Tema 8B – Educación para la salud. Actitudes y hábitos referidos al descanso, higiene y actividad infantil. Prevención de accidentes, primeros auxilios y enfermedades infantiles. Criterios para la intervención educativa.

0. INTRODUCCIÓN.

1. EDUCACIÓN PARA LA SALUD.

1.1 Concepto.

1.2 La educación para la salud en el currículo

1.3 Orientaciones didácticas

2. ACTITUDES Y HÁBITOS REFERIDOS AL DESCANSO, HIGIENE Y ACTIVIDAD INFANTIL.

2.1 Descanso

2.2 Higiene

2.3 Actividad infantil

2.4 Hábitos

3. PREVENCIÓN DE ACCIDENTES, PRIMEROS AUXILIOS Y ENFERMEDADES INFANTILES.

3.1 Prevención de accidentes

3.2 Primeros auxilios

3.3 Enfermedades infantiles

4. CRITERIOS PARA LA INTERVENCIÓN EDUCATIVA.

5. BIBLIOGRAFÍA.

0. INTRODUCCIÓN.

Es en la escuela donde se puede realizarse parte de esta educación que forma parte de los programas de promoción de la salud de la población en general, es precisamente en la edad de 0 a 6 años cuando debe hacerse el inicio de esta educación basada al principio en la adquisición de hábitos y colocar las bases para adquirir a posteriori las actitudes y los conocimientos.

Existen diversas formas de realizar este tipo de educación en el centro. Así existen los partidarios de introducirla como una asignatura más, o correlacionarla con otras materias como la biología, etc. También puede realizarse de manera ocasional siempre que al profesor se le presente una ocasión favorable

1. EDUCACIÓN PARA LA SALUD.

1.1 CONCEPTO.

La salud fue definida por la O.M.S en 1946 como “ un estado de bienestar físico, mental y social y no sólo ausencia de enfermedad o dolencia”.

Sin embargo, esta definición ha sido considerada a veces como inalcanzable para la mayoría de los individuos. El término bienestar es ambiguo y muchas veces se asocia a un nivel social económicamente alto.

En el contexto de promoción de la salud es considerada no tanto como un estado abstracto sino como la capacidad de realizar el propio potencial personal y de responder al ambiente.

Desde esta perspectiva la salud es considerada como un recurso para la vida diaria. Es un concepto positivo que hace énfasistanto el los recursos sociales y personales como en las capacidades físicas.

La mejora de la salud exige una base sólida no sólo en aspectos tan fundamentales como ingresos, vivienda y alimentación, sino también disponer de información y de habilidades personales, requiere además un entorno que la promueva y que facilite oportunidades de poder elegir entre los bienes de consumo, servicios y demás posibilidades.

El esquema que se presenta a continuación se desarrolla según MEC; (1992): CAJAS ROJAS: Ed. Infantil; “Temas transversales”. Madrid. (p.87-115)

1.2. LA EDUCACIÓN PARA LA SALUD EN EL CURRÍCULO.

· Introducción

· Objetivos generales de Educación Infantil

1.3 ORIENTACIONES DIDÁCTICAS.

*Proyecto Educativo de Centro y Proyecto Curricular

· Orientaciones para la programación

· Orientaciones para la evaluación

2 ACTITUDES Y HÁBITOS REFERIDOS AL DESCANSO, HIGIENE Y ACTIVIDAD INFANTIL.

2.1 DESCANSO.

El conocimiento del tema de la actividad y el descanso es importante para los profesores de niños de cualquier edad, y especialmente para los de Escuela Infantil ya que su regulación afecta a la conducta del niño en su globalidad y a la planificación y organización de las actividades de la jornada escolar.

Es necesario que los profesores conozcan las bases fisiológicas de la actividad y el descanso, su relación con la atención y la motivación, su incidencia en el aprendizaje y las implicaciones educativas que de todo ello se desprenden.

Los niveles de vigilancia van en escala descendente desde la emoción hasta el sueño. Este representa un nivel bajo de vigilancia; le sigue un estado de vigilia próximo al sueño en los momentos de ensoñación. El estado de vigilia puede convertirse en estado de atención e incluso de emoción (Reuchli, 1980).

