Tema 5D – El centro específico de Educación Especial: características del Proyecto Educativo y del Proyecto Curricular. Referentes básicos y criterios para su elaboración.

0. INTRODUCCIÓN.

El sistema educativo español ha sufrido continuos cambios conceptuales y prácticos respecto a la E.E. Se ha pasado, de forma progresiva, de concebirla como una educación aislada a la concepción actual, basada en los principios de integración y normalización, donde los alumnos con n.e.e. son escolarizados en centros ordinario y sólo cuando en estos no es posible atender sus necesidades serán escolarizados en centros de E.E., para que aquí alcancen su máximo desarrollo personal y social.

Consideramos, por tanto, que un alumno tiene n.e.e cuando presenta algún problema de aprendizaje a lo largo de su escolaridad con la consecuente demanda de una atención más específica y mayores recursos educativos de los necesarios para compañeros de su edad.

Partiendo de esta concepción, y teniendo en cuenta los principios de Normalización e Integración, la E.E. se entiende como un conjunto de recursos personales, materiales y organizativos al servicio del sistema educativo y se sus usuarios.

A lo largo del tema desarrollaré como debe ser la respuesta educativa que debe proporcionar un centro de E.E. a los alumnos escolarizados en él, y que esta recogida en el PEC y PCC.

1. EL CENTRO ESPECÍFICO DE EDUCACIÓN ESPECIAL.

1.1 CONCEPTO.

Atendiendo al RD 696/95 (Art. 19) y D 39/98 (Art. 26) de la Generalitat así como en la LOGSE (Art. 37.3) podemos definir el Centro Específico de Educación Especial como un emplazamiento perteneciente al Sistema Educativo que oferta una respuesta educativa a aquellos alumnos que en razón de su discapacidad grave o necesidades permanentes no pueden ser atendidos dentro del Sistema Ordinario por razones diversas.

Serán escolarizados en los centros de E.E. los alumnos que, previa evaluación y dictamen de escolarización realizado por los equipos de orientación educativa, presenten n.e.e. permanentes que requieran adaptaciones significativas en grado extremo en las áreas del currículo oficial que les corresponda por su edad, o también cuando posean un mínimo nivel de adaptación y de integración social en un centro ordinario. Esta decisión será revisada periódicamente de modo que se pueda favorecer, siempre que sea posible, el acceso de los alumnos a un régimen de mayor integración.

1.2. FINES Y OBJETIVOS EDUCATIVOS.

El centro especifico de E.E., al igual que los centros ordinarios, asume los fines y objetivos educativos establecidos por la LOGSE, aunque podrán adecuarse a las necesidades educativas de los alumnos escolarizados en él.

Los FINES EDUCATIVOS que dirigirán la acción formativa del centro de E.E. podrían sintetizarse en:

· Procurar el pleno desarrollo de la personalidad del alumno y potenciar al máximo las posibilidades de desarrollo integral.

· Lograr la adquisición de hábitos intelectuales y de trabajo que le preparen para la participación activa y responsable en la sociedad, en el nivel de mayor autonomía e independencia posible.

Para alcanzar estos fines educativos, el centro específico debe proponerse unos principios claros:

· Orientar psicopedagógica y profesionalmente a sus alumnos.

· Normalizar los recursos didácticos y servicios que ofrece.

· Posibilitar el mayor número de experiencias integradoras dentro y fuera del centro escolar.

· Flexibilizar al máximo la respuesta educativa ofrecida para ajustarse a los alumnos individualmente considerados. Individualización.

Los OBJETIVOS EDUCATIVOS a conseguir: estos alumnos seguirán en la medida de lo posible los objetivos educativos propuestos para cada etapa del sistema educativo general. Aunque por sus necesidades específicas destacaremos algunos objetivos considerados como prioritarios en función de las n.e.e:

a) adquirir hábitos de autonomía personal e independencia en el medio.

b) desarrollar su capacidad comunicativa.

c) Utilizar distintos medios de representación y expresión artística, reconociendo el valor comunicativo del cuerpo.

d) Adquirir los conocimientos y procedimientos que le permitan familiarizarse con la realidad natural y social.

e) Fomentar la utilización del ocio y tiempo libre como medio de enriquecimiento personal.

f) Posibilitar la interiorización de actividades, valores, normas, habilidades, y destrezas que favorezcan su integración sociolaboral.

