Plan de apoyo del especialista de Audición y Lenguaje en el Centro Ordinario

Audición y Lenguaje

Tribunal número……………

Nombre………

Apellidos………


1. Introducción

El plan de apoyo o de actuación (P.A.) que se presenta a continuación es un conjunto de actuaciones destinadas a mejorar el proceso de E/A, que trata de exponer la ayuda que se dispensa en un centro a todos los alumnos/as con necesidades educativas especiales, (NEE), por parte del equipo docente y de forma individual, por los distintos especialistas.

El Plan de apoyo (P.A.) se concreta en una tarea de equipo con responsabilidades conjuntas, que implica al profesorado del centro, a los profesionales externos e internos y a la comunidad educativa en general.

Yo, como maestro/a de Audición y Lenguaje (A.L.) me integro como miembro imprescindible en el PA donde realizaré las tareas y funciones definidas en la legislación vigente, teniendo en cuenta las peculiaridades del centro al que pertenezco recogidas en el Proyecto Educativo (PEC) y las características de sus alumnos.

De forma específica vamos a tratar el caso de una alumna llamada S. que tiene unas Necesidades Educativas Especiales (NEE) por padecer déficit mental y déficit auditivo, para la que crearé una serie de programas de intervención destinados a su intervención y desarrollo.

2. Contextualización del plan de apoyo

2.1. Datos del centro

El centro al que pertenezco como maestro/a de Audición y Lenguaje es un centro público situado en la periferia de una ciudad. Las instalaciones son antiguas, pero cuenta con algunas reformas recientes y un proyecto de mejora para próximos cursos.

Tiene un buen acceso y rodeado de campos. Es un lugar tranquilo, de un nivel económico y cultural medio.

El centro presenta doble línea:

– 6 unidades de Educación Infantil + 2 de apoyo.

– 12 unidades de Educación Primaria.

– 1 maestra de Pedagogía terapéutica (PT).

– 1 maestro especialista de Audición y Lenguaje (AL).

– 1 maestro de atención a la diversidad.

– 1 fisioterapeuta compartida.

– 1 psicopedagogo itinerante del Servicio Psicopedagógico Escolar (SPE) o Equipo Interdisciplinar.

– 1 cuidadora.

El colegio cuenta con dos profesoras de apoyo en Educación Infantil, porque las clases son muy numerosas y en vez de crear una línea nueva se creó esta medida por falta de espacio.

Los alumnos/as acuden al colegio de 9:00 a 12:00 del mediodía y de 15:00 a 17:00 de la tarde, aunque al centro se le ha propuesto hacer jornada intensiva de forma experimental para el próximo curso. Por las tardes y al mediodía, el centro dispone de talleres y actividades extraescolares como: inglés, futbito, cerámica, cocina, costura y gimnasia rítmica.

2.2. Características del alumnado

Los alumnos en general pertenecen a familias de entre 1 y 3 hijos.

La población se ha incrementado en los últimos años debido a la escolarización de extranjeros, principalmente marroquíes y sudamericanos.

No existen grandes problemas de conducta, son en general niños bastante educados que respetan las normas y asumen las órdenes, por lo que los conflictos en el centro son escasos. Los extranjeros que acuden a clases de apoyo para mejorar el idioma.

Acuden 11 niños con necesidades educativas logopédicas, que tienen dificultades de aprendizaje por diferentes patologías como vamos a ver en el cuadro adjunto.

De estos niños, los que cursan Educación Primaria, que son siete, están considerados Alumnos/as con Necesidades Educativas Especiales (acnee), y por lo tanto requieren la realización de adaptaciones curriculares en una o más áreas del currículo.

Etapa

Nivel

Diagnóstico

Referencia

Educación Infantil

4 años

Disfonía + Dislalia (sigmatismo)

P. M

5 años

Retraso Simple del Lenguaje (RSL)

E. P

5 años

RSL + Dislalia / s-o /

F. M

5 años

RSL (desestructuración familiar)

R. T

Educación Primaria

Retraso del Lenguaje asociado a Déficit Mental Severo

S. J

Retraso del Lenguaje (carencia de estimulación infantil)

O. H

Disfemia + Múltiples Dislalias

(absentismo escolar)

M. J.

Retraso Simple del Lenguaje (RSL)

P. N

Disfasia

A. I

Déficit Auditivo Medio +

Déficit Mental Medio

S

P.C.I = DISARTRIA

J. M

Como vemos, hay escolarizados dos alumnos/as con deficiencias importantes, un alumno con Parálisis Cerebral (PCI) y una alumna con Disfasia. Estos alumnos/as reciben una atención especializada la mayor parte del tiempo que están en la escuela, acudiendo a la clase ordinaria siempre que sea posible y las ACIs lo permitan:

• El niño con PCI tiene serios problemas de movilidad y se desplaza con silla de ruedas, por lo que se ha construido una rampa para acceder a los pisos de arriba con barandilla y un cuarto de baño adaptado. Para ayudarle en tareas de aseo personal, traslado de un aula a otra, subida al autobús… se solicitó el papel de una cuidador/a, que acude al centro en jornada completa. Esta cuidador/a se encarga a su vez de llevar a cabo el “taller de cocina”, al que asisten algunos de los alumnos/as con NEE, (alumno con PCI, alumno con Déficit Mental, alumna con Disfasia y alumna con Déficit Mental y Auditivo), en horario extraescolar. Este taller se realiza los miércoles durante 1 hora, en el cual los niños/as hacen tartas, magdalenas y comidas por encargo, que luego venden a profesores/as y alumnos/as del mismo centro. Resulta gratificante ya que ellos se encargan de ir a comprar, de hacer las masas, hornearlas y de venderlas. De este modo, ganan autonomía personal y confianza en ellos mismos, además de destrezas manuales y relaciones personales.

