Topic 9B – Description of the phonological system of the English language. Learning models and techniques. Perception, discrimination and emission of sounds, intonations, rhythms and accents. The phonetic correction.

1.- DESCRIPCIÓN DEL SISTEMA FONOLÓGICO DE LA LENGUA INGLESA.

1.1.- ¿Por qué es importante la fonética?

1.2.- ¿Qué inglés? ¿Acentos?

1.3.- ¿Cómo representar los “sonidos”?

1.4.- La voz: cuerdas vocales, articulación y fonación. Órganos auxiliares.

1.4.1.- ¿Cómo se produce la voz?

1.4.2.- Fonación.

1.4.3.- Articulación.

2.- MODELOS Y TÉCNICAS DE APRENDIZAJE.

2.1.- Papel del profesor.

2.2.- Técnicas de comunicación.

2.3.- Técnicas de producción.

3.- PERCEPCIÓN DISCRIMINACIÓN Y EMISIÓN DE SONIDOS, ENTONACIONES, RITMOS Y ACENTOS.

3.1.- Introducción.

3.2.- Vocales y diptongos.

3.3.- Consonantes.

3.4.- Semivocales.

3.5.- Entonación, acento y ritmo.

4.- LA CORRECCIÓN FONÉTICA.


1.- DESCRIPCIÓN DEL SISTEMA FONOLÓGICO DE LA LENGUA INGLESA.

1.1.- ¿Por qué es importante la fonética?

Después de muchos años de estudiar y enseñar el inglés a hispanohablantes, he llegado a la conclusión de que la mayoría de los alumnos persiguen un mismo objetivo: adquirir una fluidez de comunicación oral. Esto no es nada fácil de conseguir, teniendo en cuenta que la lengua inglesa pertenece a un grupo no romance -como es el caso del español–, que el aparato fonético del hablante se “anquilosa” con la edad -siendo por ello menos capaces de emitir mayor variedad de sonidos–, y que por norma general los alumnos no están en contacto con el “ambiente” anglófono necesario.

Para alguien que estudie una lengua fuera del país de origen, se hace absolutamente necesario el establecimiento de unos códigos que permitan la explicación de los sonidos de dicha lengua. El hablante no nativo sólo tiene como recurso la IMITACION de dichos sonidos. Esta “imitación”, llevará a un mejor o peor grado de “exactitud” dependiendo de muchos factores. Entre ellos, a mi modo de ver, el principal es la comprensión exacta de todos los sonidos de la lengua que se estudia.

Y para una buena comprensión de los sonidos, es necesaria una BUENA DESCRIPCION de los mismos: el oído tiene tendencia a “asimilar” fonemas -que a veces distan bastante de los de la lengua materna–. Esto significa que escuchamos lo que estamos acostumbrados a escuchar. De forma muy simplista, un español sólo es capaz de distinguir una “a”, y todo lo que se parezca a ella lo “escuchará” como una “a”.

1.2.- ¿Qué inglés? ¿Acentos?

Lo primero que uno descubre cuando quiere comenzar a hablar inglés, es la gran diferencia de “formas” del idioma que existen(tanto habladas como escritas). La riqueza de acentos del inglés es realmente sorprendente, por lo que, teniendo en cuenta que hemos de IMITAR a un angloparlante, ¿a quién elegimos como modelo?

Esta es realmente una difícil pregunta, a la que solo puedo responder: elija el modelo que más le guste, que más se adapte a sus necesidades y a sus posibilidades. Pero, sobre todo, el que le sea más accesible y le permita un mayor número de horas de audición. Por ejemplo, si usted puede sintonizar con la BBC, utilícela como modelo. ¡Sería absurdo pretender imitar un acento escocés sin haberlo oído nunca !

Aquí, se muestran las explicaciones que corresponden al denominado RSP: Pronunciación Recibida Standard (Received Standard Pronunciation). El acento RSP es una variedad de acento del Sur de Inglaterra que es de los más utilizados en la enseñanza. Esta es la única razón por la que aquí se muestra: como dije antes, cuánto mayor sea la fuente de información y la posibilidad de contacto con una variedad de inglés, tanto mejor será la IMITACION conseguida.

1.3.- ¿Cómo representar los “sonidos”?

Después de todo lo dicho anteriormente, sólo nos queda contestar a una pregunta crucial:¿cómo es posible representar sonidos mediante la escritura?. Bueno, no es fácil desde luego: nada importante suele serlo. Todo requiere un esfuerzo. Y por suerte otros se han esforzado antes que nosotros por resolver este problema: para representar sonidos utilizamos un conjunto de símbolos que los representan, incluyendo signos menores que nos permiten indicar la fuerza de pronunciación, calidad del sonido, abertura de la boca, posición de los órganos de la fonación, etc.

A ese conjunto de símbolos es a lo que se ha convenido en denominar ALFABETO FONETICO INTERNACIONAL (IPA = International Phonetic Alphabet).

1.4.- La voz: cuerdas vocales, articulación y fonación. Órganos auxiliares.

Me parece fundamental explicar, aunque sea brevemente, los mecanismos de producción de la voz humana y los elementos que en ella intervienen. Sólo mediante un conocimiento de los mismos podremos, de una forma consciente, poder influir en la producción de los sonidos que emitimos y así conseguir una aproximación máxima a la pronunciación del inglés.

