Tema 17D – Criterios para la elaboración de adaptaciones curriculares para alumnos y alumnas con deficiencia visual. Utilización de recursos educativos y ayudas técnicas. Organización de la respuesta educativa.

Introducción

1. Adaptaciones curriculares

2. Criterios para la elaboración de adaptaciones curriculares para estos alumnos

2.1. Adaptaciones de acceso al curriculo

2.2. Adaptaciones curriculares

3. Utilización de recursos educativos y ayudas técnicas

4. Organización de la respuesta educativa.

Bibliografía

1. Adaptaciones curriculares

Las Adaptaciones Curriculares son un procedimiento de ajuste de la respuesta educativa, que podrá desembocar en un programa individual.

Estas medidas deben convertirlo en un instrumento útil para responder a la inevitable diversidad que presenta el alumnado en cuanto a sus intereses, ritmo de aprendizaje, experiencia previa, etc.

Proyecto de Centro:

En este nivel de concreción son relevantes las decisiones específicas que afectan a la organización escolar y a la normalización de los servicios de orientación y tutoría. Las primeras crean las condiciones estructurales que harán posible las adaptaciones curriculares, y una provisión racional de servicios; las segundas constituyen el cauce esencial que permite la personalización del proceso educativo, a través de la coordinación de las actuaciones docentes, la canalización de la participación familiar, etc.

Es totalmente imprescindible la discusión y toma de decisiones acerca de los procedimientos a seguir en la identificación, valoración y organización de la respuesta ante las NEE del alumnado con deficiencia visual, y que deberán darse desde los propios equipos docentes y no considerarlo responsabilidad de expertos externos.

Proyecto curricular:

El Proyecto Curricular es el proceso de adecuación y contextualización del Curriculo Oficial a las peculiaridades y necesidades del alumnado en cada etapa educativa y a las características y exigencias del contexto socio- cultural del Centro.

Será de gran importancia asegurar la coherencia y continuidad en la intervención educativa de estos niños en cada etapa; siendo éste uno de los principales objetivos del Proyecto Curricular.

2. Criterios para la elaboración de adaptaciones curriculares para estos alumnos.

Las decisiones que se adopten para dar respuesta a las NEE de todo el alumnado con deficiencias visuales, y puestas de manifiesto a través de la evaluación, constituyen las adaptaciones individuales de los elementos que conforman la práctica educativa.

Las adaptaciones que se produzcan, deben tender a que el alumnado ciego o con visión disminuida alcance las capacidades propias de cada etapa de acuerdo a sus posibilidades.

La elaboración de un curriculo adaptado a las necesidades del alumnado con dificultades de visión no debe implicar la no consecución de los objetivos generales de etapa.

Según los elementos que se encuentran implicados en el proceso de adaptación, se establecen:

Adaptaciones de acceso al curriculo

Adaptaciones curriculares.

2.1. Adaptaciones de acceso al curriculo.

Las adaptaciones de acceso al curriculo son modificaciones o provisión de recursos especiales, materiales o de comunicación, que van a facilitar que el alumnado con NEE puedan desarrollar el curriculo ordinario, un curriculo adaptado.

Podemos decir más concretamente que estas adaptaciones se encaminan a:

qCrear las condiciones físicas en los espacios y el mobiliario del centro para permitir su utilización por el alumnado con NEE de la forma más autónoma posible.

qConseguir que el alumnado con NEE alcance el mayor nivel posible de interacción y comunicación con el personal del Centro.

qUbicar al alumnado en el lugar del aula en el que se compensen al máximo sus dificultades y en el que participe en la dinámica de grupo: aplicaremos adaptaciones como situar al niño a determinada distancia de la pizarra, junto a una ventana o punto de luz, cerca del profesor…

qProporcionar mobiliario específico: proporcionaremos mobiliario adaptado al material escolar que va a emplear en sus tareas, como mesas más grandes, con bordes elevados que ajusten el material y los útiles de trabajo, etc.

qIncorporar ayudas específicas para que el alumnado deficiente visual pueda utilizar los materiales del aula.

qAdaptar los materiales escritos de uso común en el aula para que puedan ser utilizados por el alumnado ciego o con problemas de visión: como pueden ser modificaciones en la forma de presentación de los textos, textos en Braille, textos cortos, con letras de mayor tamaño, etc.

qFacilitar en las actividades habituales de enseñanza- aprendizaje, y evaluación, la utilización por parte del alumnado que lo precise del sistema de comunicación más adecuado para compensar sus dificultades.

