Tema 22B – Evolución de la expresión plástica en los niños y niñas. Elementos básicos del lenguaje plástico. Objetivos, contenidos, materiales, actividades, estrategias metodológicas y de evaluación de la expresión plástica. Modelos y estereotipos.

ESQUEMA:

1. INTRODUCCIÓN.

2. EVOLUCIÓN DE LA EXPRESIÓN PLÁSTICA EN LOS NIÑOS Y NIÑAS.

– ETAPAS DE DESARROLLO EN LA EXPRESIÓN PLÁSTICA.

– EVOLUCIÓN DEL GESTO GRÁFICO:

– ETAPA DEL GARABATEO.

– ETAPA PREESQUEMÁTICA.

– ETAPA ESQUEMÁTICA.

3. ELEMENTOS BÁSICOS DEL LENGUAJE PLÁSTICO:

– EL COLOR.

– LA LÍNEA O EL TRAZO.

– LAS FORMAS.

– EL ESPACIO.

– LA TEXTURA.

4. OBJETIVOS, CONTENIDOS, MATERIALES, ACTIVIDADES, ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS Y DE EVALUACIÓN DE LA EXPRESIÓN PLÁSTICA.

5. MODELOS Y ESTEREOTIPOS.

clip_image001

1. INTRODUCCIÓN:

La comprensión y expresión a través del lenguaje plástico es una de las actividades más enriquecedoras en la Educación Infantil. El área de plástica abarca muy diversos contenidos y actividades tales como: comunicación en imágenes, percepción, evolución del gesto gráfico, desarrollo de la creatividad, etc.

El desarrollo de estas capacidades incide en todas las áreas de la personalidad del alumno (intelecto, motricidad, afectividad, etc.), colaborando por tanto en la educación integral y en el crecimiento personal del sujeto.

2. EVOLUCIÓN DE LA EXPRESIÓN PLÁSTICA EN LOS NIÑOS Y NIÑAS.

· ETAPAS DE DESARROLLO EN LA EXPRESIÓN PLÁSTICA:

Es básico y fundamental que los educadores de infantil conozcan bien esta evolución por diversas razones:

1. Para conocer el nivel expresivo del niño y poder relacionarlo con su nivel psíquico y de conocimiento.

2. Para programar objetivos acordes con el grado de desarrollo del niño/a.

3. Para poder detectar problemas individuales de tipo afectivo, visual, motriz, espacial, etc.

· EVOLUCIÓN DEL GESTO GRÁFICO:

En el lenguaje plástico existen una serie de etapas individuales de los niveles mentales por los que el niño va evolucionando. Éstas están definidas por una serie de características gráficas que pasaremos a analizar.

1. Etapa del garabato o garabateo: De un año y medio a cuatro años. El garabato evoluciona gradualmente pudiendo diferenciarse tres subestadios:

Garabateo desordenado o sin control (1 y ½ a 2 o 2 y): El niño ya es capaz de producir sus primeros grafismos a través de conocimientos incontrolados. Traza líneas enrevesadas o puntean golpeando sobre el papel o sus alrededores mientras sujeta el lápiz con el puño cerrado. Los resultados son accidentales y apenas es consciente de lo que tiene en su mano.

Garabato con control (2 o 2 y ½ a 3 y): Aparece ya la vinculación entre los movimientos y los trazos. El niño descubre de repente que existe una relación entre el gesto que efectúa y la mancha que queda en el papel. Son movimientos que generalmente dan como resultado dos tipos de garabato (circulares y longitudinales).

Garabato con nombre (3 y ½ a 4): Coincide con la aparición del hecho de dar nombre a sus garabatos sin que exista, en la mayoría de los casos, una relación formal con el elemento que quiere representar.

2. Etapa preesquemática: De 4 a 7 años. Las representaciones gráficas van alejándose de los garabatos, iniciándose la relación consciente de las formas. Hace su aparición la representación de la figura humana así como otros esquemas semejantes al corporal. Las representaciones espaciales no tienen una distribución coherente y no le prestan demasiada atención al uso del color.