1.4.1.- ¿Cómo se produce la voz?

Durante el proceso de la respiración el aire pasa a través de la traquea desde los pulmones. Llegado a un punto -la nuez–, se encuentra con un obstáculo primordial: las cuerdas vocales, situadas en la región conocida como laringe.

Las cuerdas vocales son dos bandas elásticas situadas una enfrente de otra. No hay que pensar en ellas como “tiras”, sino más bien como, repito, “bandas”. Sus bordes están un poco engrosados y se conocen como ligamentos vocales. El conjunto de cuerda y ligamento tiene la capacidad de aproximarse y alejarse de su opuesto, produciendo una obturación total del “tubo” traqueal -impidiendo el paso del aire completamente–; o pueden separarse -posición de descanso-dejando un hueco entre ellas que permite el paso del aire. A ese hueco le denominamos GLOTIS, o abertura glotal.

La voz se genera durante el proceso de expulsión del aire, y se puede resumir en dos grandes apartados: (1) La fonación; y (2) la articulación.

1.4.2.- Fonación.

La gran velocidad a la que discurre el aire por la laringe provoca la vibración de las cuerdas, a una velocidad realmente sorprendente: 800 pulsos por segundo y más. Esa vibración tan rápida y regular, provoca una nota musical, que es, en esencia, la producción de la voz.

El tono de la nota, puede ser modificado, lo que produce una variedad de “sonidos” que provocorán la esencia del lenguaje hablado. Ese tono se modifica por dos mecanismos:

· El estiramiento o relajación de las cuerdas, que produce una mayor o menor frecuencia de la vibración(tonos altos o bajos)

· La modificación del volumen de sus bordes: el adelgazamiento para altas frecuencias; el engrosamiento para bajas frecuencias.

El control de las cuerdas vocales se produce mediante la participación de varios músculos y ligamentos situados en la laringe (región de la nuez – en inglés Adam’s apple -). Simplemente parándonos a escuchar una simple frase, podremos comprobar la complejidad y el refinamiento de los músculos citados, que permiten la articulación rápida y exacta de multitud de sonidos diferentes ( aparte de la grandeza indiscutible del canto, el instrumento musical más perfecto jamás creado).

1.4.3.-Articulación.

El sonido primario formado en la laringe, será luego modificado en el transcurso del trayecto que le queda al aire por recorrer. La participación, unas veces activa y otras pasiva, de diferentes órganos, modificará ese sonido hasta convertirlo en un “fonema”, es decir, la expresión lingüística más reducida.

Los órganos que participan en la articulación se denominan también órganos auxiliares y son los siguientes:

· La lengua: su posición y su forma son pilares fundamentales en la articulación del lenguaje. Para demostrarlo simplemente recordar la forma en la que habla un borracho: su incapacidad articulatoria deriva, fundamentalmente, de la pérdida del control sobre los movimientos de la lengua. Sin duda es el órgano auxiliar más importante para el habla.

Podemos distinguir en la lengua tres partes fundamentales:

· El ápice o punta de la lengua, que será utilizado con extrema precisión para articular ciertos sonidos.

· Su parte media, en la que distinguiremos dos partes también:

· la parte que descansa bajo los alvéolos superiores, a la que denominaremos pala. Disfruta de una movilidad extrema y pude acceder, junto con el ápice, hasta los labios, dientes, alvéolos, etc.

· La parte que le sigue, a la que denominaremos cuerpo, y que descansa bajo el paladar duro. La posibilidad de modificar su forma, desde un aplanamiento a una concavidad notable, modificarán en mucho la calidad del sonido emitido. También puede contactar con el paladar produciendo una obturación a la corriente aérea.

· La raíz: puede también aplanarse o elevarse para contactar con el paladar blando.

· El paladar (o cielo de la boca). Se divide en dos partes:

· El paladar duro, que permanece inmóvil y por lo tanto participa pasivamente.

· El paladar blando, que puede ser movido verticalmente provocando la obturación de la cavidad nasal, e impidiendo el paso del aire hacia la nariz.

· La cavidad nasal: actúa como una caja de resonancia.

· Los dientes. Son fundamentales y podemos distinguir tres partes:

· Los dientes en sí mismos, es decir su borde cortante.

· Los alvéolos: es decir, el lugar donde están “enraizados” en la encía. Más que los “agujeros” -inaccesibles si existen los dientes- nos referimos al borde que existe alrededor de cada pieza dental.

· La parte interna de las piezas dentales que, desde el interior, puede ser utilizada como apoyo por la lengua, además de una barrera física en sí misma.

2.- MODELOS Y TÉCNICAS DE APRENDIZAJE.

2.1.- Papel del profesor.

En todos los modelos y técnicas de aprendizaje el profesor debe tener e siguiente papel:

– Debe ayudar a los alumnos a percibir sonidos. Los alumnos tendrán una fuerte tendencia a imitar los sonidos del español. El profesor debe comprobar que sus alumnos están escuchando sonidos de acuerdo con las categorías apropiadas y ayudarles a crear nuevas categorías si es necesario.

– Debe ayudar a los alumnos a producir sonidos que no ocurren en su lengua en este caso el español. Si la imitación no es suficiente, el profesor debe capaz de dar trucos y técnicas que le ayuden a producir el nuevo sonido.

