Tema 12A- Los alumnos y las alumnas de Educación Primaria. Desarrollo evolutivo en los diferentes ámbitos: motor, cognitivo, lingüístico, afectivo y social. Alteraciones en el desarrollo.

INTRODUCCIÓN

LOS ALUMNOS/AS DE E.P.

DESARROLLO EVOLUTIVO EN LOS DISTINTOS ÁMBITOS: MOTOR, COGNITIVO, LINGÜÍSTICO Y AFECTIVO-SOCIAL.

2.1. DESARROLLO MOTOR

2.1.1. DESARROLLO MOTOR Y PSICOMOTOR

2.2. DESARROLLO COGNITIVO

2.3. DESARROLLO DEL LENGUAJE

2.4. DESARROLLO AFECTIVO

2.5. LA VIDA SOCIAL

  1. ALTERACIONES EN EL DESARROLLO

3.1. TRASTORNOS GRAVES

3.1.1. SÍNDROMES NEURÓTICOS

3.1.2. SÍNDROMES PSICÓTICOS

3.1.3. SÍNDROMES ORGÁNICOS

3.2. TRASTORNOS DE LA CONDUCTA

3.2.1. HIPERACTIVIDAD

3.2.2. CONDUCTA AGRESIVA Y OPOSITORA

3.2.3. CONDUCTA DISOCIAL

3.3. ALTERACIONES PSICOMOTORAS

3.3.1. APRAXIAS

3.3.2. LOS TICS

3.4. ALTERACIONES DEL LENGUAJE

3.4.1. TRASTORNOS DEL LENGUAJE

3.4.1.A. TRASTORNOS EN LA ADQUISICIÓN DEL LENGUAJE

3.4.1.B.1. RETARDO SIMPLE DEL LENGUAJE

3.4.1.B.2. DISFASIA

3.4.1.B.3. AFASIA CONGÉNITA O RETARDO PATOLÓGICO

3.4.1.B.4. TAQUIFEMIA

3.4.1.B. TRASTORNOS DEL LENGUAJE ADQUIRIDO

3.4.1.B.1. AFASIA ADQUIRIDA

3.4.1.B.2. AFASIA INFANTIL

3.4.2. TRASTORNOS DE LA VOZ

3.4.2.1. DISFONIA

3.4.3. TRASTORNOS DEL HABLA

3.4.3.1. DISLALIAS

3.4.3.2. DISGLOSIAS

3.4.3.3. DISARTRIAS

3.4.3.4. INMADUREZ ARTICULATORIA

3.4.4. TRASTORNOS EN LA LECTOESCRITURA

3.4.5. TRASTORNOS EN LA ADQUISICIÓN Y DESARROLLO DEL LENGUAJE MATEMÁTICO

0. (17)INTRODUCCIÓN

El tramo que va desde los seis a los doce años (primaria) configura la entrada del alumno a la escolarización obligatoria. Va a ser durante esta etapa cuando se sientan las bases del desarrollo afectivo-social, físico, cognitivo y lingüístico, de tal manera que muchos de los problemas detectados en secundaria pueden tener sus raíces en la etapa anterior.

En este tema vamos a analizar los diferentes ámbitos del desarrollo, así como las alteraciones más frecuentes en esta etapa. Ello no quiere decir que olvidemos el carácter global del desarrollo ni la interacción entre los diferentes ámbitos.

Como maestros de pedagogía terapéutica esto nos permitirá conocer mejor al alumno escolarizado en esta etapa, detectar tempranamente las necesidades educativas especiales, participar en la evaluación de las mismas y ofrecer una respuesta educativa adaptada que contribuya a posibilitar el máximo desarrollo.

1. LOS ALUMNOS/AS DE EDUCACIÓN PRIMARIA

1.1 CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA ETAPA

La educación primaria se encuentra situada entre la educación infantil y la educación secundaria y abarca desde los seis hasta los doce años. En la actualidad constituye la primera etapa de la educación obligatoria y gratuita, y consta de tres ciclos de dos años de duración cada uno. Los tres ciclos garantizan la posibilidad de adaptar los procesos de enseñanza a los de aprendizaje de manera flexible: ello es debido a que cada ciclo dura dos años, y (2) los procesos de aprendizaje exigen periodos amplios para que el alumno pueda construir el aprendizaje. Estos proceso de aprendizaje requieren el uso de estrategias de intervención, que a veces son más largos que un curso escolar.