3. Etapa esquemática: De 7 a 9 años. En esta etapa hay un afianzamiento del grafismo y una constancia de la forma. La figura humana la hace completa, en cuanto a la distribución del grafismo en el espacio hace ya ordenaciones. Por ejemplo: aparece la línea base, aparece la línea del cielo, etc.

Paralelamente a la evolución del grafismo, el modelado sigue un desarrollo similar. Comienza con la experimentación, manipulación…, luego va dando nombre hasta, por último, llegar a la creación consciente de la forma.

3. ELEMENTOS BÁSICOS DEL LENGUAJE PLÁSTICO:

Denominados elementos plásticos a las estructuras básicas que configuran el lenguaje visual.

· EL COLOR:

Es la reacción captada por la retina de los rayos luminosos al proyectarse sobre un cuerpo. La forma de percibir los colores está en función del desarrollo del niño. Por ejemplo: en los primeros meses hace un seguimiento visual basándose en la intensidad lumínica; en el primer año prefiere los colores luminosos; el segundo año los multicolores; a los 3-4 años ya tiene preferencias por unos u otros colores, etc.

También es fácil observar como la forma de utilizarlos está en función de las etapas plásticas por la que vaya evolucionando el niño. Por ejemplo: la etapa del garabateo, el color va a ser un elemento secundario; en la etapa preesquemática no tiene relación con lo que quería representar (árbol azul).

A la hora de trabajar el color utilizaremos como punto de partida el propio cuerpo del niño para que, mediante el contacto sensorial perciban las texturas de las pinturas y experimenta libremente la creación de colores diferentes.

Después comenzamos a introducir progresivamente instrumentos para trabajar con el color (pinceles, tizas, rotuladores…). Y posteriormente utilizaremos técnicas más específicas donde el color siga siendo el principal elemento. Por ejemplo: salpicaduras, impresiones con esponjas, etc.

Es aconsejable que se cree en la biblioteca de la clase un fondo documental (tarjetas, revistas, reproducciones diversas, etc.) donde el niño pueda observar el trabajo plástico con el color a través de las diferentes obras de arte.

· LA LÍNEA O EL TRAZO:

La producción de los primeros trazos de los niños va dando lugar al grafismo. La aparición y desarrollo de ese grafismo está muy subordinado a la maduración del niño (coordinación óculo-manual, control del tono muscular, etc.).

¿Cómo proceder metodológicamente para que estos primeros trazos den lugar a grafismos intencionados?. Seguiremos los siguientes pasos:

1. Cuerpo (por ejemplo: líneas con la mano sobre la arena).

2. Diferentes instrumentos (por ejemplo: pinceles, rotuladores…).

3. Grafismos típicos (por ejemplo: bucles, zigzag…).

4. clip_image002Utilizar moldes ( ).

5. Grafos con lápiz (por ejemplo: hoja de cuadros o rayas).

· LAS FORMAS:

Es uno de los elementos más amplios y complejos de la imagen. Existen diferentes clasificaciones, como por ejemplo:

1. Icónicas (objetos reales).

2. Simbólicas (libertad, vida).

3. Abstractas.

En su aparición también influyen los procesos madurativos nombrados anteriormente con respecto a las líneas y se sigue el mismo procedimiento metodológico que para estos.

· EL ESPACIO:

Es un elemento difícil de ilustrar. La percepción del espacio comienza con el conocimiento de su propio cuerpo. Para poder aprender la realidad utiliza esquemas gráficos que evolucionen a la par que se produce su maduración: estos se refieren tanto a la corporeidad misma como a la representación de su localización en el espacio. La “línea base”, la “doble línea base”, el “desdoblamiento”, etc., son formas esquemáticas de representación del espacio.

clip_image003El niño de 0 a 6 años se expresa plásticamente en una percepción topológica del espacio (es el que se apoya en las formas de percepción primaria):

clip_image004
clip_image005
clip_image006

Casa montaña árbol

· LA TEXTURA:

Es la calidad de la superficie de toda materia, potencia la expresión. Hay texturas táctiles, ópticas, finas, rugosas, ásperas, duras, blandas, etc. Debemos desarrollar los sentidos del niño.