2.2. Adaptaciones curriculares

Las adaptaciones curriculares son el conjunto de modificaciones que se realizan en los objetivos, contenidos, criterios y procedimientos de evaluación, actividades y metodología para atender a las diferencias individuales del alumnado.

Estas modificaciones podrán ser compartidas por el resto del alumnado, por lo que no supondrán muchos cambios importantes.

Las adaptaciones curriculares deberán:

©Lograr la mayor participación posible del alumnado con NEE en el curriculo ordinario.

©Conseguir que el alumnado con NEE alcancen los objetivos de cada etapa educativa a través de un curriculo adecuado a sus características y necesidades específicas.

Las adaptaciones curriculares las forman dos grandes bloques:

-Adaptaciones en los objetivos y contenidos

.Adaptaciones en qué y cuándo enseñar y evaluar. Son modificaciones individuales que se efectúan desde la programación común de objetivos, contenidos y criterios de evaluación para responder a las necesidades de cada alumno.

.Adecuación de objetivos, contenidos y criterios de evaluación

.Priorización de determinados objetivos, contenidos y criterios de evaluación

.Temporalización de los objetivos y criterios de evaluación. El alumnado trabajará durante el ciclo todos los contenidos relacionados con ese objetivo, pero continuará realizando este trabajo en el curo o ciclo siguiente, que será cuando deberá evaluarse, siguiendo siempre los criterios adaptados de evaluación.

.Introducción de contenidos, objetivos y criterios de evaluación. Se pueden introducir como objetivos o contenidos trabajos sobre: percepción, discriminación visual, aprendizaje táctil, orientación, etc.

.Eliminación de objetivos, contenidos y criterios de evaluación. Se trata de eliminar del curriculo los objetivos y contenidos que el alumnado no va a poder superar o no son convenientes por interferir negativamente en su proceso de enseñanza- aprendizaje.

-Adaptaciones en la metodología

.Adaptaciones en el cómo enseñar y evaluar. Son las modificaciones que se realizan en el agrupamiento del alumnado, métodos, estrategias y técnicas de enseñanza aprendizaje y evaluación y las actividades programadas.

.Las adaptaciones curriculares más comunes para el alumnado con deficiencias visuales son:

/Situar al alumnado en los grupos de compañeros con los que mejor trabaje. Es necesario potenciar y desarrollar las relaciones entre el alumnado.

/Utilización de técnicas, estrategias y métodos distintos de los del grupo de referencia: sistema Braille y otros sistemas de comunicación.

/Evaluación de la lectoescritura según sus sistemas de lectura y escritura, narraciones, exámenes orales, etc.

/Incorporar el tipo de ayuda más adecuado para el alumnado: va a depender de la información recogida en el nivel de competencia curricular del alumnado y su estilo de aprendizaje. Ayudas físicas, visuales y verbales.

/Introducción de actividades individuales, alternativas o complementarias para conseguir los objetivos comunes al grupo de referencia.

/Introducir actividades individuales para el desarrollo de contenidos y objetivos específicos del alumnado.

/Eliminación de actividades en las que el alumnado no se beneficie o no pueda tener una participación activa y real.

Puede considerarse importante para el alumnado participar en actividades:

ÖQue le supongan un reto y responda a sus intereses.

ÖQue se sienta motivado.

ÖEn las que trabaje con sus compañeros

ÖEn las que pueda trabajar de forma autónoma

ÖEn las que pueda demostrar su aprendizaje paralelo.

ÖEn las que pueda asumir una responsabilidad concreta que le resulte útil.

3. Utilización de recursos educativos y ayudas técnicas

Para la profundazación en este apartado remitimos al tema 7 de este temario, en el que se desglosan ampliamente los recursos educativos y de apoyo a la escuela, no obstante, introducimos de nuevo las ayudas técnicas para el alumnado con visión disminuido o nula.