El sueño es el nivel bajo de vigilancia y a medida que este aumenta se da el proceso de atención.

La atención es la capacidad de concentrarse en un estímulo o conjunto de estímulos que se consideran fundamentales y que se seleccionan de entre los secundarios.

Para que se produzca un determinado grado de atención, el niño debe tener un mínimo de vigilancia y de motivación. Va muy relacionado con el cansancio, la fatiga.

Según Lézine (1980) y Brazelton (1985) deben tenerse en cuenta los siguientes elementos:

. Horarios: el niño ha de dormir varias horas seguidas por la noche y despertarse por si mismo por la mañana. Hasta los 4 o 5 años es conveniente que después de comer duerma la siesta.

. Espacio: debe dormir independiente de los padres, ya sea él solo o con algún hermano. La habitación debe ser ventilada, caldeada y silenciosa. Debe estar decorada de forma estimulante y a gusto del niño. La cama debe ser cómoda. Debe cuidarse el paso de la cama cuna a la cama normal.

.Materiales: puede dormir con algún juguete que haga de sustituto de los padres.

. Rituales: suele utilizar rituales para dormirse (autoestimulación, ritmias de cabeza, chupete, chuparse el dedo…),. Hay que vigilar que no se haga dependiente de la presencia del adulto al que solicita un vaso de agua, un cuento, la luz encendida, etc.

.Técnicas de los padres: debe evitarse la excitación del niño al final del día. Por la noche, no debe despertarse al bebé si él no lo solicita. En niños algo más mayores, cuando se despiertan por la noche, si se les saca de la cama, se les balancea, se les lleva a la cama de los padres, el niño repetirá más a menudo la situación de despertarse que si sólo se le habla desde lejos, o se le visita pero sólo se le acaricia o se le habla. Hay que crear un clima de buen humor al despertarse por la mañana.

. Horario y calidad del sueño: han de conseguir dormir las horas necesarias y hacerlo de forma tranquila.

Debe hablarse con los padres de todo lo que hace referencia al sueño de los niños, tranqulizarles, desculpabilizarlos y darles recursos para la habituación del niño a un sueño adecuado en cantidad ycalidad.

Generalmente en la escuela los problemas de sueño del niño son menos pronunciados que en casa. Pero siempre se presentan dificultades en el momento en que cada niño con su ritmo individual debe adaptarse al ritmo colectivo, a la rutina uniforme.

Según expresa Lézine, los educadores deben informarse de los padres sobre la conducta de sus hijos con respecto al sueño: formas de dormirse, horarios, ritos.

Los primeros días de escolarización del niño hay que prestar atención individual y procurar que se duerman primero los niños que lo hacen más fácilmente para poder estar más tiempo con aquellos que les cuesta más. No hay que interrumpir el sueño del niño.

· Hay que cuidar las condiciones del local en que los niños duermen.

· La sala debe estar ventilada con temperatura adecuada, insonorizada, debe poderse oscurecer, y disponer de suficientes condiciones higiénicas.

· El espacio donde duermen los niños no debe ser impersonal para ellos; deben conocerlo, tenerlo apropiado, saberlo suyo.

· Las cunas de los pequeños deben ser altas para facilitar la postura del educador al estar con ellos y deben tener barrotes para que a través de ellos los niños observen la habitación, a los otros niños y a los adultos.

Las colchonetas de los niños mayores deben estar distribuidas por la clase de manera que desde todas ellas se pueda observar la del adulto.

· Hay que preparar al niño para el sueño, después de la comida. En cuanto por edad pueda hacerlo se lavará los dientes, las manos, guardará sus juguetes, preparará su colchoneta, el juguete con el que quiere dormir…

· El educador debe conocer los rituales de los niños al ir a dormir para poder facilitar su sueño, sirviéndose de ellos. Deberá estar de alguna manera atento a cada uno de los niños y a las necesidades afectivas y de contacto que manifiesten en el momento de irse a dormir.

Es importante que en la Escuela Infantil existan unas adecuadas condiciones para la realización de la siesta, dada la actividad y agitación del niño durante el día, se hace necesaria diariamente.

Hay que asegurar un sueño saludable al niño, y con ello se establecen las condiciones favorables para una conducta activa durante el periodo de vigilia.

