Toda la documentación que encontrarás en Oposinet la puedes tener en tu ordenador en formato word. De esta forma podrás modificarla y trabajar con ella con más comodidad.


Ponte en contacto con nosotros a la dirección y te la enviaremos. A cambio te pedimos que compartas tu información, enviándonos documentos interesantes para la preparación de estas oposiciones: temas, programaciones didácticas, exámenes... Es imprescindible que estos documentos no posean derechos de autor, que no existan ya en la web y que sean realmente interesantes para la preparación de las oposiciones.


Otra opción para conseguir los documentos en formato word es realizar un pago de 19,5 euros, con la cual mantendremos esta web y compraremos nuevos materiales para ponerlos al alcance del resto de la comunidad. Importante: con el pago te proporcionaremos TODOS los documentos que hayamos publicado de una de las especialidades de oposiciones. Los documentos publicados en formato pdf no te los proporcionamos en formato Word sino en pdf.




Tema 1A – Características generales del niño y la niña hasta los seis años. Principales factores que intervienen en su desarrollo. Etapas y momentos más significativos. El desarrollo infantil en el primer año de vida. El papel de los adultos.

1.- INTRODUCCIÓN

Voy a desarrollar el tema 1: Características generales del niño y la niña hasta los seis años. Principales factores que intervienen en su desarrollo. Etapas o momentos más significativos. El desarrollo infantil en el primer año de vida. El papel de los adultos.

Y lo voy a hacer a partir de una idea clave. Voy a sostener la idea de que el éxito de una correcta intervención educativa pasará necesariamente por el conocimiento de los niños y niñas con los que vamos a trabajar. Por tanto debemos tener los conocimientos básicos de psicología evolutiva y tener muy claras sus características, así como sus necesidades para respetarlas, estimularlas y potenciarlas.

Voy a comenzar con un sencillo análisis de la evolución del niño y la niña desde el nacimiento hasta los seis años, centrándome en los aspectos físico, mental y afectivo–social, para pasar a ver la influencia de los factores interno y externos en su desarrollo.

Posteriormente, analizaré algunos momentos significativos con respecto a la evolución mental y social fundamentalmente. Pasaré al desarrollo durante el primer año de vida para finalizar con el importante papel que tienen los adultos en esta etapa, que actuarán acelerando o frenando el desarrollo o maduración de los niños y niñas.

Se trata de un tema clásico en nuestra especialidad, y sin embargo de gran importancia ya que a partir del conocimiento del niño y la niña, de su desarrollo y maduración podremos adecuar los objetivos y los medios a utilizar e intervenir en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Como hemos dicho, debemos conocer a los niños y niñas con los que trabajamos, su desarrollo o maduración. Para ello, utilizaremos la técnica de la observación. Observaremos sus conductas afectivas, sociales, motrices, su lenguaje…, para así poder inferir su grado de desarrollo y sus necesidades básicas.

Por otro lado, debemos conocer los aspectos teóricos para poder comparar y detectar posibles anomalías o retrasos, ya sean de carácter general, o solo en alguno de los aspectos del desarrollo. Por tanto, voy a analizar las…

2.-CARACTERÍSTICAS DEL NIÑO Y LA NIÑA HASTA LOS SEIS AÑOS

El niño nace totalmente inmaduro e indefenso, de aquí la gran plasticidad del ser humano. Lo que el individuo sea en el futuro va a depender en gran parte de esta primera etapa de su vida. Serán quizás los cambios más importantes que se produzcan durante la vida del ser humano.

2.1-DESARROLLO BIOLÓGICO

Desde el punto de vista biológico, el ser humano pasa de un estado de indiferenciación a uno definido. El crecimiento físico tiene una determinada trayectoria y unos controles internos que llevan al cuerpo desde la inmadurez inicial a niveles crecientes de madurez. Para ello es necesaria la maduración del sistema nervioso, mielinización de las vías nerviosas, el crecimiento exodendrítico de las neuronas, la maduración de las cerebrales y la osificación del cráneo. Con la maduración general del organismo se produce un crecimiento de talla y peso que permite la locomoción, la dentición, el control de esfínteres, la maduración ósea y muscular, a parte de la maduración neurológica que permite la coordinación de movimientos finos.

El crecimiento humano tiene también un control y unos mecanismos correctores que hacen que, cuando algún problema o trastorno aparta al crecimiento de su trayectoria, tienda a recuperar el camino perdido. A esto de le denomina PROCESO DE RECUPERACIÓN.

Estos problemas en el desarrollo físico pueden ser causados por:

-Factores Naturales.

-Factores de Malnutrición.

El ritmo de crecimiento es muy intenso durante los dos primeros años de vida disminuye progresivamente y tiende a estabilizarse en el período comprendido entre los 3 y 6 años.

2.2-DESARROLLO PSICOLÓGICO.

Desde el punto de vista psicológico, el bebé pasa de carecer de las estructuras necesarias para su desenvolvimiento a adquirirlas. Dentro del desarrollo psicológico se pueden distinguir varios aspectos:

Inteligencia. El bebé pasa de una serie de conductas adaptativas motrices al pensamiento intuitivo, pasando por la adquisición del lenguaje y la función simbólica.

Lenguaje. El niño o la niña pasan de la emisión de una serie de sonidos, traqueolaríngeos, sin intencionalidad comunicativa, a adquirir el lenguaje de las personas que le rodean. La adquisición del lenguaje influye en los otros aspectos del desarrollo psicológico.

Hemos visto que es necesario en el desarrollo de la inteligencia, ayudar a encauzar la afectividad y facilitar la socialización.

Afectividad. Las emociones en los niños pequeños son simples, definidas con facilidad y casi puras, más intensas e inestables que en los adultos y con la adquisición del lenguaje van a ser capaces de controlarlas y comprenderlas.

2.3- DESARROLLO SOCIO-AFECTIVAS.

El bebé pasa de la incomunicación a la comunicación. Algunos autores consideran que la socialización es el proceso por el cual se transforma el individuo biológico en un ser social. La primera conducta pre – social es la sonrisa y la primera relación se establece con la madre o figura materna. Apoyado en esta relación el niño o la niña irá ampliando sus contactos e irán relacionándose con otros adultos y con otros niños.