Al referirnos a la visión disminuida grave incluimos a aquellas personas que, pudiendo orientarse a sí mismas aprovechando sus restos visuales, no son capaces de leer textos con funcionalidad y deben recurrir a elementos ópticos compensadores. La máquina Delta, la Delta Plus, el Optacón, Braille´n Speak, Braillex- IB 80 Piezo, el Vista tm, Blista MB7, Magnilink, Videotex para ciegos.

4. Organización de la respuesta educativa

La organización debe ser el elemento que facilite el desarrollo de todas las decisiones adoptadas una vez efectuada la evaluación del alumnado ciego o con problemas de visión.

La respuesta educativa que demos debe comenzar por una organización del Centro y del aula que facilite el proceso de enseñanza- aprendizaje.

Cuando dentro del aula existen alumnos deficientes visuales, que constituyen un grupo cuyas necesidades son muy específicas, se necesita una reorganización del aula: disposición de las mesas, posición del alumnado, tipos de agrupamiento, tipo de trabajo, técnicas de trabajo en equipo, luminosidad, posición del profesor…

La organización de las actividades, del espacio y el tiempo, de los recursos materiales y personales, son los aspectos organizativos del aula a los que debemos prestar más atención.

4Organización de las actividades de enseñanza- aprendizaje

Está en íntima relación con la metodología y el tipo de contenidos y objetivos que se van a desarrollar. La forma de agrupar al alumnado debe ir regida por la flexibilidad organizativa.

El alumnado tienen ritmos, niveles de partida, y estilos de aprendizaje diferentes y esto hace que la organización deba ser flexible.

La forma de agrupación dentro del aula, en función de las tareas, y objetivos perseguidos son:

Gran grupo: será útil cuando se trabajen temas de interés general, normas de convivencia, debates, puesta en común de trabajos, etc.

Pequeño grupo: son agrupaciones de 4 ó 5 alumnos. Es especialmente útil en actividades como: introducción de nuevos conceptos, sobre todo si presentan dificultad; trabajos de investigación activa; aclarar consignas que se hayan dado previamente en el gran grupo.

El alumnado con NEE puede presentar en este tipo de agrupamiento dificultades debido a que pueden apoyarse excesivamente en el grupo o quedar marginados dentro de él, por ello el profesor debe tener un papel constantemente activo.

Trabajo individual: se adecua al ritmo y a las posibilidades de cada alumno.

4Organización del espacio y el tiempo

La organización del espacio incluye la disposición del mobiliario y distribución de espacios de enseñanza- aprendizaje del aula.

Puede tener muchas posibilidades: rincones de lectura, espacios de juegos, espacios de materiales…

Al alumnado invidente, miope, amblíope, hay que situarlo cerca del profesorado, y procurar que tengan espacios claramente definidos, estables, bien iluminados, espaciosos.

La distribución del tiempo no debe ser una decisión arbitraria y rígida. Es importante cambiar la concepción de que en todo momento todo el alumnado hagan lo mismo al mismo tiempo, ya que así es muy difícil dar una correcta respuesta educativa a necesidades diversas.

4Recursos materiales

Los recursos son facilitadores del aprendizaje. Su finalidad es apoyar la labor de la enseñanza, ayudando a la presentación del contenido, motivando y reforzando el aprendizaje, guiando la actividad del alumnado, provocando experiencias de aprendizaje.

La selección de estos recursos debe hacerse con las NE del alumnado ciego o deficiente visual, que generalmente alcanzarán los mismos objetivos que sus compañeros gracias a la adaptación del material común o con material específico.

4Recursos personales

La atención al alumnado ciego o con visión notablemente reducida requiere la intervención de otros profesionales y maestros de apoyo, que colaborarán con el tutor para dar la respuesta educativa adecuada a este alumnado.

La intervención de estos profesionales debe hacerse dentro de la dinámica del aula, nunca reducida a un tratamiento individualizado y al margen de los procesos de enseñanza- aprendizaje del aula.

Bibliografía

BAUTISTA, R. Necesidades Educativas Especiales, Aljibe, Archidona, 1993.

FRAIBERG, S. Niños ciegos: la deficiencia visual y el desarrollo de la personalidad. Servicio de publicaciones del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Madrid, 1982.

FRAIBERG, S. Niños ciegos. Colección Rehabilitación. Inserso, Madrid, 1990.

Publicado: octubre 3, 2015 por Santiago

Etiquetas: tema 17 pedagogía terapéutica