Tema 67 – Planificación y organización de veladas y espectáculos para la animación turística. Adaptación a distintos colectivos. Instrumentos de control.

67.1 LA ANIMACIÓN NOCTURNA. PLANIFICACIÓN Y ORGANIZACIÓN DE VELADAS Y ESPECTÁCULOS

a) Características de las actividades de animación nocturna

b) Estructura de una actividad nocturna.

c) Tipos de actividades de animación nocturna.

67.2 FUNCIONES DE LAS ACTIVIDADES NOCTURNAS Y ASPECTOS A CONSIDERAR EN SU REALIZACIÓN

67.3 LA NOCHE. ESPECTÁCULOS

a) Los espectáculos de bailes.

b) Los concursos de equipos.

c) Las elecciones.

d) Otros ejemplos de animación nocturna.

67.4 ADAPTACIÓN A DISTINTOS COLECTIVOS

67.5 INSTRUMENTOS DE CONTROL

a) Fases de evaluación y control.

b) Cuestionarios y encuestas.

clip_image001

67.1 LA ANIMACIÓN NOCTURNA. PLANIFICACIÓN Y ORGANIZACIÓN DE VELADAS Y ESPECTÁCULOS

Tradicionalmente y, en la inmensa mayoría de las culturas, la franja horaria de la noche se reserva al descanso, la relajación y la convivencia social. Durante los periodos laborales las personas esperan con ganas la llegada de la noche para poder desligarse del trabajo y encontrarse con sus círculos sociales, en el ambiente con menos tensiones y más propicio para la comunicación.

Esta dedicación de la noche a los encuentros sociales se mantiene, e incluso se amplía, en los periodos vacacionales. El animador cuenta con este factor como importante aliado en la realización de su labor profesional.

La animación nocturna es viable en una gran gama de establecimientos: los dedicados al hospedaje, a la restauración, los que se dedican exclusivamente al espectáculo o animación nocturnos, salas de baile, discotecas, etc. En este sentido tiene un mayor campo de actuación que la animación diurna.

a) Características de las actividades de animación nocturna

En la animación turística hemos de observar siempre unas reglas de oro a la hora de desarrollar las actividades de la noche. Estas pueden resumirse en las siguientes:

· La actividad debe ser libremente realizada. El participante interviene espontáneamente, conservando la posibilidad de dejarlo libremente en cualquier momento. Participa por placer y a libre voluntad.

· Cuando las actividades se basan en concursos o juegos, se da siempre un elemento de tensión, de competencia, de superación personal o colectiva, donde factores como el esfuerzo, el azar, la motivación y la superación individual o colectiva juegan un importante papel. Al ser un espectáculo con público, este factor a veces pesa mucho entre los participantes.

· En muchos casos existen reglas que regulan la actividad y que fijan limitaciones de tiempo y espacio.

· El tomar parte en este tipo de actividades, que pueden considerarse en algunos casos como actos sociales,, aporta referencias personales (cada individuo que juega), grupales (relaciones interindividuales) y del contexto sociocultural en el que se inscriben.

· Las actividades nocturnas deben ir siempre adaptadas al público al que se dirigen, así como a su posible estado anímico.

· La participación de un gran número de personas es parte de un éxito asegurado. Los clientes podrán participar de dos formas: bien como meros espectadores, o por el contrario, como protagonistas de la actividad en cuestión.

· Han de ser actividades sencillas, accesibles a la mayoría de la población a la que se dirigen. Esta sencillez repercutirá en la creación del clima de distensión idóneo.

· Al celebrarse en una posible amplia gama de establecimientos, la característica común a todos ellos es que se dedican, prioritariamente o no a la venta de comidas y/o bebidas.

· Tanto el contenido como la presentación de la actividad serán atractivos y elegantes.

· La música es un elemento básico en todas estas actividades. En algunos casos será el elemento conductor de la actividad (bailes, espectáculos, shows…). En otros casos, sin ser el elemento conductor de la actividad, sí será un factor esencial de ambientación y fuente de entretenimiento.

