Tema 15D – Criterios para la elaboración de adaptaciones curriculares para alumnos y alumnas con deficiencia auditiva. Ayudas técnicas para la deficiencia auditiva. Organización de la respuesta educativa.

1. Criterios para la elaboración de adaptaciones curriculares en el alumnado con déficit auditivo.

1.1. Adaptaciones en el ámbito del Centro

1.2. Programaciones en el ámbito del aula.

1.3. Adaptaciones curriculares individuales.

2. Ayudas técnicas para la deficiencia auditiva.

3. Organización de la respuesta educativa. Diferentes opciones.

Bibliografía

Introducción

La deficiencia auditiva va a producir una serie de problemas en la globalidad de la persona del niño sordo:

Dificultades el input sensorial

Un esquema más pobre del mundo

Dificultad para incorporar a las normas del Centro.

Problemas referidos al output lingüístico.

Dificultades para el conocimiento de sí mismo.

Todos estos problemas no se derivan sólo de la sordera sino, a veces, de la adaptación al medio escolar y familiar. Por ello es muy importante que la respuesta educativa se de desde el Centro.

1. Criterios para la elaboración de adaptaciones curriculares en el alumnado con déficit auditivo.

1.1. Adaptaciones en el ámbito del Centro

Las adaptaciones serán diferentes dependiendo de la tipología del Centro: centro ordinario, centro específico para sordos y centro de integración.

Desde esta perspectiva, el Proyecto de Centro debe incluir entre sus rasgos de identidad el hecho de que están siendo educados alumnos sordos.

Las necesidades educativas de los sordos deben modular los distintos elementos que constituyen este proyecto: la delimitación de los objetivos educativos generales, la organización del Centro, la programación de las actividades, la coordinación entre el profesorado, especialmente con el profesorado de apoyo, la metodología básica y los criterios de evaluación del alumnado.

Entre los criterios que deberían estar presentes en la elaboración del Proyecto Educativo, podrían apuntarse las siguientes:

¤Equilibrio entre todos los objetivos, evitando que la adquisición de información y de conocimiento sea el factor central que oriente todo el aprendizaje del alumnado.

¤Utilización habitual de los métodos activo, de la experiencia directa y del soporte visual de la información.

¤Decisión sobre el sistema lingüístico que se va a utilizar con el alumnado con deficiencia auditiva, etc.

Es, por tanto, el centro en su conjunto, el claustro de profesores, quien debe trazar las líneas directrices básicas que después, cada profesor, va atener en cuenta en el momento de programar su acción docente.

1.2. Programaciones en el ámbito del aula

En este nivel las decisiones deben contemplarse en el qué enseñar y evaluar y en el cómo enseñar y evaluar.

¨Qué enseñar: al adecuar la secuencia de objetivos y contenidos a las peculiaridades del aula, tener presentes las NEE del alumnado.

Si en el aula hubiese un alumno con NEE se podría priorizar el conocimiento de aparatos para sordos.

Igualmente, se pueden introducir objetivos y contenidos para toda el aula relativos al conocimiento del lenguaje que utilice el niño sordo.

¨Qué evaluar: al adecuar los criterios de evaluación a las peculiaridades del aula, tener presentes las NEE del alumnado.

¨Cómo enseñar: la metodología de trabajo en el aula, el cómo enseñar, es una de las dimensiones que han de estar sometidas periódicamente a una revisión, con el fin de adecuarla a las posibilidades de aprendizaje de todo el alumnado, tanto deficientes auditivos como oyentes. Se debe reforzar el empleo de los siguientes principios metodológicos:

©Favorecer la actividad propia del alumnado y fomentar sus experiencias directas como punto de partida del aprendizaje.

©Organizar las actividades de aprendizaje en pequeños grupos para estimular la comunicación y cooperación entre el alumnado.

©Posibilitar la realización de diversas tareas al mismo tiempo por los distintos grupos de alumnos, lo que facilita un trabajo más individualizado para el niño sordo, que puede así ser ayudado mejor por el profesorado de apoyo.

©Utilizar continuamente métodos visuales de comunicación, que sirvan de soporte a la información que se transmite oralmente (dibujo, lectura, vídeo, póster, etc.)

¨Cómo evaluar: utilizar procedimientos e instrumentos de evaluación variados y diversos, además de pruebas orales, deben emplearse las pruebas escritas para que puedan realizarlas los niños con deficiencia auditiva.

1.3. Adaptaciones curriculares individuales

1Detección y determinación de las NEE de un alumno con déficit auditivo.

2Información sobre el alumno

2Información del entorno del alumno.

2Determinación de las NEE.

1Decisiones sobre las adaptaciones necesarias para compensar las NEE de un alumno con déficit auditivo.

2Adaptaciones de acceso al curriculo: se trata de modificaciones en los recursos temporales, espaciales, personales o de comunicación que van a necesitar el alumnado con NEE para acceder al curriculo ordinario o en su caso al adaptado.

2Adaptaciones curriculares: las adaptaciones curriculares son el conjunto de modificaciones que se realizan en los objetivos, contenidos, criterios y procedimientos de evaluación, actividades y metodología, dentro del curriculo.

En esta noción general de ACI pueden distinguirse dos grandes grupos:

2Los referidos al cómo enseñar y evaluar

4Situar al alumnado en los grupos en los que mejor pueda trabajar con sus compañeros, aprovechando las interacciones que de forma espontánea se producen en los mismos.