– Debe dar feedback e información sobre la actuación de los alumnos y resultados.

– Debe ser capaz de reconocer posibles problemas con los que los alumnos puedan encontrarse.

– Debe establecer prioridades y decidir en qué aspecto concentrarse primero.

– Debe diseñar actividades adecuadas para el nivel y el propósito a alcanzar garantizando el progreso y la motivación de los alumnos.

El objetivo a alcanzar debe ser razonable en función de las necesidades del alumno. Un objetivo razonable para la enseñanza primaria es el de ¡legar a una máxima comprensibilidad, es decir, ser capaces de identificar con precisión el mayor número de palabras.

2.2.- Técnicas de comunicación.

Para enfrentar a los alumnos con sonidos “extraños” hay que evitar que se perciban como variantes de los sonidos que ya conocen. Para ello deben practicar con ejercicios de discriminación auditiva. Una vez que son capaces de “escuchar” las diferencias, podrán trabajar hacia una mejor pronunciación.

Existen varios tipos de ejercicios de discriminación:

– Identificación del sonido,

· En un contexto familiar:

Where is it? Come in.

· En palabras aisladas: live, sit, if finish.

· En un contexto más amplio: Come in, Mrs Mitchell.

– Técnica de “minimal pairs”,

· Entre español e inglés: fin/fin

· Entre sonidos similares del inglés: bit/beet

– Técnica de diferenciación de sonidos,

· Inglés/español:

it, it (igual)

fin, fin (diferente)

vida, vida (igual)

· Inglés/inglés:

eat, eat (igual)

feel, fill (diferente)

– Variación: Marcar la vocal diferente en read, heat, his, crease, ease.

2.3.- Técnicas de Producción.

Mediante estas técnicas, el alumno produce los sonidos que ya es capaz discriminar correctamente. Hay varios tipos:

– Ejercicios de producción imitativa, en los que el alumno repite un modelo corregir o confirmar su pronunciación.

– Ejercicios de producción no imitativa (guiada):

Teacher: Where is your book?

Alumno: My book is on the desk.

– Ejercicios de producción autónoma, en donde la conversación tiene lugar e alumnos.

3.- PERCEPCIÓN DISCRIMINACIÓN Y EMISIÓN DE SONIDOS, ENTONACIONES, RITMOS Y ACENTOS.

3.1.- Introducción.

La lengua inglesa tiene 46 fonemas o sonidos distintos, mientras que su alfabeto consta tan sólo de 26 letras. De ello resulta que algunas letras responden a más de un sonido. Por otra parte, algunos sonidos pueden escribirse con diferentes letras.

La letra u, por ejemplo, en bus y put representa a dos fonemas diferentes y se pronuncia de distinta manera, en tanto que, aun cuando su ortografía no sea la misma, sí es el mismo fonema o sonido el que se da en las palabras: she, east, receive, field, key, police.

Los sonidos de una lengua se agrupan en «familias» constituidas por cada uno de estos sonidos y sus variantes según ocurren en las distintas secuencias; y cada una de estas «familias de sonidos» constituye un fonema cuya pronunciación puede variar ligeramente mientras no rebase los límites de la frecuencia fundamental y las armónicas correspondientes a dicho fonema.

Cada fonema tiene, pues, como hemos dicho, una o más letras que lo representan ortográficamente y, a la vez, corresponde a un sonido fonológico que, en ocasiones, no tiene una letra especial que lo represente. Por ello, y para facilitar la adquisición de todos los sonidos de una lengua, se recurre a la representación de los mismos por medio de unos símbolos especiales recogidos en el llamado alfabeto fonético, en el cual cada fonema tiene una representación gráfica especial que contribuye a identificarlo. El alfabeto fonético es, pues, de indudable utilidad en el aprendizaje de una lengua.

El inglés de Inglaterra no difiere fundamentalmente del que se habla y escribe Norteamérica. Existen, sin embargo, diversas peculiaridades terminológicas y que conviene tener en cuenta.

A continuación se especifican los símbolos del Alfabeto Fonético Internacional que corresponden a cada fonema y su representación ortográfica.

3.2.- Vocales y diptongos.

/i:/. La i de tree es siempre una vocal larga, anterior, casi cerrada, que se articula con los labios distendidos y una apertura estrecha entre las mandíbulas. Los bordes laterales de la lengua se apoyan firmemente en los molares superiores Es siempre un sonido largo; más largo y más cerrado que la española de “sí”.

Ortografía:

e even

e (final) he

ee tree

ea speak

ie field

ei receive

i police

ey key

Obsérvese el fonema [i:] en algunas combinaciones poco usuales: ay en quay; eo en people.

– /i/. La i de it es siempre una vocal breve casi semicerrada. Es más breve y más cerrada que la anterior y el contacto entre los bordes de la lengua y los molares superiores es también menor. Se articula con las mandíbulas y los labios en posición casi relajada. Es un sonido más breve y más relajado que la i española de cinco, silbo.

Ortografía:

i big

y only

e England

ie ladies

a (te) climate

a (ge) village

ay Sunday

ey money

Obsérvese el fonema [i] en mountain, biscuit, build, business, busy.

Se pronuncian con [i] los siguientes morfemas:

be- become

re- return

de- demand

-less careless

-ness goodness

-es glasses

-ed wanted

[i] está también presente en innumerables vocales débiles (no acentuadas).

