Toda la documentación que encontrarás en Oposinet la puedes tener en tu ordenador en formato word. De esta forma podrás modificarla y trabajar con ella con más comodidad.


Ponte en contacto con nosotros a la dirección y te la enviaremos. A cambio te pedimos que compartas tu información, enviándonos documentos interesantes para la preparación de estas oposiciones: temas, programaciones didácticas, exámenes... Es imprescindible que estos documentos no posean derechos de autor, que no existan ya en la web y que sean realmente interesantes para la preparación de las oposiciones.


Otra opción para conseguir los documentos en formato word es realizar un pago de 19,5 euros, con la cual mantendremos esta web y compraremos nuevos materiales para ponerlos al alcance del resto de la comunidad. Importante: con el pago te proporcionaremos TODOS los documentos que hayamos publicado de una de las especialidades de oposiciones. Los documentos publicados en formato pdf no te los proporcionamos en formato Word sino en pdf.




Tema 3 – Etapas del desarrollo humano: infancia, adolescencia, madurez y senectud. Implicaciones desde la perspectiva educativa y social: proyectos, instituciones y asociaciones.

INTRODUCCIÓN

El desarrollo y, en general, la vida del ser humano se desenvuelve a través de sucesivas etapas que tienen características muy especiales. Cada una de ellas se funde gradualmente en la etapa siguiente. Sin embargo, no hay un acuerdo unánime para determinar cuántas y cuáles son esas etapas. Tampoco se puede decir cuándo comienza exactamente y cuándo termina cada etapa, pues en el desarrollo influyen diversos factores individuales, sociales y culturales. Por eso se dice que cada ser humano tiene su propio ritmo de desarrollo.

En este tema señalaremos las características principales de las etapas del desarrollo humano. Nos interesa conocer estas características para poder actuar de acuerdo con ellas en los diferentes programas y proyectos de intervención que se lleven a cabo porque cada etapa tiene unos intereses y unas necesidades, sin perder de vista el ritmo de desarrollo individual y único.

  1. ETAPAS DEL DESARROLLO HUMANO: INFANCIA, ADOLESCENCIA, MADUREZ Y SENECTUD.

Desde el instante de la concepción se inicia el desarrollo de un nuevo ser humano único e irrepetible que pasará por distintas etapas y fases evolutivas: gestación, nacimiento, infancia, adolescencia, madurez, senectud y muerte.

Estas etapas tienen unas características biológicas, psicológicas y sociales. Son dinámicas y en relación con el contexto histórico en el que se expresan y desarrollan.

Cada etapa tiene unas peculiaridades propias que se reflejan en el modo de ser y comportarse de todo individuo.

Infancia

El papel de la niñez y la actitud de la sociedad hacia ella han variado mucho con el paso del tiempo. Actualmente protagonismo y poder de los niños.

Las características que tiene esta etapa son.

– Falta de autonomía que tienen que ir adquiriendo

– Dominio y responsabilidad de los padres o adulto a cargo

– Fuerte influencia del entorno social en su comportamiento y desarrollo

Podemos considerar diferentes fases:

