Tema 11 – Primaria Educación Física

El esquema corporal.

El proceso de lateralización.

Desarrollo de las capacidades perceptivo-motrices.

EL ESQUEMA CORPORAL.

-Concepto y evolución del esquema a lo largo del crecimiento.

-Organización del esquema corporal.

-Educación del ajuste postural.

-Alteraciones del Esquema corporal.

-Acciones educativas.

EL PROCESO DE LATERALIZACIÓN.

-Concepto y tipos de lateralidad.

-Evolución de la lateralidad en el niño y proceso de actuación.

-Acciones educativas en las fases de lateralización.

-Problemas de la lateralización.

Desarrollo de las capacidades perceptivo-motrices.

-Concepto.

-Percepción espacial.

-Percepción temporal.

-Percepción espacio-temporal.

-Actividades educativas para el desarrollo de las habilidades perceptivo-motoras.

EL ESQUEMA CORPORAL.

CONCEPTO Y EVOLUCIÓN DEL ESQUEMA CORPORAL A LO LARGO DEL CRECIMIENTO: Podemos considerar al esquema corporal, como la imagen o conocimiento inmediato que tenemos de nuestro cuerpo en estado estático o en movimiento, en relación de sus diferentes partes entre ellas y en relación con el espacio circundante de los objetos y de las personas.

En los primeros años de vida, la experiencia corporal del niño constituye la fuente de la estructuración de su personalidad, que se manifestará en el “Yo corporal“, más adelante de la relación con el entorno y consigomismo unida a la maduración del sistema nervioso, se reafirma lo que se denomina imagen del cuerpo, que en una etapa posterior, al integrarse en la toma de conciencia del espacio y del tiempo, culminará en la elaboración del “esquema corporal“.

0-3 meses: Etapa de movimientos reflejos. Etapa oral.

3 meses-1 año: Hacia los cuatro meses comienza a mirarse la mano. Las sensaciones cutáneas de vestir, lavar… resultan fundamentales. Paso de la postura horizontal a la vertical.

1-3 años: La marcha facilita el descubrimiento con su entorno. La prensión se hace mas precisa.

3-7 años: Período transitorio en el que el niño se desprende progresivamente de su subjetividad, pasando del egocentrismo y sincretismo a un estadio de representación analítica.

7-12 años: Estructuración definitiva segmentaria y del esquema corporal.

ORGANIZACIÓN DEL ESQUEMA CORPORAL: La organización de las sensaciones propioceptiva en relación con las del mundo exterior (exteroceptivas) constituye la base humana del movimiento. Esta organización implica:

-Percepción y control del propio cuerpo. Coordinación de los distintos segmentos utilizando el mayor número de ejercicios posibles para ofrecer el mayor número de sensaciones.

-Control postural y equilibrio. Que se consigue a través de ejercicios posturales estáticos y dinámicos y en diversos planos de altura.

-Control respiratorio. Íntimamente ligado a la percepción del propio cuerpo (tórax y abdomen), así como de los grupos musculares relacionados con la respiración y en su relajación segmentaria.

EDUCACIÓN DEL AJUSTE POSTURAL: Cuando una persona realiza un gesto motriz, está imprimiendo movimiento a una determinada postura. La eficacia del acto motor resultante dependerá sin duda de lo equilibrada y económica que sea la postura de base.

Una buena educación apelará a: Conocer las partes del cuerpo, poder mantener una postura equilibrada dará como resultado un movimiento más eficaz. Tomar conciencia de las diferentes posiciones corporales, evitar con ello una dispersión de las fuerzas motrices. Mejorar el equilibrio corporal posturas económicas. Expresarse mediante la actitud Gestos expresivos y un mejor conocimiento de cada una de las partes del cuerpo. Disociar segmentos ayudar a la educación para la salud evitando desequilibrios en la columna, articulares…

ALTERACIONES DEL ESQUEMA CORPORAL: Pueden ser patológicas como mutilaciones, hemiplegias, tendencia a descuidar el lado no dominante. O pueden ser alteraciones de lecto-escritura en las que intervienen factores espacio-temporales. Suelen provocar dificultades de orientación e inversión de letras o vocales. Incontrol de algunas regiones corporales.