Según Bouton (1974), a menudo hay que reaprender a dormir. Muchas veces los niños a partir de los 3 años no quieren ir a dormir la siesta por ser muy activos, estar interesados en sus actividades, considerar que son mayores… Pero el niño precisa interrumpir la actividad de vigilia durante el día, para estar más activo y más atento por la tarde.

Bouton realizó en varias escuelas maternales francesas una experiencia sobre la organización de la siesta con niños no habituados a hacerlo. Recomienda que el adulto mime el sueño y que el niño lo imite mientras lo hace. Así, el adulto en la clase se pondrá a dormir, tumbado, en postura cómoda, cogiendo un muñeco, tapándose la cabeza, cerrando los ojos…Los niños, poco a poco van a imitar sus gestos,recuperando los mismos ritmos que hacen en casa, buscando la postura más relajada, la proximidad del maestro, el objeto tranquilizador…Y con ello conseguirá dormir.

A los niños hay que desmitificarles los fantasmas del sueño y aceptar que utilicen ritos mientras lo precisen.

Es conveniente hacer la siesta en posición tumbada. Pero si por problemas de espacio esto fuera imposible, puede hacerse sentado con la cabeza apoyada en los brazos plegados sobre si mismos y sobre la mesa.

Mientras que en posición tumbada la siesta puede durar 1 hora y ½, en posición sentada puede ser de ½ a 1 hora.

Hay que recuperar la siesta en la escuela, a partir de :

3 Rehabilitación del valor fundamental del sueño.

3 Identificación de los comportamientos que lo acompañan.

3 Desmitificación de los fantasmas que el niño tiene al respecto.

3 Reencuentro de los límites naturales de acomodación para el sueño.

3 Apreciación de la vivencia espacio-temporal para el niño.

En todo este proceso de reeducación del sueño, el adulto va a jugar un importante papel con su actitud y su convencimiento. Hay que revalorizar el sueño desde la escuela hablando de él con los niños y con los padres, e intentando el maestro proporcionar a los padres elementos psicopedagógicos que les permita afrontar la situación de su casa.

2.2 HIGIENE.

Si la educación para la salud es una filosofía de los comportamientos racionales para aumentar la calidad de vida, la higiene es uno de los cimientos teóricos primordiales donde se sustenta.

3La higiene implica unas normas prácticas a las cuales se accede por unos hábitos que potencian la salud.

3 Las normas de higiene y salud están relacionadas con la limpieza y el orden.

` Normas de higiene personal:

3 La limpieza del cuerpo por medio de una ducha o baño es necesario diariamente.

3 La limpieza de cara y manos evita el contagio de microorganismos patógenos que provocan infecciones.

3 La limpieza de los dientes favorece una buena higiene bucal, previene la aparición de caries, fortalece las encías y evita alientos desagradables.

3 La limpieza del cabello evita las epidemias de pediculosis (piojos).

3 La limpieza y el orden de la ropa es un hábito que hay que fomentar por razones estéticas, una manera de prevenir enfermedades por gérmenes o parásitos.

3 La limpieza y el orden del dormitorio, benefician al niño tanto física como psíquicamente.

` Normas de higiene colectiva:

3 El papel del profesor debe ser desarrollar hábitos de higiene colectiva, en función del desarrollo psicofisiológico de sus alumnos, edades…

3 El profesor de Educación Infantil debe ir leyendo la responsabilidad de la higiene colectiva de la clase a cada uno de los alumnos con sus respectivas cosas.

3 El profesor sabe que estas edades la capacidad de retención es relativamente corta, por lo que debe permitir la salida de los pequeños que soliciten orinar o defecar.

1.ACTIVIDAD INFANTIL.

La educación para la salud tiene grandes pilares donde se sustenta tanto los éxitos como los fracasos de una didáctica de salud. Uno de los grandes pilares es la actividad física.

El crecimiento y desarrollo normal delniño requiere la participación neuromuscular y sensomotriz para coordinar el movimiento y reposo necesarios para el organismo.