• Además del alumno con PCI, hay una alumna con Disfasia integrada en el centro, con graves problemas de comunicación verbal-oral. Necesita valerse de un tablero de comunicación elaborado por el/la logopeda con la ayuda de la PT y la familia. Y de un horario adaptado con fotos de los diferentes profesores/as que le tocan en cada momento del día. La familia es muy colaboradora y está pendiente de la educación de la niña en todo momento, llevándola todas las tardes a una asociación situada en el mismo pueblo, en la que se realizan actividades adaptadas a las deficiencias de los niños/as: atletismo, cerámica, montar ha caballo, claqué, estiramientos… Su nivel de socialización es muy bueno, a pesar de sus carencias tiene una estrecha relación con todos los niños/as del centro.

3. Toma de decisiones en el plan de apoyo

En este apartado vamos a ver cómo responde el centro educativo a las necesidades de los alumnos/as en él integrados.

El centro adopta las medidas que garantizan una respuesta educativa de calidad con:

– Recursos materiales y técnicos.

– Recursos personales.

– Recursos funcionales y organizativos (PEC, PCC/Programación Didáctica y Programación de aula/Programas de intervención).

– Elementos básicos del currículo.

3.1. Recursos materiales y técnicos

Cuenta con aulas equipadas de PT, AL, informática, música, laboratorio, biblioteca y psicomotricidad, además de patios zonificados y adaptaciones por todo el edificio que facilitan su movilidad por él, como: rampas de acceso a todas las aulas, barandillas, un lavabo adaptado, puertas grandes de acceso a las aulas que facilitan una buena entrado y salido… Hay también un aula de usos múltiples que se utiliza para los talleres.

• En el aula de logopedia contamos con:

– Material de discriminación auditiva (instrumentos, radiocasete, grabadora, juega con simón…).

– Material de soplo (velas, globos, matasuegras, confeti, bolas de papel…).

– Familias de muñecos hechos con plastilina.

– Material para juego simbólico: vehículos, cosas de médicos, del mercado…

– Juego de “Adivina qué es lo que oyes” de Falomir, puzzles de escenas cotidianas, juegos de familias léxicas, encajes de asociación, juegos de “veo veo”.

– Espejo colocado en la pared.

– Material de intervención en las dificultades lectoras (libros, fichas…).

– Material de vocabulario básico, material visual superpuesto, transparente y adhesivo sobre pizarra magnética.

– Lotos fonéticos, de acciones, oficios, temporales, sonoros…

– Tren de palabras, cómics para hablar, parejas lógicas, secuencias temporales, tarjetas de semejanzas y diferencias, dialogo-dialogue…de M. Monfort y A. Juárez.

– Mini arco, fichas de lectoescritura y ortografía.

– Técnicas de relajación de Jackobson y Schultz.

– Cintas audio de discriminación auditiva, relajación…

– Libros como “Reeducación de dislexias”, “La voz infantil: educación y rehabilitación”, “Como pronunciar la /r/”, “Programa de refuerzo de las actividades metalingüísticas”, “Estimulación del lenguaje”, “Actividades de comprensión lectora”, “Confusión de sinfones y sílabas trabadas”… y material como el “Enséñame a hablar”.

– Programas informáticos: Clic, Simicole, Pipo, Trampolín, Adibú…

– Un ordenador con los dispositivos de entrada y salida de información adaptados (joystick, teclado, sintetizadores de voz, micrófono…).

• En el aula de PT:

– Libros de texto de diferentes áreas y niveles, libros de lectura.

– Material de refuerzo (libros de actividades, fichas, cuadernos, mapas…).

– Ordenador adaptado…

• En el aula de usos múltiples:

Cuentan con: cocina eléctrica, horno, pila para lavar, utensilios para cocinar y diferentes armarios para guardar las cosas, caja de hilos, lanas y agujas, estantería de material para el modelado de cerámica, televisión y video, pósters, carteles…

• En el aula de psicomotricidad:

Hay colchonetas, moqueta, balones de plástico inflables y medicinales, espejo de pie, barras paralelas, espalderas, mesa de tratamiento, andadores, bicicleta con ruedas de apoyo, conos, aros, arcos de esponja, cuerdas, gomas…

3.2. Recursos personales

El centro cuenta con los profesionales necesarios para abarcar mejor las necesidades de los alumnos/as, como ya hemos visto. El equipo de apoyo, compuesto por el/la PT, el/la AL, la maestra/o de atención a la diversidad, las dos maestras “mas 1” de Infantil y el psicopedagogo del SPE, tiene estos objetivos básicos:

– Ofrecer a los acnee una educación adecuada a sus necesidades. Con 3 finalidades:

– La socialización del alumno.

– La autonomía en el medio.

– La adquisición de los aprendizajes instrumentales básicos.

– Favorecer la integración en la etapa de Primaria con la implicación de todos los miembros de la comunidad escolar (alumnos, profesores, padres y personal laboral).

– Potenciar y dinamizar a partir de la intervención de los acnee, medidas de atención a la diversidad con la finalidad de mejorar el proceso educativo de todo el alumnado.

– Posibilitar al máximo el desarrollo individual de las aptitudes intelectuales, escolares y sociales de todos los acnee.

3.3. Recursos funcionales y organizativos

Cuenta con una buena organización de los recursos materiales y personales, elaboración de ACIs, coordinaciones entre los maestros, participación de las familias… cosas que iremos ampliando a los largo de este PA.

El equipo de apoyo está muy vinculado al equipo directivo, más concretamente al jefe de estudios, el cual siempre está presente en las reuniones con la psicopedagoga del SPE. También se encarga de organizar horarios y reuniones con los servicios sociales una vez al mes para hacer un seguimiento de los casos de absentismo escolar o niños con problemas familiares. Se entrevista además con los padres para contrastar opiniones y trasmitir las decisiones tomadas por el equipo de apoyo.

