Tema 25 – La orientación en Educación Secundaria. Modelo de intervención y funciones.

1. INTRODUCCIÓN

2. LA ORIENTACIÓN EN EDUCACIÓN SECUNDARIA

2.1. Objetivos de la orientación

2.2. Características de la orientación en Educación Secundaria

3. MODELO DE INTERVENCIÓN ORIENTADORA.

3.1. La intervención por programas

4. MODELO ORGANIZATIVO DE LA ORIENTACIÓN EN LOS IES Y FUNCIONES.

4.1. Funciones de los agentes de la orientación.

5. FUNCIONES DE LA INTERVENCIÓN ORIENTADORA

BIBLIOGRAFÍA

1. INTRODUCCIÓN

La concepción de la Educación asumida por la LOGSE lleva implícita la necesidad de orientación educativa. La LOGSE señala que la actividad educativa se desarrollará atendiendo al principio de la atención psicopedagógica y la orientación educativa y profesional. Asimismo, afirma que la tutoría y la orientación formarán parte de la función docente.

Más recientemente, en la LOCE no se contempla ningún artículo dedicado a resaltar la importancia del sistema educativo.

Por último, en cuanto a la orientación en Educación Secundaria, no hay que olvidar la necesidad de ésta ante las propias características de este alumnado y ante las peculiaridades de la etapa.

2. LA ORIENTACIÓN EN EDUCACIÓN SECUNDARIA

2.1. Objetivos de la orientación

Son numerosos los objetivos de la orientación que aparecen en la bibliografía sobre el tema. En un intento de agruparlos todos de forma coherente, podemos decir que los objetivos de la orientación son los de:

  • Contribuir a la personalización de la educación, gracias a su carácter personalizado e integral.
  • Cooperar en los aspectos orientadores de la Educación, pues educar es orientar para la vida. Para lo cual los aprendizajes han de ser funcionales y en conexión con el entrono.
  • Capacidad para el propio aprendizaje. Desarrollando capacidades metacognitivas, estrategias de control y manejo de procedimientos de aprendizaje.
  • Ajustar la respuesta educativa a las necesidades particulares del alumnado mediante medidas de atención a la diversidad, garantizando los elementos educativos más diferenciados y especializados.
  • Prevenir dificultades de aprendizaje, evitando fenómenos indeseables de abandono, fracaso, inadaptación, etc.
  • Favorecer los procesos de madurez personal, desarrollo de la propia identidad y sistema de valores, progresiva toma de decisiones.
  • Orientar es asesorar sobre opciones educativas, ayudando a recorrer el itinerario educativo más adecuado, educar en la capacidad de tomar decisiones, orientación vocacional y profesional que facilite el acceso a estudios posteriores o a la incorporación a la vida activa.
  • Contribuir a toda clase de factores de innovación y calidad en una mejor educación orientadora y en el apoyo a la oferta educativa.

2.2. Características de la orientación en Educación Secundaria

  • Se trata de un derecho de todo alumno. La LODE establece el derecho de los alumnos a recibir orientación escolar y profesional:
    • La orientación escolar, centrada en el proceso de enseñanza/aprendizaje, comprende todas las actuaciones de ayuda al alumno en este proceso.
    • La orientación profesional, se dirige a ayudar al sujeto a elegir y preparase para una profesión o trabajo determinado.
  • Ligada a la función tutorial, si bien es competencia de todo profesor.
  • Factor de calidad del sistema educativo, por sus contribuciones a la atención de las diferencias individuales, a la individualización de la enseñanza, al desarrollo de habilidades de aprender a aprender y al desarrollo de actitudes de solidaridad y participación social.
  • Aunque forma parte de la función docente, se trata de un proceso distinto al de la instrucción.
  • La intervención orientadora es un proceso continuo y sistemático, integrado en la planificación general del centro y en la actividad docente, y que exige la colaboración de todos.

3. MODELO DE INTERVENCIÓN ORIENTADORA

Ya el Libro Blanco para la reforma del sistema educativo, estructuró la Orientación Educativa en tres niveles:

  • En el aula, con los alumnos a través de la función tutorial y orientadora que corresponde a todo profesor, y en particular, al profesor/tutor.
  • En el centro, como institución integrada por el equipo docente y por los recursos materiales a su disposición, institución que cuenta con el apoyo de un departamento de orientación.
  • En el distrito o sector escolar.