El niño es un ser activo y posee unas conductas que le permiten interactuar y relacionarse con el medio físico como humano. Durante los primeros meses de vida, el niño ya establece las primeras interacciones sociales y afectivas.

*Sonreir, balbucear, llorar, agitar las manos…

El niño de 1 año.

-Posee una importante posición social en el seno de la familia. Manifiesta una significativa tendencia a repetir las acciones. A través de las situaciones que vive, comienza a formar su propia IDENTIDAD.

*Comienza a sentir miedo, cólera, afecto, ansiedad, celos y simpatía.

*Reacciona frente a la música, le gustan los sonidos sueltos repetidos

rítmicamente.

*Se vuelve más independiente: se alimenta con sus propios dedos, roza

el plato con la cuchara.

Adopta una actitud sociable y si es necesario recurre a vocalizaciones u otros medios para atraer la atención.Es receptivo a las emociones de los demás.

El niño de 2 años.

*Ya usa la palabra “mío” manifestando un interés por la propiedad de las cosas. Es todavía egocéntrico en buena medida.

*Se limita a juegos solitarios o de tipo paralelo.

Demuestra cariño espontáneamente y muestra síntomas de compasión, simpatía, modestia y vergüenza.

El niño de 3 años.

En esta etapa el niño necesita inicialmente diferenciarse de los demás. Pasa seguidamente a una fase de consolidación de su anatomía, en la que desea realizarlo todo por sí mismo y a partir de procesos complejos imitativos, realiza identificaciones y adopta características de los papeles que tienen un mayor impacto para él.

La construcción de la noción de su propio cuerpo tiene una función importante en este período.

El niño a los 4 años.

Aparece una interesante combinación de independencia y sociabilidad. Su confianza en sí mismo y en los hábitos personales, su seguridad en las afirmaciones, cierto espíritu “mandón” y su enfático dogmatismo, le hacen más firme e independiente.

Realiza un mayor número de contactos sociales y para más tiempo en el grupo de juego.

Sus frases están saturadas con el pronombre “yo”. Es excelente para encontrar pretextos.

Demuestra tener conciencia de las actitudes y opiniones de los demás.

El niño de 5 años.

Juega con compañeros imaginarios, les gustan las empresas de conjunto.

Decir, que el campo de actuación social se amplía considerablemente, sobre todo si el niño ingresa en un centro escolar.

Tanto en el medio familiar, facilitando la relación con otros niños o con los hermanos, como en la Escuela, el papel del adulto tiene gran importancia en el tipo de relaciones que establecen los niños entre ellos. La actitud o tendencia a que discutan y resuelvan los problemas sin su intervención directa es favorecedora para el desarrollo de su autonomía intelectual, afectiva y social.

2.4-NECESIDADES BÁSICAS.

Se puede definir necesidad como un estado producido por una carencia. La necesidad provoca un impulso destinado a satisfacerla para así recuperar el equilibrio del organismo.

Como he dicho antes, el ser humano nace totalmente indefenso y depende de los demás para sobrevivir. Necesita que le ayuden a satisfacer una serie de necesidades básicas FÍSICAS.

El niño necesita de una serie de cuidados físicos como alimentación e higiene y limpieza. Precisa de otros cuidados maternos como temperatura adecuada, ambiente sano y ventilado, espacio para moverse y objetos que manipular. Así mismo necesita una serie de estímulos físicos como: formas, sonidos,…AFECTIVAS

El niño necesita satisfacer una serie de necesidades afectivas para conseguir un óptimo desarrollo y un buen estado mental. Necesita de la atención y cariño de los padres, tiene que sentirse querido, aceptado y atendido, así como una estimulación y contacto físico, caricias, seguridad afectiva, sentirse útil. De actividad y relación.

El niño necesita de su actividad para desarrollarse, ya que se desarrolla y aprende partiendo de su propia actividad y movimiento. El niño necesita manipular objetos, moverse, gatear, andar, reconocer estímulos visuales y acústicos.

Por otro lado, necesita relacionarse con su medio más próximo tanto físico como humano. Necesita relacionarse con sus padres, con otros adultos y con otros niños.

Existen otro tipo de necesidades, las necesidades derivadas, que se originan en el proceso de satisfacción de las básicas y que no son imprescindibles para la supervivencia física del organismo, aunque en ciertas circunstancias pueden serlo para mantener la salud mental. Y las necesidades adquiridas que son realmente necesidades creadas.

Vistas las características de los niños y las niñas de 0 a 6 años, veamos ahora los…

3.-PRINCIPALES FACTORES QUE INTERVIENEN EN EL DESARROLLO.

3.1-CONCEPTO DE DESARROLLO.

En primer lugar aclarar el concepto desarrollo. Desde el punto de vista de la psicología el ser humano es algo inacabado, que está en continuo desarrollo ya desde su período embrionario.

El desarrollo se presenta ante todo como diferenciación de diversos órganos y de sus respectivas funciones tanto en la vida física como en la psíquica. Esto trae consigo el crecimiento del organismo que constituye un cambio parcial del desarrollo, el crecimiento es un cambio cuantitativo, mientras que el desarrollo es además un cambio cualitativo.

El desarrollo se nos presenta como una variación en el tiempo de las formas orgánicas, de las conductas, de la formas de pensar y sentir. La variación va de un estado inicial a un estado final considerado como término. Frecuentemente este camino se recorre en varias etapas o estadios.

Recordemos además que según la genética no se trasmiten cualidades ya desarrolladas, sino potencializadas que se desarrollarán en mayor o menor grado dependiendo de los estímulos que reciba del medio.

Teniendo esto en cuenta ha surgido la polémica entre si se deben adelantar o acelerar el ritmo madurativo de cada niño o no. Piaget, por ejemplo, considera que es poco eficaz adelantar aprendizajes especialmente si no se han adquirido los prerrequisitos necesarios, mientras que Cohen sostiene que el aprendizaje precoz o estimulación precoz incide favorablemente en el desarrollo impulsando el ritmo madurativo. Hay una serie de factores que intervienen en el desarrollo y más que cada uno por separado es la interacción de todos ellos la que facilita o dificulta la maduración y desarrollo de niño.

