos no son convertibles a formato ASCII.

Sin embargo, cuando la transferencia de información es de datos gráficos sí se pueden realizar tanto la importación como exportación de formatos. En este caso nos encontramos con métodos similares a los descritos para gráficos en las Hojas de Cálculo. La diferencia respecto a las hojas de Cálculo es que puede importar y exportar formatos vectoriales además de los formatos ‘mapa de bits’ y ‘PostScript’. El formato Sectorial más difundido para importar / expor­tar gráficos Sectoriales es el conocido por las siglas CGM.

2.5. TRANSFERENCIA DE INFORMACIÓN EN PAQUETES INTEGRADOS

Antes de la aparición de los interfaz gráficos y, más concretamente, antes del naci­miento miento de Windows, la transferencia de información entre programas era una tarea muy costo­sa llegando a ser casi imposible. Para solucionar este problema de trasvase de datos entre aplicaciones, surgió un nuevo tipo de programa estándar: el paquete integrado.

Un paquete integrado es un tipo de programa que reúne las funciones elementales de los programas de aplicación básicos. Estos programas son: el procesador de texto, la hoja de calculo la base de datos y un programa de dibujo.

Los paquetes integrados permiten solucionar la mayoría de las necesidades que puede tener un usuario. La combinación de datos dentro de ellos es total, puesto que en cualquier parte de] programa se pueden reconocer los datos generados por otra de ellas. Así, se podría escribir una carta con los datos del destinatario tomados de la base de datos, e incluirle una tabla de precios y un gráfico estadístico elaborado por la hoja de cálculo.

La gran ventaja de un paquete integrado es su fácil manejo y la limitación de funciones dentro de cada apartado, su inconveniente.

Con la aparición de Windows surgió un nuevo sistema de transmisión de datos con los protocolos OLE y DDE. Pero a pesar de estos protocolos, que permiten la total integración en­tre aplicaciones, también se desarrollaron paquetes integrados para este entorno.

El problema surge cuando las necesidades no son puntuales y el trabajo necesita cali­dad. Entonces, la adquisición de programas estándar de carácter específico resulta muy costo­sa. Como solución a este problema, las casas de software plantean una nueva estrategia: las Suite.

Una Suite es una integración de los principales programas de una casa de software en un solo producto. Su comercialización se realiza a un costo mucha menor que si los programas se adquirieran de forma individual.

Esta estrategia persigue la distribución de programas nuevos o con un pequeño núme­ro de usuarios junto con otros que ocupan un lugar destacado dentro del mercado.

La utilización de un mismo entorno de trabajo y la semejanza a la hora de desarrollar los procesos evitan largas horas de estudio de los manuales y del manejo del interfaz de tra­bajo. El único inconveniente que ofrecen las Suite es su elevada necesidad de espacio en dis­co duro, normalmente alrededor de 90 Mb.

El intercambio de datos entre programas ha preocupado desde siempre a los creadores de software. Los programas creados para el sistema operativo DOS carecen de herramientas que permitan ese intercambio. Algunos cuentan con programas convertidores que les permiten leer o ser leídos por los programas más difundidos en el mercado.

Con la aparición del entorno gráfico Windows la posibilidad de intercambio de informa­ción entre programas aumentó considerablemente.

Se potenció la integración entre aplicaciones y el intercambio de datos, apareciendo conceptos nuevos, como el DDE, Intercambio Dinámico de Datos, o el OLE, Incrustación y Vin­culación de información. Ambas técnicas permiten incluir en un mismo documento información generada por otros programas.

2.6. WINDOWS, UNA FORMA DE INTERCAMBIAR INFORMACIÓN

El entorno gráfico Windows puede tratar diversos programas que se ejecutan al mismo tiempo, trabajando en multitarea; esto posibilita el intercambio de gran cantidad de información.

Sin embargo, los programas creados para MsDos actúan de forma independiente. pu­diéndose ejecutar un único programa cada vez; por ello necesitan programas auxiliares para realizar el intercambio de información con otros programas. Esta gran diferencia hace que Windows sea una buena forma de intercambiar datos e información.