Más recientemente, el Decreto 43/2005, de 26 de abril de 2005, por el que se regula la Orientación Educativa y profesional en Castilla-La Mancha, señala como finalidad del modelo de orientación la de garantizar la educación integral del alumnado a través de la personalización del proceso educativo, especialmente en lo que se refiere a la adaptación de los procesos de enseñanza y aprendizaje a su singularidad y a la transición entre las distintas etapas y niveles en los que se articula el sistema educativo y el mundo laboral, y ofrecer, al conjunto de la comunidad educativa, asesoramiento colaborador y apoyo técnico especializado.

La programación de la orientación educativa y profesional en los distintos niveles responderá a las siguientes líneas básicas:

a) La orientación educativa y profesional es un proceso continuo, sistemático y articulado que comienza con la escolarización del alumnado en las primeras edades y concluye cuando se produce el paso a la universidad o al mundo laboral. El alumno es el agente activo de su propio proceso.

b) La orientación educativa y profesional forma parte de la función docente e integra todas las acciones realizadas desde la tutoría y el asesoramiento especializado.

c) La orientación educativa y profesional el desarrollo en los centros docentes de medidas preventivas, habilitadoras y compensadoras dirigidas al alumnado y su contexto para que contribuyan a hacer efectiva una educación inclusiva de calidad e igualdad.

d) La orientación educativa y profesional se concreta en planes de actuación en los centros docentes y en las zonas educativas, para coordinar las acciones de los profesionales de las distintas estructuras y establecer la cooperación con los distintos servicios, instituciones y administraciones.

La orientación educativa y profesional, con los matices propios de cada etapa educativa, en los siguientes niveles:

  • A través de la tutoría del profesorado.
  • Mediante el apoyo especializado de los Departamentos de Orientación en los centros que imparten Educación Secundaria.
  • Mediante el asesoramiento especializado a través de los Centros Territoriales de Recursos para la Orientación, la Atención a la Diversidad y la Interculturalidad.
                       
    clip_image003
 
   

CRITERIOS DE CALIDAD

 
  clip_image004
 
   

PREVENCIÓN

 

DESARROLLO

 

INTERVENCIÓN SOCIAL

 

PREVENCIÓN: la orientación es PROACTIVA (prevención primaria) debe anticiparse a los problemas. Por ello, actúa en el grupo o comunidad (alterando los contextos ambientales, mediadores de los agentes generadores de conflicto):

  • Especial atención a los momentos de TRANSICIÓN.
  • Debe conocerse cuanto antes las CARACTERÍSTICAS y CIRCUNSTANCIAS PERSONALES del alumno para detectar riesgos de dificultades.
  • Traspasar el marco de la escuela.
  • Integrada en el currículo.
  • Centrada en el grupo, aunque el objetivo sea la persona.

DESARROLLO:

  • Orientación como proceso continuo dirigido al DESARROLLO INTEGRAL. Papel del orientador como un educador (facilita el desarrollo personal, clarificación de valores y el desarrollo de la toma de decisiones). Sus objetivos se persiguen a través de todo el proceso de enseñanza-aprendizaje, y no como actuaciones marginales y puntuales.
  • DESARROLLO POTENCIAL. Hay que dotar al alumno de las competencias necesarias para afrontar las demandas de cada etapa (ENFOQUE MADURATIVO) y proporcionarle situaciones de aprendizaje que faciliten el desarrollo de su estructura conceptual.

INTERVENCIÓN SOCIAL: ENFOQUE SISTÉMICO-ECOLÓGICO: intervención activa sobre el contexto social.

  • Actividad orientadora dirigida a modificar aspectos concretos del MARCO EDUCATIVO y del CONTEXTO SOCIAL.
  • CONCIENCIAR al alumno de los factores ambientales que obstaculizan el logro de sus objetivos personales y fomentar en él una ACTITUD ACTIVA para cambiar determinadas características del contexto.