3.2-CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL DESARROLLO.

*El desarrollo es un proceso que está sometido a la influencia de múltiples factores de tipo ambiental o de carácter hereditario.

*El desarrollo es una sucesión ordenada de cambios que implican no sólo un aumento cuantitativo sino cualitativo. Este orden se puede evidenciar en secuencias como las siguientes: el niño/a aprende a controlar la cabeza, después controla el tronco, se puede mantener sentado -, más tarde las piernas- mantendrá el equilibrio estando de pie -, posteriormente iniciará la marcha, pronto podrá saltar, etc.

*Los patrones de desarrollo son similares en todos los individuos. Obedecen a unas leyes determinadas; a pesar de ello, cada sujeto posee unas características peculiares y un ritmo propio de desarrollo, que hace que sea único y diferente. Por ello

habrá que tener en cuenta el principio de individualidad y de diversidad en todos los niveles de concreción de la acción pedagógica.

*Una característica esencial del desarrollo es su carácter integrativo. Este aspecto se manifiesta a través de conductas dependientes de procesos o conductas prerrequisitos anteriores: por ejemplo, para que un niño/a consiga comer solo manteniendo un grado de coordinación aceptable, es preciso que antes haya aprendido a coger objetos, teniendo una mínima coordinación óculo manual y un grado de percepción visual aceptable, poder mantenerse sentado en situación de equilibrio, etc. Las conductas posteriores suelen ser más organizadas y complejas.

*A mayor nivel de desarrollo, hay una mayor diversificación de las capacidades del individuo y de mayor complejidad – el niño y la niña aprenden a hablar, se relacionan con los objetos de forma concreta contando, sumando, se relacionan con los demás, adquieren habilidades motrices complejas, serán capaces de resolver problemas que impliquen abstracciones, etc-; igual ocurre con el lenguaje, empieza balbuceando, después aparece la palabra, posteriormente las frases simples, hasta conseguir un lenguaje estructurado que les capacita para expresarse correctamente.

*El desarrollo de la persona parte de unas primeras capacidades generales e inespecíficas hasta llegar a la especialización de dichas capacidades, resultado de los aprendizajes en el medio social en el que se desenvuelve. Si el sujeto se está desarrollando en un medio estimulador del desarrollo de las capacidades motrices , desde edades más tempranas, adquirirá un desarrollo sumamente especializado que le permitirá poseer habilidades extraordinarias.

3.3-FACTORES QUE INTERVIENEN EN EL DESARROLLO.

*Factores internos. Hacen referencia a la herencia, es una condición importante para el desarrollo, aunque no la única. Los factores internos sí son decisivos en la maduración del organismo, ya que la maduración supone la aparición de ciertas conductas sin que haya existido aprendizaje previo. Supone procesos de crecimiento independientes de la experiencia.

*Factores externos. Pueden ser biológicos o físicos como alimentación, higiene y riqueza estimular.

*Familiares, compuestos por todos los elementos materiales y formales como número de miembros de la familia y relaciones entre ellos, afectividad, cultura, riqueza estimular de la familia, lenguaje, juegos…

*Sociales ya que la familia se encuentra inmersa en grupos más amplios.

Relación entre ellos: No está claro el peso específico, de cada uno de ellos, las respuestas a estos problemas han tomado tres posturas:

Concepción innatista. Defendían una prefiguración del desarrollo psicológico en los genes.

Concepción ambientalista. Rechazaban toda idea de determinación genética reclamando para el ambiente todo el peso de la determinación.

Concepción interaccionista.

Actualmente las concepciones innatista y ambientalista han quedado superadas en beneficio de la educación ya que tenían consecuencias pedagógicas muy negativas.

La concepción interaccionista concibe la conducta y el desarrollo como una resultante de la interacción entre los factores biológicos y ambientales. Es decir, entre herencia-medio .

HERENCIA: Se refiere a las características que el genotipo (conjunto de factores hereditarios o genes, que los organismos reciben de sus padres) aporta a cada uno de los individuos

MEDIO: Es el conjunto de estímulos que el individuo recibe de éste, desde el momento de su concepción hasta su muerte.

Este influye en los procesos psicológicos superiores: inteligencia, afectividad, socialización, personalidad…

La dotación genética actúa aportando una serie de posibilidades de desarrollo que se alcanzarán a través de la interacción con el medio ambiente.

De la concepción interaccionista derivan las siguientes consecuencias pedagógicas:

*Puesto que el desarrollo depende de la interacción (herencia-medio) será necesario planificar esta interacción para conseguir un máximo desarrollo.

*Cualquier retraso que no tenga como causa una lesión o una malformación, es susceptible de ser superado mediante una planificación adecuada de interacciones ambientales.

*Ello exige que se vayan planteando al niño sucesivas tareas en dificultad creciente pero que siempre estén en la medida de las posibilidades del niño. Una vez conocidos los factores que intervienen en el desarrollo me centraré en las…

4. -ETAPAS Y MOMENTOS MÁS SIGNIFICATIVOS.

4.1-CONCEPTO DE ESTADIO.

Tanto la infancia como la niñez han sido muy estudiadas por los psicólogos, en su estudio han visto la necesidad de utilizar la noción de estadio. Los sistemas clasificatorios son múltiples y variados, dependen de la heterogeneidad de circunstancias sociales, del aspecto del desarrollo en que se ha centrado el estudio…

En general, se puede decir que un estadio es un corte en la educación que se caracteriza porque el orden de sucesión de las adquisiciones o conductas se deben considerar como constantes aunque pueden acelerarse o retardarse según, los individuos, sus experiencias anteriores, su maduración y del medio social. Por otro lado las estructuras construidas en un estadio son parte integrante de las estructuras del estadio siguiente.

4.2-ETAPAS MÁS SIGNIFICATIVAS.

RESPECTO A LA EVOLUCIÓN MENTAL. Me voy a basar en Piaget.