4. OBJETIVOS, CONTENIDOS, MATERIALES, ACTIVIDADES, ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS Y DE EVALUACIÓN DE LA EXPRESIÓN PLÁSTICA:

· OBJETIVOS:

Los objetivos generales marcados por la Administración central en el Diseño Curricular Base son los siguientes:

– Interesarse y apreciar las producciones propias y de sus compañeros y algunas de las diversas obras artísticas e icónicas que se presentan, atribuyéndose progresivamente significado y aproximándose así a la comprensión del mundo cultural al que pertenece.

– Utilizar las diferentes formas de representación y expresión para evocar situaciones, acciones, deseos, sentimientos, etc.

– Utilizar técnicas y recursos básicos de las diferentes formas de representación y expresión para aumentar sus posibilidades comunicativas…

Nivel 1: Objetivo general.

Conseguir la educación integral del individuo a través de la Educación Artística y dentro de ella a través de la Educación Plástica.

Nivel 2: Objetivos Referenciales.

Se corresponde con los estadios referenciales por los que los niños evolucionan y nos serán válidos, especialmente a la hora de la evaluación inicial ya que nos permitirán conocer cuál es la situación evolutiva aproximada del alumno/a y cuáles son los siguientes pasos a llevar a cabo en cuanto al desarrollo de actividades y contenidos.

A. Entre 0 y 3 años:

· Desarrollar la relación entre movimiento manual y trazo.

· Pasar, progresivamente, del garabato incontrolado al control de movimiento y forma.

· Iniciar la expresión con dibujo y color.

· Desarrollar la capacidad de representación de formas abiertas y cerradas.

B. Entre 3 y ½ y 5 años:

· Desarrollar la capacidad de representar las primeras nociones gráficas del espacio topológico: dentro, fuera, arriba, abajo…

· Desarrollar la capacidad de producir imágenes gráficas parecidas a un objeto que se quiere representar.

· Llegar a poder representarse a sí mismo y a los objetos.

· Desarrollar la capacidad de representar superficies y relaciones sobre ellas.

· Desarrollar la capacidad de diferenciar formas, tamaños y direcciones en el espacio.

C. Entre 5 y 7 años:

· Desarrollar las relaciones entre objetos y espacio.

· Desarrollar las nociones de orientación espacial.

· Desarrollar la representación de la figura humana.

· Desarrollar los conceptos espaciales de verticalidad y horizontalidad.

· Desarrollar la representación de las superficies y planos donde incorporar los objetos.

· Desarrollar la intuición de la perspectiva entendiendo los distintos puntos de vista según la posición del espectador.

Nivel 3: Objetivos de desarrollo.

Objetivos relativos a capacidades:

· Posibilitar el desarrollo de las capacidades de observación y percepción estética y plástica.

· Facilitar el desarrollo de las capacidades de expresión-comunicación.

– Favoreciendo la desinhibición.

– Favoreciendo el dominio y aprendizaje de distintos códigos.

– Favoreciendo la libre expresión.

· Potenciar la sensibilidad y la capacidad de admiración estética.

· Posibilitar el desarrollo de la imaginación (narrativa, constructiva y descriptiva) y de la fantasía.

· Potenciar el desarrollo de la creatividad y se sus indicadores: originalidad, fluidez, flexibilidad…

· Facilitar el desarrollo de las cualidades visomotoras y el dominio del esquema corporal y su representación plástica.

· Posibilitar el desarrollo de las capacidades de análisis y síntesis (analizar formas y proporciones de un objeto en sí mismo y en relación con los otros).

Objetivos relativos a actitudes:

· Estimular el desarrollo de actitudes positivas de respeto y aprecio a la obra propia y ajena, actual y del pasado.

· Facilitar el desarrollo de hábitos de responsabilidad, tanto respecto al trabajo como en las relaciones sociales.

· Estimular el uso correcto de materiales y técnicas, de su cuidado y utilización.

· Potenciar los hábitos de cooperación y comportamiento solidario a través del trabajo en grupo.

· Fomentar el aprecio por la herencia cultural propia de la comunidad en que se vive y, por extensión, de la universal.

· Poner los medios para que el alumno llegue a ser capaz de evaluar sus propias obras y las de los demás de manera crítica, pero también positiva.