  • Primer año de vida: se dan grandes progresiones, comienza a desplegar una serie de recursos innatos que le permiten un paulatino ajuste al medio que le rodea y creciente control sobre el medio y sobre sí mismo. Se inicia con el parto o nacimiento que supone un fuerte sentimiento de inseguridad y miedo. Depende total y absolutamente del adulto. El objetivo fundamental de la conducta del bebé e la búsqueda de contacto con el adulto, esto se denomina apego. Primero se da la vinculación con todas las personas, después selecciona y prioriza la elección (madre) y posteriormente se afianza el apego hacia la madre y rechazo a los extraños (7/8 meses aproximadamente). Las conductas que utiliza para establecer vínculos son el llanto y la sonrisa, amamantamiento, intercambio vocal y conductas visuales. A través del apego adquiere una seguridad básica que le acompañará como pilar fundamental en su vida, haciendo que se perciba como sujeto querido y deseado.
  • Primera infancia (1 a 3 años): el niño se lanza a la conquista del entorno, se aleja psicológicamente y conductualmente de los padres; descubre la norma social y se descubre a sí mismo. Explora el mundo exterior, primero a nivel sensoriomotriz debido a la mayor movilidad y manipulación reiterada, después a nivel preoperacional, periodo en el que ya hay capacidad representacional. El descubrimiento de la norma social es un proceso activo en el cual, la sociedad en su conjunto trata de inculcar al niño los comportamientos, valores, creencias y rasgos de la personalidad. Se inhiben comportamientos poco deseados.
  • Etapa de 3 a 6 años: se consolidan y refuerzan los avances de desarrollo de la primera infancia, el sentimiento de autosuficiencia se afianza. La relación con los iguales y el juego asociativo son básicos para la socialización. Los padres son idealizados. Hacia los 3 años advierte que entre sus padres hay una relación especial de la que es excluido, prueba una y otra vez el límite y jerarquía entre los padres. Los padres deben mantener con seguridad y afecto este límite. En cuanto al desarrollo cognitivo estamos en el aprendizaje preoperacional.
  • Etapa de latencia (6 a 12 años): se incorporan a la escuela que es el segundo agente de socialización más importante; en ella reciben formación humana y social. Las características de esta etapa son:

– Nueva separación de los padres

– Identificaciones secundarias

– Importancia del grupo de pares, se va desarrollando el juego organizado

– En cuanto al desarrollo cognitivo acceso a las operaciones concretas, comienza a dominar nociones lógicas abstractas y operaciones matemáticas esenciales

– Acomodación o adaptación social

– Aumenta la capacidad de empatía y su conocimiento de la realidad se hace más objetivo

– La competencia social se ve sometida a prueba y a continua evaluación, de ello va a depender el desarrollo de la autoestima

  • Pubertad (9 a 13 años): es un período de crecimiento en el que el niño desarrolla la capacidad de reproducción. Es el final de la infancia y el comienzo progresivo de la vida adulta. Hay cambios respecto a las diferentes épocas y en las diferentes culturas.

– A nivel biológico aparecen los caracteres sexuales secundarios, maduran los órganos genitales y el crecimiento es muy rápido y a saltos. Estas modificaciones físicas y fisiológicas tienen efectos psicológicos y sociales.

– A nivel psicológico y social se produce gran confusión ya que interiormente no se reconoce ni como niño ni como adulto. Su autoconcepto se hace más negativo e inestable. Los padres y educadores también confundidos y desorientados.

Adolescencia

Periodo de crecimiento en el que vamos elaborando todos los cambios corporales y biológicos iniciados en la pubertad. El objetivo final de esta etapa será la definición de la propia identidad y la construcción de un proyecto de vida.

En la actualidad aumento de la etapa de adolescencia debido a las dificultades sociales (paro, aumento del periodo formativo, imposibilidad de adquirir una vivienda, modelos sociales juveniles que proclaman la ausencia de compromisos y responsabilidades, factores culturales y sociales)

Las experiencias que caracterizan esta etapa son:

® Búsqueda de una imagen con la que me identifico y de nuevos patrones de comportamiento. Los dos agentes de socialización más importantes son el grupo de iguales y los medios de comunicación.

® Los estudios y el trabajo como una puerta abierta al mundo, tienen dos posibilidades:

– Continuar estudiando y elección de los estudios a realizar

– Lanzarse al mundo laboral y buscar su primer empleo

® Los amigos

® La calle

® Descubrimiento de la sexualidad

® Confrontación con la sociedad

® En cuanto al desarrollo cognitivo se desarrollan las operaciones formales, incrementa su capacidad de abstracción, es capaz de utilizar el método hipotético-deductivo, es capaz de analizar y reflexionar sobre sus propios pensamientos.

Madurez

Tiene lugar cierta plenitud del desarrollo, se adquiere una edad y unas aptitudes que te señalan como “adulto” y por tanto con capacidad para procrear, razonar, decidir, trabajar, poseer…; construyendo uno su propia vida de una forma sana, adaptable e independiente.