Piaget explica el desarrollo Psicológico como un proceso continuo de organización y reorganización de estructuras, y cada nueva organización integra a la anterior.Nos habla de un primer período sensoriomotor.

a)Período sensoriomotor (0-2 años), el niño se relaciona con el medio a través de los sentidos y actuando de forma motora, (inteligencia práctica).

La repetición ocupa un papel muy importante y esencial en el desarrollo del niño, porque le permite consolidar las conductas.

Se divide en seis estadios:

*Ejercicio de los reflejos (0-1m). El niño nace con una serie de reflejos como puede ser orientación hacia la luz y el sonido, reflejo grasping, reflejo de succión, de la marcha automática. El niño es incapaz de valerse por sí solo y necesita continuamente de la ayuda del adulto. Estas conductas le permiten relacionarse con el medio, tanto con los objetos como con las personas y durante el primer mes el niño ejercita estos movimientos. Los reflejos iniciales dan lugar a conductas, acciones más complejas y flexibles. A esta forma de actuación y sucesión de conductas se les denominan esquemas.

Esquemas: Son las unidades básicas de la conducta. Un esquema es una sucesión de acciones que tienen una organización y que pueden ser repetidas en situaciones semejantes.

*Reacciones circulares primarias (1-4m). Son circulares porque se repiten; es frecuente que los niños repitan y repitan una misma acción hasta

llegar a dominarla perfectamente. Se inicia un proceso de asimilación. Y son primarias porque se centran en el propio cuerpo. Estas acciones se producen de manera fortuita, el niño tiende a reproducirlas y tienden a conservarse.

El niño adquiere unos hábitos: Mirar, agarrar, girar la cabeza… Comienzan a encadenarse y surgen:

– Las primeras coordinaciones motrices : Presión – succión.

– Coordinaciones intersensoriales :Visión – audición.

Aparecen las primeras propuestas claras de atención.

– Coordinación sensorio-motora: Respuestas de orientación al sonido o de control visual y de la presión. Se integra la información sensorial necesaria para elaborar los esquemas de representación.

*Reacciones circulares secundarias (4-8 m). Son secundarias porque ya

no se centran en el propio cuerpo, sino en las consecuencias de dichas acciones. El niño tiende a conservar las acciones centradas sobre el medio. Explora con curiosidad sus propiedades, aplicándoles esquemas conocidos y asociados a ciertos efectos. El niño es capaz de reconocer su valor instrumental. En este estadio la atención y el interés del niño se desplaza hacia el resultado de sus acciones con los objetos.

Además, en este subestadio, si un niño está jugando con un objeto y éste se oculta parcialmente, el niño será capaz de buscarlo (3-4 meses). La existencia del objeto está unido a las acciones y preocupaciones del niño. La representación del objeto va unido y depende de la acción.

Destacar dos rasgos interesantes:

– Repetición y reproducción de una acción interesante.

– El efecto obtenido se ha producido casualmente.

*Coordinación de esquemas secundarios (8-12 m). Destacar tres logros significativos:

– Atención sobre lo que ocurre en el entorno.

– Aparece la intencionalidad.

– Aparecen las primeras coordinaciones de tipo instrumental.

El niño es capaz de encontrar un objeto que ha sido ocultado delante de él. Pero no es capaz de encontrarlo en caso de ser ocultado, sin estar él presente.

Por primera vez aparece la causalidad, la relación causa efecto.

*Reacciones circulares terciarias (12-18 m). El niño realiza pequeños “experimentos” para así descubrir nuevas cualidades o propiedades de los objetos.

En este subestadio, la experimentación y el tanteo permiten al niño lograr el resultado deseado, desarrollar y adquirir nuevos esquemas. Un niño no es capaz de encontrar un objeto si ha sido sometido a un desplazamiento sin estar él presente.

*Invención de nuevos medios por combinación mental.(18-24m).Se trata de un estadio intermedio entre el período sensoriomotor y el preoperacional. Se adquiere la capacidad para representar el objeto por medio de símbolos. El niño por medio de la acción va elaborando su conocimiento acerca de los objetos que le rodean y cuales son sus relaciones espaciales y causales.

Adquiere unos esquemas de representación, por lo tanto, la capacidad de representación no sólo amplia las posibilidades de experimentación en el medio. Sino que le permite operar cada vez más con representaciones, anticipando los efectos de una acción.

Aparece la noción de permanencia del objeto, puesto que el niño es capaz de buscar un objeto teniendo en cuenta sus desplazamientos.

Son características de este período:

– Se produce el juego asimilación o incorporación del medio al organismo, acomodación o modificación del organismo por influencia del medio. Asimilación en el sentido de utilizar las estructuras previas que posee el individuo y acomodación en el sentido de modificar estructuras como demanda del medio ambiente. Esto trae consigo la adaptación y por tanto el crecimiento intelectual.

– La inteligencia sensorio – motor es inmediata, no tiende al conocimiento, sino a la satisfacción práctica, al éxito de la acción.

– La repetición ocupa un papel muy importante y esencial en el desarrollo del niño, porque consolida las conductas.

b)Período preoperatorio (2-7 años). Está caracterizado por la capacidad de representación y la inteligencia verbal.

La representación consiste en la alusión o evocación de un objeto o acontecimiento que puede o no estar presente.

Hacia los dos años, el niño adquiere la capacidad de representar, mediante la utilización de un significante, que designa otra cosa diferente a lo que denomina significado.

*Aparición de la función simbólica (2-4 años). El niño y la niña son capaces de manejar símbolos que representan el ambiente y comienza la interiorización de los esquemas de acción y representación. A través de :

– La imitación diferida. El niño es capaz de reproducir o imitar una acción sin necesidad del modelo. La imitación supone la representación del modelo ausente.

– El juego simbólico. El juego desempeña un papel muy importante en el desarrollo del niño. Éste guarda una estrecha relación con la imitación y la representación. El niño reproduce situaciones de la realidad, pero las adapta a sus necesidades y deseos.

Piaget distingue tres tipos de juegos:

Juegos de ejercicio: Son la realización de acciones por el simple placer de realizarlas.

