Tema 15B – Criterios para la elaboración de adaptaciones curriculares para alumnos y alumnas con deficiencia auditiva. Ayudas técnicas para la deficiencia auditiva. Organización de la respuesta educativa.

1.1. EN EL CENTRO.

Son las modificaciones que se realizan en todos los elementos de la acción educativa a compartir por todos los alumnos para responder a las necesidades educativas de los alumnos de N.E.E. y que se reflejarán en el P.E.C. y en los P.C.

Criterios a tener en cuenta en la elaboración del PEC en estos Centros:

– Equilibrio entre todos los objetivos

– Valoración semejante de todas las áreas

– Flexibilidad en la organización del Centro.

– Diversidad de actividades y métodos

– Incorporar un sistema de detección de n.e.e. de cada alumno sordo y de la evaluación de su evolución.

– Métodos activos y con soporte visual de la información.

– Importancia de la expresión corporal.

– Decidir el sistema lingüístico a emplear

– Actividades de juego y ocio de interacción entre niños sordos y oyentes.

– Relaciones del Centro con otras asociaciones y personas con este problema.

– Analizar la propuesta curricular de la Administración Educativa y las características del Centro.

1.1.1. Variables a tener en cuenta:

a) Tipo de alumnos que queremos formar.

Nuestras expectativas educativas con alumnos sordos deben ser las mismas que con cualquier otro alumno (creativos, autónomos, con habilidades para desarrollarse socialmente, etc.).

b) Concepto de educación.

Entendemos la educación como un proceso de socialización en sentido amplio, que dote al alumnado de capacidades que le sean útiles para vivir y desarrollarse en sociedad, fomentando la capacidad de aprender por sí mismos, su creatividad y su capacidad de análisis.

c) Características de los alumnos.

La mayor parte de las características del niño no son inherentes a su condición de sordo sino el resultado de la interacción de ese niño con el entorno cuando no se ajusta a las necesidades especiales que presenta. Estas necesidades son:

– Necesidad de desarrollarse integralmente

– Necesidad de ser valorado y recibir una educación adaptada a sus posibilidades.

– Necesidad de compartir información con sordos y oyentes

– Necesidad de participar en el currículo ordinario

– Necesidad de experiencia directa

– Recurrir a estrategias visuales

– Aprovechar sus restos auditivos y otros canales

– Aprender autónomamente

– Información referida a normas y valores.

– Asegurar su autoestima e identidad

– Un sistema lingüístico de representación

– Apropiarse de un código comunicativo útil

– Utilizar el sistema lingüístico mayoritario.

d) Tipo de Centro:

– Contexto donde se ubica

– Nivel sociocultural

– Unidades y ratio

– Si hay otro tipo de n.e.e.

– Actitud del profesorado hacia la sordera.

1.1.2. Adaptaciones en los elementos básicos.

a) Objetivos y contenidos.

La diferencia no va estar en los objetivos a conseguir, sino en el cómo conseguirlos. Debemos facilitarles un entorno seguro, y suficientes estrategias para que adquieran los conocimientos culturales de su medio. Hay que priorizar contenidos referidos a procedimientos que permitan al niño una mayor autonomía en sus aprendizajes. Es vital la lecto-escritura, y contar con estrategias que le permitan categorizar los conocimientos y analizar críticamente la información que les llega.

Es muy importante la globalización de los contenidos para dar una visión exacta de la realidad.

Tendremos que introducir como contenido para toda la escuela algún sistema de comunicación útil e introducir contenidos sobre el concepto de deficiencia auditiva.

Será necesario reformular, sin modificar la capacidad de adquirir, algunos contenidos para adaptarlos a ellos.

Se modificarán contenidos en lengua extranjera y música.

Habrá que priorizar el aspecto funcional del lenguaje como vehículo de comunicación, representación, socialización y desarrollo cognitivo.

b) Metodología y actividades.

Establecer criterios metodológicos generales que permitan alcanzar aprendizajes significativos.

Usar técnicas, estrategias y materiales visuales.

Utilizar el sistema complementario de comunicación acompañando sistemáticamente a las verbalizaciones.

Diseñar actividades que faciliten el contacto entre los alumnos y un mayor conocimiento de lo que es la sordera.

Diseñar actividades intercentros para establecer contactos con otros sordos.

c) Evaluación.

Establecer criterios que permitan información par la intervención.

Evaluar individualmente respetando las adaptaciones.

Buscar medios que nos complementen lo que no nos pueden comunicar por transmisión lingüística.