Para responder a las necesidades educativas de los alumnos, el centro cuenta con una serie de medidas en sus documentos: PEC, PCC/Programación Didáctica y Programación de aula/Programas de intervención:

3.3.1. En el PEC

Desde en curso 1988-1989, el centro recibe e integra alumnos con Necesidades Educativas Especiales (NEE).

El equipo psicopedagógico de la zona, asigna al centro los alumnos que se han de integrar en los diferentes niveles. El equipo de apoyo, a la vista de los informes médicos y psicopedagógicos de los alumnos, establece unas medidas adecuadas para mejorar su integración y aprendizajes (asigna grupos, instrucciones a los profesores, ACIs…).

Estas medidas son revisadas semanalmente en las reuniones que tiene el equipo de apoyo con el psicopedagogo.

3.3.2. En el PCC/Programación Didáctica

Cuenta con una serie de aspectos para atender a la diversidad:

– El equipo directivo procurará que el centro disponga de los profesionales adecuados para atender mejor a los acnee.

– Es interesante que la presentación de las actividades sea minuciosa. Cuantos más canales de presentación se le den mejor (refuerzo visual, auditivo, táctil…). Estos alumnos tienen dificultades importantes en la retención de contenidos, por tanto es importante trabajar todas las posibles rutas de presentación de los mismos (atencional, visual, auditiva, oral…) de las diversas actividades, y siempre que sea posible con su aplicación práctica en la vida cotidiana.

– Hay que favorecer los aprendizajes interrelacionados, es decir, los relacionados entre las diferentes áreas, y grupales.

– Hay que tener en cuenta que posiblemente necesitarán más tiempo que el resto de alumnos para hacer las actividades.

– Se deben tener como objetivos en todas las áreas:

– Animarlos y ayudarlos a establecer relaciones sociales.

– Facilitarles estrategias y recursos que mejores la relación interpersonal.

– Ayudarlos en su progreso ofreciéndoles refuerzos positivos.

Para este tipo de alumnos, posiblemente será necesaria la realización de una adaptación curricular que afecte los principales elementos del currículo (objetivos, contenidos, metodología y evaluación), partiendo del nivel de competencia del alumno y de los criterios de evaluación y promoción del nivel en que se encuentre.

3.3.3. En la Programación de aula/Programas de intervención

Los profesores han de tener en cuenta a los alumnos con necesidades educativas especiales a la hora de elaborar sus programaciones de aula, y a la hora de dirigir su propia actuación hacia ese alumno. Además tienen que favorecer la presentación de los contenidos a través de diferentes rutas, como hemos comentado antes, para ofrecer al niño el máximo de posibilidades para su aprendizaje normalizado.

La forma de pensar del tutor será esencial a la hora de dirigir las enseñanzas, de él depende que el niño se desarrolle más o menos facilitando o no el papel de los especialistas y asumiendo la problemática del niño dentro del aula.

3.4. Elementos básicos del currículo

Como elementos del currículo, diremos que debido al desfase entre el Nivel de Competencia Curricular de los alumnos con NEE y el de sus compañeros de grupo, cabe la posibilidad de introducir o eliminar objetivos y contenidos de carácter individual, realizando modificaciones y adecuaciones curriculares. Deberemos priorizar, seleccionar y suprimir algunos aspectos.

En cuanto a las adaptaciones de la metodología y actividades, deberíamos procurar que los niños se comuniquen, despertando su curiosidad y suscitando su interés. Si fuera preciso ralentizaríamos el ritmo de trabajo y realizaríamos explicaciones complementarias individuales, disminuyendo la dificultad de las tareas y aumentándola progresivamente a medida que las va superando.

A la hora de evaluar trataremos de hacer un feed-back correctivo de todos los aspectos anteriormente tratados: metodología, recursos, ajustamiento de objetivos y contenidos, actividades… además de valorar su actitud e interés ante los aprendizajes, y la implicación de la familia en el proceso de enseñanza/aprendizaje.

3.5. Funciones como especialista de Audición y Lenguaje

Desde que la Educación Especial deja de ser entendida como la educación de un “tipo de personas” y pasa a considerarse como el conjunto de ayudas necesarias para satisfacer las necesidades especiales de ciertos alumnos/as, la identificación de las NEE constituye el primer paso para la establecer las ayudas que los niños pueden precisar durante su escolarización. En este proceso, el/la logopeda desempeña una importante labor, sobretodo a la hora de precisar las NEE durante la adquisición y/o desarrollo del lenguaje, y en todo lo referente a los trastornos de la comunicación.

• Las funciones como maestro/a de AyL son:

– Participar en la prevención, detección, evaluación y seguimiento de los problemas relacionados con la comunicación y el lenguaje.

– Colaborar en la elaboración de adaptaciones curriculares para el alumnado con NEE en el ámbito de su competencia

– Intervenir directamente sobre el alumno/a que presente trastornos del lenguaje y la comunicación.

– Informar y orientar a los padres/madres o tutores/as legales de los alumnos/as con los que interviene, a fin de conseguir una mayor colaboración e implicación.

– Coordinarse con todos los profesionales que intervienen en la evaluación del alumno.

La intervención del maestro/a de AL puede realizarse en el aula ordinaria, si el alumno/a presenta problemas de socialización, o en el aula de AL, donde se le atenderá a nivel individual o en pequeño grupo (máximo 3), ya que será ahí donde estén los materiales didácticos y recursos. Una vez haya conseguido los objetivos propuestos para cada alumno/a, podré darle de alta, de acuerdo con la orden y previa información a los padres.

• Es necesario destacar las vías de coordinación:

– Con el maestro/a / tutor/a: hablar sobre la metodología a seguir y los recursos, además de llevar una programación conjunta que permita una intervención globalizadora.