Juegos simbólicos: A partir de 2 años. El niño representa y reproduce la realidad adaptándola a sus necesidades. Crea e inventa unos símbolos que tienen significado dentro de la realidad realizada. El juego simbólico ofrece al niño posibilidades de exploración y adaptación al mundo.

Juego de reglas: Desde los 6 años. Son juegos más sociables en el que el niño realiza ciertas actividades, conforme a ciertas reglas. Tiene un papel de socialización.

El dibujo. El niño empieza haciendo garabatos a los cuales le atribuirá un significado. Pretende realizar dibujos realistas, pero reproduce la realidad que percibe y conoce. El dibujar estimula la observación de la realidad y también el desarrollo psicomotriz.

La imagen mental. No es simplemente una copia de la realidad, sino que supone un esfuerzo de asimilación y elaboración de la relidad. Las imágenes son la reconstrucción que el sujeto hace de la realidad y lo que conoce de ella.

El lenguaje. La adquisición del lenguaje supone uno de los aspectos principales del desarrollo psicológico.

Permitirá un mayor conocimiento de sí mismo y del mundo que le rodea.

Desde las primeras semanas de vida del niño, éste en interacción con la madre aparecen las primeras formas de comunicación e interacción y, se produce una alternancia de sonrisas y vocalizaciones. Se le denomina protoconversa. Estas actividades comunicativas preparan al niño para las actividades lingüísticas posteriores.

*Período intuitivo y organización mental de las representaciones obtenidas. (4-7 años). Se denomina así porque el niño afirma sin pruebas y no es capaz de dar demostraciones o justificaciones de sus creencias. El niño en un principio tiene dificultad para tener en cuenta varios aspectos de la situación, centración, es decir, que fija su atención en un solo aspecto del objeto, omitiendo otros.

Otros rasgos que caracterizan el pensamiento preoperatorio son:

. Egocentrismo. Tendencia a tomar el propio punto de vista como único, desechando la de los demás.

. Irreversibilidad. El niño no es capaz de volver a la permisa inicial. No hay una “conservación en el pensamiento”.

. Artificialismo. Las cosas son consideradas como producto de la fabricación y voluntad humana.

. Animismo. Tendencia a percibir como vivientes y conscientes cosas y fenómenos inertes.

. Centración. Tendencia que tiene el niño al fijarse en algunos aspectos de la acción, desechando otros.

*Operaciones concretas. (7-10 años). Comienza cuando la formación de clases y series se efectúa mentalmente. El pensamiento adquiere un nivel lógico-concreto:

Lógico: porque ya no proyecta las leyes del psiquismo en los seres naturales.

Concreto: porque sigue limitado a lo tangible.

Es capaz de acciones lógicas sencillas que incluyan la reversibilidad,la conservación, la ordenación y seriación.

*Operaciones abstractas. (10-12 años). Mientras que el niño está limitado a la acción y a la realidad parcial, el adolescente contempla mentalmente muchas posibilidades. El adolescente es capaz de admitir una serie de suposiciones, de buscar propiedades generales, de remontarse sobre lo tangible, de reflexionar y dar razones lógicas.

El adolescente es capaz de realizar un razonamiento abstracto y llegar a formular leyes generales.

Son características del período preoperatorio:

– El pensamiento egocéntrico y sincrético.

– El realismo intelectual sin razonamiento.

– La imbricación afectiva e intelectual.

4.3- RESPECTO A LA EVOLUCIÓN SOCIAL.

Para hablar de las etapas más significativas respecto a la evolución social me voy a basar en Reymond-River:

. Actividad esencialmente solitaria, aunque hay un descubrimiento de las personas que le rodean.

. Juego paralelo. Aparece sobre los tres años, los niños y las niñas juegan con otros, pero no existe verdadera comunicación, es el momento del monólogo colectivo.

. Juego asociativo hasta los 5 años, los niños y niñas juegan con otros hasta los 5 años, se da un pseudoreparto de papeles y una pseudocolaboración, aparecen unas reglas de juego simples que se saltan con facilidad, se vuelve con frecuencia al juego paralelo.

. Fase de colaboración (6-7 años). Existe conciencia de grupo, idea de colaboración, ayuda a los demás, solidariedad… existe normas en el juego y se respectan. Tiene gran importancia la escolarización.

4.4- OTRAS CLASIFICACIONES.

Chuchon presenta esta clasificación, muy comúnmente aceptada:

– 1ª infancia vida intrauterina 2 años y medio.

– 2ª infancia 2.5 años a 7 años.

– 3ª infancia 7 años a 11 años.

– Adolescencia 11-12 años a 17 años.

El psicianálisis considera estas etapas, según Freud:

-Etapa oral (0-1 año): El centro de actividad del niño, durante el primer año, es la boca. Explora activamente con la boca, chupa, y muerde, no sólo para comer, sino porque obtiene placer.

Durante esta fase, el niño depende absolutamente de la madre, se produce un proceso de identificación con ella, lo que es importante para la formación de la seguridad.

Su afectividad se caracteriza por una discontinuidad de sentimientos, debido a que todavía no tiene Ego.

-Estadio anal (1 a 3 años). : El interés se desplaza de la región oral a la anal. Se distingue dos fases:

Una activa: Anal expulsiva : en la que el niño siente placer con la expulsión de sus heces.

Una pasiva: Anal retentiva. Disfruta con el dominio de los músculos del esfénter reteniendo su expulsión.

Su afectividad sigue caracterizándose por la discontinuidad de sentimientos, a partir de los 2 años y medio comienza a emerger el Ego, se va haciendo más constante en sus afectos.

-Etapa fálica (3-6 años): El niño se interesa por sus órganos genitales y por las diferencias anatómicas entre los dos sexos.

Desde el punto de vista afectivo lo más importante es que aparece el complejo de Edipo (en las niñas el complejo de Eletra), caracterizado por una atracción hacia el progenitor del sexo opuesto, a la vez que lo considera como un rival. Se resuelve hacia los 6 años.