Con estos objetivos educativos se pretende dirigir los esfuerzos educativos hacia ámbitos de desarrollo para que los alumnos se sientan independientes y sepan desenvolverse.

Al mismo tiempo el centro específico se guiará por las siguientes intenciones educativas:

· Confección de programas de adaptación curricular individual prácticos y factibles.

· Continuidad de los programas educativos.

· Participación efectiva de todos los miembros de la comunidad escolar.

· Contextualización de los programas educativos.

· Utilización de técnicas y recursos educativos innovadores.

1.3. EL CENTRO ESPECÍFICO Y LA INTEGRACIÓN ESCOLAR.

A pesar de una larga tarea legislativa, desde 1982, la integración real de los deficientes en nuestro país no sufre cambios significativos hasta que queda claramente regulada en la Ley 1/90 (LOGSE) y en los posteriores decretos que la desarrollan.

Actualmente la respuesta a las necesidades educativas especiales viene dada a través de:

– Aulas de E.E. en centros ordinarios ( en zonas rurales).

– Centros de integración.( completa o parcial)

– Centros de E.E.

En el RD 696/95 se propone la experiencia de escolarización combinada entre centros ordinarios y centros de E.E. pueden haber también centros específicos que escolaricen alumnos con n.e.e. asociadas a una discapacidad determinada ( centros de ciegos, sordos,…). Como criterio general se puede decir que el nivel de integración más adecuado es aquel que contribuye en mayor medida al desarrollo personal, escolar y social de cada alumno, siendo necesaria la opción de los centros de E.E. para responder satisfactoriamente a las n.e.e. de alumnos que no encontrarían en los centros ordinarios las condiciones y medios apropiados para favorecer su desarrollo.

1.4. CARACTERÍSTICAS Y NECESIDADES DE LOS ALUMNOS DE CENTROS DE E.E.

Las necesidades educativas de los alumnos son siempre el eje para el desarrollo del currículo y los programas educativos. Hacer una clasificación de los alumnos que pueden beneficiarse del currículo de un centro específico basándose únicamente en las discapacidades que presentan tiene grandes riesgos, ya que no todas las personas las manifiestan de la misma forma.

Según la A.A.M.R. ( Asociación Americana sobre Retraso Mental)se considera que existe retraso mental cuando:

– Existen limitaciones sustanciales en el funcionamiento actual.

– El funcionamiento intelectual es significativamente inferior a la media ( limitada capacidad de aprendizaje, lentitud y dificultad para aprender, dificultar para mantener lo aprendido, dificultad para transferir y generaliza lo aprendido, baja motivación).

– Existen limitaciones en 2 o más de las siguientes habilidades adaptativas: comunicación, autocuidado, habilidades de vida en el hogar, habilidades sociales, utilización de la comunidad, autodirección, salud y seguridad, académicas funcionales, ocio y tiempo libre y trabajo.

Las situaciones más significativas en las que es necesario desarrollar un currículo especial son:

a) Alumnado con n.e.e. permanentes asociadas a trastornos profundos de desarrollo y retraso mental severo y profundo.

Presentan alteraciones graves de desarrollo de la comunicación, autonomía y la interacción en el medio social. Los programas de aprendizaje tendrán como objetivo la adquisición de hábitos de autonomía personal y social. Requieren un entorno educativo muy estructurado. Suelen tener asociados otros problemas orgánicos, epilepsia, desórdenes sensoriales, parálisis cerebral, dificultades musculares y neuronales,… la respuesta educativa debe tender a mejorar el bienestar personal.

b) Alumnado con n.e.e. graves y permanentes asociadas a plurideficiencias:

derivadas de discapacidades sensoriales graves y minusvalías asociadas: presentan trastornos sensoriales, auditivos o visuales, que coexisten con retraso mental u otros trastornos de tipo neuromotor y de salud. Estas discapacidades condicionan seriamente su autonomía personal y social y el desarrollo de la comunicación. Su percepción está afectada y su desarrollo evolutivo alejado de lo considerado normal. Se ha de valorar la estimulación temprana recibida, las posibilidades de acceso al lenguaje, la necesidad de un sistema alternativo o complementario de comunicación, para decidir la modalidad de currículo más adecuada.