Buscar un sistema comunicativo para compartir con los alumnos sordos.

Utilizar criterios de promoción basados en la normalización.

Determinar los responsables de la evaluación.

Establecer pautas de actuación para los no catalogados como n.e.e.

1.1.3. Adaptaciones de los elementos de acceso.

a) Adaptaciones en los elementos personales.

Formación del profesorado sobre aspectos relativos a la sordera, así como en el sistema de comunicación.

Inclusión de personas sordas que puedan enseñar el lenguaje de signos a todos y que sirvan a los niños como modelos de identificación.

Planificar jornadas de sensibilización.

Creación de una escuela de padres relativa a este problema.

b) Adaptación en los elementos organizativos.

Favorecer la interacción entre niños con deficiencia auditiva, al igual que entre éstos y los oyentes.

Colocar dos alumnos sordos por aula.

Planificar actividades conjuntas de todos los alumnos sordos del Centro.

Planificar encuentros con otros sordos.

Definir con claridad las funciones del equipo de apoyo.

Diferenciar el trabajo logopédico del apoyo escolar

c) Adaptaciones en los elementos materiales.

Seleccionar y planificar ayudas técnicas en función de las variables.

Adaptar los textos escritos

Crear un aula de recursos para depositar el material disponible

Determinar materiales para la autoinformación

Tener en cuenta la luz y sonoridad al distribuir las clases

Contar con espacios para actividades conjuntas, metodologías concretas o trabajo individual.

Disponer servicio de transporte y comedor.

1.2. EN EL AULA E INDIVIDUALES

Las A.C. de aula son modificaciones en los elementos de la acción educativa del grupo para responder a las necesidades educativas de los alumnos con n.e.e. de ese grupo y que estarán reflejadas en su programación. Las individuales son las que no pueden ser compartidas por el resto de compañeros y se reflejarán en el DIAC. Las adaptaciones se realizarán por el profesor tutor, el logopeda y el profesor de apoyo y se coordinarán con todas las personas que intervengan en la educación del niño.

1.2.1. Adaptaciones curriculares básicas.

a) Objetivos y contenidos.

· En el aula

– Aprendizaje de un sistema complementario de comunicación

– Aclaración de conceptos sobre la sordera

– Valores, normas y actitudes en relación con la convivencia con personas sordas.

– Priorizar los aspectos funcionales del lenguaje y la lectoescritura.

– Potenciar la interrelación entre unos y otros haciendo hincapié en la tolerancia, la solidaridad, el respeto a las diferencias, etc.

· Individuales

– Potenciar los canales sensoriales y restos auditivos.

– Desarrollar la capacidad de lectura labial

– Aprendizaje del lenguaje oral según los distintos códigos

– Potenciar los aspectos funcionales del lenguaje oral.

– Cuidado y mantenimiento de las prótesis.

– Conocimiento y utilización del lenguaje de signos.

– Eliminación de objetivos y contenidos evitando que sea un área completa; incluso en las áreas de música y lengua extranjera deben participar los alumnos sordos.

b) Metodología y actividades.

– Relacionar la realidad con los contenidos escolares

– Organizar salidas, visitas, etc.

– Colaborar con la familia para que facilite experiencias nuevas y significativas al niño.

– Promover actividades de exploración y observación

– Utilizar medios audiovisuales.

– Evitar una intervención protectora del adulto

– Realizar simultáneamente diversas actividades dentro del aula

– Ofrecer tareas en las que se admitan distintas opciones.

– Ofrecer tareas que afirmen su pertenencia al grupo

– Establecer reglas de convivencia entendibles por los alumnos sordos.

– Utilizar técnicas que favorezcan la autonomía y la responsabilidad de los alumnos.

– Potenciar metodologías que le permitan desarrollar sus capacidades.

– Priorizar técnicas que utilicen canales de entrada visual.

– Repetir para el alumno sordo los puntos principales.

– Realizar actividades en las que se estimule la expresión dándole las mismas oportunidades que al resto de alumnos.

– Identificar al que habla.

– Controlar el ritmo de la discusión

– Utilizar el movimiento como complemento de nuestra expresión.

c) Evaluación.

Es muy importante tener un código de comunicación compartido. Utilizaremos sobretodo la entrevista y las situaciones del problema, los dibujos, los debates, las puestas en común. Registraremos todo en hojas de seguimiento, cuestionarios, hojas de observación…, y trataremos siempre de crear un clima de confianza. Evaluaremos también nuestras actuaciones y las de todo el Centro en general.