-Etapa de latencia (6-11 años): Es un período estable en l que los intereses sociales y culturales aventajan a los de los instintos, que entran en una fase de reposo o latencia.

En el plano afectivo se produce una ordenación de los sentimientos.

El proceso de identificacción edípica, al resolverse se orienta hacia el progenitor del mismo sexo.

– Adolescencia (11-…): Se manifiesta en intereses heterosexuales, centrados fuera de la familia.

Todo esto coincide con la maduración de las glándulas genitales y el desarrollo de algunos caracteres secundarios.

Después de analizar las etapas o momentos más significativos, veamos…

5. – EL DESARROLLO EN EL PRIMER AÑO DE VIDA.

El desarrollo en este período asienta las bases para la posterior maduración y futuros aprendizajes.

Tres son las características del desarrollo en el primer año de vida:

. Rapidez con que se efectúan los cambios.

. Apertura y plasticidad: El niño está abierto a todos los estímulos que puedan acelerar o enriquecer su desarrollo.

. Estrecha relación con la madre o figura materna. De ella es de quien va a recibir más influencia.

A continuación voy a describir el desarrollo del niño o la niña en su primer año de vida en sus aspectos social, motriz, afectivo, mental y lingüístico.

5.1- DESARROLLO SOCIAL.

Todo hombre nace en el seno de una comunidad ( una familia que está inmersa en grupos cada vez mayores), con los que interacciona de forma constante. Para el niño, cuando nace, el nexo de unión entre él y su grupo es la madre, ésta le proporciona los mayores momentos de placer y atiende sus necesidades, paulatinamente, a través de la madre y apoyado en la seguridad que esta le proporciona, irá abriéndose al mundo que le rodea .

Los distintos momentos de su desarrollo según Spiz:

– Fase narcisista (0-2m):

. Al nacer: nutrición, sueño. El único afecto observable es el desagrado y su contra partida la quietud.

. 2ª Semana: Al tomarle en brazos se gira como buscando el pecho.

. 3ª Semana: Reacciona con movimientos de succión ante la voz humana.

. 2 Meses: Sonríe a la voz humana y deja de llorar al acercarse un adulto.

. 3 Meses: Sonríe a la mirada de un adulto y llora cuando éste se va.

-Fase preobjetal (3-8m):

. 3 Meses: Sonríe ante la cara frontal de una persona o máscara.

. 5 Meses: Sonríe ante la vista de un juguete o biberón, pero no lo reconoce invertido.

. 6-8 meses: Sonríe sólo a personas conocidas.

-Fase objetal (8-10m):

. 8 Meses: Crisis de angustia. El bebé reacciona con angustia ante la vista de una persona en ausencia de la madre.

. 9 Meses: Celos, ternura, enfado, envidia. El bebé llora si el adulto se interesa por otro que no sea él.

. 10 Meses: Preferencia por un objeto en particular.

Esta evolución objetal coincide con la construcción del objeto según Piaget. No se aconseja la inserción en la Escuela Infantil a la edad cutice de los 8 meses.

5.2- DESARROLLO MOTRIZ SEGÚN OSTHERRITH.

Primer estadio ( 0-15m). El recién nacido va a comenzar a adquirir las cualidades motoras, sensitivas, afectivas… que se irán enriqueciendo a estadios posteriores.

A partir del caos inicial de sensaciones en que se encuentra el niño inmerso, se van a comenzar a organizar los diferentes aspectos psicomotores, por medio de la repetición de acciones que en un principio serán de tipo reflejo.

La motricidad se reduce en un principio a movimientos espasmódicos masivos e incoordinados que se irán organizando siguiendo las leyes céfalo – caudal y próximo distal. Su esquema corporal se reduce a la zona oral y a los datos propioceptivos que recibe del propio cuerpo, poco a poco estos datos van perdiendo importancia para irse ganando el movimiento.

Existe un principio de organización del espacio próximo en el control de la mirada y de la mano.

Para el niño hay sólo un universo manipulativo, realiza fundamentalmente el juego ejercicio.

PROGRESOS MÁS IMPORTANTES DE LOS NIÑOS:

En los primeros meses: Se da una actividad difusa y generalizada, esta actividad está dirigida por los centros subcorticales. El niño se mueve sin que sus movimientos respondan a un comportamiento intencional y tengan un objeto concreto.

A partir de los 4 meses: Se inicia la actividad motriz coordinada gracias a la intervención de la corteza cerebral, que ejerce una influencia directa e inhibidora.

Los movimientos de abrir y cerrar las manos, ya no tienen un carácter mecánico y automático sino que tienen un carácter instrumental.

En cuanto a la musculatura del tronco, se halla en vías de organización. Le complace sentarse apoyado en la almohada y levantar la cabeza. Le gusta mirar a su alrededor.

A partir de los 7 meses: Está en una etapa intermedia, en el camino hacia el completo dominio de la posición erguida.

Se sienta sin ayuda, pudiendo mantener erguido el tronco.

Si el niño tiene un cubo a la vista se inclina sobre él y lo toma con la mano inclinada.

Decir que la acomodación ocular se halla más avanzada que la manual.

Hacia el final del primer año: La actividad motriz tiene la coordinación suficiente para permitir las actividades de manipulación y desplazamiento.

Las piernas ya sostienen el peso total del cuerpo, pero el equilibrio independiente no llegará hasta finalizar el año.

El equilibrio en la posición sedente está perfectamente dominado.

La presión ostenta nuevos refinamientos, el pulgar y el índice revelan una movilidad y extensión especializadas para buscar, resolver y arrancar.

El niño es capaz de gatear con gran destreza, asir objetos, meterlos y sacarlos de determinados recipientes

Por tanto, posee la facultad de soltar las cosas voluntariamente.

El niño de dos años: La actividad cortical alcanza unos niveles de funcionamiento considerables.

El niño dispone de mecanismos perceptivo – motores.

Disfruta enormemente de la actividad motriz gruesa.

Posee más precisión, soltura, eficacia y flexibilidad en sus movimientos.

Le gusta el juego fuerte y de revolcones, tanto en solitario como en respuesta a un estímulo.