4Introducir métodos y técnicas de enseñanza- aprendizaje para trabajar determinados contenidos, sean específicos.

4Utilizar técnicas, procedimientos de evaluación distintos a los del grupo.

4Ofrecerle ayudas visuales para presentarle la información.

2Los referidos al qué y cuándo enseñar y evaluar.

4Adecuar los objetivos, contenidos y criterios de evaluación.

4Dar prioridad a determinados objetivos, contenidos y criterios de evaluación

4Cambiar la temporalización de objetivos y criterios de evaluación.

4Introducir contenidos, objetivos y criterios de evaluación. Esto es muy común en el alumnado con NEE.

4Eliminar objetivos, contenidos y criterios de evaluación.

1Decisiones sobre la modalidad de apoyo.

La presencia de determinados especialistas constituye un elemento fundamental para el alumnado pueda acceder a determinados contenidos.

La modalidad de apoyo implica decidir sobre:

2Áreas en las que es prioritario que el alumnado reciba apoyo.

2Qué apoyos son más idóneas

2En qué situación se va a trabajar: dentro o fuera del aula, en grupo o individualmente, apoyo previo, durante o posterior a las actividades que se desarrollan en el aula para todo el alumnado.

2. Ayudas técnicas para la deficiencia auditiva

El canal auditivo tiene importancia para el desarrollo cognitivo, de ahí que las deficiencias graves puedan derivar en retrasos en la maduración intelectual, especialmente en las funciones de tipo abstracto, comprensión del lenguaje, etc. limitaciones éstas que se pueden subsanar a través de la educación y rehabilitación.

Cuando se presentan pérdidas auditivas profundas y prelocutivas, la visión se transforma en el principal canal de comunicación con el mundo exterior.

En el campo de las tecnologías hay una gama de ayudas técnicas que pueden suplir las capacidades deficitarias, como: teléfonos de texto, terminales multifuncionales normalizados, teleimpresoras, teletexto, prestel, el visualizador fonético, isotón, la implantación del microprocesador coclear, las prótesis auditivas, estimulación vibrotáctil, alarmas luminosas, cueed- speech, etc.

3. Organización de la respuesta educativa. Diferentes opciones

No existen formas cerradas de modalidades educativos, sin opciones organizativas individuales. Para cada individuo, y en cada momento de su evolución, se irán tomando decisiones para adaptar su situación educativa.

Muchos son las variables que confluyen en el alumno: familia, entorno escolar y social, etc. que determinan el elegir una u otra opción para ir organizando su escolaridad. Interactúan variables como:

ëCaracterísticas de la sordera

ëCaracterísticas del propio alumno

ëCaracterísticas de las materias, curso o especialidad.

ëCaracterísticas del profesorado

ëCaracterísticas del Centro.

Esto conlleva que tenga necesidades distintas y atenciones distintas, un alumno con una familia interesada en la educación de su hijo y conectada con los profesionales, que otro cuya familia no está motivada o tiene pocas posibilidades de coordinarse; un alumno con una actitud positiva hacia la comunicación, de aquél que no la tiene, etc.

Partiendo de la forma en que el alumno esté integrado, tipo de apoyo y de la estimulación logopédica específica que reciba, apuntamos algunas posibilidades de organización de la respuesta educativa:

OAlumno integrado en el aula, siguiendo el curriculo normal.

Al alumno no se le da apoyo directo, sino a través de la coordinación con los diferentes entornos en los que se desenvuelve. Este tipo de apoyo a la integración se concreto es aspectos como: asesoramiento y coordinación con la familia; formación de profesores y alumnos con deficiencias auditivas; coordinación constante con profesores, órganos colegiados del Centro y otros organismos e instituciones, etc.

OAlumno integrado en el aula con refuerzo pedagógico (dentro o fuera de la clase).

Además del apoyo general a la integración, refuerzo pedagógico, cuyo objetivo es suplir las deficiencias que puedan surgir en los siguientes aspectos: comprensi´´on de vocabulario general y específico o académico; técnicas de trabajo como instrumento lingüístico básico; explicitación y/o ampliación de lo aprendido en clase; selección y estructuración de los contenidos esenciales, etc.

OAlumno integrado en el aula normal, excepto para determinadas asignaturas

El alumno está integrado en el aula normal para todas las áreas, excepto para las de gran componente lingüístico y otras en las que se manifieste en algún momento una especial dificultad. Dichas áreas serían llevadas conjuntamente por el profesor especialista en sordos y el profesor de aula o de la materia correspondiente, bien de forma simultánea o en coordinación.

OAlumno en un aula de sordos situada en el Centro ordinario.

El curriculo está adaptado totalmente a sus necesidades. Participa con los oyentes en la mayoría de las actividades lúdicas y culturales, así como también en alguna académica.

Esta opción la integran aquellos sordos profundos prelocutivos que no han adquirido unos recursos comunicativos y de aprendizaje suficientes, o bien sordos con otras deficiencias asociadas.

Bibliografía

BAUTISTA, Necesidades Educativas Especiales, compilación. Aljibe, Archidona, Málaga 1993.

MARCHESI, Desarrollo psicológico y educación III. Editorial Alianza, Madrid, 1990

SÁNCHEZ, Necesidades Educativas Especiales, PPU, Barcelona, 1993.

Publicado: octubre 3, 2015 por Santiago

Etiquetas: tema 15 pedagogía terapéutica