(17) Tiene un carácter dual, pretende el desarrollo global del niño y prepara para la ESO, por lo que deberá estar en coordinación con ella.

Su finalidad primordial es la de proporcionar a todos los niños una educación común que haga posible la adquisición de los elementos básicos culturales, los aprendizajes relativos a la expresión oral, a la lectura, escritura y cálculo aritmético, así como una progresiva autonomía de acción en su medio y el desarrollo de las capacidades individuales motrices.

1.2

clip_image004

2. DESARROLLO EVOLUTIVO EN LOS DIFERENTES ÁMBITOS: MOTOR, COGNITIVO, LINGÜÍSTICO Y AFECTIVO-SOCIAL

(17) Esta etapa se caracteriza por notables conquistas a nivel cognoscitivo, afectivo-social, motor y lingüístico.

DESARROLLO MOTOR

(17) En las edades de 6 – 12 años se producen cambios en aspectos ligados al movimiento (agilidad, precisión, flexibilidad, equilibrio, fuerza muscular, resistencia y velocidad) que harán a los niños aptos para el desarrollo de actividades motrices específicas.

2.1.1. Desarrollo motor y Psicomotor

En esta etapa, al iniciar la escolaridad y convertirse así en un miembro de un grupo fuera del ámbito familiar, el niño se enfrenta con tareas físicas, intelectuales, psicológicas y sociales cada vez más complejas.

Al final de la etapa, algunos alumnos comenzarán los procesos característicos de la adolescencia (cambios morfológicos, consecuencia de la actividad hormonal. El crecimiento, aumento de la musculatura, el redondeamiento de la figura en caso de las chicas, los primeros signos de vello….).

Desde el punto de vista motor‚ analizándolo en este periodo en general:

¯ 1º ciclo

(6) Aumentan las habilidades motrices: destreza de la manipulación de objetos, en los ejercicios de flexión y de extensión, etc. y, como consecuencia se interesa especialmente por el ejercicio físico donde puede demostrar sus habilidades y competir con sus compañeros.

(1 y 17) La primera parte del periodo (1º ciclo de primaria), se encuentra en la fase que P. Vayer denomina “periodo de transición“. En él el desarrollo corporal del niño pasa del estadio global y sincrético al de la diferenciación y análisis. Las características fundamentales serán:

§ Desarrolla las posibilidades de control postural y respiratorio.

§ Consigue una independencia de los segmentos corporales.

§ Llega a una afirmación de la lateralidad

§ Organiza y estructura el espacio ( el cuerpo se convierte en el punto de apoyo de la organización de las relaciones espaciales con los objetos y las personas). Gracias a esta estructuración del espacio domina las nociones de orientación, situación y tamaño que se encuentran en la base de todos los aprendizajes escolares.

§ Organiza y estructura el tiempo, integrando experiencias personales (las nociones de duración, sucesión y simultaneidad se relacionan con su propia actividad).

§ Adquiere una independencia brazo-mano y una coordinación y precisión óculo-manual fundamental para los aprendizajes de lecto-escritura. Así, (4) Aparece un progreso significativo en la escritura y en el dibujo, como consecuencia del dominio en la psicomotricidad.

— Ya sobre los 7,8 años (2º ciclo de primaria), se dan importantes progresos en el control motor grueso y fino.

— El desarrollo cardiovascular se encuentra en plena evolución, ello debe ser tenido muy en cuenta para el cuidado de los ejercicios físicos de intensidad que pueden provocar taquicardias.

— Al final de este periodo (3º ciclo de primaria) algunos alumnos manifestarán la consolidación del equilibrio motor alcanzado y otros comenzarán los procesos característicos de la adolescencia (cambios morfológicos, consecuencia de la actividad hormonal.

— El crecimiento, aumento de la musculatura, el redondeamiento de la figura en caso de las chicas, los primeros signos de vello. Todo esto empieza a provocar un cierto desequilibrio que va a requerir la formación de una nueva imagen corporal, en momentos que interesa enormemente esa imagen por los intereses sexuales que comienzan a abrirse (el papel de la educación física planteada desde unas bases de conceptualización, adquisición de procedimientos y actitudes será trascendental).

Desarrollo Cognitivo

Siguiendo a Piaget, nos encontramos en el subperiodo de las operaciones concretas:

clip_image005

(17) Entre los 6 y 12 años se producen cambios notables en el funcionamiento cognitivo de los alumnos. En términos piagetianos, (4) durante esta etapa se pasa del pensamiento representativo intuitivo a la lógica concreta, (operaciones lógicas). (8) el niño de esta edad ya empieza a ser lógico y esto es así porque su pensamiento se torna progresivamente en reversible.