Derivadas de discapacidades motoras graves con minusvalías asociadas: presentan importantes limitaciones derivadas de minusvalías físicas que coexisten con discapacidades psíquicas y que comprometen el desarrollo de la autonomía personal, la capacidad de comunicación y el bienestar físico y emocional. Requieren apoyos permanentes, una adaptación del entorno y medios técnicos especializados que faciliten el acceso al currículo y hacer posible su autonomía y manejo físico.

c) alumnado con n.e.e. derivadas de discapacidad sensorial o afectaciones neuromotoras.

Presentan déficit auditivo o visual, o algún tipo de discapacidad motora, parálisis cerebral, etc. Sin otro tipo de minusvalías graves asociadas. Precisarán medios específicos de acceso al currículo para desarrollar un currículo ordinario. Lo habitual es que estos alumnos estén atendidos en un centro ordinario con las adaptaciones pertinentes del currículo y los recursos necesarios. En caso de estar escolarizados en un centro de E.E. el PC deberá recoger las medidas de acceso adecuadas.

A modo de resumen podemos decir que estos alumnos presentan necesidades educativas relacionadas con:

· la comunicación:

– necesitan estrategias de interacción con el medio.

– Necesitan mejorar su comunicación mediante lenguaje oral o sistema aumentativo o alternativo de comunicación.

– Necesitan estrategias para evitar problemas de comportamiento e inadaptación.

– Necesitan estrategias comunicativas.

– Necesitan mejorar la función simbólica y el uso del lenguaje.

· La autonomía e identidad personal:

– Necesitan cuidados médicos de salud y bienestar personal.

– Necesitan potenciar su percepción sensorial.

– Necesitan lograr independencia personal.

– Necesitan afianzar la adquisición de hábitos básicos: alimentación, aseo, conducta,…

· El ámbito social:

– Necesitan aprender a desenvolverse en entornos lo menos restrictivos posibles.

– Necesitan aprender a predecir las actuaciones de las personas.

– Necesitan un ambiente social y emocional consistente.

– Necesitan ayuda para participar en diferentes entornos.

· El desarrollo cognitivo:

– Dificultad para generalizar lo aprendido.

– Dificultad de percepción, memoria y atención.

– Necesitan adquirir estrategias de conocimiento del medio y planificación de sus acciones en un ambiente estructurado.

· Necesidad de ayudas y apoyos específicos:

– Necesitan una atención individualizada.

– Necesitan que se les proporcione un ambiente estructurado.

– Necesitan supervisión frecuente para realizar las tareas.

– Necesitan recursos educativos y metodologías relacionadas con diversos sistemas de comunicación aumentativa o alternativa.

– Necesitan adaptaciones significativas del currículo y medios para acceder al mismo.

1.5. ORGANIZACIÓN INTERNA DEL CENTRO ESPECÍFICO.

La organización de un centro de E.E. no difiere sustancialmente de la de un centro ordinario salvo en la presencia de recursos didácticos, personales, materiales, técnicos específicos que satisfagan las n.e.e. de los alumnos.

En el centro específico se asumen responsabilidades, funciones y actividades de:

– Dirección y gestión: fijarán objetivos y seleccionarán recursos, coordina actividades.

– Estudio, asesoramiento y orientación: suministrarán apoyo técnico y especializado para alcanzar con éxito los fines propuestos.

– Apoyo técnico e investigación y docencia: ofrecerán ayuda pedagógica y orientación que el alumno requiera para alcanzar los objetivos.

Los aspectos frente a los que debe organizarse un centro específico pasan por:

– Recursos humanos: hace referencia a la gran variedad de profesionales que intervienen en el centro específico, y que deben coordinar sus funciones. Van desde el director, jefe de estudios, secretario, consejo escolar, hasta el resto de claustro de profesores.

– Espacios y tiempos: la organización de los espacios debe regirse por los criterios de flexibilidad, funcionalidad y coordinación. La organización de un aula puede realizarse mediante rincones de actividad ( aseo, plástica, experiencias, psicomotricidad, juego simbólico). En cuanto a la organización del tiempo debemos recurrir a criterios como: flexibilidad y coordinación entre profesores para aprovecharlo.

– Material didáctico: se deben seleccionar los materiales en función de la edad, de la capacidad de autonomía, adecuados a sus necesidades, que sean motivadores.

