Tema 3C – El desarrollo de la personalidad. El desarrollo afectivo en los niños y niñas de cero a seis años. Aportaciones de distintos autores. La conquista de la autonomía. Directrices para una correcta intervención educativa.

1.-INTRODUCCIÓN

La personalidad no se define, sinoq se describe. Por ello, su concepto es ambiguo ya q puede ser usado en dos niveles:

a) Nivel coloquial. Entendemos el concepto gracias al contexto en el cual la persona se mueve.

b) Nivel psicológico. Aunque los conceptos deberían estar claros, sin embargo, no existe una definición q sea aceptada por todos. Así, tenemos:

DEFINICIÓN ADITIVA. La personalidad es la suma total de las características individuales del sujeto. Como ejemplo Eysenck nos dice q la personalidad es la suma de los patrones de conducta de un organismo, los cuales están determinados por la herencia y ambiente, patrones q se desarrollan mediante la interacción de:

– sector cognitivo

– sector somático

– sector afectivo y social

– sector conativo (carácter)

DEFINICIÓN EN TERMINOS DE AJUSTE. La personalidad es el conunto de elementos y características organizadas q vana servir ara que ele individuo se ajuste a su medio.

DEFINICIÓN BASADA EN LAS DIFERENCIAS. La personalidad es lo más definitorio y esencial de un sujeto; es lo q lo distingue de los demás.

2. EL DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD

La personalidad podemos considerarla como un aspecto más en la diversidad del alumnado y q siempre va a influir en el proceso de enseñanza-aprendizaje aunque tampoco podemos olvidar otros aspectos como la aptitud, motivación, estilos cognitivos, aspectos socioculturales, edad,sexo,etc.

Los elementos más llamativos que han de configurar el desarrollo de la personalidad en el niño/a son los siguientes:

a) La interacción social

La interacción social como principio psicogenético de toda programación o actuación docente entre en estrecha relación con el marco cognitivo tan importante en la formación de nuestra teoría curricular, donde recordemos forman parte aspectos EPISTEMOLÓGICOS, PSICOLÓGICOS, PEDAGÓGICOS Y SOCIOLÓGICOS.

Por tanto, hemos de tomar en consideración los elementos organizativos del currículo, los cuales son:

– Organización del aula(gran grupo, parejas, grupal o individual)

– Distribución del tiempo y espacio

– Actividades

– Recursos didácticos

Todo ello significa q tanto la interacción con sus iguales como con el adulto, va a conformar una serie de ventajas en el rendimiento, en el nivel cognitivo, social y afectivo que, por lógica, favorecerán el desarrollo de una adecuada personalidad en el niño/a.

b)La identidad personal.

Podemos definirla como Autoconcepto, siendo el conjunto de sentimientos y representaciones que se poseen respecto a uno mísmo.

Engloba rasgos de la apariencia física y del carácter personal, de habilidades, de integración en determinados grupos,etc.

En educación infantil tenemos la presencia del área de Identidad y Autonomía Personal, y con ella poder reforzar tanto el autoconcepto como la autoestima del alumno/a, pues con los contenidos de El Cuerpo y el Movimiento, Conocimiento e Imagen de sí mismo, La Salud y el cuidado de sí mismo, La vida en sociedad, podremos conseguir objetivos tales como: Ir formándose una imagen positiva de sí mismo y construir su propia identidad a través del conocimiento y la valoración de las características personales y de las propias posibilidades y límites, y así ir trabajando en la eliminación de la denominada “indefensión aprendida”(creer no ser capaz de hacer algo) y, por tanto, carecer de acciones repetitivas de fracaso, gran obstáculo en el aprendizaje de nuestros alumnos/as y en el desarrollo de su personalidad.

En esta etapa, el niño se autodefine por la cosas q hace o q le guste y por su aspecto físico. En etapas posteriores, empezará a diferenciar los aspectos psíquicos de los físicos y se autodefinirá por rasgos de modo de ser y de pertenencia social.

c) Autoestima

El concepto de sí mismo no es neutro, sino q está cargado de valoración positiva o negativa, procedente de las interacciones sociales q el niño mantiene con los otros y con el medio,a los q se une su propia experiencia.