En cuanto a la inteligencia, no todos alcanzamos las operaciones formales. Se da el máximo esplendor o desarrollo sobre los 30/35 años de edad, a partir de esta edad comienza el declive. Está determinada por el contexto socio-ambiental e implica la capacidad de enfrentarse a tareas o situaciones nuevas y a la capacidad de sistematizar el procesamiento de la información.

En cuanto a la personalidad se dan ciertos procesos de cambio y de continuidad. Personalidad y comportamiento definen el ajuste o adaptación del individuo al mundo que le rodea.

Cada grupo social y época histórica han dado distintos contenidos y límites cronológicos al concepto de adulto. Se pueden considerar distintas fases:

® Adultez temprana (20-35 años), se asumen nuevos roles sociales:

– Comienzo de una ocupación

– Elección de compañero/a

– Aprendizaje de la vida en pareja

– Paternidad/maternidad

– Gobierno y dirección del hogar

– Adquisición de responsabilidades cívicas

– Elección del grupo social de pertenencia

® Adultez media (35-55 años), gran productividad y autorrealización, unido al gran sentimiento de pérdida. Tiene lugar:

– Ayudar a crecer a los hijos en autonomía

– Envejecimiento o pérdida de los padres

– Logros sociales

– Reencuentro con el ocio y con la pareja

– Aceptación y ajuste de los cambios fisiológicos

® Adultez tardía (55-65 años), transición hacia la tercera edad, los cambios que tienen lugar son:

– Declive físico, mayor preocupación por la salud

– Jubilación y abandono de la vida laboral activa

– Reducción de ingresos

– Aceptación y adaptación a la pérdida de los seres queridos

Los vínculos y relaciones sociales que tienen lugar en esta etapa son:

û Relaciones de amistad y pareja

û Paternidad/Maternidad

û Trabajo

Senectud

El envejecimiento es un hecho biológico, previsto en el código genético, psicológico y social. Es un concepto nuevo que se está produciendo debido al envejecimiento de la población. Han evolucionado los roles y los estereotipos sobre la vejez.

Los estereotipos sobre la vejez son considerar la vejez como una enfermedad, como un déficit comportamental. La senectud es un proceso variable, la edad cronológica es una referencia. Las fases que podemos considerar:

– Tercera edad sobre los 65-70 años

– Ancianidad sobre los 70-75 años

– Última senectud, aproximadamente sobre los 80 años

La vejez supone un gasto social importante para la atención a este sector cada vez más amplio.

En esta época se da la jubilación, en las etapas anteriores hay que prepararse para poder enfrentarla de manera adecuada.

En cuanto a la familia se dan los siguientes cambios:

  • Nido vacío
  • Incorporación del hombre a casa
  • Mayor longevidad de las parejas casadas
  • Pérdidas del cónyuge
  • Asunción del rol de abuelo

En relación con el ocio y tiempo libre:

    • Mayor tiempo dedicado a la televisión y la radio, sobre todo las mujeres y depende también del nivel sociocultural
    • Mentalización creciente a hacer ejercicio
    • Poca lectura
    • Nuevas relaciones sociales

  1. IMPLICACIONES DESDE LA PERSPECTIVA EDUCATIVA Y SOCIAL: PROYECTOS, INSTITUCIONES Y ASOCIACIONES.

3.1. Implicaciones desde la perspectiva educativa

La educación es un proceso permanente que se desarrolla a lo largo de toda la vida en diferentes ámbitos:

    • Educación formal, responde al sistema educativo institucionalizado y jerarquizado
    • Educación no formal, toda aquella que se lleva a cabo fuera del sistema educativo, pero también como actividad organizada y sistematizada, para facilitar determinados aprendizajes a diferentes subgrupos de la población.
    • Educación informal, proceso educativo no organizado que transcurre a lo largo de la vida de la persona proveniente de las influencias educativas de la vida diaria y el medio ambiente. Carece de organización y es asistemático.