Ya no se deja llevar por sus impresiones sensoriales, sino que piensa antes de actuar. Si se le pregunta dónde hay más plastilina no duda en contestar que hay la misma cantidad de plastilina, incluso sonría pensando en lo “tonto” de la pregunta.

Tomando como base a Piaget, el niño del primer ciclo se encuentra al final del periodo preoperacional, en una fase de transición debido al acceso gradual a la lógica concreta. Esta transición implica que las estructuras mentales rígidas, estáticas e irreversibles del niño de E.I. van abriéndose paulatinamente a lo largo de este ciclo haciéndose más plásticas movibles y, poco a poco, reversibles, y ya en el 3º ciclo, algunos alcanzarán la lógica formal.

Los límites entre periodos son flexibles y amplios, por tanto, en la práctica habrá niños del primer ciclo cuyo desarrollo intelectual aún esté anclado en pleno periodo preoperacional (sobre todo a los 6 años), otros estarán en la transición y pocas excepciones tendrán una lógica concreta adquirida.

(8) Tres son las características más relevantes de estos niños:

§ curiosidad,

§ observación e

§ imitación.

Las características intelectuales de este periodo son:

1. ABANDONO DEL EGOCENTRISMO:

(4) En esta etapa se da progresivamente una superación del egocentrismo intelectual. (8) Por tanto, es capaz de tener en cuenta el punto de vista de los demás, comparándolo con el propio. Esto le permite alcanzar la lógica desde el aspecto intelectual, y también alcanzar la moral autónoma, propia del adulto.

2. DESARROLLO DE LA APTITUD PERCEPTIVA:

(17) El desarrollo perceptivo es la base del desarrollo cognitivo. Aunque éste último se basa también en la acción del sujeto sobre el medio y su interacción con el entorno. Vamos a analizar diferentes aspectos del desarrollo perceptivo.

(6) El niño de estas edades es muy observador, (8)ya no percibe las globalidades, es capaz de percibir los detalles. Le gusta la exploración por su alto nivel de curiosidad y capacidad de interrogarse. (17) Pasa de la concreción, sincretismo y egocentrismo a una percepción más minuciosa, crítica y analítica. Empieza a distinguir las diversas partes de que se componen los objetos: color, forma… y esta capacidad de abstraer rasgos parciales le posibilita, en parte, su capacidad para comparar y clasificar objetos según sus rasgos. Se da una progresiva percepción del espacio y el tiempo más objetiva y diferenciada del propio cuerpo.

En el primer ciclo de primaria la capacidad de imitación es muy grande sobre todo a las personas que admira (gestos, tono de voz, forma de sentarse…)

(6) La curiosidad y el afán de exploración constante llevan al niño en esta etapa a formular preguntas sobre cuestiones de la vida diaria que no comprende, sobre el sexo y el nacimiento. La escritura acusa este proceso, de modo que al niño ya no le preocupa la caligrafía ordenada sino la utilización de la misma para expresar contenidos pero en el primer ciclo todavía la curiosidad es natural y se fija sobre todo en lo que le llama la atención, en lo fenoménico, en lo que destaca. Esta curiosidad del niño del 1º ciclo tiene aún una base afectiva, la curiosidad del niño del 2º ciclo será ya más intelectual, más científica.

Pasa lo mismo con la observación. Para hacer que se convierta en una observación más científica debemos enseñarle a fijarse en lo más importante, que lo trabaje dibujándolo, escribiendo sobre ello, etc.

Así en el tercer ciclo aumenta el interés por ampliar conocimientos, la curiosidad, afán por conocer detalles. Esta curiosidad es más evolucionada que en los ciclos anteriores. Lo mismo ocurre con la observación, lo que permite que la atención sea más duradera que en el ciclo anterior y un significativo aumento de la capacidad de retención de datos, por tanto, también la memoria progresa ampliamente.

3. PENSAMIENTO INDUCTIVO-DEDUCTIVO:

El niño razona lógicamente, puede ir de lo general a lo particular (deducción), de las leyes generales extrae conclusiones particulares; y puede ir de lo particular a lo general (inducción), el razonamiento propio de las ciencias naturales, de muchos casos particulares puede llegar a una norma general. No obstante, su razonamiento, aunque lógico, aún necesita de los datos concretos, de datos reales que pueda conocer directamente. Este niño aún no ha conseguido la lógica formal.