A través de la presencia del otro, el niño puede satisfacer las necesidades de afecto, de encontrarse consigo mismo, de crecer, de sentirse útil, de expresarse por medio de los distintos lenguajes.

El niño capta las actitudes de los demás frente a él ( de disponibilidad, estimación, bienestar y cariño) y tiende a adoptar actitudes semejantes como respuesta a sus necesidades personales.

La confianza y la valoración positiva de los adultos es un sentimiento que progresivamente se va convirtiendo en una manera de percibirse a sí mismo.

Por el contrario, una valoración negativa provoca sentimientos de incompetencia e inseguridad o a la inversa, de superioridad desmesurada, todo lo cual se convierte en una frustración, ansiedad o en obstáculo para el esfuerzo y el logro personal.

La autoestima es esencial para la supervivencia psicológica y es un factor emocional que afecta a todos los aspectos de la vida y en todas las etapas.

d) La Autonomía

Es la capacidad para actuar con independiencia de los demás, es decir, un adecuando desarrollo de la personalidad ha de conllevar la aparición de la moral autónoma, y así no depender de la autoridad ni de las de las normas(moral heterónoma).

Como hemos anotado en la introducción, y en una de sus deficiniciones, aunque podría generalizarse a todas, la personalidad va a depender de la herencia y el ambiente, por lo que aparecen una serie de Factores concurrentes en tal desarrollo, a saber:

– El aspecto físico de la persona.

– El aspecto psíquico

– Las experiencias del sujeto

– Los estímulos favorecedores o inhibidores del desarrollo

– Los modelos propios de cada sociedad,y

– Las relaciones sociales y afectivas entre otros; debido a su importancia pasamos al estudio del desarrollo afectivo.

3.- EL DESARROLLO AFECTIVO EN LOS NIÑOS DE 0 A 6 AÑOS.

Si analizamos objetivos de Educación Infantil como:

– Establecer relaciones afectivas satisfactorias, expresando libremente los propios sentimientos, así como desarrollar actitudes de ayuda y colaboración mutua, y de respeto hacia las diferencias individuales.

– Establecer relaciones sociales en ámbitos cada vez más amplios, aprendiendo a articular progresivamente los intereses, puntos de vista y aportaciones propios con la de los demás.

Podemos observar, entonces, la gran importancia que tiene un desarrollo afectivo y social en el alumno/a, a fin de conseguir una INDIVIDUALIZACIÓN y UNA SOCIALIZACIÓN.

A) El desarrollo afectivo vinculado al desarrollo social y personal.

Sabemos que la persona es una realidad singular e irrepetible, donde el proceso de individualización implica la adquisición por parte del sujeto de la AUTONOMIA, la DIGNIDAD, la INTIMIDAD, y la AUTOPERFECCIÓN. El principio de la individualización se concreta en el hecho de q la educación debe realizarse teniendo en cuenta las necesidades de cada niño/a en particular.

Pero el individuo no vive aislado, sino que vive en una sociedad, razón por la que se justifica la socialización o proceso que transforma al individuo biológico en individuo social por medio de la transmisión y el aprendizaje de la cultura de la sociedad.

La socialización dura toda la vida y podemos diferenciarla de la siguiente forma:

– Socialización primaria: Es el proceso de aprendizaje por el cual el niño se integra en su medio social; aprendizaje de los elementos requeridos para todos los miembros de la sociedad.

– Socialización secundaria. Es el aprendizaje de los roles de los individuos: funciones ocupacionales, roles familiares,etc.

Pero ambos desarrollos, tanto individual como el social, no se dan por separado, sino que actúan bajo el matiz del proceso global, de ahí que los periodos críticos del desarrollo personal afecten tanto a lo individual como a lo social.

En los cinco o seis primeros meses de vida se han señalado tres periodos críticos durante los cuales el niño/a debe recibir una estimulación y un apoyo por parte de padres y educadores para que, en este caso, el desarrollo afectivo no se resienta, y por tanto, favorezca el desarrollo personal.

– El periodo que va hasta lo hasta los 5/6 meses en el cual el niño/a establece las primeras relaciones de apego con la madre. Relaciones cooperadoras entre dos individuos totalmente diferentes y que son el germen de las futuras relaciones sociales y de la diferenciación del yo y del otro.