Tiende a expresar sus emociones o alegría

El niño de 3 años: El niño anda con seguridad, puede acelerar o moderar la marcha, cambiar de dirección y detenerse, a su voluntad.

Puede saltar con los pies juntos.

Los niños de 4 y 5 años: “ Edad de la gracia”

Tienen una gran destreza y finura en los movimientos.

Corre con facilidad y es capaz de alternar los ritmos regulares de su paso.

El sentido del equilibrio es más maduro.

Brinca y salta sin dificultad.

Por tanto, se produce un incremento de su fuerza y resistencia, que coincide con el desarrollo muscular.

Muestra mayor precisión y dominio en el manejo de herramientas.

Es capaz de manejar el lápiz con seguridad y decisión.

Para finalizar señalar dos aspectos de gran importancia, relacionados con el desarrollo Psicomotriz, que el niño va a adquirir durante este período que son:

– La construcción del esquema corporal.

El proceso de lateralización.

5.3- DESARROLLO DE LAS EMOCIONES.

El primer signo de conducta emocional se puede observar después del nacimiento, el niño se encuentra en un estado de excitación general por estímulos fuertes que se irán matizando según crece, presentando un repertorio de respuestas emocionales, alegría, miedo, celos, felicidad, curiosidad…

Progresivamente la repuesta emocional pasa de ser caótica y casual a ser cada vez más dirigida.

El recién nacido es un ser indefenso que necesita del adulto para sobrevivir. Sus respuestas se reducen al llanto o sonrisa según su estado de bienestar, estableciendo sus principales vínculos afectivos con las personas que le rodean (familia) por los que muestra una preferencia absoluta. Este tipo de relación especial es lo que se conoce en la actualidad con el nombre de figura de apego, y hace referencia a las estrechas relaciones afectivas que el bebé establece entre él y sus padres (fundamentalmente con la madre). A través del llanto y la sonrisa el niño/a trata de satisfacer sus necesidades biológicas y afectivas reclamando la proximidad de las figuras de apego.

El contacto corporal es un elemento fundamental en la comunicación y básico para el futuro del niño/a, por lo que no se ha de prescindir, basándose en escrupulosas consideraciones higiénicas, ni de los besos ni de las caricias. Las respuestas del niño/a ante este tipo de interacciones se realizan a través de la llamada sonrisa social que hace su aparición hacia el segundo mes de vida.

Paulatinamente el niño/a aumenta su caudal socioafectivo y establece claras diferencias entre las personas con las que mantiene un intercambio emocional y el resto. En este sentido, hacia el sexto mes de vida del niño y la niña diferencian claramente entre personas de su entorno cotidiano (padre, madre, hermano, educadores y cuidadores) y rostros extraños, desempeñando aquellos un papel muy importante en el desarrollo infantil. Comienzan a aparecer los llamados juegos sociales (cucu-tras) donde el niño/a ya asume un papel activo.

Este rechazo por los rostros extraños y deseo por las caras familiares suele adquirirse entre las doce y las veinte semanas para diferenciar entre las figuras de apego y las personas desconocidas en base a informaciones perceptivas que hacen que hacia la segunda mitad del primer año de vida, los niños/as manifiesten una clara preferencia por las figuras de apego y rechacen a los desconocidos.

Entre las adquisiciones más significativas de este período señalamos:

. Aparición de la sonrisa social electiva.

. Imitación parcial de los comportamientos del adulto(decir adiós, hacer palmitas…)

. Primeras reacciones ante su imagen en un espejo.

Las formas de conducta emocional establecidas al principio de la vida tienden a persistir conforme el niño se hace mayor.

El ambiente sereno y relajado, el nivel de exigencia de los padres marcan el ritmo y las tensiones emocionales que puede sufrir el niño.

5.4- DESARROLLO MENTAL.

He hablado con detenimiento del desarrollo mental del niño según Piaget. Durante el primer año del niño está en el período sensoriomotor y alcanza el 4º estadio de “coordinación de la esquemas secundarios” al final del año. Durante esta primera etapa de la vida el niño o niña no es capaz de realizar una exploración activa del medio.

Al finalizar el primer año habrá conseguido la constancia del objeto (comprender que es el mismo objeto aunque se esconda, se mueva o se observe desde otro punto de vista).

Para Piaget el período de 6-8 m. es el punto de origen de la inteligencia ya que es cuando el niño es capaz de acomodarse activamente al medio.

Uno de los primeros procesos de adaptación al medio es la imitación. Es la fase del prelenguaje y del comienzo del pensamiento simbólico. Hacia los 12m. surge el juego simbólico.

5.5- DESARROLLO LINGÜÍSTICO.

Durante el primer año de vida el niño vive en una etapa prelingüística, es capaz de comunicarse con los demás mediante gestos (se establece un diálogo gestual) y sonidos como gritos, llanto, risa, balbuceos…

. (0-7 Semanas). El niño o la niña emiten una serie de sonidos traqueolaríngeos sin imtencionalidad comunicativa, son sonidos de tipo reflejo o vegetativos (en general relacionados con estados de necesidad). Al final de esta etapa irá apareciendo cierta intencionalidad.

. (7 Semanas a 3 meses). La comunicación ya dirigida va independizándose de la necesidad. Aparecen los arrullos vocálicos y algunos juegos gestuales.

. (3-6 meses). Los arrullos vocálicos van siendo acompañados por sonidos consonánticos, en un principio son sonidos diferentes a los del lenguaje adulto, sin embargo por medio de la imitación y el refuerzo, el niño irá seleccionando aquellos sonidos que aparecen en el lenguaje maduro.

. (6-12 meses). Aparecen símbolos motores, así como emisiones comodín con valor indicativo, (a), (ba), (pa).

. Hacia el primer año se emite la primera palabra.

Terminaré analizando…

6.- EL PAPEL DE LOS ADULTOS.

6.1- IMPORTANCIA.

En la educación del niño es importante la relación con los adultos, fundamentalmente por dos razones:

En primer lugar por la indefensión y las múltiples necesidades del niño, se hace necesaria la presencia del adulto para su supervivencia.