Durante el primer ciclo de primaria va cediendo el pensamiento fenoménico, ya no se centra en una sola dimensión o aspecto de los objetos, puede tener en cuenta más de un aspecto y compensar uno y otro (p.e. con la plastilina puede compensar un pedazo grande con muchos pequeños para concluir que hay la misma cantidad de plastilina. El pensamiento es aún sincrético (percepción global), pero empieza a ceder.

Ya en el tercer ciclo de primaria evoluciona aún más la capacidad de análisis y síntesis. Lo que le permitirá extraer las características más importantes de objetos, fenómenos y enunciados. Este hecho marca ya la transición al pensamiento abstracto, hacia la lógica formal.

4. PENSAMIENTO REAL:

En oposición al pensamiento mágico del periodo anterior. El niño distingue lo real de lo irreal, (6) Observa la realidad como algo independiente y fuera de sí mismo. (6) Progresivamente, el mundo de la realidad es más importante que el mundo fantástico. El realismo contribuye a que el pensamiento sea más analítico y se da una mayor disposición a la observación, junto con el sentido crítico.

(17) Comprende las relaciones que existen entre los objetos: de las experiencias del niño con el espacio y el tiempo se desarrolla la relación causa-efecto. A partir de esta edad comienzan a aparecer las explicaciones científicas con el uso del “porque”. Ahora entonces ya (8) es capaz de dar explicaciones lógicas, causales, en lugar de definir un objeto por su finalidad: sirve para… (propia del niño preoperacional). Este niño define lógicamente.

5. PENSAMIENTO CAPAZ DE FORMAR CLASIFICACIONES Y RELACIONES, (6) SERIACIONES Y (17)NUMERACIONES:

(17) Ya hemos visto que el desarrollo de la percepción posibilita al niño para realizar clasificaciones, comparaciones, seriaciones, etc.

(17)El niño ya clasificaba, relacionaba, seriaba, etc. en el periodo anterior, aunque de modo intuitivo y concreto, pero ahora es cuando lo empieza a realizar de forma más rápida y exacta. Tal como indica Deval con un ejemplo: El niño preoperacional no logra comparar correctamente un conjunto de elementos con otro conjunto en el cual está incluido el primero, y así nos dice que hay más margaritas que flores ante un ramo que tiene ocho margaritas y dos rosas, es decir, 10 flores. El niño lógico-concreto razona así: todas son flores, luego hay más flores que margaritas.

(6) Por tanto, la clasificación es otra importante operación que se domina en esta etapa. (8) El niño de este periodo es pues capaz de formar clases y comprender sus relaciones de inclusión y pertenencia de forma espontánea, sin que medie el aprendizaje escolar. Este chico también realiza y comprende las relaciones, es capaz de ordenar elementos de acuerdo a sus semejanzas y a sus diferencias (comparaciones), es capaz de realizar una seriación de elementos de distinto tamaño, color, grosor, etc.

La construcción del número se efectúa unida con la de las seriaciones y clasificaciones. Un niño, por el hecho que cuente verbalmente, no posee por ello la noción de nº. (8) Para que el niño adquiera la noción de nº hace falta que tenga la constancia o conservación del nº y el carácter inclusivo y serial de los nº cardinales y ordinales. P.e. En el caso de la constancia del nº:

A o o o o

B o o o o

Comprender que en estas dos series hay el mismo nº de elementos, independientemente del espacio que ocupen supone que tiene adquirida la constancia del nº. El niño prelógico diría que hay más en A que en B.

El carácter inclusivo significa comprender que un nº está compuesto de otros y a su vez puede ser parte de otro mayor:

6 = 3 + 3 = 5 + 1 = 4 + 2…

7 = 6 + 1

El carácter serial supone comprender que el 2 se encuentra entre el 1 y el 3.

1º – 2º – 3º – 4º…

Comprender todo esto implica haber alcanzado la noción de nº.

(4)También tiene el concepto de conservación. (6) La conservación de la cantidad es la operación más básica de todas.

(8)El pensamiento reversible, (17) y el “atomismo” (la materia se compone de pequeñas partes que pueden cambiar su ubicación cuando el objeto se transforma, es decir, transformar una plastilina en trocitos pequeños, pe) (8) por tanto, permite adquirir, además, las nociones de conservación de:

N La sustancia (igual plastilina en un pedazo que en muchos), se alcanza hacia los 7,8 años.