Seybold define la misión de la educación física, determinada por la pedagogía y su tarea educativa como:

– Educación para la salud

– Educación para el movimiento

– Educación para el rendimiento

– Educación estética

– Educación para el cuerpo

– Educación para el ocio

También tiene la función educativa socializadora, de autocontrol de límites de comportamiento. Por medio de la educación física podemos conseguir que el niño desarrolle su cuerpo armónicamente.

Hasta los 3 años, los ejercicios serán sencillos (carreras, marchas, andar sobre una línea, tirar balones con las manos…).

A partir de los 3 años, los ejercicios serán: montar en triciclo, trepar, imitar movimientos de animales… Estos ejercicios se realizarán individualmente.

A partir de los 4 años aumentan las posibilidades gimnásticas de los niños y se pueden formar equipos poco numerosos. Los ejercicios son: de equilibrio en banco sueco, volteretas en colchonetas, saltos con los pies juntos, botar la pelota con las manos, movimientos diferenciados de cabeza, tronco brazos piernas, abdominales y dorsales….

El niño de 5-6 años, realiza un cambio considerable en todas sus facultades, tanto físicas como mentales.

2.3 HÁBITOS.

La Escuela infantiles precisamente la institución que debe preparar a los niños para que adopten unos hábitos sanos que deberán repercutir en su propia vida y en la de la comunidad. Es en las primeras edades de la vida donde es importante potenciar las adquisiciones de unos hábitos para más adelante introducir unas actitudes y unos conocimientos.

Los hábitos que se pueden fomentar en la Escuela Infantil dependen de los temas siguientes:

x Limpieza e higiene personal

· Limpieza de dientes.

· Lavar manos y uñas.

· Acostumbrase a tener el cuerpo limpio. Recordar la higiene del cuerpo, bañarse o ducharse, lavarse el pelo, cortarse las uñas.

· Control y cuidado de la propia ropa y saber utilizar la específica para los diversos tipos de actividades.

· Asegurar la limpieza y el orden del aula y también de los lavabos y patios, procurando que los espacios comunes de la escuela se mantengan limpios.

x Actividad y descanso:

· Valorar el trabajo y el sueño.

· Puntualidad en la entrega de trabajos.

· Participar en las actividades recreativas siguiendo unas normas.

x Desarrollo físico:

· Conocer su propio crecimiento.

· Practicar las posturas adecuadas al estar de pie, sentado y al andar.

x Alimentación:

· Hábitos adecuados para comer: higiene, horarios.

x Prevención y control de enfermedades:

· Protección de los órganos de los sentidos especialmente de los ojos y los oídos.

· Acostumbrase a saber utilizar los servicios higiénicos.

· Acostumbrarse a saber utilizar el pañuelo.

· Higiene al estornudar.

· Higiene al toser.

· Atención al colocarse los dedos y los objetos en la boca.

· Saber que se debe hacer cuando está enfermo.

x Prevención de accidentes:

· Conocer las normas de seguridad de la clase y del patio.

· Prepararse físicamente para hacer algún deporte.

· Ser capaz de vivir alguna norma de seguridad con los animales desconocidos.

x Sexualidad:

· Higiene de los órganos sexuales

· Asumir el propio “yo” sexual.

Para poder realizar estos hábitos será necesario facilitar un ambiente de cordialidad y afecto mediante unas relaciones solidarias de comunicación, procurando que todos los niños sean aceptados e integrados en el grupo clase. En este sentido es básica la coeducación, así como la aceptación de la diversidad humana. El profesor en este caso debe vigilar,conocer la psicología infantil y el desarrollo del niño, para exigirle de acuerdo con sus aptitudes personales.

El profesor deberá procurar que existan unas relaciones con los servicios médicos escolares para poder ejercer una acción preventiva y además detectar algunas anomalías o enfermedades.

De todas las maneras la Escuela Infantil no puede olvidar la responsabilidad educativa de la familia, es imprescindible un trabajo de colaboración de padres y profesores en torno a esta problemática. Los temas para realizar esta tarea de colaboración de los padres podrían ser:

– Desarrollo físico de los niños.

– Síntomas para detectar alteraciones de la vista y el oído.

– Prevención de enfermedades.

