Tema 1 – La empresa. Concepto. Elementos determinantes del funcionamiento. Sectores de producción. Tipos de empresa. Objetivos de la empresa.

1.-CONCEPTO DE EMPRESA

El término empresa tiene varias acepciones en el Diccionario de la Lengua Española. En primer lugar:

Acción ardua y dificultosa que valerosamente se comienza.

Se destaca el carácter de aventura con riesgo que conlleva iniciar una empresa y resalta la personalidad emprendedora de quien la lleva a cabo, En este sentido hay que apuntar que las modernas técnicas de gestión ofrecen una metodología.

Este hecho permite reducir la incertidumbre asociada a las iniciativas empresariales y aumentar las posibilidades de éxito.

Adoptando una óptica más económica, aparece:

Entidad integrada por el capital y el trabajo, como factores de producción y dedicada a actividades industriales, mercantiles y de prestación de servicios, con fines lucrativas y con la consiguiente responsabilidad.

Esta definición ya presenta algunos de los principales elementos que integran el concepto de empresa. Sin embargo, al ser ésca el objeto material de varias disciplinas, cada una de ellas puede’ ofrecer definiciones diferentes haciendo especial hincapié en alguna raceca. determinada.

Desde nuestra perspectiva vamos a definir la empresa como:

Sistema en el que se coordinan factores de producción, financiación y comerciales para obtener sus fines.

De esta definición se deducen las principales características de cada empresa:

— La empresa es un conjunto de factores de producción, entendiendo como tales los elementos necesarios para producir: bienes naturales o semielaborados, factor trabajo, maquinaria y otros bienes de capital.

Factores mercadotécnícos o comerciales, pues los productos no se venden por si mismos. Factores financieros, pues, para realizar las otra tareas, es preciso efectuar inversiones y éstas han de ser financiadas de algún modo.

— Toda empresa tiene fines u objetivos que constituyen la propia razón de su existencia. Estos fines, en la economía de mercado, se han asociado tradicionalmente a la obtención del máximo beneficio.

En la actualidad, como consecuencia del incremento de la complejidad del entorno económico y de la propia empresa, se puede decir que ésta persigue un abanico más amplio de objetivos.

— Los distintos factores que integran la empresa se encuentran coordinados para alcanzar sus fines. Sin esta coordinación la empresa no existiría; se trataría de un mero grupo de elementos sin conexión entre si y, por tanto, incapaces de lograr objetivo alguno.

— Esta coordinación hacia un fin la realiza otro factor empresarial que es la administración o dirección de la empresa. El factor directivo planifica la consecución de los objetivos, organiza los factores, se encarga de que las decisiones se ejecuten y controla las posibles desviaciones entre los resultados obtenidos y los deseados. En definitiva, este factor se encarga de unir los esfuerzos para conseguir los objetivos globales del sistema empresarial.

– La empresa es un sistema. Un sistema es un conjunto de elementos o subsistemas, interrelacionados entre si y con el sistema global, que trata de alcanzar ciertos objetivos. Evidentemente de lo reseñado anteriormente se deduce que la empresa es un sistema.

2. Áreas funcionales de la empresa

Desde el punto de vista descriptivo del funcionamiento de la empresa, la definición anteriormente expresada la podemos concretar en el conjunto de actividades realizadas por el empresario para la producción y distribución de bienes o servicios para obtener un cierto beneficio.

Para llevar a cabo las actividades de producción y distribución, la empresa ha de disponer de factores productivos, humanos y financieros. Se necesita adquirir las materias primas o materiales necesarios, disponer de unas instalaciones en las que realizar la actividad, contar con la maquinaria adecuada para que pueda ser utilizada por persona! cualificado.

Los materiales tienen que estar disponibles para su utilización en el proceso productivo y los productos terminados a disposición de los clientes. Para ello se necesitan almacenes que corrijan los posibles desajustes entre los flujos de entrada y salida.

El proceso productivo requiere una determinada tecnología que permita realizar las transformaciones necesarias. Esta tecnología en algunos casos se puede adquirir o viene incorporada a los equipos productivos; en otros, tine que ser desarrollada por la propia empresa. La venta de los productos terminados requiere, a su vez, la promoción y distribución física de los productos.

