Tema 11B – El área de educación para la ciudadanía y los derechos humanos en la educación primaria: enfoque, características y propuestas de intervención educativa. Contribución del área al desarrollo de las competencias básicas. Objetivos, contenidos y criterios de evaluación: aspectos más relevantes. Relación con otras áreas del currículo.

INTRODUCCIÓN

1. EL ÁREA DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANIA Y LOS DERECHOS HUMANOS EN LA EDUCACIÓN PRIMARIA.

1.1. Enfoque

1.2. Características generales

2. CONTRIBUCIÓN DEL ÁREA AL DESARROLLO DE LAS COMPETENCIAS BÁSICAS.

3. ESTRUCTURA UY ELEMENTOS BÁSICOS DE PROGRAMACIÓN DEL AREA DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANIA Y LOS DERECHOS HUMANOS

3.1. Objetivos

3.2. Contenidos

3.3. Criterios de evaluación

4. RELACIÓN CON OTRAS ÁREAS DEL CURRÍCULO

5. CONCLUSIÓN

LEGISLACIÓN

BIBLIOGRAFIA

INTRODUCCIÓN

6. EL ÁREA DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANIA Y LOS DERECHOS HUMANOS EN LA EDUCACIÓN PRIMARIA.

6.1. Enfoque

6.2. Características generales

7. CONTRIBUCIÓN DEL ÁREA AL DESARROLLO DE LAS COMPETENCIAS BÁSICAS.

8. ESTRUCTURA Y ELEMENTOS BÁSICOS DE PROGRAMACIÓN DEL AREA DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANIA Y LOS DERECHOS HUMANOS

8.1. Objetivos

8.2. Contenidos

8.3. Criterios de evaluación

9. RELACIÓN CON OTRAS ÁREAS DEL CURRÍCULO

10. CONCLUSIÓN

LEGISLACIÓN

BIBLIOGRAFIA

1. EL AREA DE EDUCACIÓN PRIMARIA PARA LA CIUDADANÍA Y LOS DERECHOS HUMANOS EN EDUCACIÓN PRIMARIA

El Consejo de Europa declaró el año 2005 como el Año Europeo de la Ciudadanía a través de la Educación: Aprender y vivir la democracia. En los documentos confeccionados dice que la Educación para la Ciudadanía concierne:

“al conjunto de prácticas y actividades diseñadas para ayudar a personas, niños, jóvenes y adultos, a participar activamente en la vida democrática, aceptando y practicando sus derechos y responsabilidades en la sociedad”

Desde estas, consideraciones, la Ley Orgánica de Educación (2006) recoge el testigo e incorpora un área nueva al currículo obligatorio.

1.1. Enfoque

La educación para la ciudadanía no es una cuestión nueva de la sociedad actual pero si es cierto que los rasgos y características cambiantes de las sociedades implican la presencia de “déficits cívicos” que obliga, desde la educación a revalorizar y revitalizar la necesidad de integrar y socializar a los sujetos en su comunidad social de referencia con la que comparte sabores y valores comunes.

Dentro de la tarea de educar para el ejercicio activo de la ciudadanía como meta de la sociedad aparecen otros lemas a considerar: Aprender a aprender_ basado en el aprendizaje experiencial, es decir, a “participar se aprende participando”, aprender a hacer, _ preparar a los individuos para adquirir una competencia personal y social que influya en la evolución y transformación de su entorno_ aprender a conocer _adquirir instrumentos para descubrir, conocer y comprender el mundo que nos rodea, aprender a ser _identificarse como individuos autónomos tanto para desarrollarse en la esfera pública como para hacer suyos los valores cívicos de la democracia con juicio y responsabilidad_ y aprender a vivir juntos_ poder convivir en el espacio publico desde la enseñanza y asunción de los derechos y valores democráticos comunes junto a la cooperación y el reconocimiento de los otros_ (Delors, 1996)

1.2. Características

La finalidad de la Educación primaria es proporcionar a todos los niños/as una educación que permita afianzar su desarrollo personal y su propio bienestar, adquirir las habilidades culturales básicas relativas a la expresión y comprensión oral, a la lectura, a la escritura y el cálculo, así como desarrollar habilidades sociales, hábitos de trabajo y estudio, el sentido artístico, la creatividad y la afectividad.