Windows sirve de intermediario entre los programas que se pueden ejecutar en este entorno, sin necesidad de programas convertidores, porque utiliza técnicas basadas en deter­minados protocolos de intercambio.

Estos protocolos de intercambio del entorno Windows son: Copiar, Cortar y Pegar; el intercambio Dinámico de Datos (DDE), e Incrustar y Vincular (OLE).

• Copiar, cortar y pegar

Esta primera técnica es la más utilizada para intercambiar información entre programas. para situar la información en otra parte de una misma aplicación.

Esta técnica no es un protocolo propiamente dicho; utiliza el portapapeles de Windows -.ara almacenar temporalmente la información y podría transportar posteriormente a otra parte de un documento o podría recuperar desde otro programa distinto.

Toda aplicación que opera bajo Windows posee un menú denominado edición que tie­ne las opciones copiar, cortar y pegar, que permiten intercambiar información.

El proceso de intercambio de información entre programas se realiza con los siguientes

Casos:

1. Ejecutar la aplicación que generará la información, pulsando dos veces sobre su ico­no identificativo.

2. Abrir el archivo que contiene la información deseada.

3. Seleccionar la información que se quiere trasladar a otro programa.

4. Elegir la opción copiar del menú edición del programa que genera la información.

5. Cambiar a la ventana del Administrador de Programas de Windows, por medio de la combinación de teclas <Alt>+<Tabulador> o activando la Lista de Tareas por medio de las teclas <Control>+<Esc>.

6. Ejecutar la aplicación que va a recibir la información, pulsando dos veces sobre su icono identificativo.

7. Situar el puntero del ratón en el lugar donde se quiere insertar la información. 8. Elegir la opción pegar del menú edición del programa receptor.

Después de realizar estos pasos, la información quedará incluida dentro de los archivos generados por ambos programas.

Nota: Si se quiere que la información desaparezca del archivo del programa que lo ge­nera, deberá elegir la opción cortar en vez de copiar.

• Intercambio dinámico de datos

El intercambio dinámico de datos (DDE) es un protocolo que lleva a cabo un intercam­bio de información, de tal manera que se produce una cooperación entre el programa que ge­nera la información, denominado Servidor, y otro que recibe la información, llamado Cliente.

Para utilizar el protocolo DDE es necesario que los programas que se van a utilizar po­sean esta característica. De esta forma, los cambios que se realicen por parte del programa Servidor quedarán registrados en el documento del programa Cliente, siempre y cuando ambos se estén ejecutando a la vez. Este intercambio se hace de forma automática.

• Incrustar y vincular

Esta técnica es un protocolo denominado OLE (Object Linked and Embedded), que establece una comunicación entre el programa Servidor y el programa Cliente para efectuar mutuamente todas las posibles modificaciones deseadas, siguiendo dos métodos: la incrusta­ción y la vinculación.

Incrustación. La información es generada por el programa Servidor, que pone una co­pia de la misma a disposición del programa Cliente.

El programa Cliente, para modificar la información recibida, tiene que activar el progra­ma Servidor que efectúa los cambios.

Por ejemplo, si se quiere realizar cualquier modificación en un dibujo creado por Paintbrush dentro de un documento de Word, se seleccionará y se pulsará dos veces sobre el dibujo, activándose el programa Paintbrush para efectuar las modificaciones oportunas.

Hay que destacar que si la modificación se produce directamente desde el programa Servidor sin haber activado anteriormente el programa Cliente, las modificaciones que se reali­cen en el dibujo no se actualizarán en el documento de este último programa.

Vinculación. Este segundo método establece un nexo entre el programa Servidor y el cliente, de tal forma que cualquier modificación que se realice tanto en el documento de uno como en el del otro afectará al aspecto final de la información en ambos programas.

Dentro del programa Cliente no se instala ninguna copia de la información, sino que se activa un icono o símbolo que informará del documento y aplicación que la generó. La informa­ción que se vincula siempre permanece almacenada en el programa Servidor.