Las distintas operaciones son realizadas a través de las siguientes áreas funcionales:

— Producción. Agrupa las funciones de aprovisionamiento y transformación.

— Marketing. Término inglés de general aceptación en castellano que agrupa la función comercial o de distribución.

— Recursos humanos. Agrupa las funciones de organización y gestión del personal.

— Investigación y desarrollo. Para la creación y evaluación de la tecnología.

— Financiación. Agrupa la función financiera de captación de fondos y la función de inversión.

Todas estas actividades originan los flujos reales de bienes y servicios que se producen en la empresa.

Los flujos reales originan a su vez flujos financieros de dinero. La empresa adquiere los factores productivos, humanos y de mercadotecnia en el mercado de factores. Estas adquisiciones pueden adoptar distintas formas como compra, alquiler, leasíng o contratación de personal que requieren una salida de dinero en forma de pagos.

La venta de los productos genera una corriente de entradas de dinero en forma de cobros.

Se necesita disponer, por lo tamo, de unos recursos financieros iniciales que permitan hacer frente a los pagos de los factores hasta que se reciban los cobros e incluso, dentro de las actividades normales, para hacer frente a los posibles desajustes que se produzcan entre cobros y pagos.

Una parte de los recursos financieros suele ser aportada por los propietarios. A éstos se les denomina recursos propios, porque no tienen que ser devueltos por la empresa, su remuneración se produce vía beneficios.

La otra parte, denominada recursos ajenos, se obtiene en el mercado financiero en forma de créditos u préstamos y supone una deuda para la empresa. Esta deuda la tiene que ir devolviendo en los plazos estipulados, con los ingresos que genere a través de la venta de sus productos.

La venta de los productos debe generar, por consecuencia, ingresos suficientes para hacer frente a los gastos originados por la producción y distribución, ramo los corrientes como los de inversión (se incluyen aquí los intereses y amortización de deudas).

También debe originar un excedente que permita remunerar al empresario y al capital aportado por los propietarios.

3. Elementos de la empresa

Para realizar sus funciones la empresa requiere de una serie de factores. Estos factures pueden ser muy numerosos pero se pueden agrupar en cuatro elementos básicos:

— Capital instrumental

— Elemento humano.

— La organización.

— El entorno

• Capital instrumental

Está constituido por los denominados factores pasivos de la producción, el conjunto de bienes y derechos que constituye el patrimonio de la empresa. Se incluyen todos los elementos que integran el activo del balance.

Desde este punto de vista, a la empresa le supone realizar una acumulación de capital para la producción y esto le implica establecer una relación con el mercado de capitales. Este se compone de:

— Capital técnico. Integrado por aquellos elementos que van a permanecer largo tiempo en la empresa y que son necesarios para que esta desarrolle sus actividades como, por ejemplo, las instalaciones, los bienes de equipo, la maquinaria o los ordenadores entre otros. También se incluyen los derechos relativos a las patentes, aplicaciones informáticas o marcas. En general, activos intangibles de larga duración. Hay que destacar aquí la importancia de la tecnología. El rápido cambio tecnológico obliga a las empresas a incorporar las innovaciones con suma rapidez, para evitar quedarse obsoletas. Además se compone de los materiales necesarios para completar el ciclo de producción; las materias primas y los productos terminados y en curso.

— Capital financiero. Recursos financieros líquidos que componen la tesorería de la empresa.

• El elemento humano

Es el elemento activo de la producción. Está formado por las personas que apotan su trabajo a la empresa. Se pueden establecer eres grupos:

— Los trabajadores o empleados. Personas que ofrecen su fuerza laboral y sus conocimientos a la empresa y reciben a cambio un salario, pactado contractualmente con la empresa. Dentro de este grupo se podrían considerar multitud de categorías diferentes.

— El empresario. Persona o conjunto de personas que asumen la responsabilidad y dirección del proceso productivo y, por consiguiente la gestión empresarial.

— Los propietarios. En el caso de que no coincidan con la figura del empresario, normalmente ocurre así en las grandes empresas. Pueden ser propietarios con ánimo de concrol de la empresa o simplemente inversores financieros.