/e/. La e de pen es un fonema breve que se articula con los labios en posición natural y una apertura mediana entre las mandíbulas. Se parece a la e española de clavel, pero es algo más abierta.

Ortografía:

e pen

ea head

a any

ai said

Obsérvese el fonema [e] presente en says, bury, Geoffrey.

/ae/. La a de man es un sonido breve, entre semiabierto y semicerrado. Se articula con los labios distendidos y una apertura mediana entre las mandíbulas, ligeramente más abierta que para [e]. Se articula con cierta tensión de la lengua y la faringe; su timbre se aproxima a la a palatal de calle. No obstante, la calidad de este sonido sólo se adquiere por imitación directa. Corresponde a la a ortográfica y sólo la combinación a¡ tiene idéntica pronunciación.

a cat

ai plait

/a:/. La a de car es un fonema posterior. Es siempre larga y totalmente abierta y se articula con los labios en posición natural y la apertura entre las mandíbulas bastante amplia. No hay contacto entre los bordes laterales de la lengua y los molares superiores. Se parece a la a velar española de causa, pero es aún más larga y más velar. La -r que en sílaba trabada sigue a a no se pronuncia en posición final excepto cuando le sigue una palabra con vocal inicial.

Ortografía:

ar (+ consonante) car, cart

a (+ f, s, n +consonante) after, past, dance

a (+ ff, as, th +consonante) staff, father, glass

er clerk

ear heart

a (+11 muda) calm

/o/. La o de not es siempre breve. Es un fonema totalmente posterior y abierto que se articula con los labios ligerísimamente abocinados y sin contacto alguno entre los bordes laterales de la lengua y los molares superiores. Es mucho más abierta que la o española y parece un sonido intermedio entre y a velar españolas.

Ortografía:

o hot, not, dog

ou, ow cough, Gloucester, knowledge

au because, sausage

a was, what

Obsérvese el fonema [o] en yacht.

/o:/. La o de short es una vocal bastante larga que se articula con los labios medianamente abocinados y sin contacto entre los bordes laterales de la lengua y los molares superiores. Es más cerrada que la o breve inglesa, y la posición de los labios es menos abocinada que para articular la o española d Roma. Su timbre se aproxima, aunque es más abierto y más largo, a la o española de orden. En los últimos tiempos, la calidad de [o:] se ha ido desplazando hasta aproximarse a la o cardinal, por lo que, hoy en día, es un sonido más cerrado que el que aún se oye en hablantes más conservadores.

Ortografía:

or short

ou bought

au daughter

aw saw

ore before

oor door

oar roar

our four

a+l all, talk

(w)a walk, wall

o+f, th, s often, cloth, loss

Las palabras cuya ortografía pertenece al último grupo pueden pronunciarse también con el fonema [o], pronunciación adoptada por mayoría de la generación más joven. Siguen también la misma tendencia la palabras cuya ortografía es au o a(l). Así se oyen, pronunciadas indistinta mente con [o] o con [o:], palabras como Australia, Austria, salt, etc.

Este fonema [o:] ha desplazado casi totalmente el diptongo final que, hace unos años, se empleaba exclusivamente para la ortografía o+r.

/u/. La u de full es siempre una vocal breve que se articula exactamente por encima de la posición semicerrada y próxima a la región central. Se pronuncia con los labios bastante abocinados, la lengua relajada, y sin tensión. No hay contacto entre los bordes laterales de la lengua y los molares superiores Como la vocal [i], tiene una posición centralizada respecto a su correspondiente fonema largo. En timbre, es más abierta que la u abierta española de lujo.

Ortografía:

u pull, put

o woman

oo good,look

ou would, could

/u:/. La u de moon es una vocal posterior larga y cerrada que se articula un poco por debajo de la posición cerrada y ligeramente centralizada. Se articula con los labios abocinados, pero sin tensar, y las mandíbulas más cerradas que en el correspondiente fonema breve [u].

Ortografia:

u June, Susan

ue blue

o do

oo soon, too

ou soup, you

ew new, few

Obsérvese el fonema [u:] en shoe.

/^/. La u de but, tal como la pronuncia la generación joven es un fonema breve y casi abierto. Se articula hacia el centro, en posición ligeramente anterior, con los labios abiertos y las mandíbulas bastante abiertas, sin que la lengua llegue a tocar los molares superiores. Este sonido no existe en español y ha de adquirirse directamente por imitación. Hay otra variante de [^] que usan las personas mayores, que es más posterior y se aproxima a la a velar española de la exclamación ¡Madre!

Ortografía:

u cup, much

o come, mother

ou young, couple

Obsérvese el fonema [^] en blood, flood, does

/3:/. La vocal de girl es un fonema siempre largo que se articula con los labios distendidos y sin contacto entre los bordes laterales de la lengua y los molares superiores. Se forma en un punto central entre las vocales posteriores y las anteriores, y en una región que se extiende desde un punto ligeramente superior al de las vocales semiabiertas hasta un punto situado un poco por encima de las semicerradas. En español no hay un sonido semejante a éste que podríamos describir como intermedio entre e y o, pero con los labios distendidos. Se parece a la vocal compuesta francesa eu en feu, jeux, peu.