N El peso hacia los 9 años, 10 años.

N y el volumen hacia los 11, 12 años (6) (medido por el agua desalojada en la inmersión del objeto);

6. DESARROLLO DE LA MEMORIA:

En este momento la memoria se desarrolla vertiginosamente; es una memoria puntual, el niño recuerda todo tipo de detalles, aunque no tengan significado. (6) Ello es debido a que aumenta la capacidad de atención, lo que posibilita retener mayor nº de estímulos y que éstos sean más duraderos. (8) Esta memoria puntual irá cediendo y dando paso a una memoria significativa, que es la que hay que fomentar en la escuela.

7. COMPRENSIÓN ESPACIO-TEMPORAL:

La comprensión espacio-temporal es el resultado de las habilidades que el niño ha ido adquiriendo: dominio de la lateralidad, desarrollo motor y comprensión espacial. La comprensión espacio-temporal le lleva al desarrollo de la atención.

(1) Organiza y estructura el espacio (al principio, el cuerpo se convierte en el punto de referencia). Gracias a esta estructuración del espacio domina las nociones de orientación, situación y tamaño que se encuentran en la base de todos los aprendizajes escolares.

(1) Organiza y estructura el tiempo, integrando experiencias personales (las nociones de duración, sucesión y simultaneidad se relacionan con su propia actividad.) (17) Está ligado al egocentrismo e irreversibilidad del pensamiento, de modo que a medida que se vayan superando ambas limitaciones el niño será capaz de realizar representaciones de hechos situados en el pasado o futuro próximo. Esto sucederá en torno a los 7-8 años y se caracteriza por una comprensión de las relaciones de sucesión, simultaneidad e intervalos.

A partir de los 11, 12 años el niño será capaz de configurar las operaciones formales a la lógica abstracta.

Todas estas características junto con el desarrollo de las capacidades que hemos visto anteriormente, hacen que éste sea un periodo eminentemente escolar, en el que causan pocos problemas a nivel afectivo (latencia) e intelectuales (ya domina las técnicas instrumentales básicas)

Desarrollo Del Lenguaje

(17) Dos aspectos importantes caracterizan el desarrollo verbal en esta etapa:

a. La ampliación y diferenciación de la expresión verbal: (6)

— Se produce un progreso en el lenguaje a nivel léxico y de comprensión. (17) Entre los 6 y los 12 años el léxico llega a duplicarse y se incrementan los verbos, adjetivos, adverbios y nexos.

(17) Se produce una progresiva diferenciación de los fonemas y perfeccionamiento en su articulación. Hacia los 7 años el niño ya ha adquirido todos los fonemas de su lengua y sus combinaciones.

(6) Durante el periodo preoperatorio dominaban los vocablos sensoriales y en el operatorio son los abstractos los que más se incrementan

(6) El paso más importante en esta época lingüística es, por tanto, el de la gramaticalización. Con el aprendizaje de la construcción de la frase, primero, (que cada vez son más complejas estructuralmente, k) y con la iniciación a la composición después, la lengua escrita se convierte en un producto organizado, que nos da el índice de maduración mental y lingüística del niño.

(17) Utiliza el lenguaje como instrumento cognitivo para describir, razonar, predecir, imaginar…

b. Progresiva objetivación del lenguaje, que puede observarse de forma preferencial en sus formas de expresión oral y escrita:

— Piaget distingue un habla egocéntrica en la que no hay intención comunicativa, y un habla socializada, en la que sí la hay. Ambas ya se dan paralelamente hacia los 6 años, disminuyendo el uso de la primera en favor de la segunda, a medida que transcurre el periodo y va cediendo el egocentrismo.

El Desarrollo Afectivo

Desde el punto de vista del psicoanálisis, la fase de los 6 a los 12 años se conoce como periodo de latencia. Es una época larga de tranquilidad y consolidación de la personalidad.

Es importante también tener en cuenta que las prácticas educativas de los padres y la relación con sus iguales, así como su experiencia escolar, determinarán en gran parte la estabilidad y la naturaleza de la autoestima del niño.

(4) En cuanto a la conciencia moral:

La moral heterónoma que al principio del periodo aún persiste, (8) se va tornando a partir de los 7 y de modo progresivo en autónoma.