– Hasta el final del tercer año el apego materno se intensifica, ya que el niño/a necesita a la madre como apoyo y compañera, llegando a rechazar a otros miembros de la unidad familiar y se relacionará con ellos aunque la figura predominante será la madre.

– A partir de los 4/5 años el apego materno se extiende a otros miembros de la unidad familiar y la ausencia no es traumática. Se siente seguro con el maestro/a y con sus iguales, por lo q el vínculo materno va perdiendo su preponderancia y su autonomía va asentándose.

b) Los estados afectivos. Características de la afectividad infantil.

Normalmente, los estados afectivos son:

– Las emociones: Son estados afectivos intensos, con claras repercusiones orgáncicas y que duran poco tiempo, como el miedo, la alegría,etc.

Las funciones que desempeñan las emociones en la personalidad infantil son:

-Ponen de manisfiesto la vitalidad infantil. Son una forma de reaccionar ante los estímulos del medio.

-Son una forma de autoafirmar su personalidad, un indicio de lo que le llegará a ser la voluntad propia.

-Son útiles y eficaces para la resolución de los conflictos individuales y sociales.

– Son un medio de motivación, de necesidad y deseo que sirven para que surja la acción.

– Los sentimientos: Son también estados afectivos pero moderados, que van asociados a recuerdos o ideas, sin repercusión orgánica y prolongándose en el tiempo: el cariño, amistad,etc.

En una primera etapa, en el niño/a predominan las emociones, pues son respuestas motoras al psiquismo del sujeto: tensión muscular, expresiones del rostro,etc. Más tarde, gracias a la socialización que va a sufrir, los sentimientos aflorarán en su persona, sentimientos que estarán en estrecha relación con el desarrollo personal que el niño/a haya tenido.

Las principales características de la afectividad infantil podemos resumirlas en las siguientes:

– Cambios bruscos en su estado de ánimo, por lo que cualquier acontecimiento, por mínimo que sea, le afectará.

– Como hemos anotado anteriormente, las emociones van a ser más intensas que los sentimientos, sobre todo en los niños en la etapa de la Educación Infantil.

– La vida afectiva domina sobre cualquier razonamiento posible en el sujeto, puesto que, en este caso, las emociones superan casi toda la escena psíquica del niño/a.

c) Conflictos afectivos.

Los conflictos o alteraciones en el desarrollo afectivo social del niño/a en la Etapa de la Educación Infantil más frecuentes son:

– Agresividad

Agresiones verbales o físicas, frecuentes y sin motivos hacia los demás niños/as o hacia los objetos del entorno. También podemos incluir la agresividad hacia sí mismo.

-Trastornos del sueño

En estas edades el niño/a puede presentar trastornos del sueño (no dormir seguido durante ocho horas, desvelarse,etc) por problemas de miedos o fobias,etc.

-Retraso en el control de esfínteres.

Siempre y cuando no exista trastorno orgánico q lo justifique ni tampoco como resultado de la falta de entrenamiento. Tenemos:

– Enuresis, o emisión involuntaria de la orina

– Encopersis, o emisión involuntaria de las heces

– Neurosis infantil

Producida por miedos, fobias, angustias,etc. Se trata de una alteración de la personalidad que se produce en el niño/a por angustia ante una situación que es incapaz de controlar dando lugar a gritos, llantos, conductas de huida, timidez, vergüenza, ansiedad,etc.

– Los celos

Es un conflicto emocional que pone de manifiesto el sentimiento de ser desposeído de la persona amada por un rival. Miedo a perder a alguien querido, principalmente la madre o miedo a perder el afecto familiar cuando nace otro hermano.

4. APORTACIONES DE LOS DISTINTOS AUTORES

Abordaremos todo lo concerniente a la afectividad según distintas teorías existentes, aunque ninguna de ellas puede ser considerada como dominante.

a) Teoría de la Ansiedad

La ansiedad es un estado mental molesto que se refiere a un mal esperado o inminente, que puede ser real o ficticio. Provoca en el niño/a aprehensión, inquietud y presentimientos que no puede evitar. Se manifiesta en el sujeto con conductas fácilmente reconocibles: depresión, nerviosismo, irritabilidad,etc.