· El comienzo de la actividad se reserva para después de la cena. La hora exacta dependerá de condiciones como: el horario de servicios de comida del establecimiento, el horario de apertura del local, la nacionalidad de los clientes, la edad, etc, pero en ningún caso se dejará una gran franja de tiempo entre la cena y el inicio de la actividad, pues podaría provocar la dispersión del público que asistiría.

· Estas actividades, son generalmente, las de mayor rentabilidad económica a corto plazo debido a: son actividades dirigidas a un gran grupo que se realizan normalmente en las inmediaciones del bar, en terrazas, discotecas….donde el consumo de bebidas y comidas es culturalmente un elemento de integración social; y por último, el hecho de que la tradición occidental reserva para la noche el consumo de bebidas alcohólicas.

b) Estructura de una actividad nocturna.

Todo concurso, fiesta o espectáculo que se organice como actividad de animación nocturna debe ser organizado, planificado y no dar lugar, salvo circunstancias excepcionales, a la improvisación.

Por ello, para estructurar una actividad nocturna, puede dividirse en las siguientes partes o pasos:

1. Sintonía. La velada se iniciará tras haberse escuchado la sintonía del equipo de animación.

2. Saludo. Al finalizar la sintonía y sin dejar pausas intermedias, se procederá a saludar a todos los presentes. La presentación puede alargarse un poco con la finalidad de que lleguen los que se retrasen y se acomoden todos los presentes. En el caso de que el público esté integrado por personas de diferentes nacionalidades, se saludará en tantos idiomas como se hablen en la sala, acortando el saludo, para no prolongarse demasiado en esta tarea.

3. Minidisco. En el caso de hoteles y antes de comenzar cualquier concurso o actividad nocturna, y cuando entre los clientes exista un considerable número de niños (turismo familiar), se podrá programar e incluir esta actividad consistente en baile (música) y juegos de duración aproximada de

½ hora. Se consiguen con ello los siguientes objetivos: atraer a los padres (y darles una satisfacción), comenzar la animación antes de la actividad principal de la noche y “cansarlos” un poco, de modo que puedan evitarse algunas interrupciones durante el transcurso de la actividad principal.

4. Entrega de premios. Esta es una fantástica herramienta para atraer a los clientes. Consiste en la entrega de diplomas o premios, anunciados durante el día, para aquellos ganadores de diversas actividades, concursos, competiciones deportivas, etc, una vez finalizada la minidisco y justo antes de comenzar el espectáculo de la noche.

5. Explicación de la velada. Antes de dar comienzo a la actividad se explica con detalle en qué va a consistir. En caso de juegos y concursos, será muy importante dejar muy claro en qué va a consistir. Cuando se trata de un show o espectáculo, bastará con la presentación, que no ha de ser demasiado extensa.

6. Captación de participantes. Se llamará al escenario a los concursantes que pueden surgir espontáneamente o bien, haber sido elegidos previamente. También se puede hacer uso de determinadas técnicas de captación, utilizadas en la dinámica de grupos.

7. Se nombrará un jurado, en caso de necesidad y se informará de los criterios a seguir en su tarea de jueces. Deberá reunir distintas nacionalidades en muchas ocasiones. Una alternativa válida al nombramiento de un jurado es, nominar a los ganadores en función del número o intensidad de los aplausos recibidos por los concursantes. Es muy importante involucrar a todo el público y, a veces, se recurre a determinado tipo de técnicas como el uso de cartulinas o globos de colores, adjudicando un color a cada uno de los participantes o concursantes.

8. Desarrollo de la actividad. La primera prueba debe ser fácil para que los participantes se sientan cómodos. Todas las pruebas deben ser divertidas y acompañadas por música, en la mayoría de los casos. La duración de las pruebas debe ser breve, para así evitar aburrir al público. Todos los concursantes deberán superar las mismas pruebas, o bien todas ellas han de ser similares en cuanto a su grado de dificultad. La última prueba debe ser la más divertida, con la finalidad de dejar un buen sabor de boca a todos los niveles.