Igualmente se contribuirá a desarrollar en los niños/as una serie de capacidades, entre las que destacamos aquellas que específicamente, se desarrollaran en el área de Educación para la ciudadanía y los derechos humanos:

· Conocer y apreciar los valores y normas de convivencia, aprender a obrar de acuerdo con ellas, prepararse para el ejercicio activo de la ciudadanía y respetar los derechos humanos, así como el pluralismo propio de una sociedad democrática.

· Desarrollar hábitos de trabajo individual y de equipo, de esfuerzo y responsabilidad en el estudio así como actitudes de confianza en sí mismo, sentido crítico, iniciativa personal, curiosidad, interés y creatividad en el aprendizaje.

· Adquirir habilidades para la prevención y para la resolución pacifica de conflictos, que les permitan desenvolverse con autonomía en el ámbito familiar y domestico, así como en los grupos sociales con los que se relacionan.

· Conocer, comprender y respetar las diferentes culturas y las diferencias entre las personas, la igualdad de derechos y oportunidades de hombres y mujeres y la no discriminación de personas con discapacidad.

· Desarrollar sus capacidades afectivas en todos los ámbitos de la personalidad y en sus relaciones con los demás, así como una actitud contraria a la violencia, a los prejuicios de cualquier tipo y a los estereotipos sexistas.

· Fomentar la educación vial y actitudes de respeto que incidan en la prevención de los accidentes de tráfico.

La etapa de educación primaria comprende tres ciclos de dos años académicos cada uno y se organiza en áreas, que tendrán un carácter global e integrador.

Las áreas de esta etapa son las siguientes: Conocimiento del medio natural, social y cultural, Educación Artística, Educación Física, Lengua Castellana y Literatura, Lengua Valenciana y Literatura, Lengua extranjera y Matemáticas. En uno de los cursos del tercer ciclo de la etapa, a estas áreas, se añadirá la de educación para la ciudadanía y los derechos humanos, en la que se prestara especial atención a la igualdad entre hombre y mujeres.

En el RD 1513/2006, de 7 de diciembre por el que se establecen las enseñanzas mínimas de la Educación Primaria, encontraremos el desarrollo de los objetivos, contenidos y criterios de evaluación. Corresponderá a las administraciones autonómicas, a través de sus decretos y a los centros a través de sus Proyectos Curriculares desarrollar los aspectos fundamentales de esta y cada una de las áreas de la etapa.

En virtud del RD 806/2006, de 30 de junio, por el que se establece el calendario de aplicación de la nueva ordenación del sistema educativo, establecida por la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, el área de Educación para la ciudadanía y los derechos humanos, esta se implantara en 5º o 6º con carácter general, en el curso académico 2009-2010, dejándose de impartir las enseñanzas correspondientes a los cursos 5º y 6º de la educación primaria regulada por la Ley Orgánica 1/1990 de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo

El horario escolar previsto, expresado en horas, correspondiente a los contenidos básicos de la Educación para la ciudadanía y los derechos humanos en el Tercer ciclo será de 50 horas.

2. CONTRIBUCIÓN DEL ÁREA AL DESARROLLO DE LAS COMPETENCIAS BÁSICAS.

En el RD 1513/2006, de 7 de diciembre por el que se establece las enseñanzas mínimas de la Educación primaria, aparece el concepto de “competencias básicas” que se deberán adquirir en la enseñanza básica y a cuyo logro deberá contribuir la educación primaria.

La incorporación de las competencias básicas al currículo permite poner el acento en aquellos aprendizajes que se consideran imprescindibles, desde un planteamiento integrador y orientado a la aplicación de los saberes adquiridos. De ahí, su carácter básico.

La inclusión de las competencias básicas en el currículo tiene varias finalidades:

· En primer lugar, integrar los diferentes aprendizajes, tanto los formales, incorporados a las diferentes áreas o materias, como los informales y no formales.

· En segundo lugar, permitir a todos los estudiantes integrar sus aprendizajes, ponerlos en relación con distintos tipos de contenidos y utilizarlos de manera efectiva cuando les resulten necesarios.

· Y, por último, orientar la enseñanza, al permitir identificar los contenidos y los criterios de evaluación que tienen carácter imprescindible y, en general, inspirar las distintas decisiones relativas al proceso de enseñanza y aprendizaje.