La teoría de la ansiedad fue desarrollada por OSTERRIETH, considerando que dicho estado mental o afectivo tiene su origen en el apego, elemento que hemos anotado anteriormente como pilar básico en todo el desarrollo individual y social, por lo que contempla cuatro factores:

1. Miedo a perder la atención y cuidados del adulto, sufriendo así una especie de impotencia ante las exigencias del mundo exterior.

2. En esta edad, la autoestima o valoración que los demás hacen del sujeto es importante, por lo que una creencia de perdida de apego repercute directamente en dicha valoración o autoestima, convirtiéndose ésta en negativa, y ya podemos intuir los efectos negativos que puede conllevar esta consideración.

3. También, el egocentrismo y centración características a esta edad, hace que el niño/a crea que todos piensan como él; sólo vale su opinión, todo debe girar a su alrededor.¿Qué puede ocurrir con una falta de apego tanto real como subjetivo? La respuesta es la aparición de la agresividad, que como sabemos es un conflicto afectivo más, y que puede realizarse hacia los demás, hacia los objetos y hacia sí mismo.

4. También dicho autor anotó que una sobrevaloración del apego puede retardar la aparición de la autonomía y socialización con los demás, la cual hace que el niño/a siente inseguridad en su inminente autonomía-alrededor de los cuatro años-, y por tanto,ansiedad.

b) Teoría alternativa o de la interacción.

Y sabemos que la interacción es un principio psocogenético o didáctico en toda la actuación docente, interacción que puede realizarse tanto con el adulto, con lo cual favorece la creación de andamiajes o conductas destinadas a facilitar cualquier aprendizaje y formatos o modelos de andamiajes o conductas destinadas a facilitar cualquier andamiaje que se emplean en la vida diaria en las que el adulto repite con el niño/a para así reducir el grado de variabilidad de la conducta, como con sus iguales, y así repercutir directamente en la socialización y el rendimiento. Esta importancia de la interacción fue estudiada por Jhon Bowlby, dando así una explicación a la conducta del apego. Siempre que exista interacción con el adulto, existirá el apego.

c) Teoría de la privación afectiva

Esta teoría fue estudiada por Yarrow y Spitz, anotando la importancia del apego para impedir los conflictos afectivos que pudieran surgir, y que ya hemos visto anteriormente.

Por tanto, no es suficiente con que el niño/a cuente con todas las atenciones materiales, pues sin el apego pueden aparecer trastornos como:

– Llanto excesivo

– Poca respuesta a los estímulos sociales

– Disminución del índice de desarrollo, lo cual puede provocar estancamientos en las etapas evolutivas e incluso no se produzca el abandono total del estadio anterior.

– Menor vocalización al relacionarse con los demás

– Miedo a los extraños

– Ausencia del juego y actividades lúdicas

d) Concepción psicoanalítica: teoría de las pulsiones

Con Sigmun Freíd, padre del Psicoanálisis, podemos decir que llega la apuesta de largo de la Psicología. Freíd y Wundt son los padres de la Psicología. Freíd construyó un nuevo sistema comprensivo del psiquismo, el hombre, la civilización y la sociedad.

Dicho autor generaliza una serie de principios o elementos:

– En su experiencia, llega a concluir que casi todos los conflictos neuróticos tienen un origen sexual, pero entendiendo la sexualidad como la búsqueda y consecución del placer.

– Los instintos y pulsiones serán el puente entre lo físico y lo psíquico. Nuestro organismo tiene unos mecanismos de excitación, excitación que es provocada por los estímulos. Así, hay ciertos instintos que no pueden desgarrarse, manifestarse fácilmente y que son reprimidos debido a la cultura, las represiones sociales; entonces viene el conflicto. Por tanto, el desarrollo de la personalidad y de la vida afectiva siempre se lleva a cabo intentando un equilibrio entre las pulsiones y las restricciones sociales.

d) Teoría del aprendizaje social

Bandura acentúa el papel de la imitación en cualquier aprendizaje, aunque la conducta a imitar no tiene por qué estar en el repertorio conductual del imitador, pues dicho aprendizaje puede adquirirse plenamente por la observación. Además quien aprende imita con éxito la totalidad de la pauta de respuesta de u modelo, aún cuando no realice de forma manifiesta ni reciba refuerzo durante la demostración.