3.1. La intervención por programas

La Resolución de 12.07.2004, que regula el funcionamiento de los C.P.R. para el curso 2004-2005 menciona de forma explícita el trabajo mediante programas para el responsable de orientación. Es decir, el trabajo mediante programas es el modelo para el desarrollo de la orientación. De hecho, los Planes de orientación de Centro (Resolución de 29.07.2005) se organizan en base a programas. A partir de este concepto se implementa la intervención entendiendo por programa “la actuación o intervención previamente planificada y sistematizada, que teniendo en cuenta el contexto, las necesidades de los sujetos, las metas, los objetivos y las estrategias se materializa como una propuesta de trabajo en equipo (colaboración), en el que el orientador (en nuestro caso, Asesor de formación en orientación) asume un rol de activador y mediador durante un proceso en constante retroalimentación” (Martínez Clarés, 2002).

Este modelo surge como respuesta a las insuficiencias demostradas por el modelo de servicios. El modelo de programas sigue en su desarrollo un proceso que contempla las siguientes fases:

1. Análisis del contexto para detectar necesidades.

2. Formulación de objetivos.

3. Planificar actividades.

4. Aplicar las Actividades.

5. Evaluar el programa.

La intervención por programas se caracteriza por:

  • Ser una intervención desarrollada en función de las necesidades diagnosticadas (de los alumnos, centro, servicios de institución.
  • Actúa por objetivos a lo largo de un lapso de tiempo.
  • Centrarse en las necesidades de un colectivo.
  • Su actuación sobre el contexto.
  • Ser dirigida a todos los agentes implicados.
  • Ser una intervención preventiva y de desarrollo.
  • Tener carácter proactivo.

Algunas de las ventajas que se atribuyen a la intervención por programas frente a la intervención por servicios son las siguientes:

  • El énfasis se centra en la prevención y el desarrollo.
  • Es flexible en cuanto al papel del orientador, considerándolo como un docente más del equipo de intervención.
  • Estimula el trabajo colaborativo en equipo.
  • Operativiza los recursos.
  • Promueve la participación activa de los sujetos.
  • Facilita la auto-orientación y la auto-evaluación.
  • Abre el centro a la comunidad.
  • Se establecen relaciones con agentes de la comunidad.
  • Se aproxima a la realidad a través de experiencias y simulaciones.
  • Permite una evaluación y seguimiento de lo realizado (Álvarez González, 1995).

Álvarez González (1995) sostiene que para que las intervenciones de orientación por programas adquieran un carácter educativo social, las instituciones escolares donde se desarrollen deben cumplir ciertos requisitos que enumeramos a continuación:

· Debe haber compromiso por parte del centro y de los responsables de orientación de potenciar programas dirigidos a todos los alumnos.

· La intervención por programa de orientación ha de ser vista como una actividad más dentro de la tarea escolar y ha de tener un carácter procesual, evolutivo y comunitario.

· El personal que va a ejecutar el programa debe estar implicado y disponer del tiempo necesario para su aplicación.

· Es indispensable la presencia del Orientador en el centro educativo para que asesore, dinamice y dé soporte técnico, además de aportes recursos para la planificación, ejecución y evaluación de los programas.

· Es muy importante preparar a los docentes que van a ejecutar el programa.

· El tiempo de la intervención ha de ser previamente fijado.

· Los recursos humanos y materiales han de ser suficientes.

· Es imprescindible crear canales de información tanto dentro como fuera de la escuela.

· Debe entenderse al modelo por programas como un modelo organizativo de orientación con una explicación de las funciones de los diferentes agentes implicados.

· Es importante la evolución del programa en todas sus fases y por parte de todos los agentes implicados.

4. MODELO ORGANIZATIVO DE LA ORIENTACIÓN EN LOS IES Y FUNCIONES

La Resolución de 29 de abril de 1996, de la dirección general de centros escolares, sobre organización de los departamentos de orientación en Institutos de Educación Secundaria establece que el departamento de orientación contará con diferentes profesionales, dependiendo de las enseñanzas que ofrezca el Instituto y de las necesidades educativas de sus alumnos.

  • Todos los departamentos deben contar al menos con un profesor o profesora especialista en Psicología o Pedagogía, que suele ser el responsable de dirigir el departamento.
  • Cuando en el instituto se escolaricen alumnos con Necesidades Educativas Especiales (prácticamente en todos los casos) habrá al menos un/una especialista en Pedagogía Terapéutica.
  • En la mayor parte de los institutos, habrá un profesor o profesora de apoyo en el área científica y técnica y otro/a de especialidades relacionadas con el área social y lingüística.
  • En los institutos que tengan un número significativo de alumnos con Necesidades de Compensación Educativa (inmigrantes, minorías étnicas, etc ) habrá profesorado específico de apoyo del programa de compensación de las desigualdades.
  • En los institutos en los que se imparta formación profesional específica se incorporarán al departamento de orientación los profesores que tengan a su cargo la formación y orientación laboral.
  • Puede haber además:
    • Profesorado técnico de Formación Profesional de apoyo al área práctica.
    • Maestro o maestra de la especialidad de Audición y Lenguaje
    • Profesorado técnico de Servicios a la Comunidad.