Objetivos relativos a destrezas cognitivas:

· Posibilitar al alumno el conocimiento de un número suficiente de técnicas que favorezcan su expresión y comunicación, al tiempo que permitan una mayor libertad a la hora de elegir su intención expresiva. Técnicas que sean, dentro de lo posible, divergentes, es decir, que permitan la experimentación y encontrar variantes creativas a las mismas.

· Facilitar la utilización adecuada y satisfactoria para el alumno de la forma y el color, a través de un proceso de experimentación y descubrimiento.

· Favorecer el dominio y comprensión del espacio-tiempo y sus relaciones (altura, proporción, tamaño, forma, color…) así como a su estructuración y representación plástica.

· Permitir el conocimiento de la realidad cultural y estética inmediata, tanto histórica como próxima.

· CONTENIDOS:

Conceptos:

1. Materiales útiles para la expresión plástica.

2. Diversidad de obras plásticas que es posible producir y que se encuentran presentes en el entorno: pintura, escultura, programas de televisión, películas, fotografía, dibujos, ilustraciones diversas…

Procedimientos:

1. Producción de elaboraciones plásticas para expresar hechos, sucesos, vivencias, fantasías y deseos.

2. Utilización de las técnicas básicas del dibujo, pintura, modelado, collage, creación de imágenes, etc.

3. Exploración y utilización de materiales específicos e inespecíficos para la producción plástica (ceras, témperas, barro, agua, harina…).

4. Empleo correcto de los utensilios plásticos básicos y afianzamiento en el movimiento para conseguir precisión en la realización.

5. Identificación y representación de la figura humana en la obra plástica en su conjunto y diferenciación de las distintas partes y segmentos corporales.

6. Percepción diferenciada de los colores primarios y sus complementarios, así como el contrate oscuro/claro.

7. Atribución o identificación del tema de alguna obra plástica.

8. Creación y modificación de imágenes y secuencias animadas utilizando aplicaciones informáticas.

9. Interpretación de diferentes tipos de imágenes presentes en su entorno.

Actitudes:

1. Disfrute con las propias elaboraciones plásticas y con las de otros.

2. Gusto e interés por las producciones propias.

3. Respeto a las elaboraciones plásticas de los demás.

4. Interés por el conocimiento de las técnicas plásticas básicas y actitud proclive a una buena realización.

5. Cuidado de los materiales e instrumentos que se utilizan en las producciones plásticas.

· MATERIALES:

En la escuela infantil se dispondrá de diferentes materiales que el niño manipulará de forma espontánea o dirigida, entre los que podemos destacar:

El papel: Utilizará diferentes clases para adquirir experiencias sobre su textura, absorción, así como también tamaños distintos para aprender a manejar espacios diferentes. Por ejemplo, utilizará papel blanco de dibujo, cartulina, revistas, periódicos, etc.

Las pinturas: Ceras, tizas, témperas, rotuladores, lápices, pintura de dedos, etc.

Pastas para modelar.

Pinceles de diferentes grosores, tijeras, etc.

(Mirar Cajas Rojas de Infantil à Página 247 de la Guía Documental y de Recursos).

· ACTIVIDADES:

Son múltiples las actividades que pueden realizarse y aunque aquí citaré algunas, no debemos olvidar que es fundamental el papel de la imaginación y la creatividad tanto del profesor como de los propios alumnos.

Las actividades son:

Dibujos y pinturas: Soplado, frotado, tizas en agua con azúcar, pinturas con barro, con natillas de chocolate, etc.

Picados: Para desarrollar la coordinación óculo-manual. Consiste en recortar una línea con sucesivos agujeros o picar indistintamente toda la hoja. Entre las actividades que se pueden realizar a partir del picado resaltamos, por ejemplo, las transparencias.

Collage: Son representaciones plásticas conseguidas por unión o superposición de diferentes materiales. Por ejemplo: podemos hacer collages de papel de periódico, de dibujos, de texturas táctiles (telas, hojas naturales, etc.).