Ortográficamente, este fonema corresponde, en la mayoría de casos, a un vocal seguida de -r, pero dicha -r no se pronuncia, excepto cuando está en posición final absoluta o final de sílaba y le sigue una vocal.

Ortografía:

ir, yr

bird, myrtle

er, err

her, err

ear heard

Obsérvese el fonema [3:] en colonel.

– // Esta vocal, como la anterior, se articula en la región central y es siempre débil. Se articula con los labios en posición natural y su timbre varía según su posición en la palabra. Así, de articularse en una región por debajo de la semiabierta, cuando está en posición final como en sister, pasa a ser entre semiabierta y semicerrada, en otras posiciones, y puede llegar has semicerrada junto a -k, -g y -ng. Dado que [z] sustituye con mucha frecuencia a otras vocales en las sílabas no acentuadas, es el fonema más ampliamente usado del habla inglesa.

Ortografía:

a along

e sentence

o London

oar cupboard

u chorus

ou colour, famous

a (final) Canada

ar collar

er father

Obsérvese el fonema [] en the, picture.

/ei/. El diptongo de lady es un fonema que se articula partiendo de una [e] situada en un punto más próximo a la región semiabierta que a la semicerrada, y que se desliza hacia [i] con los labios distendidos.

Ortografía:

a table

ai Spain

ay day

ey they

ea break

/ou/. La o no tiene dos variantes principales, una conservadora y otra más moderna usada por las generaciones más jóvenes. La primera realización, [ u] parte de una [ ] realizada en un punto en la región entre semiabierta y semicerrada y algo centralizada, y se desliza hacia [u], a la vez que el abocinamiento de los labios se acentúa. La segunda variante [au], parte de una posición central, por debajo de la semicerrada de [] y se desliza hacia [u] con los labios en posición natural, que se abocinan ligeramente hacia la última parte del sonido.

Ortografía:

o old

ou shoulder

ow know

oa road

/ai/. El diptongo [ai] de child se articula partiendo de una [a] abierta situada más cerca de la posición anterior que de la posición posterior, y se desliza hacia [i] sin alcanzarla. Los labios pasan de una posición natural, al iniciarse el sonido, a una posición relajada al terminarlo.

Ortografía:

i wife

y why

ie cries

ei height

/au/. El diptongo [au] de house se articula partiendo de un punto por delante de la región posterior y ligeramente por encima de la abierta y se desliza, si alcanzarla, hacia [u]. Los labios pasan de una posición natural a un ligero abocinamiento.

Ortografía:

ou blouse

ow brown

/oi/.El diptongo [oi] de boy se articula partiendo de una o, más próxima a semiabierta que a abierta y se desliza sin alcanzarla hacia [i]. La posición de los labios pasa desde ligeramente abocinados, al iniciar el sonido, a naturales hacia el final del mismo.

Ortografía:

oi noise

oy boy

Además de los cinco diptongos arriba mencionados, hay en inglés cuatro diptongos cuyo segundo elemento es aproximadamente un mismo punto central que corresponde a [] como se pronuncia al final de father.

– /i/. El diptongo de here se articula partiendo aproximadamente de [i] y deslizándose hacia []. La posición de los labios es natural, ligeramente distendidos a comienzo de la articulación.

Ortografía:

ere here

eer beer

ear dear

ier fierce

-/e/. El diptongo de chair se inicia partiendo de la posición semiabierta de [] y deslizándose hacia el fonema [], como se pronuncia en father, con los labios en posición natural.

Ortografía:

air chair

ear pear

are care

Obsérvense las palabras their, heir, que se pronuncian con este diptongo.

/u/. El diptongo de tour empieza partiendo de la posición de [u] y se desliza hacia [] como los anteriores, con los labios ligeramente abocinados al iniciar el sonido y realmente distendidos hacia el final.

Ortografía:

ure sure

our tour

oor poor

ewer fewer

3.3.- Consonantes.

/p/. La p de pen se articula con mayor fuerza que la española. Los labios, fuertemente comprimidos uno contra otro, se separan con violencia y dejan es capar el aire acumulado detrás. En posición inicial es aspirada cuando ocurre en sílaba acentuada; es decir, que al separar los labios se deja escapar un ligera espiración de aire parecida a una brevísima h que se articula entre la p y el sonido que le sigue, como en Peter.

/b/. La b de bed es muy semejante a la [b] oclusiva española después de pausa, se articula con los labios fuertemente comprimidos. Como ocurre con [p], la [b] inglesa se realiza con mayor fuerza que la española, y la explosión de aire que ocurre al separar los labios es más violenta. En posición final precedida de m, la b es muda. También es muda en algunas palabras, precediendo a t: doubt [daut].

– /t/. La t de ten se articula apoyando la punta de la lengua en los alvéolos superiores, pero evitando que toque los dientes. En posición inicial es aspirada cuando se da en sílaba acentuada.

– /d/. La d de do se articula con la punta de la lengua apoyada contra los alvéolos superiores pero sin tocar en absoluto los dientes. Hay que evitar articular una d semejante a la española, en la que la lengua avanza hasta los dientes pues con ello entraríamos en el área de otro fonema y podría dar lugar a confusión. La d fricativa española de venído no se da en inglés.

– /k/ La c y la k de cat y key, respectivamente, son semejantes a la c española seguída de a, o, u. En sílaba inicial acentuada le sigue una ligera aspiración como a t y p. El fonema [k] seguido inmediatamente de s [ks] corresponde a la realización fonética de x: box.