4.1. Funciones de los agentes de la orientación

4.1.1. Funciones del departamento de orientación

El artículo 42 del Reglamento Orgánico de los Institutos de Educación Secundaria asigna al Departamento de Orientación un conjunto de funciones relacionadas con la orientación académica, psicopedagógica y profesional, con la atención a los alumnos con necesidades educativas especiales y con el apoyo a la acción tutorial. Más concretamente, el Departamento se encarga entre otras cosas de:

· Elaborar, de acuerdo con las directrices establecidas por la Comisión de Coordinación Pedagógica y en colaboración con los tutores, el Plan de Orientación Académica y el Plan de Acción Tutorial del Instituto.

· Contribuir al desarrollo de la orientación educativa, psicopedagógica y profesional de los alumnos, especialmente en lo que concierne a los cambios de ciclo o etapa, y a la elección entre las distintas opciones académicas, formativas y profesionales.

· Colaborar con los tutores y con el resto del profesorado en la planificación y desarrollo de actividades de orientación académica y profesional y de tutoría.

· Proponer criterios y procedimientos para realizar las adaptaciones curriculares apropiadas para los alumnos con necesidades educativas especiales y colaborar con otros departamentos y con el profesorado en general para adaptar las enseñanzas a las características y necesidades individuales del alumnado.

· Colaborar con los profesores del instituto en la prevención y detección de problemas de aprendizaje y en la realización de actividades educativas dirigidas a los alumnos que presenten dichos problemas.

· Formular propuestas al Claustro de profesores y a la CCP para mejorar los procesos de enseñanza.

El Departamento de Orientación actúa bajo la dependencia directa del Jefe de Estudios y en estrecha colaboración con el Equipo Directivo.

4.1.2. Funciones del orientador

· Coordinar la planificación y el desarrollo de las actividades de orientación académica y profesional correspondientes a las etapas de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato y contribuir a su desarrollo.

· Asesorar a la Comisión de Coordinación Pedagógica proporcionando criterios psicopedagógicos y de atención de la diversidad en los elementos constitutivos de los proyectos curriculares.

· Colaborar en la prevención y detección de problemas de aprendizaje.

· Coordinar la evaluación psicopedagógica con los Profesores de aquellos alumnos que precisen la adopción de medidas educativas específicas realizando el informe psicopedagógicos.

· Participar en la planificación y el desarrollo de las adaptaciones curriculares dirigidas a los alumnos que lo precisen entre ellos los alumnos con necesidades educativas especiales y los que sigan programas de diversificación, en colaboración con los departamentos didácticos y las Juntas de Profesores.

· Participar en la elaboración y desarrolló de los programas de diversificación curricular y asesorar a los equipos educativos de los programas de garantía social en la elaboración de las programaciones correspondientes.

· Colaborar con los tutores en la elaboración del consejo orientador que sobre su futuro académico y profesional ha de formularse para todos los alumnos y alumnas al término de la Educación Secundaria Obligatoria y de los programas de garantía social.

4.1.3. Funciones del jefe de departamento de orientación

Son competencias del jefe del departamento de orientación:

  • Participar en la elaboración del proyecto curricular de etapa.
  • Redactar el plan de actividades del departamento y la memoria final de curso.
  • Dirigir y coordinar las actividades del departamento.
  • Convocar y presidir las reuniones ordinarias del departamento y las que, con carácter extraordinario, fuera preciso celebrar.
  • Elaborar y dar a conocer a los alumnos la información relativa a las actividades del departamento.
  • Coordinar la organización de espacios e instalaciones, adquirir el material y el equipamiento específico asignado al departamento y velar por su mantenimiento.
  • Promover la evaluación de la práctica docente de su departamento y de los distintos proyectos y actividades del mismo.
  • Colaborar en las evaluaciones que, sobre el funcionamiento y las actividades del instituto, promuevan los órganos de gobierno del mismo o la Administración educativa.
  • Velar por el cumplimiento del plan de actividades del departamento.