2. EL PROYECTO EDUCATIVO DE CENTRO.

2.1. DEFINICIÓN.

Podemos considerar el PEC como el instrumento pedagógico que recoge el conjunto de procedimientos, objetivos y prioridades de actuación de un centro educativo, a partir del análisis de las necesidades educativas del alumnado y de las características del entorno escolar. Define los rasgos de identidad de un centro, formula los objetivos que es necesario conseguir y expresa la estructura organizativa y funcional de la institución.

2.2. REFERENTES BÁSICOS Y ELEMENTOS DEL PEC.

El PEC debe contener los fines e intenciones educativas, como los aspectos básicos de la organización, funcionamiento y participación de los diversos estamentos de la comunidad escolar.

Los elementos del PEC son similares a los que corresponden a un centro ordinario, pero resultan especialmente relevantes los siguientes:

o Finalidades educativas y notas de identidad del centro de E.E. relacionadas con su entorno: tendrá en cuenta el entorno y sus condiciones de vida social y económica, ámbitos característicos de salud e higiene y prevalencia de deficiencias generadoras de n.e.e. graves y permanentes.

o Los elementos personales y su organización: incluye organización y tomo de decisiones con respecto a los elementos estables del centro ( profesores, SPE, servicios, APA) en relación con la planificación educativo ( objetivos, actividades extraescolares, …). y también con instituciones colaboradoras y servicios externos que complementen la acción.

o Los elementos materiales y su organización: decisiones en cuanto al uso del mobiliario y equipamiento, la organización espacial, temporal, organización de las instalaciones y distribución de aulas, materiales y servicios para uso del alumnado y profesorado.

o Criterios de evaluación: para medir la calidad de la enseñanza que se ofrece a los alumnos. Se medirá en función de la capacidad para satisfacer adecuadamente las finalidades generales, objetivos concretos,.. Se evaluará: la eficacia de la organización, la coordinación dentro del ciclo, el aprovechamiento de los recursos, el grado de aceptación y acuerdo entre la realidad cotidiana y previsiones del PEC.

o El tratamiento de la diversidad y el agrupamiento del alumnado: estos alumnos requieren intervenciones más específicas, por tanto habrá que tener en cuenta: la organización global para la elaboración de las ACI, modalidades de apoyo, proceso de evaluación y decisiones de promoción, y criterios de atención personalizada.

o La organización de la acción tutorial: como una responsabilidad de todo el profesorado del centro.

o Coordinación e información con las familias: debe haber una coordinación y coherencia en la actuación entre ambas, para obtener un máximo desarrollo de las potencialidades del alumno. De ellos se debe conocer el nivel sociocultural, la manera de afrontar sus situaciones afectivo- emocionales, el grado de participación, …

Todos estos datos se incluyen en el RRI, que regula la organización y funcionamiento del centro. Debe incluir las normas de convivencia del centro que pueden servir para organizar la dinámica de las distintas actividades que en el centro se desarrollen: en horas de clase, recreos, comedor, etc..

3. EL PROYECTO CURRICULAR.

3.1. DEFINICIÓN.

Se puede considerar como el conjunto de decisiones articuladas que permiten concretar el DCB y las propuestas de las Comunidades Autónomas con competencias educativas en proyectos de intervención didáctica adecuados a un contexto específico.

3.2. CARACTERÍSTICAS.

El equipo docente debe analizar detalladamente los aspectos prescriptivos que contiene el Decreto regulador del currículo de etapa y luego aplicarlo para la elaboración del PCC.

– Es el elemento intermedia entre las finalidades educativas y la planificación de actividades de cada maestro.

– Su estructura será fruto de unas decisiones compartidas por todo el equipo docente.

– Es un instrumento para la formación permanente y propicia el debate entre los profesores.

– Trata de dar respuesta a los problemas pedagógicos y organizativos de la E.E. que surgen en la práctica cotidiana.

3.2. COMPONENTES.

El PCC da respuesta a las clásicas preguntas de:

§ Para qué enseñar? Objetivos generales: se deben definir con precisión, efectuando su adecuación a las posibilidades del alumno con n.e.e., es decir, que la organización, modificación o supresión de objetivos generales se determinará en función del grado de significatividad de las adaptaciones que sean necesarias para proporcionar la mejor respuesta educativa al alumnado. Los alumnos con n.e.e. graves y permanentes, con minusvalías intelectuales, sensoriales y físicas severas presentan una necesidad compleja de demandas educativas que no se encuentran en los currículos ordinarios.

