Un paseo por el bosque

clip_image001

Esta actividad es una experiencia dirigida a  alumnos y alumnas de un centro de Educación Infantil de 5 años.
Es una experiencia realmente motivadora, tanto para el alumnado como para los maestros y maestras que llevamos a cabo este proyecto.
La experiencia consiste en la realización de una salida a un Parque Natural

1. SELECCIÓN DEL LUGAR.
Se ha de tener en cuenta:
– La época del año en que debemos ir, en otoño.
– El tipo de ecosistema que allí se establece.
– Que la zona no sea de gran dificultad para su acceso.
– Que no esté lejos de donde nos encontramos, podemos ir y venir en un día.
– Búsqueda de información relevante del lugar.

2. VISITAS PREVIAS.
Es necesario realizar una comprobación de las condiciones del lugar. Con estas visitas valoramos las posibilidades para la realización de actividades y elegiremos así las más adecuadas. Además estimaremos el tiempo necesario para realizar el recorrido y realizaremos un croquis que se entregará luego a los participantes.

3. DISEÑO DE LA ACTIVIDAD.
Debemos considerar varios factores:
– La duración de la actividad no debe ser superior a tres horas.
– La zona debe contar con suficientes elementos interpretativos.
– En el trazado del itinerario conviene tener en cuenta que el circuito debe acabar cerca del inicio, es apropiado el diseño en forma de ocho central con varios atajos que debemos prever por si, por el horario o las características del grupo, nos vemos obligados a disminuir el recorrido inicial establecido.

4. ACTIVIDADES PREVIAS AL CONOCIMIENTO DIRECTO CON LA SIERRA.
Estas actividades servirán para motivar al alumnado, detectar las ideas previas que poseen y recabar información acerca de la salida que vamos a realizar:

– Presentación de la senda.
Les presentamos un croquis del itinerario que vamos a seguir y establecemos una secuencia temporal del itinerario.
Les muestro fotografías de algunos elementos naturales (animales, plantas…) que nos encontraremos a lo largo de la senda.
Proyecto algunas diapositivas del recorrido que vamos a realizar por el parque, destacando aquellos aspectos que hayamos decidido trabajar en la visita.

– Formación de grupos.

Dividimos al alumnado en 4 grupos. Cada grupo buscará información relevante a través de Internet en el tiempo de rincones, acerca del tema que le haya tocado:

1. Flora
2. Fauna
3. Descripción del lugar
4. Cuencas hidrográficas.
Cada grupo tendrá que buscar información, fotografías, hacer esquemas, murales… para explicar posteriormente a sus compañeros el área que le haya tocado.

– Explicación de las actividades a realizar.
Llegamos al centro de visitantes donde nos hacen una breve descripción de la zona y nos explican algunas cuestiones que cada grupo lleva preparadas a cerca del tema que a cada uno le tocará exponer posteriormente.
A través del sendero vamos realizando paradas donde los diferentes grupos nos explicaron sobre el terreno aquella información que habían trabajado con anterioridad. Vamos anotando esa información en nuestro cuaderno de campo, cada alumno/a lo fue anotando en el nivel lectoescritor en el que se encontraba o bien en forma de dibujos.
Pararemos también para comer, esa parada tendrá carácter educativo, mantuvimos diálogos acerca del lugar y no dejamos desperdicios por los caminos.

– Recomendaciones sobre el comportamiento y el equipamiento. Explicamos las normas que seguiremos durante la excursión para que transcurra correctamente y sin incidentes.
Sobre el comportamiento:
▪ Seguir la senda y no salirse para evitar el deterioro de las plantas y seres que allí viven.
▪ No arrancar plantas, ni recoger animales, ni otros elementos que nos encontremos.
▪ Respetar las pistas forestales cercadas.
▪ Mantener el lugar limpio.
▪ Observar, tocar, mirar, oler,… pero respetando todo lo que nos rodea.
▪ No encender fuego.
▪ No gritar ni correr por el camino.
Sobre el equipamiento:  Llevaremos:
▪ Cantimplora.
▪ Cuaderno de campo.
▪ Bolígrafo.
▪ Máquina de fotos.
▪ Gorra.
▪ Lupa.
▪ Prismáticos

5. REALIZACIÓN DE LA SENDA
Realizamos el recorrido con tranquilidad, sin prisas, permitiendo que observen, descubran, toquen, huelan y se detengan en aquellos lugares que más les llamen la atención.

