Trabajo en equipo

Trabajo en equipo

La formación permanente

El educador infantil, como cualquier otro profesional, no termina su formación con la obtención de una titulación que le facilita el acceso al puesto de trabajo.

En el campo de la educación, especialmente, tiene que existir un convencimiento pleno de que una vez que se incorpora al desarrollo de su labor profesional, debe continuar ampliando su formación para adaptarse a las necesidades del ámbito laboral en el que se va a mover y adaptarse a los cambios que se producen.

Esta formación que se necesita está especialmente reforzada por el trabajo de equipo en el que se encuentra integrado en la escuela infantil o en los centros de educación no formal.

El educador infantil, entre otros objetivos, tiene que plantearse mejorar su práctica, mejorar la acción educativa, y para ello tiene que proponerse realizar una formación continua que contribuya al logro de ese objetivo.

En educación hablamos de formación permanente en el sentido de adquirir un compromiso ante la mejora continua, una formación tanto en el ámbito científico como en el didáctico y en el técnico, logrando una repercusión en la práctica educativa.

La cuestión que se puede plantear es qué tipo de necesidades de formación tienen los educadores de educación infantil con relación a su actividad profesional.

Ámbitos de la formación

Los ámbitos en los que el educador puede desarrollar su actividad profesional son variados y diferentes unos de otros.

  • Exigen algunos conocimientos específicos en campos concretos, conocimiento de normativas, y en el caso de las estrategias metodológicas, éstas pueden sufrir variaciones en función de las características de los niños y de los grupos con los que se va a trabajar, así como de los objetivos previstos.
  • Todo esto no implica que se tengan que producir por este motivo necesidades de formación concretas porque estas cuestiones se pueden ir limitando y ajustando en la intervención educativa.
  • En lo que se refiere a la formación permanente, se trata de actualizar la formación en diferentes sentidos, teniendo en cuenta los cambios sociales, culturales, económicos, familiares, tecnológicos, que plantean una demanda social y una atención educativa que responda a esas necesidades. Así como también a las demandas de un contexto de centro determinado, y a las necesidades y características de los niños.
  • El educador tiene que estar formado y actualizarse permanentemente para ser capaz de responder a estos cambios continuos. Tiene que estar preparado para favorecer la participación de las familias en los centros, implantar los nuevos programas, innovar en el campo de la educación, responder a las nuevas exigencias que se le plantean cada día y cada curso, ponerse al día en cuanto a las investigaciones de la ciencia, la psicología, la pedagogía.
  • La formación permanente del equipo educativo se recoge en el proyecto curricular y en el plan general anual del centro.
  • Se incentivan las propuestas de formación en los propios centros que integran al equipo de educadores en cursos y proyectos de formación conjuntos, de forma que reviertan en los educadores y en beneficio del grupo de niños de la escuela infantil.

Paso 3.2. Recursos para la formación permanente

El primer recurso para la formación permanente viene dado por la propia autoformación del educador infantil, promovida desde su propia actuación profesional en la labor que desempeña como educador.

La autoformación del educador

En este campo de actuación el educador busca información, analiza, investiga, amplía conocimientos con relación al niño, a su entorno, a los recursos educativos, a las técnicas y estrategias que utiliza. Analiza sus propias posibilidades, sus conocimientos, investiga y busca nuevas alternativas didácticas.

En la labor educativa se establecen relaciones, se produce una comunicación y un intercambio de información con el resto del equipo.

Cuando se realiza una labor de equipo, se produce un refuerzo mutuo entre los miembros. Cada educador aporta a los demás los recursos y las técnicas que ha utilizado y con las que ha conseguido resultados interesantes. También los nuevos conocimientos que ha adquirido y que suponen aportaciones de interés para el grupo.

clip_image002

El educador cuenta además con la colaboración y aportación de otros profesionales que también tienen relación con el centro y que ofrecen ayuda en temas o cuestiones puntuales como ya se ha mencionado. Estos profesionales son fundamentalmente los equipos de atención temprana y los equipos de orientación educativa.

Además, los educadores individualmente o como equipo educativo pueden participar en actividades de formación permanente como:

– Cursos de formación

– Congresos.

– Jornadas.

– Proyectos de innovación e investigación educativa.

– Proyectos de formación en centros.

– Programas europeos.

Tendencias en la formación permanente del profesorado

La mayor parte de las acciones formativas actualmente se articulan alrededor de tres ejes fundamentales:

Los centros de profesores o instituciones similares, en los que se organizan actividades de formación, demandadas tanto por el profesorado como por el propio sistema educativo para cubrir sus necesidades.

– Los centros de profesores o instituciones similares, en los que se organizan actividades de formación, demandadas tanto por el profesorado como por el propio sistema educativo para cubrir sus necesidades.