Con las áreas y materias del currículo se pretende que todos los alumnos/as alcancen los objetivos educativos y, consecuentemente, también que adquieran las competencias básicas.

En el marco de la propuesta realizada por la U Europea, se han identificado ocho competencias básicas:

·Competencia en comunicación lingüística

·Competencia matemática

·Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico

·Tratamiento de la información y competencia digital

·Competencia social y ciudadana

·Competencia cultural y artística

·Competencia para aprender a aprender

·Autonomía e iniciativa personal.

La Educación para la ciudadanía contribuye a desarrollar algunos aspectos destacados de varias competencias, pero se relaciona directamente con la competencia social y ciudadana. En relación con esta competencia, el área afronta el ámbito personal y público implícito en ella: propicia la adquisición de habilidades para vivir en sociedad y para ejercer la ciudadanía democrática. Así el área pretende el desarrollo de niños/as como personas dignas e íntegras, lo que exige reforzar la autonomía, la autoestima y la identidad personal y favorecer el espíritu critico para ayudar a la construcción de proyectos personales de vida.

Al desarrollo de la competencia para aprender a aprender se contribuye en la medida en que el área propone el estimulo de las habilidades sociales, el impulso del trabajo en equipo, la participación y el uso sistemático de la argumentación, que requiere el desarrollo de un pensamiento propio.

Desde el área se favorece la competencia de autonomía e iniciativa personal, en la medida en que se desarrollan iniciativas de planificación, toma de decisiones, participación, organización y asunción de responsabilidades. El currículo atiende desde la argumentación, a la construcción de un pensamiento propio, y a la toma de postura sobre problemas y posibles soluciones.

A la competencia en comunicación lingüística se contribuye a partir del conocimiento y del uso de términos y conceptos propios del área. Además el uso sistemático del debate, procedimiento imprescindible en esta área, contribuye específicamente a esta competencia, porque exige ejercitarse en la escucha, la exposición y la argumentación.

3. ESTRUCTURA Y ELEMENTOS BSICOS DE PROGRAMACIÓN DEL ÁREA DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA Y LOS DERECHOS HUMANOS

El recorrido propuesto va de lo individual a lo social.

3.1. Objetivos

La Educación para la ciudadanía y los derechos humanos en esta etapa tendrá como objetivo el desarrollo de las siguientes capacidades:

1. Desarrollar la autoestima, la afectividad y la autonomía personal en sus relaciones con las demás personas, así como una actitud contraria a la violencia, los estereotipos y prejuicios.

  1. Desarrollar habilidades emocionales, comunicativas y sociales, para actuar con autonomía en la vida cotidiana y participar activamente en las relaciones de grupo, mostrando actitudes generosas y constructivas
  2. Conocer y apreciar los valores y normas de convivencia y aprender a obrar de acuerdo a ellas.
  3. Reconocer la diversidad como enriquecedora de la convivencia, mostrar respeto por las costumbres y modos de vida de personas y poblaciones distintas a la propia.
  4. Conocer, asumir y valorar los principales derechos y obligaciones que se derivan de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la Convención sobre los Derechos del Niño y de la Constitución española.
  5. Conocer los mecanismos fundamentales de funcionamiento de las sociedades democráticas y valorar el papel de las administraciones en la garantía de los servicios públicos y la obligación de los ciudadanos de contribuir a su mantenimiento y cumplir sus obligaciones cívicas.
  6. Identificar y rechazar situaciones de injusticia y de discriminación, mostrar sensibilidad por las necesidades de las personas y grupos más desfavorecidos y desarrollar comportamientos solidarios y contrarios a la violencia.
  7. Tomar conciencia de la situación del medio ambiente y desarrollar actitudes de responsabilidad en el cuidado del entorno próximo.

3.2. Contenidos

Los contenidos del área de Educación para la ciudadanía y los derechos humanos se organizan en tres bloques en los que los conceptos, los procedimientos y las actitudes se abordan desde una perspectiva integrada.

El bloque 1. Individuos y relaciones interpersonales y sociales trata los aspectos personales: la autonomía y la identidad, el reconocimiento de las emociones propias y de las demás personas.