– /g/. La g de garden se parece a la g oclusiva española de gana cuando precede a, o, u.

-/f/. La f de five se articula como la española. La realización ortográfica de [f] puede ser también ph, como en telephone.

/v/. La v de give se articula apoyando ligeramente los dientes superiores en el labio inferior y espirando el aire libremente. Es semejante a [f], pero sonora La calidad de esta [v] es muy distinta de la española que se realiza fonéticamente como b. Hay que cuidar especialmente la articulación de dicho fonema para evitar posibles confusiones de significado.

– //. La th de think es una articulación fricativa que se realiza apoyando la punta de la lengua contra el borde y la parte posterior de los dientes, dejando escapar el aire entre éstos y la punta de la lengua. El contacto es menos firme con los incisivos que con los demás dientes laterales. El sonido de th inglesa es muy parecido al de c española seguida de e, i, aunque ésta es algo más interdental y más enérgica que la th inglesa.

– //. La th de the es un sonido fricativo que se articula como el anterior, pero e menos interdental. Este sonido no se da normalmente en español, pero se aproxima a la d fricativa española de cada, aunque es menos relajada y más interdental.

– /s/. La s ortográfica se realiza de dos maneras según su localización en la palabra: como consonante sorda [s] y como consonante sonora [z]. Se articula dejando escapar el aire entre la punta de la lengua y los alvéolos superiores En posición inicial se parece a la s española aunque ésta es algo más grave Se realiza como consonante sorda [s]: en posición inicial; en el morfema de plural -s y en el de la tercera persona del singular del presente de indicativo, cuando sigue a una consonante sorda: p, t, k, f, th; en posición final precedida de i, a, u; y en el fonema c seguida de e, i, y.

– /z/. La realización sonora del fonema [s], es decir [z], no tiene equivalencia exacta en español y debe adquirirse por imitación directa. Se aproxima a la s española de rasgo, a la francesa de maison y a la catalana de rosa. Los estudiantes que no posean este sonido en su lengua materna se deben esforzar para que su realización sea lo suficientemente sonora para que no se confunda con la s sorda, lo que podría dar lugar a confusión. Se realizan como fricativa sonora [z]: el morfema de plural de los nombres cuyo singular termine en consonante sonora o en vocal; el morfema de tercera persona del singular del Presente de Indicativo cuando sigue a una consonante sonora o vocal; y el morfema del plural o de la tercera pers. sing. del presente de indicativo -es. También se realiza como [z] la z inicial y la final cuando va seguida de e muda.

pens [penz]

cars [ca:z]

days [deiz]

ladies [leidiz]

zoo [zu: ]

size [saiz]

Obsérvese que, cuando el morfema de plural -es se añade a una palabra que termina en -y precedida de consonante, dicha -y se cambia por -i antes de añadir la terminación. El morfema -es se realiza siempre como [iz].

– /S/ La sh de she se articula elevando la punta y el predorso de la lengua hacia los alvéolos superiores, estableciendo un ligero contacto entre ambos y espirando el aire por este conducto. No tiene equivalencia en español, pero timbre se aproxima algo a la fricación de la última parte de la ch española de techo. Para realizar una [S] correcta hay que colocar la lengua más hacia atrás que para articular [s] y, además, abocinar un poco los labios. Corresponde a sh ortográfica.

//. El fonema [] de treasure se articula como el anterior, pero es sonoro. No tiene equivalencia en español, aunque se aproxima un poco a la ll pronunciada en Andalucía, Canarias e Hispanoamérica.

– /tS/ El fonema [tS] de chocolate se articula elevando la punta y el dorso de la lengua hacia los alvéolos superiores. Es muy semejante a la ch española pero la fricación es menos aguda y más larga que en la consonante española. Corresponde a ch ortográfica.

/d/. El fonema [d] de jacket es muy semejante al anterior pero es sonoro. Corresponde a j y g ortográficas.

– /h/. El fonema [h] de have se articula espirando libremente el aire de los pulmones de forma que cause una fricación sorda muy débil que puede ocurrir e cualquier punto de la boca, ya dispuesta para realizar la vocal que le siga. Este sonido debe practicarse con suma atención porque no es una j española Aunque se parezca, su sonido es mucho más suave. La mayor parte de lo españoles pronuncian este fonema demasiado parecido a la j española. Corresponde a h ortográfica. En inglés, la h se pronuncia siempre, exceptuando un número muy reducido de palabras

– /m/. La m de man es semejante a la española pero algo más fuerte. Se articula comprimiendo los labios y separándolos con cierta violencia para dejar es capar el aire acumulado detrás, que a la vez, sale también por la nariz. Su ortografía normal es m, mm o mb.

– /n/. La n de not se articula apoyando la punta de la lengua en los alvéolos superiores y separándolos repentinamente a la vez que el aire escapa por la nariz. El fonema [n] tiene la particularidad de que, cuando está precedido d t o d, forma sílaba con ellas sin necesidad de vocal intermedia. Dado que una combinación de este tipo no se da en español, debe ser practicada cuidadosamente para obtener la calidad que requiere el sonido. Se apoya la lengua en los alvéolos superiores como para articular t o d y, sin mover la lengua de esta posición, se procede a articular [n]. El aire espirado para articular t o d y detenido por la presión de la punta de la lengua contra los alvéolos se escapa repentinamente por la nariz al articular la [n]. El sonido así obtenido es [n] silábica, como la oímos en garden y en button.