– Con el psicopedagogo/a y el jefe/a de estudios: para realizar un seguimiento de los casos.

– Con los servicios sociales: para tratar los casos de absentismo escolar.

– Con el maestro/a de P.T.: para comprobar todos los aspectos curriculares trabajados.

– Con la familia: para evaluar los progresos del alumno/a en el entorno familiar y social.

– Con posibles médicos externos como logopedas u otorrinos.

Podemos utilizar una tabla de coordinación docente, para ver y dejar constancia de los días y los momentos en los que me voy a coordinar con el resto de profesionales:

El tutor/a realiza la solicitud de atención logopédica

que recibe el jefe/a de estudios

y envía al psicopedagogo/a del centro,

quien realiza la evaluación psicopedagógica con la colaboración del maestro/a especialista en AL, especificando las necesidades logopédicas si las hubiera.

El SPE en función de los recursos del centro y las necesidades del alumno/a, valora y resuelve cual será el centro que mejor pueda atender a sus necesidades educativas.

Horario de atención

A partir de lo aprobado se especifica el tipo de atención:

Atención directa: que será sistemática, individual o en grupo.

Atención puntual: la atención que se le prestará a aquellos alumnos/as que por falta de tiempo o recursos no puedan ser atendidos de manera directa. (Serán atendidos de manera periódica por el maestro/a de AL y recibirán atención indirecta).

Atención indirecta: el maestro/a de AL realiza unas orientaciones para el tutor/a y/o familias, que serán revisadas conjuntamente con periodicidad.

Serán de atención preferente los alumnos/as que presenten trastornos del lenguaje que afecten gravemente a su desarrollo cognoscitivo y a sus posibilidades de acceso al currículo, así aquellos con gran afectación en la expresión verbal que dificulte seriamente su habla.

La intervención semanal se realizará según el siguiente orden:

– Alumnos/as con afasia, disfasia y deficiencia auditiva severa y profunda.

(5 sesiones)

– Alumnos/as con deficiencia auditiva media o RSL.

(3 sesiones)

– Alumnos/as con disartria, disglosia, disfemia y disfonía.

(2 sesiones)

– Alumnos/as con dislalia, retrasos del lenguaje, autismo…

(1 sesión)

4. Concreción de la actuación como maestro/a de audición y lenguaje en el plan de apoyo

4.1. Características de la alumna con la que voy a intervenir

Nombre: S. Patología: Déficit mental y auditivo

Edad: 10 años ACNEE

Curso: 4º EP

La alumna en la cuál me voy a centrar para la realización de los programas de intervención, es S., una alumna de 10 años, escolarizada en este centro ordinario desde que tenía 3. Cursa 4º de Educación Primaria, recibiendo atención de la maestra de Pedagogía Terapéutica, ya que tiene serios problemas para adaptarse al currículo que le corresponde según su edad cronológica; y de el maestro de Audición y Lenguaje desde Infantil 3 años.

Es una niña que padece Déficit Mental Ligero (C.I. 53)., causado por alteraciones cromosómicas, que provocaron además un daño en el oído interno causándole un Déficit Auditivo Medio (pérdida de 40 decibelios). Lleva audífonos desde hace seis meses.

El curso pasado al trabajar con S., se observó una posible hipoacúsia ya que tenía un tono de voz excesivamente elevado y requería la constante repetición de las cosas. Se le realizó una audiometría, a partir de la cuál se determinó la pérdida y se implantó un audífono intrauricular en cada oído. La niña no fue capaz de acostumbrarse al uso del mismo, solía quitárselos constantemente en el colegio cuando nadie le veía, y en casa, ya que argumentaba que le molestaban y sus padres eran demasiado permisivos con ella.

El médico otorrino, comentó que era una pérdida congénita y que le resultaba extraño que no se le hubiera detectado antes. Posiblemente de ser así, sus problemas de comunicación y lenguaje serían mucho más leves, y su acomodación al audífono estaría superada.

4.2. Valoración e identificación de sus necesidades educativas especiales

Para la intervención con “S.”. es necesaria realizar una valoración e identificación de sus necesidades educativas especiales:

En la evaluación del maestro de AL, aparecen estos puntos:

1. Historia de aprendizaje: conjunto de interacciones que han tenido lugar entre el alumno y los distintos contextos donde se va desarrollando (familia, escuela, comunidad…).

2. Nivel de competencia del alumno: es algo esencial que debemos conocer para plantearnos nuestra intervención; evaluar qué sabe el alumno/a y qué es capaz de hacer. El nivel de competencia lo realiza la PT y el AL a partir del Nivel de Competencia Curricular facilitado por el SPE.

3. Estilo de aprendizaje: la evaluación de este aspecto se englobaría dentro del estudio de la competencia curricular. Supone valorar la forma en la que la niña aprende, cual es su entrada sensorial, atención y motivación hacia la tarea, la manera de enfocarlas, el modo en que recibe, elabora y responde, tipo de errores que comete, material que elige, habilidades sociales que utiliza… Parece que este estilo es consecuencia del estilo de enseñanza del maestro.

4. Evaluación del lenguaje:

• Evaluaremos en primer lugar la expresión verbal:

Habilidades previas: respiración, exploración de los órganos bucofonatorios mediante praxias bucofaciales, discriminación auditiva, nociones espaciales y temporales, relajación total y segmentaria, atención.

Aspecto fonológico: articulación, conciencia fonológica, repetición de palabras, la voz y la fonación, ritmo y prosodia, la inteligibilidad, tono de voz, respiración y prosodia.

Aspecto gramatical: por medio de preguntas, descripciones y denominaciones. Utilizaremos diálogos para evaluar la estructuración de frases, concordancia y estructura verbal. Valoraremos su lectoescritura y lenguaje espontáneo, pudiendo utilizar el juego simbólico.