• La organización

Los diferentes factores y actividades o funciones de la empresa necesitan ser coordinados a través de una estructura organizativa, en la que se establezcan las diversas áreas o niveles jerárquicos de la organización.

A través de esta estructura, que puede adoptar distintas configuraciones, se organizan las funciones a realizar, se establecen las relaciones entre los diversos elementos de la organización y se formalizan los flujos de autoridad, determinando los distintos niveles de decisiones.

Mediante la organización se busca lograr la coordinación que permita encaminar codas las actividades en la misma dirección en busca de los objetivos comunes definidos en la empresa.

Esta coordinación se consigue a través de la función de dirección, representada por el estamento superior de la cadena jerárquica que se encarga de tomar las decisiones estratégicas de la empresa mediante la planificación, organización, gestión y control de las actividades.

Para tomar decisiones se necesita disponer de una información lo más completa y elaborada posible. Por lo tanto, habrá que diseñar y establecer un sistema de información que facilite la toma de decisiones de la dirección. Cuanto más grande y compleja sea la organización, tanto más se necesita preparar y hacer circular la información.

En una pequeña empresa dirigida por su propietario, éste podrá centralizar y tener acceso directo a una gran parte de la información, pero en una gran empresa con una estructura organizativa descentralizada, la información debe circular en sentido ascendente y descendente para que la alca dirección pueda realizar sus funciones de planificación y control y para que las unidades operativas puedan desarrollar sus actividades en sus diferentes áreas funcionales-

• El entorno

En principio, el entorno es todo aquello que es ajeno a la empresa como organización. Pero la empresa no vive aislada, sino que por el contrario vive inmersa en un conjunto de normas y relaciones que condicionan el desarrollo de su actividad.

Por esta razón, algunos autores consideran que el entorno es un elemento más de la organización por la estrecha relación que se establece con algunos de sus componentes, como los clientes, los proveedores o las autoridades económicas. Otros por el contrario, opinan que, si bien hay que tenerlo muy en cuenta dadas las fuertes interrelaciones existentes, el entorno por definición es algo externo a la empresa-

4. Clasificación de las empresas

La variedad de empresas es ingente y se pueden utilizar otra gran cantidad de criterios para clasificarlas. De entre ellos destacaremos los siguientes:

a)Según su función básica

— Industríales. Son empresas cíe transformación. Adquieren materias primas para transformarlas en productos preparados para el consumo: construcción naval, siderometalúrgicas, automoción, textil, etc.

— Comerciales. Compran mercaderías para luego venderlas sin transformar a un precio más elevado, con el fin de obtener un beneficio: grandes almacenes, hipermercados, minoristas, etc.

— De servicios. Son aquellas que no producen ni venden bienes materiales, sino que ofrecen al consumidor el disfrute directo de una actividad; peluquerías, seguros, transpones, etc.

b) Desde el punto de vista de su actividad y objeto se pueden dividir por sectores

— Empresas del sector primario. Su objetivo es la obtención de productos primarios tal como se encuentran en la naturaleza, Pertenecen a este sector las agropecuarias (agrícolas y ganaderas) y extractivas (mineras y pesqueras).

— Empresas del sector secundario- Su actividad es la transformación de las materias primas procedentes del sector primario y productos procedentes de otro sector secundario, en objetos manufacturados de mayor utilidad. Pertenecen a este sector las empresas industriales y la construcción.

— Empresas de sector terciario. Ofrecen diversos servicios al consumidor. Estas empresas facilitan las anteriores actividades, dando origen a un importante proceso de satisfacción de necesidades. Pertenecen a este sector las empresas de servicios, comerciales, transportes, educación, bancarias, seguros, etc-

c) Según su naturaleza jurídica las empresas pueden ser: individuales y sociales

— Individuales. Pertenecen a una sola persona física que se encarga de dirigirla.

— Sociales. La propiedad no corresponde a un sólo individuo, sino a una persona jurídica o conjunto de personas que adquieren la condición de socio.