Los componentes del esquema corporal son los siguientes:

-Conocimiento y control del propio cuerpo

-Lateralidad

-Actitud

-Respiración

-Relajación

ACCIONES EDUCATIVAS: La educación del esquema corporal se hace a través de dos etapas:

Primera etapa, Percepción global del cuerpo, de su unidad y su posición en el espacio: Es una etapa muy importante pues consiste en poner al niño ante situaciones corporales diversas que serán base para organizaciones espacio-temporales. Sus objetivos son:

-Conocimiento de las diferentes posiciones del cuerpo en relación al espacio: de pie, sentado, de rodillas..

-Diferentes desplazamientos del cuerpo en el espacio: marchas, saltos, carreras, cuadrupedias…

Todas ellas desarrolladas a través de diversas posiciones del cuerpo en el espacio y diferentes desplazamientos del cuerpo.

Segunda etapa, Primeras relaciones espaciales, es importante haber superado con éxito la etapa anterior. Sus objetivos son:

-Afirmación de la lateralización.

-Representación y toma de conciencia del propio cuerpo.

La conciencia del propio cuerpo de proceso lento. A los 7-8 años, el niño sólo puede concienciar partes cuyo control le resulta más fácil (brazos-manos), no lográndose la concienciación total del cuerpo hasta aproximadamente los 12 años, que es cuando se logra la educación de la actitud. Las

áreas a ejercitar son:

Ejercicios de concienciación segmentaria de los miembros superiores.

Toma de conciencia de la movilidad del eje corporal en el suelo.

Movilidad del eje corporal en posición erguida.

Control de la respiración y relajación.

EL PROCESO DE LATERALIZACIÓN.

CONCEPTO Y TIPOS DE LATERALIDAD: La lateralidad podemos definirla como el predominio de una parte del cuerpo. El proceso de lateralización forma parte del desarrollo del esquema corporal y es una consecuencia de la actividad motriz y la percepción de sus resultados. Tener bien desarrollada la lateralidad no significa saber donde está la mano derecha o izquierda, sino que significa poseer toda una mecánica de coordinación psicomotriz. La preferencia de la utilización de un lado u otro del cuerpo está estrechamente relacionada con la lateralización cortical y la maduración del sistema nervioso.

Tipos de lateralidad: Diestro cuyo predominio cerebral es del hemisferio izquierdo, y realizaciones motrices de derecha. Zurdo, al contrario que diestro. Diestro falso, son aquellas personas que han sido obligadas a realizar tareas con la derecha por considerar la zurdería como una enfermedad. Ambidiestro, zurdo para algunas actividades y diestro para otras. Lateralidad cruzada las manos y el ojo predominante no son del mismo lado.

EVOLUCIÓN DE LA LATERALIDAD EN EL NIÑO Y PROCESO DE ACTUACIÓN: 0-3 años. El niño no puede distinguir entre los dos lados de su cuerpo. 4-5 años. Conciencia de que las extremidades se encuentran a los lados del cuerpo, pero no de su ubicación derecha-izquierda. 6-7 años. El niño advierte que los órganos y miembros izquierdos y derechos se encuentran en lados opuestos de su cuerpo, pero no sabe que esas partes son las derechas o las izquierdas. 8-9 años. Conciencia plena de las partes laterales del cuerpo.

ACCIONES EDUCATIVAS EN EL PROCESO DE LATERALIZACIÓN: Lo importante es presentar estas actividades de manera lúdica, ya que el juego es un factor de motivación. El enfoque educativo de la lateralidad será diferente si tratamos con niños de preescolar, o si las actividades van dirigidas a niños de Educación Primaria. De 3-6 años el principal objetivo es que el niño reconozca y fije el dominio de un segmento sobre el otro, mediante un máximo número de vivencias motrices que comprometan el segmento dominante. De 6-8 años, el principal objetivo es que el niño afiance la lateralidad que ya tiene fijada por medio de ejercicios de independencia de segmentos, relación con el espacio Interiorización de las diferentes partes que intervienen en el movimiento. A partir de 8 años y más podemos centrarnos ya en buscar la cualidad de los movimientos de los segmentos no dominantes, así como mejorar la coordinación entre ambos lados del cuerpo cuando éstos realicen movimientos diferentes. Practicar con el segmento no dominante en la misma proporción. Introducir actividades predeportivas…