9. Pausa. En el caso de que hayamos contado con un jurado, al finalizar la actividad se hará una breve pausa para que puedan deliberar.

10. Entrega de premios. Tras la pausa, llamaremos al jurado al escenario para que emita su veredicto. Dado que con las actividades nocturnas se persigue la diversión, se entregarán premios atendiendo a diversos criterios. La forma de premiar dependerá del estilo del animador, pero, en cualquier caso, los premios han de servir como motivadores de la participación de los clientes en actividades venideras.

11. Despedida. Se agradecerá la participación de todos los que han intervenido. Se aprovechará este momento para promocionar las actividades de animación del día siguiente o el “fabulosos espectáculo” que se podrá disfrutar tres días más tarde….Tras la despedida se puede dejar música de fondo e iluminación para aquellos que deseen continuar la fiesta.

b) Tipos de actividades de animación nocturna

Actividades susceptibles de ser empleadas como de animación nocturna hay muchas. Aunque como todo en la animación, irá en función de algunos factores extrínsecos al departamento de animación, o al establecimiento, como son:

– el tipo, categoría o ubicación del establecimiento,

– la dotación presupuestaria adjudicada a la animación, que influirá directamente sobre los recursos materiales y humanos de los que se disponga,

– la época del año,

– la competencia de la zona

– el tipo de clientela que acuda al establecimiento.

A continuación se expone una tipología de actividades de animación nocturna que pueden considerarse clásicas o tradicionales:

· Concursos culturales. Existen innumerables juegos que pueden ser base de concursos para veladas, después de una adecuada adaptación. Tal es el caso de juegos de tipo “trivial” o “cifras y letras”, monográficos sobre artistas de cine, de piezas musicales en los que haya que adivinar o reproducir escenas o sintonías, juegos basados en el mimo o las imitaciones.

· Concursos musicales. Son aquellos que tiene como elemento conductor la música: karaoke, concursos de canciones populares, concursos de baile, etc. En muchas otras ocasiones la música, y principalmente el baile, serán las únicas actividades propuestas. En estas ocasiones puede, bien recurrirse a todo tipo de música y bailes, o bien, dedicar la velada a un tipo concreto de música o baile; por ejemplo: noche española, bailes de salón, música disco….

· Concursos lúdicos. Se basan en la realización de varios juegos a modo de pruebas como pueden ser: contar el número de determinados objetos que haya en la sala, descubrir un objeto escondido, conseguir que alguien salga al escenario a realizar alguna actividad, etc

· Espectáculos contratados. No son protagonizados por el equipo de animación, sino que consisten en la contratación puntual por parte del establecimiento de un espectáculo externo a la empresa. Generalmente el día de su actuación suele coincidir con la noche libre del animador o del equipo de animación. La oferta de espectáculos puede ser muy variada: magia, orquesta, grupos musicales, grupos de baile, payasos, etc.

· Noches temáticas. Este tipo de actividades son más complejas en tanto que requieren de una colaboración entre el equipo de animación y personal del establecimiento, especialmente el restaurante. Consisten en dedicar una noche a un

tema concreto, de modo que la comida que se ofrezca en las distintas modalidades de servicio de restauración del establecimiento esté relacionada con el tema; la ambientación y decoración del establecimiento se hará también en torno al mismo tema; el vestuario de los animadores e incluso del resto del personal del hotel, si no del todo “disfrazado”, sí con algún elemento que aluda al tema. Ejemplos de noches temáticas pueden ser: Noche Hawaiana, La Antigua Roma, Fiesta de Carnaval, ….. etc.

67.2 FUNCIONES DE LAS ACTIVIDADES NOCTURNAS Y ASPECTOS A CONSIDERAR EN SU REALIZACIÓN

1. Funciones de las actividades nocturnas

Las funciones que cumplen las actividades de animación nocturnas, son entre otras, las siguientes:

– Promover una forma de emplear el tiempo libre.