El respeto a los adultos es el origen de la moral heterónoma, y a partir de (4) la relación con los iguales y sus interacciones, (k) paralelamente a la superación progresiva del egocentrismo, surgen una serie de normas de convivencia que sustituyen a esa moral heterónoma, que se va tornando en autónoma.(8) A partir de aquí, la moral empieza a encontrarse en el propio niño, el alumno comienza a crear su propia escala de valores.

(10)Se ha pasado de una moral de respeto y sumisión al adulto hacia otra moral de respeto entre iguales, que alcanza su pleno desarrollo al finalizar la etapa de primaria, que a su vez coincide con el final del periodo. (8) También se llama moral de cooperación. El alumno ya respeta a sus compañeros porque considera que eso es algo bueno en sí mismo, no porque se lo ordenen los mayores. (4) El niño de 6 años no mentía porque le castigaban, el de los 8 años no mentía porque es malo y el de los 10 no miente por razones sociales. (8) También es capaz de respetar e incluso de crear sus propias normas y reglas, como en el caso del juego reglado.(1) El proceso será lento, comienzan adaptando y respetando las normas del adulto y más adelante es cuando crean las suyas propias.

(8) La progresiva moral autónoma está acompañada del también progresivo desarrollo de la voluntad, lo que posibilita la exigencia de responsabilidades. (1) Es por ello que aceptan y asumen ciertas responsabilidades, son más exigentes consigo mismos y sienten la necesidad de excusarse cuando realizan acciones incorrectas.

Los hechos son valorados como positivos o negativos en función de la intencionalidad y no de la magnitud del hecho. Ahora son capaces de decir “el no ha tenido la culpa, lo ha hecho sin querer”.

En cuanto a la afectividad, al principio del periodo (que coincide con el primer ciclo de primaria), el niño es muy voluble (cambios rápidos y frecuentes) en relación a opiniones, intereses, gustos,… y presenta gran labilidad de sentimientos de ánimo. Pero poco a poco se irán superando a medida que transcurre el periodo; y así, hacia los 8 – 10 añoos ya impera la serenidad emocional.

Las fobias nocturnas, que en el primer ciclo suelen ser frecuentes, tienden a desaparecer hacia el 2º ciclo de primaria.

Ya en este 2º ciclo se consolida el interés por el estudio y los temas escolares.

En cuanto a la autoestima, los niños del primer ciclo quieren ser los mejores en todo y sienten mucho temor a hacer el reidículo y que los demás les rechacen. Suelen sobreestimarse (se creen supermanes) y les gusta hacerse valer y que los demás se lo reconozcan y se les valore.

Al final del periodo algunos alumnos comenzarán los procesos característicos de la adolescencia (cambios morfológicos, consecuencia de la actividad hormonal. El crecimiento, aumento de la musculatura, el redondeamiento de la figura en caso de las chicas, los primeros signos de vello..Todo esto empieza a provocar un cierto desequilibrio que va a requerir la formación de una nueva imagen corporal, en momentos que interesa enormemente esa imagen por los intereses sexuales que comienzan a abrirse.

La Vida Social

Está muy ligado al desarrollo afectivo, ambos se interrelacionan.

(6) A lo largo de esta etapa los niños experimentan progresos en su mundo social.

Estas modificaciones serán consecuencia de las experiencias del niño en la escuela, la familia y el grupo de iguales y de su desarrollo cognitivo.

Ya hemos visto (1)que el periodo de los 6 a los 12 años es relativamente tranquilo y de grandes logros en la vida del niño. Adquiridos ya los primeros hábitos de su vida social (control de esfínteres, control de reacciones agresivas, interiorización de normas fundamentales de convivencia) el niño llegará a:

— Aceptar las normas.

— Adoptar comportamientos cooperativos.

— Desarrollar actitudes y comportamientos de participación, respeto recíproco y tolerancia.

(k) Se pueden distinguir dos fases bien diferenciadas en cuanto a las características más relevantes de este periodo, es decir, desde los 6 a los 12 años:

a. Fase de transición correspondientes a los primeros años de escolaridad, al comienzo del primer ciclo.

Aun pueden encontrarse algunos rasgos del periodo anterior: egocentrismo, heteronomía moral, inestabilidad emocional

(8) Con relación a los compañeros, existe un interés afectivo hacia los compañeros, pero el egocentrismo infantil es también el catalizador de las relaciones interpersonales. A pesar de que el lenguaje sea en este ciclo prioritariamente socializado, capaz de intercomunicación, en contra del lenguaje egocéntrico (sin intención comunicativa), el egocentrismo aún se interpone en las relaciones entre los niños impidiendo que éstas sean profundas y duraderas. (17) Entre los alumnos no hay un sentimiento de solidaridad y es el profesor quien mantiene la cohesión del grupo.