Este método de vinculación permite incluir una misma información vincula- da en más de dos documentos de programas distintos. Cualquier modificación que se produzca en la in­formación vinculada será recogida por el resto de documentos que posean dicha información.

3. DISEÑO DEL SISTEMA INFORMÁTICO PARA APLICA­CIÓN EN LA GESTIÓN DE UNA EMPRESA

El diseño de un sistema informático se puede resumir en el conjunto de método y disposición de procedimientos cuyo único objetivo es la obtención de un sistema informático operativo para la labor para la cual fue ideado.

Para realizar una buena planificación se deben tener en cuenta los si­guientes principios

:• Debe presentarse y entenderse el dominio de trabajo del sistema.

• Se deben definir todas y cada una de las funciones a realizar por el siste­ma informático.

• Se deben tener en cuenta las interacciones entre nuestro sistema infor­mático y el resto.

• La planificación se debe orientar de forma jerárquica en función de los modelos que representan la información, funciones y comportamiento.

Los elementos sobre los que se debe realizar la planificación son:

• SOFTWARE, que son programas de ordenador, con estructuras de datos y su documentación de forma que hagan efectiva la metodología o contro­les de requerimientos para los que fueron ideados.

Aplicaciones de propósito general

Las aplicaciones informáticas de propósito general, también llamados pro­gramas estándar, son creados para resolver problemas generales de tra­bajo y que con la utilización de opciones diferentes, permiten al usuario obtener el resultado final esperado. Estas aplicaciones han sido diseñadas para evitar los costes elevados de las aplicaciones verticales y ser utiliza­dos para diversos fines, además del interés que despierta que sean de co­nocimiento y acceso general.

Las aplicaciones informáticas de propósito general pueden aplicarse según su función:

– Procesadores de texto: El procesador de texto es un programa que nos permite crear documentos (cartas, informes, redacciones, etc.). El procesador de texto nos permitirá utilizar distintos tipos de letra en un mismo documento, emplear diferentes tamaños y cambiar el estilo de texto pudiendo escribir en subrayado, en cursiva y en negrita, se pue­den incluir imágenes en el documento. Corregirlo ortográficamente, buscar sinónimos, crear tablas, etc.

– Hoja de cálculo: Una hoja de cálculo es una herramienta que per­mite realizar cálculos u operaciones matemáticas, estadísticas, finan­cieras y de tabla de base de datos, entre otras funciones. También se pueden crear y extraer gráficos de las hojas de trabajo realizadas.

– Bases de datos: Una base de datos es un conjunto de informaciones relacionadas entre sí, de acuerdo con una característica común.

– Diseño gráfico: Dedicados a la elaboración y manipulación de cual­quier tipo imagen.

– Autoedición: Permiten la combinación de texto e imágenes para la composición de publicaciones, periódicos, publicidad, etc…

Aplicaciones verticales

Las utilidades básicas de las aplicaciones informáticas de gestión empresa­rial en los procesos de trabajo abarcan las distintas áreas, de la actividad empresarial.

En el presente tema haremos referencia a las aplicaciones de tipo vertical, pero centradas en la gestión general de la empresa, sin entrar en aplicacio­nes especificas a cada actividad empresarial.

Estas aplicaciones han de gestionar:

– Paquete/aplicación de gestión financiero-contable: Automatizara los siguientes tipos de operaciones: introducción sistemática de asientos, comprobación de asientos y fichas de mayor, impresión de los si­guientes documentos: extractos, libro diario y balance de comproba­ción. Asegurando los procedimientos de seguridad, protección e inte­gridad de la información almacenada.

– Paquete/aplicación de gestión de personal: Automatizara los si­guientes tipos de operaciones: introducción sistemática de datos diver­sos, impresión de los siguientes documentos: hojas de salarios, TC-1, TC-2, TC-2/1, declaraciones-liquidaciones a cuenta del I.R.P.F. Asegurando los procedimientos de seguridad, protección e integridad de la información almacenada.