– Desarrollar el sentido de la solidaridad, cooperación e integración en el grupo.

– Desarrollar la autoestima y reafirmar la personalidad, liberando tensiones y consiguiendo la desinhibición.

– Ofrecer diversión y entretenimiento, como última y predominante.

2. Aspectos generales a considerar en la realización de las actividades de animación nocturna.

Existen algunos aspectos a tener en cuenta por el animador para la realización de actividades nocturnas, que son las siguientes:

a) Los recursos materiales. La programación de actividades nocturnas conlleva, en la mayoría de los casos, la necesidad de disponer de unas instalaciones y utillaje característicos para estas actividades, por lo que el departamento de animación en la fase de planificación y diagnóstico, deberá detectar qué medios materiales y humanos están a su alcance y, en función de éstos diseñar y confeccionar el programa de actividades a ofrecer.

b) La preparación. No todas las actividades nocturnas exigen los mismos requisitos, ni niveles de preparación en los animadores. Algunas precisan de pocas tareas previas a su ejecución, mientras que otras son complejas, por lo que exigen un alto grado de cuidado. El más mínimo error u olvido pueden hundir toda una programación o actividad.

c) La ambientación. El animador turístico debe crear expectación en relación con la actividad, no sólo de cara a los participantes, sino también de cara a los posibles espectadores, sobretodo en base a una buena promoción.

d) Las reglas. Todo juego o concurso, base de actividades nocturnas, se rige por unas reglas que los participantes deben conocer con anterioridad al inicio de la actividad.

Estas normas deben ser claras y lo más conocidas posibles (hay que hacer publicidad de las mismas) para evitar malos entendidos, confusiones o dudas.

67.3 LA NOCHE. ESPECTÁCULOS

Se desarrolla brevemente en este apartado del tema un segundo criterio de clasificación de las actividades de animación nocturna, distinguiendo tres tipos de noches:

· Los espectáculos de baile.

· Los concursos por equipos.

· La Elecciones.

· Los espectáculos de baile.

Son todos aquellos que se componen de coreografías previamente ensayadas. Suelen ser los de mayor éxito siempre y cuando se alcance un buen nivel profesional en su realización.

La selección del espectáculo estará en consonancia con el tipo de cliente al que vaya dirigido (edad, nivel cultural, nacionalidad e intereses). Una vez elegido, se seleccionará a los clientes que van a formar parte de él.

La preparación es el punto más importante a tener en cuenta, ya que necesita de ensayos previos a la actuación. Estos se realizarán en lugar donde el resto de clientes pueda presenciarlos, con lo que se consigue crear expectación y despertar el interés. La preparación del escenario y los disfraces es también importante, así como la selección de la música y la publicidad que vaya a hacerse de la actividad.

Ejemplos clásicos de este tipo de show son. Cabaret, Chicago Night, Hollywood Night, West Side Store, Grease, etc.

· Los concursos por equipos

Son de gran vistosidad y requieren por parte del animador un constante esfuerzo de mejora e inventiva. Gustan mucho al público de verano y son la culminación ideal para cualquier “día especial”.

Suelen realizarse durante cualquier “día temático”, aunque existen los que tienen su propia identidad.

La preparación suele ser lo más complicado, ya que las pruebas suelen necesitar muchos complementos y muchas veces se necesita de la ayuda de los clientes para prepararlos. En la preparación no debe quedar nada al azar.

El escenario ha de estar muy logrado, ya que las pruebas no son tan vistosas como en un show de baile. El escenario ha de invitar al cliente a participar.

Se ha de ganar constantemente en espectacularidad en las pruebas de estos concursos, siempre tendiendo muy presente la seguridad de los clientes.