En segundo lugar porque la relación con los adultos es una necesidad básica y por tanto necesaria para su desarrollo.

El niño y la niña se desarrollan fundamentalmente en el ambiente familiar y en la escuela. Así reciben la influencia de sus padres y educadores.

Los padres transmiten a sus hijos los valores que consideran adecuados y las pautas de comportamiento, ofreciendo al niño/a un ambiente sereno, afecto y aceptación.

La escuela complementa la tarea educativa del hogar y la suple donde ésta no puede llegar.

El adulto tiene un papel importante en el desarrollo de la personalidad del niño/a. Este adoptará posturas muy distintas ante el mundo y ante sí según se sienta querido, aceptado, rechazo,… A la vez el adulto va a ser modelo a imitar por el niño/a, por tanto los adultos deben cuidar sus conductas para que estos sean coherentes con lo que se quiere enseñar a los niños. No debe olvidarse la función motivadora de los adultos.

6.2- FUNCIONES DE LOS ADULTOS.

Las relaciones niño/adulto se producen desde el mismo nacimiento del pequeño, fruto de la preocupación de los padres/cuidadores por las necesidades infantiles. Bien es cierto que las primeras preocupaciones del adulto se centran preferentemente en el estado de salud del bebé con la intención de satisfacer de forma correcta las necesidades fisiológicas del pequeño. Este tipo de relaciones comunicativas son imprescindibles para el progresivo desarrollo del bebé.

El desarrollo infantil no solo se produce por las relaciones del sujeto con los objetos y por las interacciones con sus iguales, sino también es una consecuencia de las relaciones que establece con los adultos. A través de ellas el niño/a capta multitud de valores, actitudes, normas, etc. que influyen poderosamente en su forma de ser y de actuar. Porque la influencia de los adultos no solo se establece desde una intervención educativa dispuesta intencionalmente para tal fin, sino que es fruto, asimismo, de todas aquellas interacciones continuas que no han sido previamente planificadas.

Por medio de las relaciones que el niño y la niña experimentan con los objetos de su entorno y de las interacciones con las personas que les rodean los niños y niñas progresan en el conocimiento y valoración de sí mismos y, por consiguiente, en la formación del autoconcepto y la autoimagen que tan importante papel desempeñan en el desarrollo infantil. La autoimagen infantil se forja a partir de la combinación de múltiples variables entre las que destaca de forma especial la valoración que los adultos

poseen del propio sujeto.

Pautas de intervención de los adultos de 0-6 años:

– Facilitarles ambientes acogedores, cálidos y seguros, espacios amplios exentos de peligros y ricos en estímulos, evitando los cambios continuos de lugar y de las personas que les atienden.

– Contribuir al desarrollo infantil respetando y dando siempre la oportunidad al niño/a para que actúe de forma independiente y con la mayor autonomía posible, según sus capacidades.

– Estimular la exploración y manipulación de objetos próximos ayudándoles a descubrir sus cualidades y características más importantes.

– Convertir las rutinas diarias en momentos especialmente relevantes en torno a los cuales se puede organizar con intencionalidad educativa múltiples y variables actividades para el desarrollo de los multilenguajes.

– Convertir en juego cualquier actividad/tarea, sin forzar las posibilidades del sujeto, evitando las imposiciones y facilitando todo tipo de relaciones e interacciones deseadas.

– Ejercitar los órganos de los sentidos a través de un desarrollo multisensorial que propicie los contactos niño/adulto/niño para avanzar en la construcción del esquema corporal.

– Hablar frecuentemente con los niños/as de manera clara y correcta, con un lenguaje sencillo y exento de expresiones excesivamente infantiles. En los primeros años del desarrollo infantil los niños y niñas necesitan la confirmación de que las personas que les “cuidan” están a su lado y se preocupan de ellos.

Los niños/as están necesitados de diálogos, sonrisas y muestras de satisfación ante cualquiera de sus actuaciones o progresos por pequeños que éstos sean. Somos los adultos los que estamos obligados a generar ambientes adecuados para contribuir al desarrollo de las capacidades infantiles.

Capacidades a potenciar:

*El desarrollo sensorial. A través de los sentidos el niño/a descubre e investiga su medio, percibe sensaciones diversas y recibe las primeras informaciones de su entorno. La dimensión sensorial integra todos los procesos de recepción de estímulos y recogida de información del entorno más próximo al niño/a.

*El desarrollo personal. Las actuaciones del adulto irán encaminadas a propiciar el paso de una total dependencia inicial a una progresiva independencia personal. La dimensión personal pretende el conocimiento de uno mismo, el descubrimiento de la intimidad, la potenciación de la autonomía y la persecución de mayores niveles de independiencia.

*El desarrollo lingüístico. Buscaremos la progresión del gesto a las primeras palabras, de las comprensiones más sencillas a las más complejas, de las expresiones más simples a los enunciados más complejos. Propiciaremos un desarrollo del lenguaje en sus tres componentes esenciales: forma, contenido y uso. La dimensión comunicativa considerada como soporte de los procesos interactivos con los iguales, con los adultos y con el propio medio.

*El desarrollo social. En su doble aspecto de relación con las personas y con las cosas, desarrollando valores de solidariedad…, actitudes de respecto…, y aceptación de las normas que permiten en los niños y niñas una actuación cada vez más autónoma en su mundo.

*El desarrollo cógnitivo. Facilitando ambientes estimuladores y ricos para que los niños/as adquieran aquellas etapas cognitivas que le son propias por su edad y grado de madurez.

En síntesis…

7.- RESUMEN.

Es importante conocer las características del niño/a de a 6 años puesto que es así donde se ponen las bases para el posterior desarrollo, ya que su psicología, su sistema nervioso y su personalidad están en plena formación.

La calidad de la Educación Infantil depende, en gran medida, de este conocimiento. Hay que detectar las necesidades, carencias, posibilidades, aptitudes… de los niños/as para dinamizarlas al máximo.

Es, además, el mejor momento de descubrir y corregir las posibles deficiencias o retrasos.

La estimulación temprana puede salvar problemas posteriores.