– //. El fonema [] tal y como se pronuncia al final de king, se articula elevando el predorso de la lengua contra el velo del paladar y espirando el aire por la nariz. Ortográficamente, corresponde a ng y n seguida de k. Puede darse en posición final, como en king y en wrong y en medio de palabra cuando la terminación de ésta es un morfema separable, como en kingly, singer. Pero si se da en posición intermedia y la terminación no es separable, ha de pronunciar se como [n] más [g] o [k] y no como [ ]. Este fonema, por sí solo, no se da en español (salvo en posición final -con- en algunas regiones como Galicia Andalucía y Canarias). No obstante, ocurre cuando n precede a g y a k. Po lo tanto, el sonido final de king o think se aproxima al español de tengo o de cinco.

– /r/. El fonema [r] de red se articula elevando la punta de la lengua hacia la región postalveolar, para dejarla caer inmediatamente, sin tocarla y casi sin fricción y pasar a articular la vocal siguiente. El fonema [r] se pronuncia de esta forma cuando le sigue una vocal aunque ésta sea inicial en otra palabra que siga inmediatamente [r]. En posición intermedia la r se pronuncia como fuera inicial cuando precede inmediatamente a una vocal en la sílaba siguiente. En posición final, no seguida de palabra con vocal inicial [r] no pronuncia, ni tampoco delante de consonante.

/l/. En inglés el fonema [l] tiene dos variantes principales. La primera corresponde de a una l clara, parecida a la española, que se articula apoyando la punta de la lengua en los alvéolos superiores y dejando escapar el aire por los lados de la misma. Esta variedad se emplea delante de vocal, exceptuando e muda. La segunda variante es una l velar «oscura» parecida a la l catalana, que se realiza delante de e muda, delante de consonante y en posición final Se articula con la punta de la lengua en posición semejante a la primera variante de l pero con el predorso de la lengua bajo y el postdorso retraído. Corresponde a l y ll ortográficas: feel, all.

3.4.- Semivocales.

En inglés hay dos sonidos que no encajan en ninguno de los grupos descritos. Son fonemas que lingüísticamente funcionan como consonantes pero que mejor diríamos que fonéticamente se realizan como vocales por la forma de su articulación. Son [j] y [w].

– /j/.Se articula como una i muy breve con los labios distendidos o naturales y ella se pasa rápidamente al sonido que siga. Con frecuencia este sonido realiza fonéticamente en ew, ue, ui, u. Su realización fonética responde principalmente a la semivocal y a la vocal i. Las palabras en las que ocurre deben practicarse especialmente para que su realización sea lo suficientemente rápida. yes [jes], new [nju:].

– /w/. Se articula como una u, realizada con los labios muy redondeados, de la cual se pasa rápidamente al sonido que le sigue. Cuando el sonido que sigue a [w] sea una vocal que se realice con los labios abocinados, como por ejemplo [o] o [u], la posición de los labios será tanto más redondeada para resaltar la diferencia. Hay que cuidar especialmente la realización de este sonido como queda dicho, sin confundirlo con la g fricativa española, con el que no tiene ninguna conexión. Esta asimilación es frecuente entre personas de habla española: incluso llega a escribirse en palabras adoptadas del inglés, como ocurre con la voz sandwich, realizada fonética y ortográficamente, en español, con g.

clip_image002

TABLA DE PRONUNCIACIÓN

3.5.- Entonación acento y ritmo.

La curva melódica de la voz al hablar constituye la entonación de una lengua. Dentro de cada una de éstas, hay distintas variantes de ritmo y de entonación por medio de las cuales se expone, no sólo la expresión fonológica de dicha lengua como distinta de las demás, sino matices intelectuales y emocionales debidos a circunstancias transitorias que alteran el ritmo usual de la oración que podríamos llamar básica.

Aquí nos limitaremos a dar las curvas melódicas fundamentales del inglés, que todo estudiante de dicha lengua debe conocer si quiere comunicarse con hablante nativos sin correr el riesgo de que sus palabras puedan ser incorrectamente comprendidas por su interlocutor.

El ritmo del inglés es muy uniforme. Las palabras que tienen acento tónico (nombre, verbo, adjetivo y adverbio) se suceden a intervalos regulares en la cadena del habla, y cuantas sílabas no acentuadas se dan entre dos de estos acentos tónicos han de pronunciarse en un período de tiempo igual, tanto si es una sola como si son varias. De aquí que algunas sílabas no acentuadas hayan de pronunciarse con gran rapidez, en tanto que otras sean más largas. Esto da a la lengua un ritmo muy peculiar y ha contribuido no poco a la neutralización de muchos sonidos, que son por ello difíciles de recoger por un oído poco acostumbrado.

Hay en inglés tres curvas melódicas fundamentales. La primera de ellas se conoce como curva descendente o entonación melódica final descendente. En ella la voz empieza en una nota bastante alta y desciende hasta una nota muy baja Este descenso de la voz se hace de manera gradual, partiendo de la primera sílaba acentuada de la oración y descendiendo un tono en cada sílaba acentuada en la que desciende hasta una nota realmente grave. Cuantas sílabas no acentuadas se den entre los acentos tónicos que haya en la frase deben pronunciarse e el mismo tono que el acento tónico precedente. Las últimas sílabas después del último acento son totalmente débiles y se pronuncian en un tono muy grave, sin que la voz se eleve nunca por encima del tono del último acento:

I ‘phoned him ‘yesterday.