Por tanto, a través de esa imitación y observación el niño/a aprende las acciones que están permitidas o prohibidas, desarrollando así una personalidad y una actitud afectiva según los modelos a seguir.

f) Teoría de la persona como unidad biosocial

Al igual q Piaget, Wallon es un representante del cognitivismo, donde maduración biológica y experiencia se van juntando progresivamente. Así al no existir la satisfacción automática de las necesidades orgánicas y sociales, las facultades de orden afectivo pueden sufrir una alteración.

g) Teoría de la adaptación del ambiente

Para Piaget, el aprendizaje o la conducta inteligente es un proceso de asimilación y acomodación al ambiente en el que vive. Según el primero, el sujeto, enfrentado ante cualquier situación, lo asimila a los esquemas que ya posee, es decir, intenta interpretarlo y conocerlo mediante dichos esquemas. En cuanto a la acomodación, el sujeto, al aplicar sus esquemas, se acomoda a él. Ambos componentes son los componentes básicos de la acción y la Adaptación.

Así, el niño/a aprende porque va captando el sentido a sus experiencias, con los objetos y las personas que le rodean y va organizando progresivamente sus procesos mentales al ir solucionando los problemas con los que se enfrenta.

Si englobamos en su aprendizaje los elementos de:

– maduración

– experiencia

– influencia del medio social

– equilibración, o factor organizador de los elementos anteriores pues cada modificación en el medio produce una desadaptación del organismo y éste tiene que actuar para contrarrestarla.

Todo ello va a dar lugar a una serie de estadios o niveles sucesivos en ese proceso de equlibración, que al igual q el intelecto, el afecto también pasa por dichas fases evolutivas:

-0 a 2 años, coincidiendo con el periodo sensoriomotor, el desarrollo afectivo está relacionado con todo el aspecto motriz y de sensaciones que el niño/a experimenta,donde como sabemos, el apego ocupa una posición primordial, necesitando para ello el conformar una verdadera díada con la madre, es decir, una implicación entre dos personas que esté matizada por:

* actividad conjunta

*reciprocidad

*equilibrio de poderes(para que se realice un traspaso de saberes, el sujeto con mayor poder debe saber situarse para que sea posible)

*relación afectiva

– De 2 a 7 años, coincidiendo con el estadio preoperatorio, el desarrollo afectivo está relacionad con el egocentrismo, pasando de la docilidad y sumisión a la oposición al adulto, y la moral heterónoma, dependiendo del juicio de los adultos.

Si se tiene en cuenta que para este autor la vida intelectual, afeciva, social y moral van indisolublemente unidas, así como su desarrollo, el objetivo de la educación es la conquista de la autonomía.

5.- LA CONQUISTA DE LA AUTONOMIA

Siguiendo el Decreto 107/1992 del 9 de Junio,podems leer uno de los objetivos generales de la Educación Infantil:

Desarrollar una autonomía progresiva de las actividades habituales, por medio del conocimiento y dominio creciente del propio cuerpo, de la capacidad de asumir iniciativas y de la adquisición de los hábitos básicos de cuidado de la salud y el bienestar.

Así, debemos ayudar a los niños/as, a través de vínculos afectivos adecuados, a conseguir seguridad y confianza en sí mismos, a sentirse comprendidos y atendidos en sus necesidades, y que por medio de su paulatina autonomía puedan ver plasmados sus iniciativas y demandas que la sociedad requiera.

Dicha conquista de la autonomía pasa por dos fases:

a) Toma de conciencia de la individualidad, donde a través de:

– El reconocimiento de la imagen ante el espejo

-La locomoción

-La exploración de objetos y elementos

-EL desarrollo del lenguaje, q por lógica, favorecerá la comunicación y su diferenciación ante los demás.

-Los juegos

-La intencionalidad en sus acciones

El niño/a debe ir diferenciándose de los demás, y así pasar a la segunda fase.

b)La afirmación del Yo conseguida a partir de los tres años, favorecida por la socialización del sujeto y, aunque con un tono más negativo, por la oposición al adulto tan constante a esta edad, pero que sin embargo tiene como fines:

– El sentirse diferenciado de los demás

– El permitir asumir el cuidado de sí mismos y del entorno en el que viven

– El poder integrarse en una comunidad formada por individualidades

– El proporcionarles seguridad emocional, confianza, iniciativa y capacidad de elección.