– Demandas del propio profesorado, a través de movimientos de renovación pedagógica, asociaciones de profesores, colegios de profesionales, etc.

– Las universidades que imparten cursos de especialización, postdiplomaturas, cursos de formación, licenciaturas, etc., y ayudan a promover en gran medida a la investigación.

Formación del profesorado en Andalucía.

La formación del profesorado, como instrumento fundamental al servicio de la calidad educativa es objeto de atención prioritaria de la política educativa de Andalucía por ello surge el II Plan Andaluz de Formación Permanente del Profesorado.

Para saber más

– Planes y programas: http://www.juntadeandalucia.es/educacion/nav/navegacion.jsp?lista_canales=460&vismenu=0,0,1,1,1,1,0,0,0

– Enlaces de Andalucía para la formación:

Consejería de Educación. Formación del profesorado.

AVERROES. Profesorado en red.

Formación del Profesorado-ISFTIC-MEPSYD

Los centros de profesores

Son centros creados por las administraciones que han surgido en los últimos años, situados en zonas específicas en los que los profesores se pueden reunir, formar grupos de trabajo, investigar, recibir asesoramiento, apoyo técnico, y solicitar recursos para el desarrollo de su actividad profesional.

Están dirigidos y organizados por los propios docentes, tienen además de la finalidad de gestionar recursos y servir de centro de reuniones, de contribuir a investigar sobre la formación permanente del profesorado de la zona y promover los proyectos de innovación educativa y de formación en los centros.

Dentro de los recursos que ofrece para la formación permanente del profesorado, se encuentran los “centros de profesores” (http://www.juntadeandalucia.es/averroes/notfound) que promueven actividades de formación en las que pueden participar los docentes de los diferentes niveles educativos no universitarios para su actualización científica y didáctica.

Modalidades formativas

Entre las modalidades formativas que se pueden realizar a través de los centros de profesores y recursos podemos señalar las siguientes:

Programa o proyecto de formación en centros.

Estos programas tienen los siguientes objetivos: Mejorar el centro docente y Desarrollar el modelo educativo del proyecto educativo de centro.

Se justifica desde las intenciones establecidas en el proyecto educativo del centro.

El compromiso del centro se concreta en el diseño de la actividad, en la aprobación por el claustro y por el consejo escolar que recogen en sus actas las actuaciones concretas en materia de formación y también deben incorporarse a la programación general anual.

Organización del proceso formativo

Se exige la participación de al menos la mitad del profesorado del claustro, implicando en el mismo al equipo directivo. Se valorará de forma positiva la incorporación de otros miembros de la comunidad educativa y de los servicios de apoyo externo.

Fases de desarrollo:

– Análisis y reflexión sobre los contenidos del proyecto.

– Puesta en práctica de los cambios e innovaciones.

– Análisis y valoración de los cambios realizados.

Tiene que cumplir las siguientes características:

– Deben desarrollarse por medio de seminarios.

– Se pueden desarrollar durante uno o dos cursos escolares.

– La duración del proyecto de formación en centros es de entre 40 y 80 horas.

– Cada sesión presencial tendrá una duración mínima de una hora y media.

– No puede implicar ningún tipo de modificación horaria en el centro.

– Los objetivos del proyecto deben ser coherentes con las necesidades que se plantean.

– Los contenidos tienen que ser relevantes para conseguir los objetivos previstos en el mismo.

– Los procedimientos y la metodología estarán en función de los contenidos y objetivos reflejados

Grupo de trabajo.

Consiste en un proceso formativo dirigido a elaborar materiales curriculares, programaciones didácticas, diseños de proyectos de innovación e investigación.

Los objetivos de cada grupo de trabajo son definidos y propuestos por el propio grupo.

En cuanto al desarrollo, es un proceso de formación entre iguales sin apoyos de formación externa.

El número de integrantes del grupo oscila entre 4 y 10. El proyecto del grupo incluirá la estimación de los créditos del Grupo de Trabajo, que no podrá superar los 7 créditos.

La certificación del grupo se realizará en función de los resultados del trabajo realizado, del tipo de documentos elaborados. Se pueden normalmente establecer diferencias individuales en función de la implicación de los participantes, del trabajo realizado, de la memoria y del informe de evaluación final.

Al coordinador del grupo, de acuerdo con la normativa, se le puede certificar con 1/3 de créditos más que al resto de los participantes.

Seminario

Los objetivos del seminario consisten en:

clip_image003

clip_image004

clip_image005

Promover la actualización científica y didáctica

clip_image006

clip_image005[1]

Analizar y reflexionar sobre aspectos didácticos

clip_image006[1]

clip_image005[2]

Favorecer el aprendizaje entre iguales combinándolo con la formación con especialistas.