1.2.2 Adaptaciones en los elementos de acceso al currículo.

a) Organización de los elementos personales.

– Deberemos conocer las características de las personas sordas y en concreto de nuestro alumno.

– Que el alumno sordo acepte su sordera (que confíe en sus posibilidades, que tome decisiones, que muestre sus habilidades, etc.)

– Conseguir comunicarnos con los alumnos sordos (conectar con el lenguaje que utiliza, facilitarle un código lingüístico, adecuarnos a su nivel, articular con claridad.

– Tener en cuenta que la tarea de enseñar lenguaje no es sólo del logopeda.

– Que el alumno confíe en nosotros y en sus compañeros no teniendo miedo a preguntar e intervenir.

– Favorecer las relaciones entre los alumnos sordos y oyentes.

– Atención directa e individual en contenidos que comporten mayor necesidad de atención y de imitación de un modelo; será colectiva cuando los objetivos sean comunes a un grupo de alumnos sordos.

– La entrada de apoyos al aula será útil para potenciar metodologías activas y se verá facilitada en aquellas aulas que se realicen diversificación de tareas.

– Los especialistas deberán programar conjuntamente con el tutor.

– El equipo deberá realizar sobretodo las tareas de evaluación de las n.e.e.

– La presencia de personas adultas sordas proporcionará al alumno un modelo de identificación a la vez que le enseñará estrategias para comunicarse con los oyentes.

b) Organización de espacios y aspecto físico del aula.

– La distribución de mobiliario deberá ser flexible.

– El alumno deberá estar colocado próximo al profesor pero con una visión general de toda la clase.

– El profesor se situará frente al alumno, de espaldas a la luz y que se le vean los labios.

– Que haya estímulos visuales por toda la clase y accesibles a los niños.

– Reducir el ruido ambiental, y cuidar la iluminación y las vibraciones.

c) Organización del material y recursos didácticos.

– Deberá haber material variado en el aula (ordenador, mapas, franelograma, material audiovisual, etc.), y apoyar las explicaciones orales con guiones escritos, señalando todas las palabras nuevas y claves que aparezcan.

– Deberá haber material técnico de audición:

+ Colectivos en centros específicos y aulas de sordos

+ Individuales en aulas de integración

+ De frecuencia modulada cuando el interlocutor se dirige al grupo.

– Seleccionar el material escrito de acuerdo al nivel oral del alumno, a su desarrollo cognitivo y a su edad.

d) Organización del tiempo

– Flexibilidad de horarios

– Reservarse un tiempo para preparar ayudas técnicas.

– Especificar en qué momentos intervendrán los apoyos.

– Realizar actividades de poco interés para ellos cuando no estén en el aula

– Informales de las actividades extraordinarias

– Fijar un tiempo específico para coordinación

– Reflejar el horario personal procurando un equilibrio entre el tiempo dentro y fuera de clase

2. AYUDAS TÉCNICAS PARA LA DEFICIENCIA AUDITIVA.

Las decisiones sobre su utilización son competencia del equipo docente, aunque deben contemplarse a nivel de Centro.

Las ayudas técnicas van a facilitar la ampliación del estimulo auditivo o la sustitución de éstos por señales visuales o táctiles. Son las siguientes:

Audioprótesis.- Son las que favorecen la audición. Pueden ser:

· Endoprótesis, que son de inclusión quirúrgica

· Exoprótesis, que son de aplicación externa, como los audífonos y los pabellones auditivos.

Equipos de FM.- Se recomiendan en aulas de integración, y su misión es hacer llegar el sonido al audífono. Lo integran el transmisor, que lo tiene el profesor, que emite ondas de FM, y el receptor, que lo tiene el alumno, que capta las ondas emitidas.

El bucle magnético.– Es un cable que rodea el aula y transforma las ondas de FM en magnéticas, permitiendo al audífono captar el sonido con mayor nitidez.

Equipos de ampliación de mesa.– Aseguran un buena fidelidad en la transmisión acústica:

· Aparatos SUVAG, que amplifican o atenúan las frecuencias para optimizar los restos auditivos

· Audioeducador, que es un aparato electrónico para el tratamiento de las hipoacusias y las sorderas profundas.

Apoyos vibrotactiles.- Emiten vibraciones que informan de la presencia del sonido a través de los dos cables situados en cualquier parte del cuerpo.