Todo esto da lugar a que parte de las conductas egocéntricas evolucionen hasta convertirse en conductas empáticas y altruistas. Este proceso va a formar parte de la actuación educativa.

6.- DIRECTRICES PARA UNA CORRECTA INTERVENCIÓN EDUCATIVA

Siempre que llevemos a cabo una intervención educativa, hemos de tener en consideración el fundamento pedagógico del currículo, el cual está basado en el constructivismo pedagógico. Con referencia al carácter constructivo del aprendizaje del alumno, se rechazan, de hecho, interpretaciones que postulan una explicación causal y mecánica entre la forma de enseñar y los resultados a que pueden llegar los alumnos/as. Ahora bien, es la actuación del profesor/a la que hace que la actividad constructiva del alumno/a encuentre mayor o menor margen, que genere unos aprendizajes más o menos significativos, de lo que se deduce que el profesor/a aparece como un intermediario entre las aportaciones y construcciones del niño/a y la cultura, cuya presencia es necesaria para lograr los fines de la educación-

Además es necesario que se planteen nuevas opciones o contextos en la enseñanza: diseñar un clima propicio para provocar aprendizajes, la confianza, el respeto mutuo, etc.

vSi nuestra intervención se enfoca, según consta el presente tema, hacia el Desarrollo de la Personalidad, debemos seguir una serie de determinadas líneas metodológicas como:

– Debemos ofrecer experiencias y recursos necesarios para crear la participación, superen su egocentrismo, dependiencias, inhibiciones y así elaboren sus propios criterios de actuación, es decir, que paulatinamente creen su propia autonomía.

– Debemos ser un vehículo para la EDUCACIÓN SOCIAL, es decir, para crear e en ellos la sociabilidad, actitudes sociales y solidarias y la presentación de comportamientos adecuados.

– Debemos atender a la persona como un ser individual algo conectado con el principio didáctico de la individualización o ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD, así favorecemos la personalidad del alumno/a y, sobre todo, a la eliminación de las desigualdades sociales y de oportunidad, siendo éste último una de las funciones principales de nuestro actual currículum.

En definitiva, siempre debemos actuar a fin de optimizar los elementos de interacción, autonomía, autoestima y autoconcepto o identidad personal.

vSi nos atenemos a la intervención educativa en el DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD, realment hemos de intentar, además de favorecer dicho desarrollo, el intentar la no aparición o eliminación de lo posibles conflictos afectivos que ya sabemos. Así:

– Crearemos un ambiente estimulador y de acogida para que se sientan valorados, comprendidos, aceptados, es decir, se sientan personas.

– Crearemos modelos de conductas o, como bien anotó Bruner, formatos donde los alumnos/as puedan tener un espejo donde reflejarse.

– Fomentaremos la identificación y la expresión de los propios seguimientos y emociones, aunque siempre evitando las situaciones de ridículo y sin obligación, sólo con comprensión.

Los alumnos/as con problemas en el desarrollo afectivo y de la personalidad, son alumnos considerados con trastornos emocionales, por lo que suelen estar incluidos dentro de la denominación de sujetos con necesidades educativas especiales, y ya sabemos lo que ello implica:

Si antes se caracterizaba la educación por la SEGREGACIÓN, donde estas personas eran etiquetadas y consideradas antisociales y perturbadas, ahora se caracteriza por la INTEGRACIÓN, con la inclusión en centros ordinarios(a no ser que la deficiencia sea severa) y con la utilización de un currículo único y abierto, por lo que a través de las distintas áreas, en este caso de la Educ Infantil, y la consecuente demanda de una atención más específica y mayores recursos específicos, cualquier dificultad que nos encontremos puede ser manejada con mayor claridad y mayor potencial de éxito.

7.- CONCLUSIÓN

La intervención educativa favorecerá el retirar progresivamente los apoyos para hacer surgir y desplegar las capacidades del niño, de modo que éste vaya pasando de la regulación externa a la autorregulación autónoma, teniendo en cuenta las posibilidades de cada niño en una educación integral que promueva un desarrollo feliz.

Publicado: junio 30, 2017 por Laura Gonzalez

Etiquetas: tema 3 educación infantil