(4) Tiene una preocupación por integrarse en el grupo. (10) Son sensibles a las críticas y al ridículo y pueden tener dificultades para adaptarse al fracaso. Necesita el elogio y el reconocimiento frecuente.

(8) En relación a los adultos, el niño siente respeto por los mayores, es decir, los padres y profesores. (17) En la escuela, el punto central lo ocupa el profesor, mientras que deja en segundo plano a los compañeros. (8) Su respeto aún no va dirigido a sus compañeros, porque aún le quedan restos de su egocentrismo. Si el niño respeta a sus compañeros será por obediencia al profesor, más que porque lo considere positivo en sí mismo. Este respeto dirigido a los adultos que algunos explican que es mezcla de temor y afecto, es el origen de la primera moral, la moral heterónoma según Piaget. (17) Puesto que el papel del profesor en estos primeros años adquiere una importancia y consideración similar a la de los padres, ambos deben trabajar en conjunto.

b. Fase de configuración durante la segunda mitad de la edad escolar (9-10 años aproximadamente) ya hemos visto que hay mayor tranquilidad emotiva y se dan múltiples adquisiciones psicológicas que van a ir favoreciendo su desarrollo social.

(1) Al finalizar el primer ciclo de primaria, los adultos comienzan a perder una posición de absoluto privilegio en cuanto la atención del niño. Son desplazados, en cierto sentido, por los compañeros con los que comienza a vivir en grupo. (17) Surge una mayor necesidad de camaradería y amistad.

La vida en pandilla, los juegos y las aventuras con los iguales son del máximo interés. (8) Estas pandillas tienden a crearse en razón del sexo: niños con niños y niñas con niñas; (1) y de edad. (17) los chicos sienten necesidad de unión en vistas a actividades y juegos comunes, mientras que las niñas tienen un deseo de amistad, de unirse a alguien por inclinación o simpatía. (6) E incluso cada grupo persigue intereses separados hasta el punto de que la comunicación se reduce notablemente. (8) Suelen ser asociaciones más duraderas que en el ciclo anterior y más numerosas, ya que así lo exige el juego reglado típico de esta edad. Estas pandillas de juego no tienen nada que ver con las pandillas adolescentes. Al chico le gusta estar con sus amigos para jugar a algo, aún no tiene ese vínculo afectivo tan fuerte de la adolescencia que permite que el grupo esté unido aún sin hacer nada, solo por acompañarse.

(17) Se da una mayor conciencia de las relaciones entre condiscípulos. El niño suele valorar a sus compañeros por el aspecto físico, su conducta y su trabajo.

(k) Según vamos avanzando en los ciclos de primaria, el egocentrismo va cediendo

(8) A medida que el egocentrismo desaparece se van replanteando las relaciones interpersonales. Ahora puede adivinar sus intenciones, las necesidades ajenas (ya puede ponerse en el lugar del otro), comprender lo que quiere o siente el otro. Las relaciones se van haciendo más duraderas y más estables que en el ciclo anterior.

Se da una mayor actitud crítica y objetiva sobre sí mismo y los que le rodean.

(1) Los compañeros constituyen en esta etapa social y escolar por excelencia los grandes protagonistas. La vida y el trabajo en grupo manifiestan un gran progreso, las actividades cooperativas y competitivas cobran gran importancia

(1) En cuanto a los adultos (padres y profesores), pierden una importancia relativa, ya no son las fuentes de moral, la autoridad intelectual, la opinión y el juicio, el protagonismo adquirido por el grupo de iguales tiene mucho que ver con ello. (8) Le gusta estar más con los amigos que en casa con los padres.

Ya en el último ciclo de primaria se hacen patentes los logros de los ciclos anteriores. Algunos alumnos empiezan a entrar en la adolescencia, ya que pueden aparecer determinadas manifestaciones de la pubertad.

Los compañeros siguen manteniendo gran protagonismo. Los grupos comienzan a hacerse mixtos y van apareciendo los intereses sexuales.

Padres y profesores pueden ser juzgados críticamente, en parte debido también a las nuevas adquisiciones cognitivas que van apareciendo (cierta apertura del pensamiento abstractas).

3. ALTERACIONES EN EL DESARROLLO

La disciplina que estudia las alteraciones del desarrollo es la psicopatología evolutiva.