– Paquete/aplicación de gestión de almacén y facturación: Automatiza­ra los siguientes tipos de operaciones: introducción sistemática de da­tos diversos, impresión de albaranes y facturas, impresión de inventa­rios. Asegurando los procedimientos de seguridad, protección e integri­dad de la información almacenada.

• HARDWARE, dispositivos electrónicos y electromecánicos, que propor­cionan capacidad de cálculos y funciones rápidas, exactas y efectivas, que proporcionan una función externa dentro de los sistemas.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los casos por sistema informáti­co entendemos un único ordenador, pero en el caso de una empresa por muy pequeña que sea, podemos hablar del sistema informático, como un conjunto de ordenadores o estaciones de trabajo, por lo tanto hablaremos de servidor.

La avalancha y la continua evolución de la tecnología hace, que la reco­mendación de unos componentes físicos hoy, sea obsoleta dentro de un mes. Por lo que se estudiara el hardware, teniendo en cuenta las los proce­dimientos de elección, y en cada caso se adaptara este a las novedades del mercado.

Se tendrá en cuenta a la hora de la elección del Hardware:

– Oferta excesiva: Tal es la avalancha de productos en el mercado que a veces da la sensación de que cualquier tipo de sistema informá­tico se vende como servidor por el simple hecho de ser calificado como tal por el suministrador. Los fabricantes de mainframes y de miniorde­nadores se deshacen en explicaciones sobre lo bien que sus máquinas pueden funcionar como servidores, mientras que, por el contrario, los fabricantes de superservidores intentan convencer por todos los me­dios de que sus equipos, por mucho menos dinero, pueden ofrecer las características y prestaciones de un mainframe.

Con todo, lo cierto es que tanto los mainframes como los miniordena­dores y otros equipos que soportan de forma masiva procesamiento paralelo constituyen un mercado propio, con criterios de selección to­talmente diferentes a los de los servidores basados en PC. Esos “ser­vidores” de “altísima” gama soportan un conjunto muy limitado, y a me­nudo propietario, de sistemas operativos, así como procesadores dise­ñados exclusivamente para ellos, y, por supuesto, su precio de adquisi­ción es muy elevado.

Pero a muchos usuarios lo que les interesa en realidad son los servido­res basados en PC que conforman los sistemas informáticos estándar y también los sistemas operativos de propósito general (Unix, Windows Ni, OS/2…).

Los sistemas de gama media ofrecen una alta disponibilidad, gran ca­pacidad de gestión y excelentes prestaciones a precios más modera­dos. Estos sistemas suelen disponer de grandes capacidades de me­moria y de almacenamiento, así como de arquitecturas de bus seg­mentadas. El soporte de multiproceso, memoria ECC y otras funciones de tolerancia a fallos suele incrementar el coste del equipo.

Dentro de la gama baja existe ahora una nueva línea de sistemas muy sencillos, diseñados específicamente como servidores. Estos equipos, pensados para satisfacer las necesidades de los departamentos de las empresas o de pequeñas oficinas, incluyen herramientas de integración de software, software de gestión del servidor y software de diagnóstico predictivo, aparte de la tecnología básica de servidor PC.

– Parámetros de diseño

Atasco en la CM Un criterio muy práctico de selección de sistemas informáticos consiste en analizar las diversas alternativas presentes en el mercado para resolver los principales “cuellos de botella” que en el trabajo práctico del día a día, se encuentran las aplicaciones. Para ello, el primer paso será identificar esos puntos de “atascos” potenciales, que, en general, se reducen a la CPU, E/S al bus, E/S a disco. Como todos ellos son inherentes a los productos que utilizan diseños tradicio­nales de PC, los fabricantes están desarrollando diversas tecnologías capaces de superarlos.

Acceso a la memoria: Los dispositivos de entrada/salida (E/S) que manejan el bus también compiten por acceder a la memoria principal, y funcionan a una velocidad muy inferior a la de la CPU. De ahí que las operaciones desde la CPU a la memoria debieran tener prioridad sobre las operaciones desde la E/S a la memoria, pero no a expensas de in­terrumpirlas. Por este motivo, la mayoría de los sistemas informáticos de más altas prestaciones se diseñan para permitir tanto a la CPU co­mo a los dispositivos de E/S acceder simultáneamente a la memoria principal.