• No podemos olvidar la Comprensión verbal:

Aspecto semántico: observaremos el nivel de vocabulario del niño/a

Aspecto analítico-sintético: observaremos si el niño/a comprende órdenes sencillas y complejas.

Aspecto del pensamiento: la evaluaremos por medio de preguntas sobre objetos, situaciones…

Para la evaluación se pueden utilizar una serie de pruebas tales como: el ITPA, TSA, PEABODY, TALE, PLON…

• En nuestra evaluación logopédica tendremos que tener también en cuenta otros aspectos:

– Posibles trastornos asociados (afectivos, psicomotrices, cognitivos…).

Informes del alumno/a (psicopedagógico, neurológico, otorrinolaringológico…).

Información de la familia y del profesor-tutor.

Conclusiones extraídas a partir de la valoración:

“S.” viene de una familia con un nivel socioeconómico medio, ya que son propietarios de un bar en el pueblo cerca de su casa. Es muy conocida en el barrio y tiene buena relación con los clientes, sabiéndose sus vidas de principio a fin. Tiene una hermana mayor que trabaja también en el bar, está casada y espera un hijo/a en breve, cosa que obsesiona bastante a “S.” comentando cosas del embarazo en todo momento, ya que dice tener ganas de cogerlo en brazos y cuidarle. Para ella todas las mujeres de su entorno con edad suficiente deberíamos estar embarazadas, por ello pregunta a todas si lo están.

El nivel cultural de sus padres no es muy bueno, son reacios ante la discapacidad de la niña y la tratan como si fuera un bebé, sin privarse de darle un bofetón en público por alguna cosa mal hecha. Tienen un tono de voz arisco y una cabezonería por hacer las cosas a su forma, aspectos que ha heredado la niña.

Su padre está poco implicado en la educación de su hija, hasta el punto de no acudir a las reuniones establecidas y pasarle el teléfono a la madre cuando llamas a casa para comentar algo de la niña.

Son demasiado sobreprotectores, no dejan que salga a la calle, que esté en casa sola, ni que vaya a comprar… cosas que hace sin problemas en el colegio pero que se le limitan en casa, no permitiendo el desarrollo de la propia autonomía.

Tienen una actitud contradictoria, ya que dicen una cosa y actúan de forma opuesta, sobretodo en el caso de la utilización de los audífonos, ellos afirman obligarle a ponérselos por las tardes después de clase y todos los fines de semana, pero no es cierto ya que la niña dice que le dejan descansar de ellos cuando no hay cole.

Está integrada en el centro pero no se relaciona demasiado con la gente de su grupo-clase, pasa los recreos sola en un banco o con los profesores/as. Sus compañeros/as suelen burlarse de ella y hacer comentarios sobre sus aparatos. Su actitud no propicia las relaciones sociales.

Desde pequeña se le han realizado gran cantidad de pruebas a nivel motor y cognitivo, ha acudido a médicos y ha realizado actividades extraescolares, pero siempre impulsada por el personal del centro, sin la iniciativa familiar.

El psicopedagogo es consciente de todos estos aspectos, hablados durante las reuniones tratando de mejorarlos.

En la audiometría realizada por el otorrino se puede observan estas gráficas, del oído izquierdo y del derecho:

clip_image002

clip_image004

Como vemos en las gráficas, “S.” tiene una hipoacusia o sordera de percepción, conocida también como neurosensorial. La causa de esta sordera radica en el oído interno o nervio auditivo, o parte del cerebro correspondiente a la zona auditiva ”S.” suele emplear la siguiente frase para explicarlas: “ Si oigo, pero no entiendo lo que dicen.

Tiene problemas para percibir el ruido ambiental y las voces lejanas. Los sonidos graves los oye relativamente bien, pero tiene una pérdida en los sonidos agudos que le afecta a nivel conversacional. Se puede observar que tiene una mayor pérdida en el oído izquierdo, pero hay que tener en cuenta que con la utilización de los audífonos se recupera unos 30 dB de la audición, lo cual le proporciona una audición más funcional.

4.3. Valoración del lenguaje

En cuanto a la valoración del lenguaje podemos decir que:

• Aspectos prelingüísticos:

– “S.” tiene una respiración nasal y torácica, y un ritmo de respiración irregular que le lleva a quedarse sin aire en muchos momentos de su discurso.

– Con la realización de las praxias bucofaciales he observado la incorrecta posición de la cavidad bucal y de los dientes. Sus labios carecen de tono, al igual que su cara y su lengua, padece bastante distonía en general. No controla mucho el movimiento de los órganos que intervienen en el habla porque parece no haberlos ejercitado demasiado. La oclusión no es buena, ni la forma del paladar que es excesivamente pequeño.

– “S.” es normalmente consciente de las nociones espacio-temporales, aunque no siempre. Si no se fija suele cometer errores. Uno de los problemas más destacados es la incapacidad de aprender las horas en un reloj.

– Suele prestar atención al interlocutor la mayor parte del tiempo manteniendo la mirada, aunque sólo si las cosas que dice le interesan dejando el resto de lado. Se distrae constantemente en la realización de actividades si no estás encima de ella pidiéndole que las haga.

– “S.” utiliza poco la mímica facial, no es muy expresiva. Utiliza gestos de designación esporádicamente. A pesar de ello se muestra receptiva a las indicaciones de la expresión facial y gestual del adulto, así como a su entonación.

• Aspectos fonético-fonológicos:

– Articula bien la mayoría de fonemas por separado, pero muestra problemas cuando están integrados en la palabra, sobretodo con la /s/, /r/ y la /d/, así como en las sílabas inversas y sinfones.

– Suele sustituir, distorsionar y omitir muchos fonemas, haciendo de su lenguaje algo complicado de entender.