– Prevención de accidentes…

El aprendizaje de hábitos no es sino una parte del aprendizaje general, con valor para cualquier área del currículum; por eso el aprendizaje de hábitos tiene un alto valor de trasferencia para el resto de la actividad escolar, y los automatismos, habilidades destrezas, y capacidades resultantes son plenamente aplicables a cualquier situación de aprendizaje.

El medio de aprendizaje más practicado por los niños antes de entrar en la escuelaes la imitación. Por eso, en buena parte el aprendizaje de hábitos consistirá en imitar-repetir al adulto, ahorrando, en lo posible, las explicaciones y verbalizaciones.

3. PREVENCIÓN DE ACCIDENTES. PRIMEROS AUXILIOS Y ENFERMEDADES INFANTILES.

3.3 PREVENCIÓN DE ACCIDENTES.

Los accidentes son la causa más frecuente de asistencia sanitaria en la infancia, suponiendo un grave problema. Muchos de estos accidentes son evitables, basta con conocer las diversas fuentes de riesgo para así poder prevenirlos. También aquí es imprescindible la colaboración de los padres y madres, que deben estar informados, evitando las angustias excesivas.

Las causas más frecuentes de accidentalidad entre la población infantil son:

– Ingesta de medicamentos.

– Ingesta de productos de limpieza-

– Ingesta de cuerpos extraños.

– Ingesta de pilas.

– Caídas accidentales.

– Quemaduras y electricidad.

Es primordial que el educador detecte los factores del entorno escolar que pueden provocar accidentes y adopte las más elementales medidas de seguridad.

Así, se evitará la presencia de medicamentos a su alcance. Cuando una madre entregue al maestro un medicamento para ser administrado a una hora determinada, se dejará fuera de su alcance. El botiquín debe estar en una sala a parte, en un lugar elevado y cerrado con llave.

Existirá una dependencia en la que el personal de limpieza guarde sus materiales, extremándose las medidas de seguridad para que no quede “perdido” por el centro alguno de los productos de limpieza.

Se rechazarán juguetes tóxicos, metálicos que puedan provocar cortes, así como las piezas pequeñas que puedan introducirse en la boca y los juguetes con pilas pequeñas de fácil acceso e ingestión

Niños y niñas estarán acostumbrados a esperar a su profesor para bajar y subir escaleras, haciéndolo siempre pausada y ordenadamente. Se les advertirá de las consecuencias que pueden acarrear los empujones, las carreras por los pasillos y las salas, el uso inadecuado de los muebles, enseres y materiales de las aulas y del patio, así como el calzado con los cordones sueltos.

Se utilizarán alargaderas enrollables, de forma que los enlaces no puedan ser tocados por los pequeños. Los enchufes estarán situados fuera de su alcance o se protegerán convenientemente. No quedarán colgando los cables de los objetos eléctricos para evitar que al agarrarse o estirar de ellos se les echen encima.

Para lo dicho hasta ahora, aprovecharemos accidentes casuales que surjan en el centro o en sus hogares para que ellos mismos relaten lo sucedido, analicen sus motivos, descubran posibles medidas preventivas, adopten conductas positivas que prevengan la repetición de los hechos.

3.2 PRIMEROS AUXILIOS.

Ante cualquier accidente o aparición de síntomas de enfermedad es muy importante trasmitir afecto y tranquilidad al afectado. En primer lugar, se procederá a analizar, correcta, rápida y tranquilamente la situación. Se acudirá al expediente personal del accidentado para detectar posibles alergias o antecedentes de ciertas enfermedades o complicaciones. Se vigilará su temperatura, limpiando posteriormente el termómetro para siguientes usos, y se evaluarán los síntomas que presenta: deshidratación, vómitos, diarrea, convulsiones… Se avisará a la familia, y en caso de gravedad, se acudirá al centro de salud más cercano o se contactará con el pediatra del centro.

Aunque los docentes nunca deben pretender ser médicos, conviene disponer de un botiquín con el material necesario para curar heridas, contusiones, así como las medicinas específicas de aquellos niños que padecen ciertas enfermedades o tienen riesgos de padecer determinados cuadros médicos. En estos casos se dispondrá siempre de la información del pediatra junto con sus recomendaciones o pasos a seguir en caso de aparición de sintomatológia.