Las empresas sociales, a su vez, se clasifican en:

• Sociedad colectiva regular. Son sociedades de tipo personalista y de naturaleza contractual. Se caracterizan por la responsabilidad solidaria e ilimitada de los socios colectivos, que aporran trabajo y capital.

• Sociedad colectiva irregular. Además de los socios colectivos, existen otros socios que sólo aportan trabajo, por lo que su responsabilidad es limitada.

• Sociedad comanditaria. Están formadas por socios colectivos que aportan trabajo y capital, y su responsabilidad es ilimitada; y socios comanditarios que sólo aporran capital, su responsabilidad se limita al capital aporrado. Si la aportación de los socios comanditarios se realiza mediante suscripción y desembolso de acciones se denomina comanditaria por acciones.

• Sociedad de responsabilidad limitada (SL). El capital está dividido en aportaciones realizadas por los socios a través de suscripciones. El capital debe estar totalmente desembolsado en el momento de constituirse la sociedad.

Las aportaciones no pueden incorporarse a títulos negociables ni denominarse acciones. La responsabilidad de los socios se limita a la cuantía de sus aportaciones.

• Sociedad anónima (SA). El capital está constituido por las aportaciones de los socios y dividido en partes alícuotas denominadas acciones.

Es una sociedad capitalista porque lo fundamental es el capital. La responsabilidad de los socios es limitada, éstos responden únicamente con el capital aporcado.

Los socios adquieren unos derechos sociales, que son fundamentalmente participación en la administración y en la distribución de beneficios. Se rigen democráticamente sobre la base de la igualdad cíe derechos y régimen de mayorías. Existe una clara separación entre la propiedad —que es de los accionistas— y la dirección detentada por el Consejo de Administración -que suele contratar a técnicos especializados en los diversos departamentos de la empresa-.

• Sociedad laboral. Son empresas anónimas y de responsabilidad limitada que se caracterizan porque los socios aportan capital y trabajo, es decir, son socios y trabajadores al mismo tiempo.

• Cooperativas. Son asociaciones creadas para satisfacer las necesidades comunes a los asociados, quienes aportan capital —aportaciones iguales— y trabajo, compartiendo por igual riesgos y beneficios.

d) Por la titularidad del capital de la empresa pueden ser:

— Pública. Es aquella cuyo capital es propiedad total o mayoritariamente de una entidad pública: Estado, Comunidad Autónoma, Ayuntamiento, etc. Tienen como objetivo principal producir bienes y prestar servicios de interés social, y como interés secundario la obtención de beneficios.

— Privada- Cuando el capital pertenece a una persona tísica o jurídica privada y su objetivo fundamental es la obtención de beneficios.

e) Por la dimensión de la sociedad pueden ser:

— Grande- La gran empresa, por sus dimensiones, es la que está capacitada para realizar obras grandes y de gran complejidad técnica.

— PYME (Pequeña y Mediana Empresa). La PYME tiene una gran importancia en el desarrollo equilibrado del país, por ello se las concede ayudas específicas en cuanto a su creación, fiscalidad y líneas de financiación.

f) Por el origen de su capital mayoritario pueden ser;

— Nacionales. El capital en su totalidad o mayoritariamente procede del país.

— Extranjeras. El origen del capital es mayoritariamente extranjero.

— Las multinacionales. No podemos olvidar la gran importancia que tienen en el desarrollo económico mundial las empresas multinacionales, denominadas también supranacionales y transnacionales. Estas empresas funcionan al mismo tiempo en varios países, aprovechando los recursos naturales de cada región, el mercado inferior protegido o la mano de obra barata.

Las multinacionales están integradas por una marri2 y un conjunto de filiales que operan en varios países simultáneamente. La matriz está ubicada generalmente en los EE UU, Japón y la UE, que son los que colocan el capital mayoritario de las mencionadas empresas. Por lo canto, estas naciones poderosas marcan las directrices de estas empresas.

Son objeto de duras criticas por su íorma de operar en los países pobres, por su dominio del mercado, por su influencia política, por su resistencia a las huelgas o por el uso indiscriminado de los recursos.

Publicado: marzo 25, 2016 por Santiago

Etiquetas: tema 1 gestión administrativa