– No sabe discriminar la presencia y ausencia de sonido, ni localizarlo en el espacio debido a sus problemas de audición. Hay que repetirle los sonidos varias veces, y decirle las cosas con un tono muy elevado. Muestra dificultades para seguir la trayectoria de un sonido y para repetir estructuras de dos o más elementos.

• Aspectos morfosintácticos

– Lee en voz alta un texto escrito, con un ritmo irregular, una entonación inadecuada y errores de pronunciación.

– Participa en las conversaciones que se producen en el aula, con dificultad para mantener un tema concreto.

– Capta el sentido global de textos orales breves, en una situación controlada.

– Memoriza textos breves y los recita tras varias sesiones de trabajo con algunos fallos.

– “S.” es capaz de repetir fonemas y sílabas aisladas, así como palabras y frases cortas, aunque suele alterar el orden cuando hay muchos elementos ya que parece tener escaso interés y memoria.

– Utiliza, cuando se le recuerda, la mayúscula a principio de frase, en los nombres propios y después de punto y seguido, y los signos de interrogación y exclamación.

– Clasifica sustantivos por género y número.

– Establece la concordancia de género y número (sustantivo-adjetivo).

– Reconoce palabras que corresponden a un mismo campo semántico.

– Utiliza, en ocasiones, correctamente los tiempos verbales.

– Elabora pequeños textos de frases sencillas.

– Utiliza un habla espontánea imitando el lenguaje del adulto.

• Aspectos léxico-semánticos:

– Su vocabulario a nivel expresivo es mucho más reducido que a nivel comprensivo.

– Amplia el vocabulario referido a los temas tratados, aunque no siempre los mantiene.

– Si la explicación oral va acompañada de refuerzo visual su comprensión aumenta considerablemente.

• Aspectos pragmáticos:

– “S.” comprende órdenes sencillas, aunque requiere de unos minutos de espera para realizarlas, no sé si por falta de comprensión o por rebeldía, por querer hacer las cosas cuando quiera y no cuando le digan.

– Habla con un ritmo demasiado rápido, y un tono elevado.

– Expresa su opinión sobre un tema o texto expuesto, sin demasiada coherencia.

– Su expresión es en ocasiones agresiva, burlona y/o grotesca, influenciada por el ambiente familiar.

4.4. Identificación de las necesidades educativas

Entre sus NEE podemos destacar:

– Alteraciones en todas las áreas del lenguaje: forma, contenido y uso.

– Dificultades de atención y memoria.

– Problemas de autoestima y de adaptación social.

– Reacciones agresivas verbalmente, con falta de educación y “tacto”.

– Estereotipias al comenzar una frase “mmmmmnnsmmajjm vamos al patio” y abuso de coletillas tales como “que”, “si”, “voy”…

– Escasez de vocabulario en temas que no trata habitualmente, sobretodo a nivel expresivo.

– Dificultades para interpretar el mundo sonoro que le rodea.

– Falta de motivación y curiosidad por conocer el porqué de las cosas.

– Inmadurez motora: movimientos torpes, problemas de lateralidad, dificultad en la realización de movimientos simultáneos y equilibrios…

– Voz nasal, con poca entonación y en un tono muy elevado cuando no lleva los audífonos.

– Serios problemas de adaptación de los audífonos.

Hoy en día muchas de las personas sordas defienden el lenguaje de signos (LSE) y la cultura de la comunidad sorda antes que el oralismo, eliminando las prótesis auditivas y adaptando las rutinas diarias con dispositivos de luz y aparatos comunicativos electrónicos especiales. Yo por mi parte admiro esta forma de pensar y de enfrentarse al mundo defendiendo sus ideales y sus derechos. Pero tras conocer a diversos niños/as con hipoacúsia, especialmente a “S.”, me decanto por la comunicación oral antes que por la gestual, ya que con ella sólo podría comunicarse con las personas que conocieran el código limitando así sus interacciones. Es capaz de comunicarse oralmente así que hay que fomentarle esta capacidad.

4.5. Respuesta educativa

Al tratarse de una alumna con Déficit Auditivo Medio, debería trabajar con ella durante 3 sesiones semanales, pero debido a la existencia además de una Deficiencia Mental y todos los problemas asociados a ella, se decide intervenir 5 sesiones semanales.

a) Coordinaciones con los diferentes profesionales e instituciones externas al centro.

Para un correcto funcionamiento y un trabajo coordinado:

– Todos los miembros del equipo de apoyo se reunirán una vez a la semana. Está estipulado que está sesión se realice los lunes de 11.30 a 12.30 de la mañana en el aula de apoyo. A esta reunión acudirá además el psicopedagogo y el jefe de estudios; de esta forma podremos poner en común opiniones, propuestas y sucesos producidos con la finalidad de mejorar nuestra acción docente.

– Se realiza una hora de coordinación semanal con su tutor y la PT los lunes de 12.30 a 13.30 de la mañana, para preparar material específico y programar nuestras actuaciones.

Hablar telefónicamente con el otorrino que atiende a “S.”, para contrastar informaciones, ya que la familia no se aclara demasiado con las explicaciones que les da y no son capaces de trasmitirlas; además de ayudarme a dirigir mi actuación.

– A parte del horario estipulado, cualquier hora libre, espacio entre clase y clase o patio servirá para verme con los maestros/as y aclarar posibles dudas.

b) Coordinaciones con la familia.

Una hora semanal la reservaré para coordinarme con las familias, posibles problemas o pautas a seguir con sus hijos/as. Esta hora la tendré los miércoles de 13.30 a 14.30, hora en la que resulta más fácil a las familias salir del trabajo.

Concretamente con “S.”, a esta hora su madre ya tiene preparada la comida en el bar así que puede salir. Las reuniones las realizaré una vez al mes o cada mes y medio, ya que existen muchos aspectos a poner en común. A poder ser implicaré al padre también.