Se evitarán reacciones de angustia, sobre todo con los más pequeños, si previamente todos conocen el botiquín, incluso si han ido con el adulto a la farmacia a reponer el material que se iba agotando, guardándolo posteriormente en su sitio, si han escuchado a sus amigos en la asamblea lo que hicieron en situaciones semejantes.

3.3 ENFERMEDADES INFANTILES.

Las enfermedades transmisibles se dan con mayor frecuencia durante la infancia, y la Escuela Infantil es el lugar que puede favorecer la transmisión, ya que los niños conviven en grupos y tienen contactos estrechos que facilitan el contagio.

Por eso es importante que el maestro conozca como se producen estas enfermedades, que alteraciones producen, su tratamiento y cómo se pueden prevenir.

¿Cómo se produce una enfermedad transmisible?

Una enfermedad transmisible es aquella que se produce en el organismo como consecuencia de la entrada, crecimiento y multiplicación de microorganismos nocivos en el interior del cuerpo y que pasa de un cuerpo a otro por diversos mecanismos. El esquema de transmisión es el siguiente:

· Ha de existir una fuente de infección, es decir, el lugar donde se hallan los microorganismos patógenos.

· Un mecanismo de la transmisión que sirve para conducir los microorganismos desde la fuente deinfección al cuerpo sano.

· La persona susceptible de ser infectada, en este caso el niño sano.

Fuentes de infección pueden ser:

– Las personas: Las personas que nos contagian una enfermedad pueden estar enfermas o solo ser portadoras y ellas no tener la enfermedad. Por tanto, el niño pequeño empieza a recibir infecciones de sus compañeros a partir del inicio de la guardería o escuela y es natural que el ser humano al viviren comunidad tiene más probabilidad de contagio.

– Los animales: entre los animales pueden ser fuente de infección los perros, los gatos, ratas, cerdos, vacas…

– El suelo: en el suelo existen pocos microbios, uno de ellos es el bacilo que produce el tétano, que presenta formas especiales de resistencia en aquellos lugares que hay estiércol.


Mecanismos de transmisión:

Para la transmisión del microbio existen dos tipos de mecanismos:

– El contagio directo: es el que se produce por contacto físico a través de manos sucias o de objetos recientemente contaminados.

– El contagio indirecto: se efectúa a partir del aire, del agua, de los alimentos, algunos insectos y también algunos objetos.

Persona sana receptora del microbio:

Los microorganismos pueden entrar en el cuerpo humano por:

– La boca y la nariz.

– La piel.

– Los genitales.

Alteraciones que producen estas enfermedades:

Las alteraciones que producen en el cuerpo humano las enfermedades se llaman síntomas. Estos son de dos tipos:

– Síntoma general: es la aparición de la fiebre. La fiebre es la manifestación de los mecanismos defensivos del organismo.

– Síntoma específico: son los que dependen del tipo y de la localización de la infección. Si la infección se localiza en el tubo digestivo, los síntomas serán; vómitos, diarrea, dolores de vientre. Si tiene dolor de garganta o dolor de oído cabe pensar que la infección está localizada en las vías respiratorias altas.

Tratamiento:

El tratamiento consiste en la aplicación de una serie de medidas destinadas a curar la enfermedad. Estas medidas son de diversos tipos:

– Normas generales.

– Medidas destinadas a mejorar las molestias.

– Los antibióticos.

Prevención:

La prevención de las enfermedades transmisibles puede realizarse actuando sobre los tres factores necesarios para su producción:

– Fuente de la infección: se puede actuar suprimiéndola.

– Mecanismo de transmisión: actuando sobre la higiene personal, el saneamiento general y la higiene de los alimentos.

– Personas: se puede actuar aumentando su resistencia a la infección. Esto se consigue de dos maneras: inmunidad pasiva o inmunidad activa (mediante las vacunas).

Vacunas:

Con la vacunación se pretende dotar al organismo de defensas. Se consigue introduciendo en el organismo microbios muertos o atenuados o sus toxinas tratadas por el calor y el formol. Estos microbios aunque no son capaces de producir la enfermedad, estimulan la fabricación de defensas para el sistema inmunitario.