Ayudas informáticas:

· Programas para trabajar la voz y la articulación.- Se trata de programas que suplen el canal auditivo por el visual. Hay de varios tipos:

SAS.- A partir de la voz recibida por el micrófono, representa la posición de los órganos articuladores.

Isoton.– Es un analizador de intensidad, sonoridad y tono. Sirve para aprender a entonar frases.

Visualizador fonético de IBM.– Es un método educativo dirigido a la recuperación del habla. Son doce módulos en los que se van introduciendo conceptos nuevos, ejercita la habilidad motriz y utiliza imágenes del habla para producir sonidos.

Tarjeta de voz VISHA.– Evalúa y rehabilita el lenguaje a través de una tarjeta que se inserta en ordenador y que contiene varios programas:

§ El primer programa sirve para diagnosticar y corregir los problemas del habla. El especialista graba la pronunciación correcta para que el paciente trabaje la entonación, el volumen, la pronunciación …

§ El segundo rehabilita el lenguaje a partir de patrones ofrecidos por el especialista apoyado por videojuegos

*Programas para desarrollar el nivel semántico y morfosintáctico:

El CD-RON “Pequeabecedario”.- Potencia el desarrollo del vocabulario básico, refuerza la lectoescritura y contiene una ventana de consulta optativa, con traducción a lengua de signos e imagen con lectura labial.

Proyecto LAO.– Creado por APANDA, consta de programas (SIFO, EL) que introduce juegos con objetivos pedagógicos ( transformación fonema-grafema, desarrollo del vocabulario…)

3. ORGANIZACIÓN DE LA RESPUESTA EDUCATIVA

3.1 Diferentes opciones organizativas.

No hay modalidades cerradas para cada alumno sordo, sino que deberán evolucionar conforme van cambiando las características del alumno. Para elegir una u otra opción habrá que tener en cuenta ciertas variables:

– Características de la sordera.

– Características del alumno

– Características del profesorado

– Características del Centro

– Características de la materia.

De acuerdo con esas variables se pueden dar distintos tipos de organización:

a) Alumno integrado en el aula, siguiendo el currículo normal. Puede ser con apoyo logopédico específico fuera del grupo, o con apoyo indirecto al alumno que se concreta en asesoramiento y coordinación a la familia, formación de profesores y alumnos en deficiencias auditivas y coordinación constante con todos los participantes en la educación.

b) Alumno integrado en el aula con refuerzo pedagógico (dentro o fuera de la clase).- El objetivo del apoyo es suplir las deficiencias que puedan surgir en los siguientes aspectos:

· Comprensión de vocabulario general y académico

· Técnicas de trabajo, como instrumento lingüístico básico

· Explicación y ampliación de lo aprendido en clase.

· Selección y estructuración de los contenidos esenciales

Estos apoyos se pueden organizar de dos formas:

o Con apoyo individual o en pequeños grupos realizados tanto por el profesor de apoyo como por el profesor tutor

o Con el modelo bipedagógico. Trabajan paralelamente en la clase el profesor tutor y el profesor de apoyo. Este modelo tiene ventajas (evita “tiempos en blanco” al alumno sordo, no hace falta apoyo fuera del aula, se mantiene el contacto continuo con los compañeros, la labor de los profesores es más coordinada, la cohesión con el grupo es más estrecha) e inconvenientes (aumento de profesionales, diversidad de materias a abordar por el profesor de apoyo…)

c) Alumno integrado en el aula normal, excepto para determinadas asignaturas.

Estas asignaturas serán las de gran componente lingüístico y otras en las que en algún momento determinado muestren una especial dificultad; las segundas serán llevadas conjuntamente por el profesor especialista en sordos y por el profesor de aula, bien de forma simultánea o en coordinación.

e) Alumno en un aula de sordos situada en un centro ordinario.

El currículo está adaptado totalmente a sus necesidades. Participa con los oyentes en la mayor parte de las actividades lúdicas y culturales, así como en alguna académica.

4. BIBLIOGRAFÍA

Jean Claude Lafont “Los niños con deficiencia auditiva”.Mason

C.N.R.E.E. “ Las necesidades educativas especiales del niño con deficiencia auditiva”.MEC (Madrid, 1989).

Marchesi A., Coll C., Palacios J. “Desarrollo psicológico y educación” Volumen III. Alianza Psicología (Madrid, 1991)

Documento elaborado por el Equipo Específico de Deficientes Auditivos.

Publicado: octubre 3, 2015 por Santiago

Etiquetas: tema 15 pedagogía terapéutica