Ejemplos de concursos son:

– Noche blanco y negro, que consiste en hacer vestir y maquillar la cara a los concursantes de estos colores y formar dos equipos que, en el escenario y con luz negra (para lograr el efecto deseado), deberán realizar diferentes juegos – “pasar la cuchara”, “pisar el globo”, “pasar el huevo”, “cantar canciones” – para nominar a los ganadores.

– Concurso de Baile. Es de los de mayor aceptación y se realiza generalmente por parejas. Suelen realizarse con CD, discos, casetes o con orquesta y necesita de la participación del animador como organizador y controlador. Suelen ir eliminándose parejas hasta que sólo quedan en el escenario las ganadoras.

Otros concursos también de éxito, se desarrollan en torno a “búsquedas en equipo” de objetos, prendas, tesoros, personas….

Pueden simularse también concurso de éxito en TV, que suelen ser de aceptación general.

· Las Elecciones.

Se trata de una actividad complicada, por la dificultad de su preparación y su dependencia del tipo de cliente que se necesita.

Cada elección precisa de una preparación diferente en lo que se refiere a:

– la selección del público

– la época del año

– el tipo de cliente

– las preferencias de los clientes según nacionalidad, edades…

Ejemplos de estas actividades son: Miss Clásica y Mister Clásico, Miss y Mister Roma, Mister Travesti, Mister Tarzán,….

67.4 ADAPTACIÓN A DISTINTOS COLECTIVOS

· Actuación ante los distintos públicos objetivos

Colectivo infantil.

Este colectivo se caracteriza por:

– Fuerte rivalidad

– Es conveniente no mostrar preferencias por unos y otros.

– Competitividad entre ellos

– Simplificación de reglas

– Confianza hacia el animador

– Fomento de las relaciones interindividuales para aumentar su participación

– Imaginación en diseño y desarrollo de las actividades

– Intereses diferentes según edades

– Actividades breves y variadas

– Evitar instrumentos o juegos peligrosos

– Satisfacer a los padres.

Colectivo juvenil

Para este grupo están especialmente indicadas las actividades deportivas que exijan un alto desgaste físico, en algunos casos, se pueden incluir actividades que conlleven ciertos riesgos, siempre y cuando, esté garantizada la seguridad de los jóvenes, lo cual se logra únicamente con un equipo de profesionales altamente cualificados. Los jóvenes están repletos de energía que precisan quemar, y para ello, las actividades programadas deben suponer una vía de escape.

Desde un punto de vista psicológico, el joven, precisa de la relación con sus iguales para su desarrollo emocional y afectivo, desde este punto de vista, son muy recomendables todas las actividades en las que participan en equipos, mezclando sexos, nacionalidades, etc.

Desde un punto de vista socio familiar, la población juvenil manifiesta cierto rechazo hacia sus mayores por considerar a éstos como una fuente de ataduras y limitaciones, por lo que los animadores deberán diseñar las actividades de jóvenes y adultos en ámbitos bien diferenciados.

Colectivo de adultos

Prefiere primar el valor del descanso y por ello es a veces más difícil para el animador conseguir su participación.

En el diseño del programa de actividades dirigido a este grupo se han de considerar incluir algunas que se desenvuelvan en bares, cafeterías, como los juegos de aperitivo, de sobremesa y la noche.

El culto al cuerpo que impera en nuestra sociedad puede ser un buen reclamo para este tipo de personas al organizar el animador actividades físico deportivas que no exijan un alto esfuerzo, o bien empleando los gustos dominantes, como el fútbol para los hombres o el “aerobic” para las mujeres.

En ocasiones, la participación de los adultos se ve limitada por la necesidad de éstos de cuidar a sus pequeños; una manera de adaptar la animación a estas circunstancias es hacer coincidir en el tiempo, las actividades de ambos.

Otra forma de implicar a este colectivo es a través de un rol pasivo, como mero espectador de actividades deportivas, lúdicas, recreativas, etc.

También es perfectamente válida la opción de canalizar sus tendencias artísticas o culturales por medio de talleres, juegos, etc.