Gestión y soporte: Con todo, poseer el hardware adecuado sólo re­presenta una pequeña parte de la solución completa, pues la gestiona­bilidad y disponibilidad globales del servidor también dependen del so­porte del sistema operativo y de la eficiencia del software de gestión. Este último es de una importancia crítica. Los fallos del sistema se de­ben con mayor frecuencia a una gestión inapropiada que a fallos de componentes o de subsistemas.

Una estrategia de gestión completa que contemple la prevención, de­tección y recuperación ante problemas es tan importante como cual­quier otra característica implementada en el hardware. Por esta razón, muchos fabricantes desarrollan e incluyen software de gestión en sus sistemas de las gamas media y alta, bien gratuita y directamente, bien en tarjetas adicionales e inestables en el equipo.

Pero la decisión de compra de equipos sofisticados no puede recaer exclu­sivamente en la pura tecnología. Lógicamente, también ha de contar el ser­vicio y soporte ofrecidos por el fabricante y/o sus distribuidores.

No hay ni que decir que es mejor alterar la decisión de compra de un servi­dor por muy atractivo que pueda parecernos si las garantías y programas de servicio que ofrece no son los más adecuados. Lo que queremos decir simplemente es que la competencia entre los sistemas es tan elevada que se puede, y se debe, esperar un servicio y soporte excelentes.

• PERSONAL, son los operadores o usuarios directos del sistema informá­tico.

• DOCUMENTACIÓN, manuales, formularios, y otra información descriptiva que detalla o da instrucciones sobre el empleo y operación del sistema y procedimientos de uso del sistema.

• PROCEDIMIENTOS, o pasos que definen el uso específico de cada uno de los elementos o componentes del sistema y las reglas de su manejo y mantenimiento.

De forma general para realizar una planificación de un sistema informático

Conocimientos sobre el campo de aplicación del sistema.

– Solución implementada por el sistema.

– Conocimientos software y hardware sobre los que está construido el sis­tema.

– Manejo y administración de personal tanto a nivel técnico como a nivel de usuarios finales.-

Procedimientos de uso del sistema.

El plan estratégico de planificación se describirá en

– Planificación a nivel técnico.

– Planificación a nivel de recursos humanos.

– Planificación a nivel de servicios.- Planificación a nivel de seguridad.

RESUMEN

Ofimática, equipo que se utiliza para generar, almacenar, procesar o comunicar infor­mación en un entorno de oficina. Esta información se puede generar, copiar y transmitir de for­ma manual, eléctrica o electrónica.

Los documentos de oficina son, por lo general, registros producidos mecánica o elec­trónicamente (cartas, hojas de cálculo, informes, facturas). Se realizan en equipos tales como máquinas de escribir, procesadores de texto y computadoras y pueden guardarse en papel o en soporte electrónico. En la actualidad, si las aplicaciones trabajan bajo un mismo entorno gráfico (por ejemplo Windows) pueden realizar el intercambio de datos de una forma especial y fácil, bien de una forma dinámica (ambas aplicaciones se están ejecutando a la vez) o bien mediante la inserción de objetos (documentos) creados por cualquier aplicación.

En el diseño de un sistema informático se necesitara una planificación a cuatro niveles:

– Planificación a nivel técnico.

– Planificación a nivel de recursos humanos.

– Planificación a nivel de servicios.

– Planificación a nivel de seguridad.

Se deben establecer como se va a explotar el sistema, en cada uno de módulos de los que esté compuesto. Es decir cuales serán sus salidas cuando el sistema se encuentre en producción. Este punto está muy relacionado con la planificación ya que la fase de explotación deberá ser estudiada durante la planificación.

La configuración del sistema informático, que a modo de resumen se centra en el ajuste de todos tos equipos, software, hardware,… que intervienen en el sistema informático.