HORARIO DE LA ALUMNA

HORA / DÍA

LUNES

MARTES

MIÉRCOLES

JUEVES

VIERNES

9:00

Conocimiento

del medio

Lengua

Matemáticas

Conocimiento

del medio

Matemáticas

10:00

Psicomotricidad

Logo

Apoyo

Logo

Plástica

11:00

Patio

Patio

Patio

Patio

Patio

12:00

Logo

Apoyo

Lengua

Tutoria

Logo

15:00

16:00

Educación

Física

Lengua

Conocimiento

del medio

Lengua

Educación

Física

16:00

17:00

Tutoria

Mate

Psicomotricidad

Apoyo

Música

“S.” sigue un programa de integración combinada, acude a la clase ordinaria según su edad, pero recibe durante un tiempo diario, sesiones con la PT y conmigo. En la mayoría de clases (lengua, conocimiento del medio, matemáticas y música), “S.” recibe el apoyo de la PT, que entra en el aula con ella o la saca al aula de apoyo. En el resto (Educación Física, plástica y tutoría), se encuentra integrada de manera corriente en el aula junto con todos sus compañeros. Tiene unas horas específicas en las que sale del aula para ir a psicomotricidad (2 horas semanales) y a logopedia.

5. Los programas de intervención

5.1. Temporalización

1. Respiración.

2. Movilidad de los órganos bucofonadores.

3. Discriminación auditiva.

4. Articulación y fonación.

5. Relajación.

6. Conocimiento y cuidado de su prótesis.

7. Nociones espaciales y temporales.

8. Ritmo y prosodia.

9. Conciencia fonológica.

10. Desarrollo léxico-semántico.

11. Desarrollo de la comunicación oral.

12. Desarrollo de la comunicación escrita.

13. Atención.

14. Desarrollo de las habilidades sociales.

15. Seguimiento de instrucciones e imitación.

La puesta en práctica de estos programas de intervención la realizaré de forma horizontal, tratando de interrelacionar unas con otras basándome en el principio de globalización. Los objetivos establecidos dependerán de la evolución que vaya teniendo la niña, pudiendo ser trabajados en cursos posteriores a causa de su lentitud de aprendizaje.

En mi intervención logopédica con “S.” no voy a basarme en el área de lengua del currículo de Primaria. Existe un gran desfase entre su Nivel de Competencia Curricular y el de sus compañeros/as, causado por su déficit intelectual y su déficit auditivo, por lo que será necesario realizarle una adaptación curricular significativa. Esta ACI la realizará la PT, con la ayuda del tutor y la información que yo pueda aportar, y se encargará de llevarla a cabo ella, ya que son pocos los niños/as con NEE que acuden a este centro y es posible por tanto el apoyo por parte de la PT en el máximo de asignaturas posibles.

Yo por mi parte me encargaré de la rehabilitación de su lenguaje y su capacidad auditiva.

Considero más importante todos los aspectos expuestos (respiración, articulación, discriminación auditiva…) que el aprendizaje de las partes de una oración o los tipos de textos en el caso de esta alumna, por ello los contenidos específicos de lengua castellana a tratar serán mínimos, siempre incluidos en los programas de intervención que me he propuesto para trabajar con ella. Es primordial que desarrolle su capacidad de comunicación, su atención, su articulación y sobretodo su discriminación auditiva, para la incorporación en a penas dos años a la Enseñanza Secundaria, y posteriormente al mundo laboral.

Trabajaré con “S.”, 5 sesiones semanales como ya he dicho; 4 de ellas las realizaré en el aula de Audición y Lenguaje (lunes, martes, jueves y viernes), y la quinta de ellas (miércoles) como apoyo en clase de lengua, pero no sólo le atenderé a ella sino a todo el grupo, trabajando la expresión y comprensión en todos los niveles. (sesión grupal)

En esta sesión podré ir observando cómo evoluciona cada uno de los alumnos/as, si existe alguna patología lingüística en ellos que debiera trabajar, y la relación que establecen con “S.”.

Tendré que ir trabajando los contenidos poco a poco y por partes, proponiéndome objetivos simples a alcanzar en un principio, que iré complicando conforme la niña vaya evolucionando. No le puedo pedir que fone la /r/, si no controla sus órganos bucofonadores ni sabe articularla correctamente.

• Durante el primer trimestre trabajaré con “S.”:

– Respiración.

– Movilidad de los órganos bucofonadores.

– Discriminación auditiva.

– Articulación y fonación.

– Relajación.

– Conocimiento y cuidado de su prótesis.

El principal objetivo durante este primer trimestre será comenzar el trabajo con todos estos aspectos, familiarizarse con ellos y empezar a controlarlos, dividiendo así las sesiones:

TIEMPO

ASPECTOS A TRABAJAR

5 minutos

Respiración.

5 minutos

Praxias bucofaciales.

9 – 10 minutos

Discriminación auditiva.

9 – 10 minutos

Articulación y fonación.

10 minutos

Conocimiento y cuidado de su prótesis.

5 minutos

Relajación.

• Durante el segundo trimestre trabajaré, además de lo trabajado en el primero:

– Nociones espaciales y temporales.

– Ritmo y prosodia.

– Conciencia fonológica.

– Desarrollo léxico-semántico.

– Desarrollo de la comunicación oral.

– Desarrollo de la comunicación escrita.

En este segundo trimestre mi objetivo será que domine los aspectos trabajados en el anterior para ir introduciéndole los nuevos:

TIEMPO

ASPECTOS A TRABAJAR

5 minutos

Respiración y praxias (variando cada día).

5 minutos

Discriminación auditiva, articulación y fonación (variando).

15 minutos

Conciencia fonológica, ritmo y prosodia.

5 minutos

Nociones espacio-temporales.

10 minutos

Desarrollo léxico-semántico.