La acción educativa tiene un carácter multidimensional, abarca los distintos aspectos del desarrollo. En cada etapa educativa debemos contemplar las características de dicha etapa para poder actuar de acuerdo con sus capacidades e intereses.

El sistema educativo español, en la actualidad, está regulado por la Ley Orgánica 2/2006 de 3 de mayo de educación. Las enseñanzas que ofrece el sistema educativo son las siguientes:

a) Educación infantil.

b) Educación primaria.

c) Educación secundaria obligatoria.

d) Bachillerato.

e) Formación profesional.

f) Enseñanzas de idiomas.

g) Enseñanzas artísticas.

h) Enseñanzas deportivas.

i) Educación de personas adultas.

j) Enseñanza universitaria.

La educación primaria y la educación secundaria obligatoria constituyen la educación básica. La enseñanza básica a la que se refiere es obligatoria y gratuita para todas las personas. Se desarrolla, de forma regular, entre los seis y los dieciséis años de edad.

La educación secundaria se divide en educación secundaria obligatoria y educación secundaria postobligatoria. Constituyen la educación secundaria postobligatoria el bachillerato, la formación profesional de grado medio, las enseñanzas profesionales de artes plásticas y diseño de grado medio y las enseñanzas deportivas de grado medio.

La enseñanza universitaria, las enseñanzas artísticas superiores, la formación profesional de grado superior, las enseñanzas profesionales de artes plásticas y diseño de grado superior y las enseñanzas deportivas de grado superior constituyen la educación superior.

Las enseñanzas de idiomas, las enseñanzas artísticas y las deportivas tendrán la consideración de enseñanzas de régimen especial.

La enseñanza universitaria se regula por sus normas específicas.

La educación infantil constituye la etapa educativa con identidad propia que atiende a niñas y niños desde el nacimiento hasta los seis años de edad. La educación infantil tiene carácter voluntario y su finalidad es la de contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de los niños.

Dadas las características de esta etapa en ambos ciclos de la educación infantil se atenderá al desarrollo afectivo, al movimiento y los hábitos de control corporal, a las manifestaciones de la comunicación y del lenguaje, a las pautas elementales de convivencia y relación social, así como al descubrimiento de las características físicas y sociales del medio en el que viven. Además se facilitará que niñas y niños elaboren una imagen de sí mismos positiva y equilibrada y adquieran autonomía personal.

La educación primaria es una etapa educativa que comprende seis cursos académicos, que se cursarán ordinariamente entre los seis y los doce años de edad. La finalidad de la educación primaria es proporcionar a todos los niños y niñas una educación que permita afianzar su desarrollo personal y su propio bienestar, adquirir las habilidades culturales básicas relativas a la expresión y comprensión oral, a la lectura, a la escritura y al cálculo, así como desarrollar las habilidades sociales, los hábitos de trabajo y estudio, el sentido artístico, la creatividad y la afectividad.

La etapa de educación secundaria obligatoria comprende cuatro cursos, que se seguirán ordinariamente entre los doce y los dieciséis años de edad. La finalidad de la educación secundaria obligatoria consiste en lograr que los alumnos y alumnas adquieran los elementos básicos de la cultura, especialmente en sus aspectos humanístico, artístico, científico y tecnológico; desarrollar y consolidar en ellos hábitos de estudio y de trabajo; prepararles para su incorporación a estudios posteriores y para su inserción laboral y formarles para el ejercicio de sus derechos y obligaciones en la vida como ciudadanos. En la educación secundaria obligatoria se prestará especial atención a la orientación educativa y profesional del alumnado.

Los alumnos que una vez cursado segundo no estén en condiciones de promocionar a tercero y hayan repetido ya una vez en secundaria, podrán incorporarse a un programa de diversificación curricular, tras la oportuna evaluación.

También se organizarán programas de cualificación profesional inicial destinados al alumnado mayor de dieciséis años, cumplidos antes del 31 de diciembre del año del inicio del programa, que no hayan obtenido el título de Graduado en educación secundaria obligatoria.