La ubicación de las paradas será:
1ª PARADA:
Llegamos al centro de visitantes.   El primer grupo nos describe el lugar y nos explica las características del sitio.
Un representante de cada grupo formula alguna pregunta al experto que nos atienda sobre el aspecto que le ha tocado a su grupo y que llevan preparado de antemano.
Recordamos el itinerario a seguir y comenzamos.

2ª PARADA:
– Nos centramos en observar diferentes tipos de árboles. El grupo de la flora nos expuso la información recabada por su grupo. En un principio observamos las encinas, los castaños y los alcornoques, los diferenciaremos a través del tacto, del color, de la forma y del tipo de hoja.
– Recogemos  hojas secas que estan en el suelo de cada especie, trazamos la forma que tienen en nuestro cuaderno, le pusimos el nombre de la especie y devolvemos  las hojas a su lugar.
– Tocamos el suelo analizando sus características, si es un suelo húmedo, seco, el color,… y cogeremos alguna muestra pequeña de la tierra para compararla con la tierra de la parada nº 5.

3ª PARADA:
– El grupo encargado de la fauna, con anterioridad,  nos comenta la información recabada, nos enseña fotografías y nos explica los animales que allí habitan, quién los cuida y por qué están allí.
– Observamos y escuchamos los sonidos de estos animales, discriminándoles y diciendo a qué animal corresponde cada sonido.
– Observamos también a las aves y conversamos acerca de sus características, el tipo de plumaje y sus nombres, y lo anotamos en el cuaderno de campo.

4ª PARADA:
Nos paramos a comer en alguno de los merenderos. De esta forma podemos aprovechar la situación de la comida para trabajar actitudes de cuidado y respeto por el medio, no dejando residuos fuera de los lugares destinados para ello y posteriormente limpiamos el lugar donde hemos comido.

5ª PARADA:
Nos desplazamos hasta otro punto importante de nuestra visita (en este caso, buscamos algún sitio con agua), observamos el lugar y analizamos el tipo de flora que allí se encuentra.
El grupo encargado de la flora nos habló del tipo de vegetación que estábamos viendo (olmos, chopos, sauces…). Este es un paraje mucho más húmedo. Observamos entonces la vegetación, el tipo de hojas de cada especie, analizamos sus semejanzas y sus diferencias y lo anotamos en el cuaderno de campo.
Les proponemos que palpasen el suelo para que percibieran la humedad, que es mucho mayor que en la parada nº 2. Relacionamos la humedad con la frondosidad de los árboles y arbustos.

6. ACTIVIDADES POSTERIORES A LA VISITA.
Son actividades que nos ayudan a recordar, organizar, asociar,… todos los aprendizajes que hemos realizado en contacto directo con el medio natural.

– Trabajo con los datos y materiales recogidos.
◦ Exposición de los dibujos que hemos realizado de hojas, animales, y otros objetos que nos hayan llamado la atención durante la visita.
◦ Exposición de fotografías del lugar.
◦ Realización de murales clasificando las fotografías y los datos recogidos a modo de mapa conceptual.
◦ Confección de un fichero con los diferentes tipos de animales y plantas que allí habitan, pondremos sus nombres y una breve descripción.

– Conciencia crítica.
Nos concienciamos de la importancia de mantener cuidados estos lugares por todo lo que conlleva y por lo que hemos aprendido durante la visita.
Analizamos también las opiniones del alumnado a cerca de la salida, si les había gustado, que cosas cambiarían,…

– Evaluación general de la actividad.
Evaluamos tanto el proceso de aprendizaje de los alumnos/as como el proceso de enseñanza por mi parte.
Llevamos a cabo una evaluación inicial, observando si mis alumnos/as están motivados para la tarea en cuestión; una evaluación sumativa, analizando el proceso en el que se desarrolla la acción, si por ejemplo participan de la actividad, si están motivados o por el contrario no les interesa, se van  haciendo preguntas para ver si van incorporando los nuevos contenidos,… por último, se ha de llevar a cabo una evaluación final reflexionando sobre los resultados obtenidos, es decir, si con la actividad había conseguido aquello que nos propusimos en un principio.
Es una experiencia de lo más atractiva donde los alumnos/as aprenden muchísimo, desde el principio estan muy motivados y   realizan todas esas actividades previas y posteriormente la visita  que les encanta,  hecho que les ayuda a asimilar   hasta el último detalle de algunos aspectos trabajados.
Personalmente animo al profesorado a hacer actividades de este tipo, no niego la dificultad o el trabajo que entraña, pero viendo los frutos, merece la pena.

Publicado: febrero 21, 2019 por Laura Gonzalez

Etiquetas: unidad didáctica educación infantil