5 minutos

Desarrollo de la comunicación oral y escrita.

• Durante el tercer trimestre reforzaré todos los aspectos trabajados durante el año, e incidiré en aquellos que no hayan quedado suficientemente afianzados.

De forma continua tendré presente los programas de intervención de Atención, Desarrollo de las habilidades sociales, Seguimiento de instrucciones e imitación y Conocimiento y cuidado de su prótesis, que no trabajaré de forma directa sino introducida en las diferentes actividades a modo de temas transversales.

En algunas de estas sesiones podríamos dedicarle más tiempo a algunos aspectos, variando los minutos con respecto al resto. Por ejemplo podríamos dedicar toda la sesión del lunes a discriminación auditiva, o la del jueves a desarrollo comunicativo…

5.2. Presentación de cada programa de intervención

A continuación, debes introducir un esquema o resumen con lo esencial de cada programa de intervención.

5.3. Metodología y material a utilizar

A la hora de trabajar con “S.” utilizaré una metodología activa, abierta y manipulativa, creando siempre un ambiente de amistad.

Me basaré en el nivel de desarrollo de la niña para ir adecuando los ejercicios.

Intentaré aplicar con ella “la comunicación total”, que supone la utilización de todas las formas posibles de comunicación; esta modalidad está dentro de la corriente oralista aunque también utiliza gestos naturales y a veces gestos tomados del lenguaje de signos.

• Podemos utilizar los criterios metodológicos del constructivismo:

– Aprendizaje significativo.

– Enfoque globalizador.

– Creación de un ambiente de seguridad y confianza.

– Importancia del juego.

– Necesidad de la adecuación del ambiente de aprendizaje.

– Trabajo en equipo por parte de los maestros.

– Aprendizaje activo.

– La colaboración con las familias.

– La socialización.

– El enfoque comunicativo.

– Respeto por las diferencias individuales.

Criterios metodológicos específicos:

– Trataré de colocarle en un lugar donde no le moleste la luz directa ni ruidos fuertes que produzcan vibraciones, tanto en el aula de AyL como en el aula ordinaria, proporcionando pautas de actitud frente a alumnos con sordera a la tutora.

– Le articularemos de forma clara, correcta, y a velocidad moderada, nunca de espaldas ni en lugares donde no se pueda valer de la lectura labial como apoyo a su audición.

– Los recursos materiales que utilizaré en la intervención con “S.” serán todos aquellos que tengo mi aula de Audición y Lenguaje, más lo que me elabore yo mismo según los vaya necesitando de acuerdo con la evolución y las motivaciones de la alumna.

– Le gusta mucho la música, por lo que la tendré presente como premio al trabajo bien hecho, al finalizar algunas sesiones o el trimestre.

– El ordenador es uno de los recursos más utilizados hoy en día en los centros educativos, ya que resulta innovador y motivador para los alumnos que lo utilizan pues existen gran cantidad de programas y actividades para ellos. A “S.” le gusta y le anima a trabajar enseñando a otros alumnos lo que va haciendo, así que con él podremos trabajar muchos aspectos con los programas informáticos que tenemos.

Consulta el tema 6 sobre los recursos.

5.4. Evaluación

La evaluación será continua y global. Haré registros de todas las sesiones, para observar la eficacia del proceso (Evaluación formativa), y los logros obtenidos (Evaluación sumativa). Cada trimestre evaluaré el proceso de enseñanza-aprendizaje, la metodología, los recursos… con el fin de ver si se ajustan al ritmo de la alumna y sus capacidades.

Al final de cada trimestre, y al final de curso, realizaré un informe logopédico para observar si ha conseguido los objetivos propuestos o no.

Según la Orden sobre evaluación en la EP, los padres serán informados regularmente y por escrito con una periodicidad trimestral, según un modelo de comunicación confeccionado por el propio centro incluido en el boletín de notas.

6. Conclusión

Ya para finalizar me gustaría destacar la importancia de la integración de “S.” en un centro ordinario, y en general de todos los niños con NEE.

Para llevar a cabo la integración es necesario contar con:

– Contar con un PEC que incluya entre sus objetivos la integración, y que adopte medidas de atención a la diversidad

– Tener una actitud positiva hacia la integración, contando con los recursos humanos, materiales y organizativos necesarios para lograr una buena atención

– Derribar las barreras arquitectónicas de los centros, y superar las psicológicas de la sociedad que lamentablemente son las más grandes.

El centro donde está integrada “S.” desde pequeña atiende de manera satisfactoria todas sus necesidades, ya que cuenta con estos aspectos. Aún así, es necesario mucho trabajo por parte de los especialistas y mucho esfuerzo por parte de la niña, para conseguir alcanzar los diferentes aprendizajes.

Bibliografía

COLL, PALACIOS y MARCHESI: Desarrollo psicológico y educación. Ed: Alianza, Madrid. 1999.

GALLARDO RUIZ, J.R. y GALLEGO ORTEGA, J.L.: Manual de logopedia escolar. Un enfoque práctico. Ed: Aljibe Málaga, 1993.

RAMÍREZ CAMACHO, R.: Conocer al niño sordo. Ed: CEPE. Madrid, 1990.

BUSTOS, I.: Discriminación auditiva y logopedia. Ed: CEPE. Madrid, 1995.

BAUTISTA, R.: Necesidades Educativas Especiales. Ed: Aljibe. Málaga, 1993.

CASTANEDO, C.: Bases psicopedagógicas de la E. E. Evaluación e intervención. Ed: CCS. Madrid, 1997.

GARRIDO, J.: Programa de actividades para EE. Ed: CEPE, Madrid.

A continuación debes incluir los Anexos al Modelo del plan de apoyo.

Publicado: julio 27, 2017 por Laura Gonzalez

Etiquetas: otros documentos asudición y lenguaje