El bachillerato tiene como finalidad proporcionar a los alumnos formación, madurez intelectual y humana, conocimientos y habilidades que les permitan desarrollar funciones sociales e incorporarse a la vida activa con responsabilidad y competencia. Asimismo, capacitará a los alumnos para acceder a la educación superior.

La formación profesional comprende el conjunto de acciones formativas que capacitan para el desempeño cualificado de las diversas profesiones, el acceso al empleo y la participación activa en la vida social, cultural y económica. Incluye las enseñanzas propias de la formación profesional inicial, las acciones de inserción y reinserción laboral de los trabajadores así como las orientadas a la formación continua en las empresas, que permitan la adquisición y actualización permanente de las competencias profesionales.

La formación profesional, en el sistema educativo, tiene por finalidad preparar a los alumnos y las alumnas para la actividad en un campo profesional y facilitar su adaptación a las modificaciones laborales que pueden producirse a lo largo de su vida, así como contribuir a su desarrollo personal y al ejercicio de una ciudadanía democrática. Comprende un conjunto de ciclos formativos con una organización modular, de duración variable y contenidos teórico-prácticos adecuados a los diversos campos profesionales.

Los ciclos formativos serán de grado medio y de grado superior, estarán referidos al Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales

Las enseñanzas artísticas tienen como finalidad proporcionar al alumnado una formación artística de calidad y garantizar la cualificación de los futuros profesionales de la música, la danza, el arte dramático, las artes plásticas y el diseño.

Las enseñanzas de idiomas tienen por objeto capacitar al alumnado para el uso adecuado de los diferentes idiomas, fuera de las etapas ordinarias del sistema educativo, y se organizan en los niveles siguientes: básico, intermedio y avanzado.

Las enseñanzas deportivas tienen como finalidad preparar a los alumnos para la actividad profesional en relación con una modalidad o especialidad deportiva, así como facilitar su adaptación a la evolución del mundo laboral y deportivo y a la ciudadanía activa.

La educación de personas adultas tiene la finalidad de ofrecer a todos los mayores de dieciocho años la posibilidad de adquirir, actualizar, completar o ampliar sus conocimientos y aptitudes para su desarrollo personal y profesional. Para el logro de la finalidad propuesta, las Administraciones educativas podrán colaborar con otras Administraciones públicas con competencias en la formación de adultos y, en especial, con la Administración laboral, así como con las corporaciones locales y los diversos agentes sociales.

La organización y la metodología de las enseñanzas para las personas adultas se basarán en el autoaprendizaje y tendrán en cuenta sus experiencias, necesidades e intereses, pudiendo desarrollarse a través de la enseñanza presencial y también mediante la educación a distancia.

Corresponde a las Administraciones educativas asegurar los recursos necesarios para que los alumnos y alumnas que requieran una atención educativa diferente a la ordinaria, por presentar necesidades educativas especiales, por dificultades específicas de aprendizaje, por sus altas capacidades intelectuales, por haberse incorporado tarde al sistema educativo, o por condiciones personales o de historia escolar, puedan alcanzar el máximo desarrollo posible de sus capacidades personales y, en todo caso, los objetivos establecidos con carácter general para todo el alumnado.

3.2. Implicaciones desde la perspectiva social

Es difícil señalar desde un marco tan amplio como “lo social” la diversidad de respuestas, programas, recursos,… que se han ido poniendo en marcha en la atención de la población atendiendo a las características de cada etapa evolutiva.

En cuanto a la protección de la infancia y adolescencia a nivel legal es importante señalar la promulgación de la Ley Orgánica 1/96 conocida como la Ley de Protección Jurídica del Menor, para todo el estado español, que intenta garantizar la defensa de los derechos de la infancia y la creación de una serie de figuras legales, recursos y ámbitos de competencia puestos a su servicio.

Las distintas CCAA van promulgando su propia legislación autonómica en materia de menores, creando instituciones y organismos específicos para garantizar su protección.

En Castilla y León se ha promulgado la LEY 14/2002, de 25 de julio, de Promoción, Atención y Protección a la Infancia en Castilla y León.