4.1.4. Funciones del profesorado de apoyo a los ámbitos

· Participar en la elaboración de los programas de diversificación curricular en colaboración con los departamentos didácticos y las Juntas de Profesores.

· Asesorar y participar en la prevención, detección y valoración de problemas de aprendizaje.

· Participar en la planificación, desarrollo y aplicación de las adaptaciones curriculares dirigidas a los alumnos que lo precisen, entre ellos los alumnos con necesidades educativas especiales. En estos casos los apoyos específicos que fueran necesarios se realizarán en colaboración con el profesorado de las especialidades de Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje.

· Colaborar con los tutores en la elaboración del consejo orientador que, sobre su futuro académico y profesional, ha de formularse al término de la Educación Secundaria Obligatoria, para los alumnos y alumnas que hayan atendido directamente.

· Participar, en colaboración con los departamentos didácticos, en la programación y realización de actividades educativas de apoyo en Educación Secundaria Obligatoria, Formación Profesional específica y programas de garantía social.

· Además de las funciones señaladas en los apartados anteriores el Profesor técnico del área práctica, colaborará en la planificación y desarrollo de actividades del plan de orientación académica y profesional, se hará cargo de la planificación y desarrollo de las materias de iniciación profesional.

4.1.5. Funciones del profesorado de pedagogía terapéutica, audición y lenguaje y compensación de desigualdades

· Colaborar con los departamentos didácticos y las Juntas de Profesores, en la prevención, detección y valoración de problemas de aprendizaje, en las medidas de flexibilización organizativa, así como en la planificación y en el desarrollo de las adaptaciones curriculares dirigidas los alumnos con necesidades educativas especiales, en situación de desventaja social o bien a aquellos que presenten dificultades de aprendizaje.

· Elaborar, conjuntamente con los correspondientes departamentos didácticos, la propuesta de criterios y procedimientos para desarrollar las adaptaciones curriculares apropiadas a los alumnos con necesidades educativas especiales.

· Realizar actividades educativas de apoyo para los alumnos con necesidades educativas especiales, para alumnos que sigan programas específicos de compensación educativa, o bien para aquellos que presenten problemas de aprendizaje, bien directamente o a través del asesoramiento colaboración con el profesorado de los departamentos didácticos, cuando especificidad de los contenidos u otras circunstancias así lo aconsejen.

· Colaborar con los tutores en la elaboración del consejo orientador que ha de formularse al término de la Educación Secundaria Obligatoria para aquellos alumnos con necesidades educativas especiales, que sigan programas específicos de compensación educativa o que presenten programas de aprendizaje.

· En el caso de profesorado de apoyo del programa de compensación de las desigualdades, colaborar con los equipos educativos de los programas de garantía social en la elaboración de las programaciones correspondientes.

4.1.6. Funciones del profesorado de formación y orientación laboral

· Colaborar con los tutores y con el Profesor de la especialidad de Psicología y Pedagogía en la realización de las actividades de información y orientación profesional dirigidas a los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y en la elaboración del Consejo Orientador al término de la Educación Secundaria Obligatoria y de los programas de garantía social.

· Coordinar y realizar, en su caso, las actividades de orientación profesional dirigidas a los alumnos de los ciclos formativos de Formación Profesional y de los programas de garantía social, y apoyar a los tutores en la realización de aquellos que les corresponda, especialmente en las relacionadas con el seguimiento de los módulos de formación en centros de trabajo.

4.1.7. Funciones del profesorado técnico de formación profesional de servicios a comunidad

· Colaborar con los servicios externos en la detección de necesidades sociales de la zona y necesidades de escolarización del alumnado en desventaja, participando en los procesos de escolarización de este alumnado, a través de su coordinación con los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica, los centros de Educación Primaria de procedencia del alumnado, los servicios municipales y las Comisiones de Escolarización.

· Proporcionar criterios para la planificación de las actuaciones de compensación educativa que deben incluirse en el proyecto educativo y los proyectos curriculares.

· Proporcionar criterios para que el plan de acción tutorial y del plan de orientación académica y profesional atiendan a la diversidad social y cultural del alumnado, facilitando la acogida, integración y participación del alumnado en desventaja, así como la continuidad de su proceso educativo y su transición a la vida adulta y laboral.