§ Qué enseñar? contenidos: se deben seleccionar y secuenciar de manera que se puedan organizar con coherencia al elaborar una programación ajustada a las n.e.e. de los alumnos que las precisen. Los criterios de selección y priorización de contenidos deben ser: seleccionar aquellos que sean más adecuados a su edad, la opinión de la familia, la frecuencia de utilización, la significación social, la funcionalidad,… Mirar pag. 5 /17 para ver bloques de contenido por cada área.

§ Cuándo enseñar? temporalización: se deben establecer criterios de distribución de los contenidos por ciclos u otros períodos, teniendo en cuenta que algunos alumnos presentan una mayor lentitud para el dominio de sus capacidades.

§ Cómo enseñar? Metodología: se deben definir las líneas metodológicas sobre la acción del maestro y la del alumnado, de manera que queden perfilados los métodos más adecuados para facilitar sus distintos aprendizajes instrumentales, de habilidades sociales, etc. Los programas deben ser sistemáticos, con un procedimiento claramente definido, debe utilizar datos de rendimiento e introducir modificaciones si son necesarias.

§ Dónde enseñar? organización espacial: se deben establecer normas concretas de uso de los espacios necesarios para la práctica terapéutica de cualquier índole (normas de uso del aula de psicomotricidad, del patio, estructuración del centro,…).

§ Cuándo evaluar? Evaluación: proporciona información sobre los procesos y los resultados del aprendizaje. Se debe partir de una evaluación inicial que permite conocer las necesidades del alumno. Se realizará otra evaluación formativa y otra final, para ver los objetivos alcanzados. En la formativa se evalúa la participación, los logros del alumno, si avanza el alumno.

3.4. MODALIDADES DE CURRÍCULO EN FUNCIÓN DE LAS N.E.E.

1. Currículo general: el alumno con n.e.e. sigue los mismos programas y en los mismos grupos que sus compañeros. Suele aplicarse ante problemas motores no graves.

2. Currículo con alguna modificación: el alumno realiza prácticamente el mismo trabaja que sus compañeros, pero se introducen algunos objetivos adecuados a su necesidad específica o metodologías particulares.

3. Currículo general con modificaciones significativas: el alumno permanece parte del tiempo en el aula ordinaria pero pasa la mayor parte fuera de ella siguiendo un programa específico: reforzándose los aprendizajes instrumentales con un trabajo adicional o más individualizado,…

4. Currículo especial con adiciones: el alumno presenta n.e.e. especialmente intensas, y puede ser necesario reducir el currículo a determinados aspectos básicos. El alumno pasa casi todo el tiempo en el aula especial, vinculándose con otros niños sólo en actividades de tipo práctico con una finalidad de socialización.

5. Currículo específico: el alumno sigue un currículo por completo específico, donde se suele primar el desarrollo de destrezas sociales y de autonomía social, así como los procesos más básicos del pensamiento. Los aprendizajes instrumentales aparecen sólo si es posible y en unas condiciones muy especiales. Este currículo puede seguirse en un aula especial dentro de un centro ordinario o específico.

4. BIBLIOGRAFÍA.

– SALVADOR MATA, F. y colaboradores: “ Enciclopedia psicopedagógica de N.E.E.”. Ed. Aljibe. Málaga 2001

– BAUTISTA, R. :” Necesidades educativas especiales: manual teórico práctico”. Ed. Aljibe. Málaga. 1999

– PEYDRÓ, S y COMPANY, J.: “El PE y el PC en los centros de E.E.”. colección supor nº 4. valencia.2000

– ANTUNEZ, S. Y ZABALA, A.: “ Del PE a la programación de aula”. Ed. Grao. Barcelona.1996

5. LEGISLACIÓN.

– RD 696/95, de 28 de abril. Ordenación de la educación de los alumnos con n.e.e.

– D39/98, de 31 de marzo, Ordenación de la educación de los alumnos con n.e.e.

– Resolución 31 julio de 2000. de

– Resolución de 25 abril 1996. De la secretaría de estado de educación por la que se regula la elaboración del PC de la educación básica obligatoria en los centros de E.E.

Publicado: junio 15, 2016 por Santiago

Etiquetas: tema 5 pedagogía terapéutica