Colectivo de mayores

Las actividades deportivas y lúdicas facilitan la vida a este sector poblacional, desde el punto de vista físico, por las cualidades terapéuticas y preventivas inherentes a las mismas, y psicológico, por la incidencia en el desarrollo de su autoestima, permitiendo al mismo tiempo el desarrollo de las relaciones sociales.

En general, las actividades que se les oferten deben ser:

– Breves.

– Deben intercalarse actividades activas y pasivas.

– Se tendrá en cuenta el factor generacional.

– Actividades grupales e individuales.

– Ubicación de las actividades según clima

– Actividades médicas.

– Tener en consideración los biorritmos.

67.5 INSTRUMENTOS DE CONTROL

a) Fases de evaluación y control.

La animación, cualquiera que sea su modalidad, desarrolla unos procesos de intervención estructurados en cuatro fases bien diferenciadas:

– diagnóstico,

– planificación,

– organización y dinamización,

– evaluación y control.

Los instrumentos de control se encuadran en la última fase del proceso, ya que es cuando se puede manifestar el grado de consecución de los objetivos y fines inicialmente propuestos y, detectarse, a su vez, las posibles desviaciones en cualquiera de las fases. Por ello, este control puede ocasionar modificaciones puntuales o globales en la programación o contenido de las actividades del departamento de animación turística.

Los instrumentos de evaluación abarcan desde encuestas de opinión, formularios de sugerencias, pasando por la observación “in situ”, hasta llegar a charlas informales con los clientes participantes, comentando sus impresiones y opiniones.

El momento de la evaluación no tiene que limitarse al final de la actividad, sino que puede realizarse durante cualquier momento de la misma.

Los datos obtenidos son una herramienta clave para el departamento de animación, para que éste desempeñe su trabajo con la mayor eficacia y productividad.

A través de cuestionarios, hojas de sugerencias o encuestas, se conoce el grado de satisfacción de los participantes, su grado de implicación en las actividades.

Se suelen incluir formando parte del cuestionario general que se solicita cumplimenten los clientes alojados en el establecimiento y que han sido los partícipes o espectadores de las actividades de animación.

b) Cuestionarios y encuestas.

Definiendo la calidad en el servicio como la relación entre las prestaciones de esos servicios y las necesidades a satisfacer de los participantes, parece claro que el elemento clave y base del sistema esté constituido por la identificación precisa de esas necesidades y expectativas.

Los pasos a seguir son:

1. La primera parte de la encuesta debe ir encaminada a averiguar qué es lo que el potencial turista quiere y espera, con el fin de no crear un servicio de calidad con

desajustes entre lo que el departamento cree que el cliente necesita y su necesidad real.

2. La segunda parte consiste en definir el perfil de calidad del servicio de animación; es decir, diseñar la calidad prevista para cada actividad a realizar.

3. Una vez conocidas las necesidades y expectativas de los clientes, se habrán de averiguar cuáles son sus percepciones sobre el servicio recibido; es decir, el umbral de aceptación alcanzado.

4. Una parte de la encuesta o cuestionario debe ir dirigida a medir las diferencias en las apreciaciones de los turistas y los objetivos propuestos. Las diferencias determinarán su grado de aceptación y satisfacción.

5. Por último, restará identificar los puntos críticos o de insatisfacción, las llamadas “fugas de calidad” y actuar eficazmente para evitarlas.

clip_image001[1]

Bibliografía:

Extracto Temario CEDE (unidad 67) elaborado por FRANCISCO RAMÓN PÉREZ. Centro De documentación de Estudios y Oposiciones.

MANUAL DE ANIMACIÓN TURÍSTICA. David Pena Castro. (1985).

“LA ANIMACIÓN ES ALGO MÁS QUE….” Manual de animación turística. Pedro Pablo Abreu Hernández. (2001).

clip_image001[2]

Publicado: marzo 15, 2016 por Santiago

Etiquetas: tema 67 hostelería y turismo