Modelados: Los materiales más adecuados en estas edades para modelar son el barro o arcilla y la plastilina. A través de estos dos recursos se harán ejercicios de experimentación y libre manipulación en donde el niño va descubriendo cualidades tales como densidad, plasticidad, volumen, etc.

Recortado: Las actividades que se realizarán a partir de esta técnica se hará de forma progresiva, de menor a mayor complejidad. Por ejemplo: rasgar y trocear papeles, después con tijeras y recortar libremente, después líneas rectas y así aumentando la dificultad.

Arrugado de papel: Consiste en arrugar trozos regulares de papel formando bolitas, con las que se rellenarán, por ejemplo, diferentes siluetas.

Construcciones: Se utilizarán diferentes materiales, por ejemplo: bloques, piezas, material de desecho, etc., con el objetivo de que el niño construya en tres dimensiones.

· ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS:

La enseñanza de la expresión plástica como tal no debe concebirse como adiestramiento, por el contrario, es necesario que las diferentes actividades se conecten didácticamente con las diferentes áreas del sujeto.

Es importante que la expresión plástica se desarrolle en un clima de trabajo donde el niño se sienta libre, motivado, para poder trabajar por sí mismo y como él quiera. El profesor debe mostrar interés, ofrecerle su ayuda, no coartar su libertad de expresión y creación, animarle a investigar, experimentan, crean, etc.

Las tareas marcadas habrán de ajustarse a la edad de los niños y a su grado de desarrollo evolutivo, así como a sus necesidades. Las actividades se presentarán escalonadamente, sucediéndose de forma progresiva de acuerdo con su nivel de dificultad, respetando el ritmo individual de cada alumno.

· EVALUACIÓN DE LA EXPRESIÓN PLÁSTICA:

La expresión plástica es susceptible de una valoración en su proceso, y es posible y necesario determinar los logros y el avance de los niños en sus habilidades plásticas. Por tanto, indicadores tales como: la comparación de la eficiencia plástica de un niño con un grupo normativo, el disfrute obtenido mientras se dibuja, colorea…; el aspecto estético de la obra final, etc., no son los únicos medios a través de los cuales evaluar la expresión plástica, sino que son otros muchos parámetros los que han de orientar el criterio de evaluación.

Además, también tenemos que tener en cuenta que dichos parámetros no son otra cosa que señales, indicadores que evitan desconcierto o arbitrariedad al adulto ante una obra plástica que puede ser abordada desde diferentes puntos de vista ante la riqueza misma de la creatividad infantil.

La expresión plástica y sus manifestaciones expresivas sólo tendrán un verdadero valor educativo si se está dispuesto a aceptar cualquier tipo de representación como una forma de expresión comunicativa. Algunos elementos susceptibles de evaluación son:

1. La adecuación de las realizaciones plásticas del niño a las etapas características del desarrollo gráfico infantil.

2. El proceso observable, temporalmente, en lo que se refiere a: manejo de materiales plásticos; distribución del espacio plástico y habilidad y precisión en el movimiento de brazos, manos y dedos.

3. Aparición y maduración del: sentido del color; equilibrio cromático y lineal; sentido creativo, plástico, etc.

4. Capacidad crítica y autocrítica del niño sobre las realizaciones plásticas observadas.

5. MODELOS Y ESTEREOTIPOS.

Los modelos y estereotipos de clase que permiten desarrollar y poner en práctica todo lo descrito, podrán ser diferentes. Pero, sin embargo, el mejor criterio organizativo es el de los talleres.

Cada día se presentan cuatro o cinco talleres organizados, para lo cual es conveniente elaborar unos cuadros de control. El profesor tiene absoluta libertad para crear el taller que desee y con el nombre que quiera, taller de recortado, taller de pintura, taller de moldeado… No obstante, es conveniente que se le aplique un símbolo distintivo para cada uno de ellos.

En algunas ocasiones, en lugar de crear pequeños talleres dentro de la misma aula, podemos recurrir a los intertalleres, que serían grandes zonas de trabajo, cada una de ellas ocuparía una clase completa.

Con este tipo de organizaciones, las ventajas son siempre superiores a las tradicionales organizaciones colectivas.

Publicado: agosto 24, 2015 por Santiago

Etiquetas: tema 22 educación infantil