‘Where do you `want to ‘go?

Dentro de esta misma curva existe la posibilidad de que haya una palabra que se quiera destacar especialmente en la oración o, sencillamente, aligerar la monotonía de la inflexión. En este caso, al llegar a dicha palabra, la voz se eleva ligerísimamente y desciende después hasta el final como en la primera variante.

‘Where do you ‘think he ‘wants to ‘go?

La entonación descendente se emplea:

a) en oraciones aseverativas firmes;

b) en preguntas introducidas por palabras interrogativas del tipo: who, what, when, etc., cuya respuesta no es Sí ni No;

c) en exclamaciones y órdenes;

d) en preguntas confirmativas (tag questions) que siguen a una oración expositiva cuando se espera acuerdo por parte del interlocutor.

La segunda curva melódica es la curva melódica ascendente. En ella, la voz desciende, como en la anterior, hasta la última sílaba acentuada en la que alcanza nivel más grave de la inflexión, y el tono vuelve a elevarse un poco, aunque sin alcanzar gran altura. Si, después de la última sílaba acentuada, hubiese sílabas débiles, la inflexión ascendente se realizará en éstas.

Are ‘those the ones you ‘bought?

‘Are you ‘coming?

Como en la variante anterior, puede recalcarse cualquier palabra de la oración que se desee. En este caso, la voz descenderá hasta alcanzar su tono más grave en sílaba acentuada de esta palabra y seguirá en el mismo tono hasta la última sílaba acentuada, en la que efectuará la inflexión ascendente.

La entonación ascendente se emplea:

a) en oraciones interrogativas que requieren Sí o No como respuesta;

b) en oraciones enunciativas empleadas como interrogativas y que requieren Sí No como respuesta;

c) oraciones subordinadas o frases introductorias en una oración compuesta, cuando se sigue hablando;

d) preguntas confirmativas cuando no se espera, necesariamente, acuerdo;

e) enumeración de los distintos puntos de una lista (en el último la voz desciende)

La tercera curva melódica es la descendente-ascendente. En ella la voz desciende en la palabra más importante de la oración y se eleva de nuevo, ya sea en la misma sílaba, ya en alguna otra de las siguientes. Las sílabas no acentuadas antes la sílaba en que la voz desciende se pronuncian en un tono grave, y las sílabas acentuadas, si las hay, bajan de tono gradualmente desde la primera, que se pronuncia en un tono bastante alto hasta llegar a la palabra principal, que baja ha pronunciarse en un tono muy grave. A partir de aquí, la elevación de la voz puede realizarse en la misma sílaba, o en otra de las siguientes, como ya se ha dicho. En este último caso, las sílabas intermedias entre el tono más grave y el más agudo han de pronunciarse en tono grave.

Se emplea la inflexión descendente-ascendente:

a) en oraciones aseverativas seguidas de algún determinante;

b) para expresar discrepancia, sugerencia, protesta, duda implícita, corrección d algo dicho;

c) para expresar énfasis.

He ‘isn’t ‘coming, ‘is he?

Good ‘morning.

I’m ‘so ‘sorry.

4.- LA CORRECCIÓN FONÉTICA.

En toda técnica de aprendizaje existen una serie de factores que afecta aprendizaje de la pronunciación:

– La lengua nativa. Cuanto más diferencias haya, más dificultades e alumno.

– El factor edad. Los estudios demuestran conclusiones divergentes, debido interacción de la edad con otros factores como la habilidad, la motivación, interés, etc.

– Cantidad de exposición a la lengua. No sólo es importante este factor, también la manera en que el alumno reacciona a las oportunidades para y usar el inglés.

– Habilidad fonética. Algunos alumnos ven mejor las diferencias entre sonidos otros. De todos modos, la práctica puede mejorar sus habilidades.

– Actitud e identidad. Imitar correctamente el habla de una persona puede ser forma de demostrar respeto e interés hacía esa persona y hacia el grupo que representa. Las personas con actitudes positivas hacia la lengua de desarrollar acentos más perfectos.

– Motivación y preocupación por una buena pronunciación. La mentalidad “No quiero decirlo si no puedo hacerlo perfectamente”.

Para corregir errores de pronunciación, sobre todo aquellos que afectan ¡comunicación, es necesario que el alumno practique con ejercicios de discrímii hasta la total identificación de los sonidos. Aquellos alumnos que no son distinguir ciertos sonidos tampoco serán capaces de producirlo. Es necesario, concentrarse en posibles focos de errores:

– Aquellos sonidos en inglés que no tienen equivalente en español, como /s , z/ o /f , v/.

– Aquellos sonidos en inglés que son aparentemente iguales a algunos en español, como el inglés /S/ y el sonido español /ch/.

Aquellos sonidos en inglés que son similares a algunos en español pero que tienen distinta distribución, como // en this, que es un fonema en inglés, pero un alófono en español: dado(/dao/).

Publicado: diciembre 12, 2014 por Santiago

Etiquetas: tema 9 inglés primaria