· Proporcionar criterios, en colaboración con los departamentos didácticos y las Juntas de Profesores, para la planificación y desarrollo de las medidas de flexibilización organizativa y adaptación del currículo necesarias para ajustar la respuesta educativa a las necesidades del alumnado en desventaja y colaborar con los equipos educativos de los programas de garantía social en la elaboración de las programaciones correspondientes.

· Actuar como mediador entre las familias del alumnado en desventaja y el profesorado, promoviendo en el Instituto actuaciones de información, formación y orientación a las familias y participando en su desarrollo.

· Participar en la elaboración de los programas de seguimiento y control de absentismo de los alumnos y, en colaboración con otros servicios externos e instituciones, desarrollar las actuaciones necesarias para garantizar el acceso y la permanencia en el centro.

· Velar, conjuntamente con el equipo directivo, para que el alumnado en desventaja tenga acceso y utilice los recursos del Instituto, ordinarios y complementarios y facilitar la obtención de otros recursos que incidan en la igualdad de oportunidades (becas, subvenciones, ayudas,…).

5. FUNCIONES DE LA INTERVENCIÓN ORIENTADORA

Riart Vendrell (1996) realiza un análisis exhaustivo de las funciones de las intervenciones orientadoras, clasificándolas en las siguientes:

· Funciones invasivas: invaden cualquier actividad, son muy generales en cualquier ámbito humano:

o Organización: se trata de dotar a la orientación de una estructura apta para funcionar.

o Información: la propia orientación es emisor o receptor según el camino que tome el mensaje. Será un paso previo, simultáneo o posterior a otras funciones.

o Formación: se identifica con educar; potenciar el crecimiento armónico de las personas, grupos e instituciones, desarrollar aptitudes, habilidades, actitudes.

o Consulta: se pide ayuda u opinión a una persona que merece crédito sobre el tema. Implica una decisión a tomar. En orientación se da a través de tutores y orientadores.

o Investigación: la orientación es investigativa pues difícilmente se puede asesorar sin conocimiento la más exhaustivo posible.

· Funciones procesuales: son funciones que se piden mutuamente:

o Detectar/analizar necesidades: la necesidad es la discrepancia entre la condición deseada o aceptable y una condición real observada o percibida (la necesidad real puede no coincidir con la expresada).

o Diagnosticar:no es evaluación. Se trata de identificar alumnos con dificultades, y nivel de desarrollo de todos los alumnos en diversas dimensiones para el desarrollo de programas o para ver su eficacia y no sólo alumnos, sino también grupos e instituciones.

o Programar: programar implica prever, establecer, proyectar algo que se quiere hacer. Según Rodríguez Espinar (1993): “los Programas de Orientación son acciones sistemáticas, cuidadosamente planificadas, orientadas a unas metas, como respuesta a las necesidades educativas de los alumnos, padres y profesores insertos en la realidad de un centro”.

o Evaluar: se dirige al propio proceso orientador para contribuir al máximo desarrollo de la persona. Se ejerce de modo variado, tanto como proceso como a los resultados y al contexto. Es una de las grandes funciones de la orientación.

· Grandes funciones de la orientación: propias y específicas de ella:

o Asesoramiento: tanto a alumnos como profesores, familias. Proceso de ayuda, asistir, dar consejo, ilustrar. Requiere ser especialista en la materia asesorada, evaluación del conjunto y de cada aspecto, y no mandar ni imponer criterios.

o Coordinación: no es función individualizada, sino una acción común que requiere colaboración y participación.

o Mediación: actividades encaminadas a intervenir entre dos o más extremos para contribuir a ponerlos de acuerdo.

BIBLIOGRAFÍA

BAUTISTA JIMÉNEZ, R (1992): “Orientación e intervención en Secundaria”. Aljibe, Málaga.

BISQUERRA y ÁLVAREZ (1996) : “Manual de orientación y tutoría”. Praxis, Madrid

Rodríguez espinar,s (1993): “Teoría y práctica de la orientación educativa”. PPU, Barcelona.

SANCHO GIL, J (1988): “La intervención psicopedagógica” CNREE, Madrid.

Publicado: marzo 9, 2015 por Santiago

Etiquetas: tema 25 orientación educativa