El bloque 2. La vida en comunidad trata de la convivencia en las relaciones con el entorno, de los valores cívicos, en que se fundamenta la sociedad democrática, de la forma de abordar la convivencia y el conflicto en los grupos de pertenencia, y así identificar y rechazar situaciones de marginación,, discriminación e injusticia social.

El bloque 3. Vivir en sociedad propone un planteamiento social más amplio.

Los contenidos del área se desarrollaran en el tercer ciclo de primaria y se especifican de la siguiente manera:

Bloque 1. Individuos y relaciones interpersonales y sociales

– Autonomía y responsabilidad. Valoración de la identidad personal, de las emociones y del bienestar e interés propios y de los demás. Desarrollo de la empatía.

– La dignidad humana. Derechos humanos y derechos de la infancia. Relaciones entre derechos y deberes

– Reconocimiento de las diferencias de sexo. Identificación de desigualdades entre mujeres y hombres. Valoración de la igualdad de derechos de hombres y mujeres en la familia y en el mundo laboral y social

Bloque 2. La vida en comunidad

– Valores cívicos en la sociedad democrática: respeto, tolerancia, solidaridad, justicia, cooperación y cultura de la paz.

– Aplicación de los valores cívicos en situaciones de convivencia y conflicto en el entorno inmediato (familia, centro escolar, amistades, localidad). Desarrollo de actitudes de comprensión y solidaridad y valoración del dialogo para solucionar los problemas de convivencia y los conflictos de intereses relacionados con las demás personas.

– El derecho y el deber de participar. Valoración de los diferentes cauces de participación

– Responsabilidad en el ejercicio de los derechos y los deberes individuales que le corresponden como miembro del grupo en los que se integra y participación en las tareas y decisiones de los mismos.

– La diversidad social, cultural y religiosa. Respeto critico de las costumbres y modos de vida distintos al propio. Identificación de situaciones de marginación, desigualdad, discriminación e injusticia social.

Bloque 3. Vivir en sociedad

– La convivencia social. Necesidad de dotarnos de normas para convivir. Los principios de convivencia que establece la Constitución española.

– Identificación, aprecio, respeto y cuidado de los bienes comunes y de los servicios públicos que los ciudadanos reciben del Estado: Ayuntamiento, Comunidad Autónoma o Administración central del Estado y valoración de la importancia de la contribución de todos a su mantenimiento a través de los impuestos.

– Hábitos cívicos. La protección civil y la colaboración ciudadana frente a los desastres. La seguridad integral del ciudadano. Valoración de la defensa como un compromiso cívico y solidario al servicio de la paz.

– Respeto a las normas de movilidad vial. Identificación de causas y grupos de riesgo en los accidentes de trafico (peatones, viajeros, ciclistas, etc.)

3.3. Criterios de evaluación

Los criterios de evaluación especificados en el RD 1513/2006, de 7 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas de la Educación Primaria son:

1. Mostrar respeto por las diferencias y características personales propias y de sus compañeros/as, valorar las consecuencias de las propias acciones y responsabilizarse de las mismas.

Se trata de valorar si el alumno/a manifiesta en sus comportamientos cotidianos un conocimiento de sus características propias y si reconoce los sentimientos y emociones en las personas que le rodean, en definitiva, si se responsabiliza de sus actuaciones y adopta actitudes constructivas y respetuosas ante las conductas de los demás

2. Argumentar y defender las propias opiniones, escuchar y valorar críticamente las opiniones de los demás, mostrando una actitud de respeto a las personas

Se busca evaluar la capacidad del alumnado, en las situaciones cotidianas del grupo-clase, de utilizar el dialogo para superar divergencias y establecer acuerdos

3. Aceptar y practicar las normas de convivencia. Participar en la toma de decisiones del grupo, utilizando el dialogo para favorecer los acuerdos y asumiendo sus obligaciones.

Valorara el grado de participación individual en las tareas de grupo y el cumplimiento de las tareas que le correspondan así como si en las relaciones personales, con sus iguales y con los adultos, asume y practica las normas de convivencia, el dialogo y el respeto a las demás personas.

4. Conocer algunos de los derechos humanos recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en la Convención sobre los Derechos del Niño y los principios de convivencia que recoge la Constitución española e identificar los deberes más relevantes asociados a ellos.