Un niño vacunado está en las mismas condiciones que un niño que haya sufrido la enfermedad. Los niños poseen defensas frente al microbio, pero la diferencia radica en que en el primero para conseguir un estado ha debido sufrir la enfermedad, con sus posibles complicaciones, mientras que el segundo sólo ha recibido una inyección o ha ingerido un líquido por la boca.

Existen actualmente muchas vacunas, pero no todas tienen el mismo interés ni la misma utilidad.

Las vacunas sistemáticas son las que ha de recibir toda la población. Tienen una gran importancia para la salud infantil, es muy importante conocerlas y saber cuando deben suministrarse.

Edades

Vacunas

           
 

DTP

TD

TP

DT

Pol

Tub

Ru

2 mes

*

     

*

   

6 mes

*

     

*

   

8 mes

*

     

*

   

12 mes

   

*

       

18 mes

*

     

*

   

4-6 años

     

*

*

   

6 años

         

*

 

11 años

niñas

           

*

14-16años

 

*

         

DPT= Difteria, Tétanos, Catarro.

TD= Tétanos, Difteria.

TV= Triple Vírica, Rubeola.

DT= Difteria, Tétanos-

Pol = Poliomelitis.

Tub= Tuberculosis-

Rub= Rubeola.

Algunas de las enfermedadestransmisibles más frecuentes en la edad infantil son:

· Gripe y Catarros:Este apartado reúne un grupo de afecciones diversas de origen bacteriano o vírico. La frecuencia de estas afecciones es muy alta entre los niños. Se transmiten por contacto directo con la persona enferma, a través de las gotitas respiratorias expelidas por la tos y estornudos. También puede transmitirse por contacto indirecto a partir del uso o intercambio de objetos de uso personal.

Los síntomas más habituales consisten en dolor de cabeza, irritación de garganta, nariz y ojos, tos y estornudos, sensación de malestar generaly dolores generalizados.

· Meningitis meningogicócica: Se trata de una infección bacteriana.

Es, en nuestro medio, la más frecuente de las meningitisbacterianas. Su mayor incidencia en nuestro país se registra en invierno y primavera, tanto en las colectividades urbanas como rurales. Esta enfermedad todavía sigue teniendo en la actualidad una mortalidad del 8 al 16º/o, con la aparición de secuelas neurológicas en algunos casos. No es extraño, pues, que su aparición en un centro docente suela producir una inmensa conmoción.

Se trasmite por contacto directo con las personas enfermas, a través de las secreciones de la nariz y de la garganta. El comienzo suele ser rápido. Los primerossíntomas son: dolor de cabeza, fiebre, vómitos, produciéndose en poco tiempo confusión, delirio, contracciones musculares y convulsiones.

· Parasitosis intestinales. (Oxiurasis): La parasitosis intestinal más común es la oxiuurasis( infección producida por oziurus o lombrices), muy frecuente entre los niños. Existe un mecanismo de autoinfección a partir de los huevos que el parásito deposita en los márgenes del ano hasta la boca a través de la mano y que explica las enfermedades de repetición En otras ocasiones la parasitosis se produce a través de las prendas de vestir, ropa de cama e incluso por objetos contaminados. Es característico el prurito anal, la irritación local debida a las lesiones de rascado, trastornos del sueño, irritabilidad y falta de atención.

· Pediculosis: Es una infección de origen parasitario producida por piojos. Se transmite por contacto directo. Lo más común es la presencia de piojos en la cabeza o en los vestidos. Es característico el picor que producen. Se recomienda extremada limpieza y el uso de insecticidas.

· Enfermedades exantemáticas: Se trata de la escarlatina, sarampión, rubeola, varicela. Este grupo de enfermedades producidas también por bacterias o virus se caracteriza por la presencia de una erupción dérmica o exantema. Se transmite por contacto directo y su incidencia es elevada entre la población infantil. Síntomas: fiebre, síntomas catarrales y aparición del exantema típico.

· Toxiinfecciones alimentarias:Suelen estar producidas por ingestión de alimentos que pueden portar bacterias o toxinas que producen la enfermedad siendo los más frecuentes los pasteles, las natillas, ensaladillas y salsas.