Ley 6/1995, de 28 de marzo, de Garantías de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia de la Comunidad de Madrid.

Los ayuntamientos con más de 20.000 habitantes están obligados a la creación de servicios especializados en la atención a la familia y la infancia. En el resto serán los servicios sociales de base o generales los que tendrán que velar por los derechos de la infancia y su protección y promoción.

En el ámbito escolar es fundamental la colaboración para la detección de casos de maltrato tanto activo como pasivo. Una vez detectados se denuncian a la autoridad competente o a los servicios sociales con el fin de intervenir y prevenir también en los casos de alto riesgo de maltrato.

La iniciativa social también ha puesto en marcha multitud de proyectos tanto para garantizar un hogar al niño tutelado, como una familia acogedora, lugares de escucha, intervención, etc. Como Cruz Roja, Aldeas SOS, teléfono del niño, etc.

También existen iniciativas gubernamentales en el ámbito internacional como la UNICEF.

También existen diferentes programas para la prevención y la promoción de la infancia y adolescencia:

® En colaboración con el ámbito socio-sanitario encontramos:

§ Salud bucodental

§ Vacunaciones

§ Educación para la salud

§ Planificación familiar

§ Salud mental

® Desde la colaboración con el ámbito educativo:

§ Programas de prevención del absentismo escolar

§ Programas para el desarrollo de la tolerancia y la no-violencia

® Desde la colaboración con el ámbito de las drogodependencias:

§ Programas de prevención del consumo

§ Programas de atención al menor drogodependiente

® Desde el ámbito de la familia:

§ Programas de Escuela de Padres

§ Programas de escuelas de abuelos acogedores

§ Educación familiar

® Desde el ámbito del barrio:

§ Educación de calle

§ Centros culturales

§ Casas de la juventud

§ Grupos como asociaciones y ONGs

® Desde el ocio y tiempo libre:

§ Ludotecas

§ Campamentos y colonias de verano

§ Actividades deportivas

En cuanto a la atención al ámbito la madurez encontramos que se diversifica por colectivos de población: mujeres, parados, minusválidos, etc. La atención se centra en grandes áreas como:

û Empleo

û Vivienda

û Protección a la familia

û Prevención de la marginación

û Ocio y tiempo libre

û Cultura

û Salud

En cuanto a la atención a la tercera edad encontramos diferentes ámbitos:

® Prevención

§ Cursos de preparación para la jubilación

§ Servicio de Ayuda a Domicilio

§ Teleasistencia

§ Pisos o alternativas de alojamiento tutelado

En general es competencia de los entes locales en colaboración con la iniciativa privada

® Promoción/Rehabilitación

§ Ocio y tiempo libre

§ Cultura

§ Sanidad: programas específicos como ejercicio de la memoria, osteoporosis, etc.

§ Deporte: natación, gimnasia de mantenimiento

® Asistenciales

§ Centros de día

§ Centros geriátricos

§ Comedores y servicios de lavandería

§ Podólogo

§ Voluntariado

§ Residencias

® De protección

§ Acogimientos familiares para ancianos

§ Tutela de adultos

  1. CONCLUSIÓN

Estamos dentro de los primeros temas, temas muy generales que afectan a toda la familia de Servicios Socioculturales y a la Comunidad.

En los ciclos formativos de esta familia, se trata de intervenir con personas para mejorar su vida, lograr mejorar su calidad de vida.

Como se trata de intervenir con personas, hay que conocer las características de estas personas de modo general según la etapa del ciclo vital en que se encuentran. Sin perder nunca de vista la idea de que cada persona es única, con sus peculiaridades.

BIBLIOGRAFÍA

El desarrollo humano, Delval, Juan. Editorial: Siglo XXI De España Editores, S.A., 2002

Desarrollo humano. Papalia, Diane E.; Wendkos Olds, Sally & Duskin Feldman, Ruth. Editorial McGraw-Hill

Ley Orgánica 2/2006 de 3 de mayo de educación