PROBLEMAS DE LA LATERALIZACIÓN: Todo en nuestra civilización parece estar organizado para los diestros, escritura, lectura, maquinas, etc. La adquisición de la escritura es la dificultad mas observada en las personas zurdas. Aunque el problema más agudo lo poseen los zurdos falsos o personas obligadas a utilizar su lado no dominante por falsas creencias. Suelen padecer trastornos espacio-temporales que desembocan en el lenguaje.

DESARROLLO DE LAS CAPACIDADES PERCEPTIVO-MOTRICES.

CONCEPTO: La habilidad perceptivo motora es la capacidad que tiene el niño para coordinar los sistemas sensoriales (principalmente la visión) con los movimientos del cuerpo. El desarrollo perceptivo-motórico del niño se realiza en dos vertientes: Percepción de uno mismo y Percepción de su entorno.

PERCEPCIÓN ESPACIAL: Para que el niño comience a percibir el espacio es necesario que sea capaz de captar la separación entre su Yo y el mundo que le rodea, estableciendo relaciones de proximidad y lejanía de los objetos consigo mismo y de los objetos o personas entre sí. A partir de esta noción de distancia y orientación del objeto respecto al Yo, el niño llega a la noción de distancia y orientación de los objetos entre sí. La estructuración espacial representa un esfuerzo suplementario con respecto a la orientación, ya que requiere del análisis intelectual de la situación.

PERCEPCIÓN TEMPORAL: El tiempo está al principio muy unido a la noción de espacio, pues es la duración que existe entre dos sucesivas percepciones espaciales. Por ello en su evolución sigue los mismos caminos que experimenta la construcción de las nociones espaciales: elaboración en el plano perceptual y después en el plano representativo.

ESTRUCTURACIÓN ESPACIO-TEMPORAL: La percepción de la estructuración espacio-temporal toma como soporte la imagen del cuerpo, para realizar proyecciones espaciales y temporales de su Yo hacia el exterior, hacia los demás, cara al dominio de los conocimientos de espacio y tiempo.

ACTIVIDADES EDUCATIVAS PARA EL DESARROLLO DE LAS HABILIDADES PERCEPTIVO-MOTORAS: Las agruparemos en tres grandes bloques de edades en atención a las etapas del desarrollo del niño.

3-6 años. Orientación espacial Reconocimiento de las direcciones en el espacio: izquierda-derecha, delante-detrás, arriba-abajo. Reconocimiento de tamaños, grande-pequeño. Nociones de dimensión espacial corto-largo, cerca-lejos, etc. Orientación temporal, Educación del oído, sonido fuerte-débil, largo-corto, etc.

6-10 años. Organización espacial Interiorización de las nociones derecha-izquierda, orientación del niño en el espacio en circuitos. Organización temporal Fraccionamiento irregular de tiempo y periodicidad: reproducción rítmica con palmadas de estructuras simbólicas. Noción de medida, cadencia, ritmo, velocidad, duración, etc. Educación diferenciada dirigida a los procesos lecto-escritores. Independencia de brazos y manos, ejercicios gráficos en bucles, afirmación de la lateralidad, etc.

10-14 años. Organización espacial Orientación en relación con los demás, imitación de gestos, lanzamiento de pelotas a la izquierda y derecha del contrario. Orientación sobre los puntos cardinales, etc. Estructuración espacio-temporal Desplazamiento con ritmos, con cadencias, con diferentes matices y relaciones, como color, intensidad de un sonido, etc.

Es juego seguirá siendo la herramienta de trabajo fundamental.

Publicado: diciembre 17, 2014 por Santiago

Etiquetas: tema 11 primaria educación física