Pretende evaluar si comprende la necesidad de dotarse de normas para poder convivir armónicamente y si conoce y valora, aunque de manera muy general, los derechos del niño, los derechos humanos y los derechos fundamentales recogidos en la Constitución española.

5. Reconocer y rechazar situaciones de discriminación, marginación e injusticia e identificar los factores sociales, económicos, de origen, de género o de cualquier otro tipo que las provocan.

Valorar si ha desarrollado la capacidad de reconocer y verbalizar situaciones injustas, tanto en su entorno como a través de la información que proporcionan los medios de comunicación

6. Poner ejemplos de servicios públicos prestados por diferentes instituciones y reconocer la obligación de los ciudadanos de contribuir a su mantenimiento a través de los impuestos.

Permite evaluar el conocimiento que poseen acerca de los servicios públicos que ciudadanos/as recibimos de las administraciones

7. Explicar el papel que cumplen los servicios públicos en la vida de los ciudadanos y mostrar actitudes cívicas en aspectos relativos a la seguridad vial, a la protección civil, a la defensa al servicio de la paz y a la seguridad integral de los ciudadanos.

Se pretende comprobar si reconocen o saben explicar oralmente y por escrito, la importancia que determinados servicios públicos tienen en el bienestar de los ciudadanos. Asimismo se valorara si asumen la responsabilidad que le corresponde como miembro de la colectividad.

4. RELACIÓN CON OTRAS ÁREAS DEL CURRÍCULO

La incorporación de esta área por primera vez como materia independiente en el currículo, sitúa la preocupación por la ciudadanía en un lugar muy destacado del conjunto de las actividades educativas, en la misma línea en que lo hacen los organismos internacionales como las Naciones Unidas o el Consejo de Europa.

Desde la educación infantil y a lo largo de la educación primaria, en las diferentes áreas, y especialmente en Conocimiento del medio natural, social y cultural, se han venido trabajando muchos aspectos que son objeto específico de esta nueva área. En definitiva, se han impulsado la autonomía personal, la autoestima, la asunción de hábitos sociales, la manifestación del criterio propio, el respeto a las opiniones ajenas y el respeto a los otros, el dialogo y la negociación en caso de conflicto en el ámbito escolar y familiar.

Por ello, en el ultimo ciclo de la educación primaria, momento en el que se introduce el área, los niños/as están en condiciones de adoptar una perspectiva más amplia para trascender los hábitos adquiridos en relación con el trabajo en grupo, la participación en el funcionamiento de reuniones o asambleas de clase y la practica de hábitos sociales. Igualmente, los derechos humanos tienen carácter universal y a esta edad son capaces de entender este ámbito y pueden adquirir conciencia de su pertenencia a un país y de formar parte de una sociedad global.

El aprendizaje de esta área va más allá de la adquisición de conocimientos, para centrarse en las prácticas escolares que estimulan el pensamiento critico y la participación, que facilitan la asimilación de los valores en los que se fundamenta la sociedad democrática, con objeto de formar futuros ciudadanos responsables, participativos y solidarios, En este sentido los planteamientos metodológicos deben ser atendidos con sumo cuidado porque serán decisivos a la hora de asegurar que el conocimiento de determinados principios y valores genere la adquisición de hábitos e influya en los comportamientos.

5. CONCLUSIÓN

BIBLIOGRAFIA Y LEGISLACIÓN

– Bisquerra, R. (200) Educación emocional y bienestar. Barcelona. Monografías de Escuela Española y Praxis

– Bolivar, A. (2003) La escuela pública y la educación de la ciudadanía: retos actuales. Ponencia presentada a las II Jornadas de Educación: Interculturalidad. Organizadas por UGT-FETE DE valencia en la Facultad de Ciencias de la Educación.

· Ley Orgánica 2/2006 de Educación (LOE)3 de mayo

· RD 806/2006, de 30 de junio, por el que se establece el calendario de aplicación de la nueva ordenación del sistema educativo, establecida por la Ley Orgánica 2/2006

· RD 1513/2006, de 7 de diciembre por el se establece las enseñanzas mínimas de la Educación Primaria.

Publicado: mayo 16, 2015 por Santiago

Etiquetas: tema 11 educación primaria