· Parotiditis: Llamada vulgarmente paperas, es una enfermedad producida por un virus. El pronóstico es generalmente bueno, pero pueden producirse complicaciones con meningoencefalitis, también es grave la afectación testicular cuando aparece en edades posteriores a la pubertad pues secundariamente puede producir esterilidad. El contagio suele ser por contacto directo, el virus entra por vía faringeaa través de las gotitas del aparato respiratorio. La enfermedad es contagiosa desde la última fase del periodo de incubación y hasta dos o tres días después de desaparecer la inflamación de la parótida y la fiebre. Después del contagio hay un periodo de incubación de 10 a 20 días en el que no hay síntomas. Le sigue un aumento de temperatura, vómitos y una inflamación de una o ambas glándulas parotídeas ( productoras de saliva) que se manifiesta con un intenso para abrir la boca y dificultad para masticar.

· Tosferina: Es una enfermedad que afecta fundamentalmente a niños de corta edad. Está causada por una bacteria (Bordetella Pertussis) y se transmite por las gotitas que se expelen al toser. Es una enfermedad muy contagiosa. El periodo de incubación dura de 7 a 14 días y después de él se inicia un periodo catarral inespecífico que suele durar unas dos semanas para concluir con un periodo de accesos de tos característicos con inspiraciones ruidosas y estenosis glótica producidos tras repetidos golpes espiratorios. Este periodo de tos paraxistica puede durar de tres semanas (lo más habitual) hasta tres meses, tras lo cual la tos pierde sus características especiales y se inicia el periodo de curación.

4. CRITERIOS PARA LA INTERVENCIÓN EDUCATIVA

El maestro como educador para la salud no puede ser cualquiera, pues dentro del profesorado hay muchos niveles y especialidades.

El profesor de Infantil es el eslabón primario, junto con los padres, de la socialización y, por tanto, de imprimir carácter de salud desde los primeros años de escolarización. Las razones de esta responsabilidad y desu importancia son varias:

– El profesor no tiene porque saber de medicina para enjuiciar a sus alumnos hacia una calidad de vida mejor por medio de la salud.

– El profesor por su categoría profesional, puede contactar con los equipos de salud de la comunidad (médicos, enfermeras…).

– El profesor es un punto importante para favorecer el desarrollo de programas preventivos en su escuela.

– El profesor puede servir como detector de anomalías de los escolares y favorecer su resolución.

La función del maestro no es instruir, sino enseñar, que implica dar un poco de sí mismo, de su ejemplo, de su amor. Provocar en el niño el espíritu del aprendizaje por medio de la duda, la lectura y la instrucción, estimularle hacia la discusión y comentarios de las fuentes sólidas del conocimiento e investigación.

Entre otras razones, refuerzan la importancia que tiene el maestro como educador para la salud, las siguientes:

† Todo el personal del centro dedicado a Ed Infantil tendrá que ajustar los horarios, exigencias y pautas que se deben seguir con los niños al grado de madurez y desarrollo evolutivo que estos experimentan.

† Otro aspecto importante a lograr será una cierta uniformidad en los horarios que siguen los niños en sus respectivas casas. Todos deberán dormir un número de horas parecido, de tal forma que, entre el dormirse y el despertarse de todos los niños no exista una diferencia de más de 1 hora, en los intervalos que siguen en sus casas.

† El profesor de Educación Infantil deberá orientar gran parte de sus esfuerzos a conseguir que el ambiente externo que rodea el descanso del niño sea adecuado.

† En función del horario que permanezca el niño en el centro, se establecerán los intervalos necesarios de descanso de los pequeños.

5. BIBLIOGRAFÍA

& JUNTA DE ANDALUCÍA. Consejería de Educación y Ciencia (1990): “ Prevención de accidentes”. Sevilla.

& M.E.C.(1992): Cajas rojas de Educación Infantil. Madrid.

& BAILEN GARCÍA. (1980): “Medicina preventiva y social”. INSALUD. Madrid.

& BENDER, A. (1987): “Salud o fraude”. Labor. Barcelona.

& VARIOS (1988): “La Educación Infantil de 0-6 años”. Anaya. Madrid.

Publicado: agosto 25, 2015 por Santiago

Etiquetas: tema 8 educación infantil