El desarrollo se realiza según los siguientes puntos:

clip_image003[1]

clip_image004[1]

clip_image005[3]

Se pueden impartir ponencias por parte de expertos en algunas sesiones.

clip_image006[2]

clip_image005[4]

El diseño de la actividad tiene que contemplar la repercusión en la práctica docente.

clip_image006[3]

clip_image005[5]

El número de participantes oscila entre 5 y 20.

clip_image006[4]

clip_image005[6]

Puede incorporar dos fases, una presencial y otra no presencial.

clip_image006[5]

clip_image005[7]

La fase no presencial no puede superar el 25 % de la duración total de la actividad.

clip_image006[6]

clip_image002[1]

En cuanto a la certificación de la actividad, es necesaria la asistencia obligatoria a un 85 % de la duración total de la fase presencial para tener derecho la emisión del certificado.

En cada sesión se levantarán actas firmadas por el coordinador y por los asistentes a la misma.

No es obligatoria la elaboración de materiales curriculares.

Pero si forma parte del compromiso del seminario la entrega al asesor del centro de profesores de una memoria de la actividad.

El asesor realizará la evaluación de la actividad teniendo en cuenta:

clip_image003[2]

clip_image004[2]

– Las actas de cada sesión.

– La memoria.

– Los materiales curriculares en el caso de que los haya.

Curso.

El centro de profesores es el responsable de establecer el diseño de esta actividad. Tendrá los siguientes objetivos:

– Promover la actualización científica y didáctica y la profundización sobre aspectos educativos a través de contenidos innovadores.

– Favorecer la actualización de conocimientos científicos, técnicos, culturales o pedagógicos.

La convocatoria incluirá el número de plazas, los criterios de selección de participantes, el lugar de realización, el calendario, etc.

En cuanto al desarrollo, se podrá contar con la participación de ponentes y expertos en las sesiones de desarrollo presencial que desarrollarán los diferentes aspectos a trabajar en los contenidos del curso.

Se contemplará la elaboración de un supuesto práctico en función de los contenidos del curso orientado a la mejora de la práctica docente.

El diseño del curso integrará en su diseño normalmente una fase presencial y otra no presencial. La fase no presencial no puede superar el 25 % de duración total de la actividad.

Para la emisión del certificado, se exige la asistencia al 85 % de la duración total de la fase presencial. Se levantarán actas de cada sesión firmadas por el coordinador y por los asistentes.

Se considerará también el supuesto práctico en los casos en los que lo hubiera. En la Consejería Educación de Andalucía también podemos encontrar el programa de formación a distancia del profesorado, que proporciona información sobre la oferta formativa de esta modalidad y ofrece también enlaces a la página del Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (CNICE).

clip_image002[2]

SINTESIS

clip_image008

Repasamos lo aprendido

Principio del formulario

Pregunta

Contacto diario de tipo informal se produce:

Respuestas

Opción 1

Durante los momentos de contacto semanal del tutor con la familia se suele aprovechar para realizar entrega de informes.

Opción 2

Durante los momentos de contacto diario del tutor con la familia se suele aprovechar para intercambiar documentación sobre el niño como informes, diarios, impresos, etc.

Opción 3

Durante los momentos de contacto diario del tutor con la familia se suele aprovechar para realizar intercambios de información de tipo informal como la llegada y salida.Los educadores y educadoras y las familias.

Pregunta

El buen trabajo en equipo se basa en:

Respuestas

Opción 1

Complementariedad, coordinación, comunicación, confianza y compromiso.

Opción 2

Complementariedad, afectuosidad, comunicación, confianza y compromiso.

Opción 3

Complementariedad, camaradería, comunicación, confianza y compromiso.

Pregunta

El coordinador realiza en el equipo de trabajo el papel de:

Respuestas

Opción 1

Dirigir y organizar el trabajo de las “comisiones” o “pequeños grupos de trabajo” dentro del equipo general.

Opción 2

Dirigir y que el trabajo equipo acate las normas.

Opción 3

Organizar el trabajo del equipo sin contar con los miembros.

Pregunta

El proceso de toma de decisiones:

Respuestas

Opción 1

Implica reunir la información con relación al objetivo que se quiere conseguir, y tener en cuenta las preferencias de quien tiene que tomar la decisión.

Opción 2

Encontrar diferentes situaciones para ver cómo actúa el equipo facilitando o dificultando la realización del trabajo de los demás.

Opción 3

Realizar la autoevaluación del trabajo del equipo y la de sus miembros.No se recoge en la normativa nacional.

Final del formulario