Vamos a establecer una clasificación de las alteraciones del desarrollo en la etapa escolar. En primer lugar vamos a analizar los trastornos más graves, conocidos como síndromes evolutivos y continuación los relativos a los trastornos de la conducta, las alteraciones psicomotoras y las del lenguaje.

3.1. Trastornos Graves

Dentro de ellos vamos a estudiar los síndromes neuróticos, los síndromes psicóticos y los orgánicos.

¯ Síndromes Neuróticos

Los diversos síndromes neuróticos que podemos distinguir no están delimitados unos de otros y en cada uno de ellos podemos encontrar síntomas de los otros.

La neurosis infantil es más inespecífica y compleja que la del adulto, por lo que hay mayor dificultad para comprender el sentido y la naturaleza de los problemas.

¦ Se trata de una enfermedad nerviosa que se caracteriza por una gran angustia. Hay distintos tipos:ß

w Neurosis fóbica:

*Fobia: Un miedo muy violento que no guarda proporción con el grado de amenaza. Se caracteriza por:

· Un miedo excesivo. En eso se diferencia del miedo ( que es normal).

· La fobia puede ir dirigida a objetos, a lugares, a personas o animales o a situaciones (salir a la calle, entrar en lugares cerrados, etc.).

(17)Hasta pasados los 6 – 7 años no podemos hablar de verdaderas fobias infantiles. Estas suelen ser hacia los animales.

w Neurosis obsesiva

* Obsesión: pensamientos ilógicos, desagradables que surgen reiteradamente y contra la voluntad del sujeto.

(17) Puede encontrarse a partir de los 7 años.

El niño tiende mucho a realizar conductas ritualizadas, pero sólo deben considerarse obsesivas si se imponen al sujeto de forma forzada y él trata de defenderse de ella porque la considera inoportuna. El porcentaje es muy pequeño.

w Neurosis histérica

* Histeria: estructura neurótica de la personalidad que se caracteriza por transformar algunas representaciones y sentimientos inconscientes en síntomas corporales: convulsiones, mareos, etc., que no responden a problemas neurológicos.

Se caracteriza por un tipo de personalidad teatral y seductora. Si se elimina del diagnóstico de histeria a los niños que presentan vómitos, cefaleas, mareos, dolores de vientre y otras manifestaciones neuróticas cuando no van unidas a los rasgos de personalidad sugestionable y teatral, son casi excepcionales estos trastornos.

w Depresión y manía2

* Depresión: Es el conjunto de síntomas de una enfermedad psíquica caracterizada por una tristeza profunda y abatimiento del ánimo que altera las funciones psíquicas.

La manía es un trastorno mental producido por una obsesión que puede manifestarse de forma violenta.

(17) La tristeza, la inhibición psicomotriz y los sentimientos de culpabilidad se consideran síntomas depresivos. Además, una consecuencia suele ser el fracaso escolar.

¯ Síndromes Psicóticos

Las psicosis de la etapa escolar (entre los 6 – 7 años y la pubertad) se diferencian de las precoces en que los momentos de regresión, deterioro y evasión a formas de vida autistas no son tan marcadas. Son menos frecuentes y no conducen al distanciamiento masivo del mundo exterior. Se encuentran entre el autismo infantil y las esquizofrenias adolescentes. Algunos de sus síntomas son:

· Alteraciones de comportamiento de tipo expansivo (que se exteriorizan): agresividad, agitación, frustración, intolerancia,…

· Alteraciones de tipo restrictivo (hacia sí mismo): negativismo, mutismo, rechazo escolar…

vLas alteraciones de pensamiento suelen ser ideas delirantes variables y de contenido hipocondríaco (referidas a la salud y al dolor, enfermedades imaginarias), persecutorio o de grandeza o de tipo fóbico. Muestran un tipo de contacto interpersonal distante y extraño.

El tono de voz puede resultar extraño y su mímica lábil (poco estable) y discordante (no guarda armonía con la situación).

Tienen dificultad para integrarse en un grupo por su agresividad e intolerancia a la frustración y sus juegos son estereotipados, raros, crueles…

¯ Síndromes orgánicos

Nos referimos a diferentes patologías generadas por factores orgánicos (uno de ellos es el retraso mental).

¦Síndromes orgánicos: síntomas y trastornos en los que la alteración patológica de los órganos va acompañada de lesiones visibles y duraderas.

Son niños que presentan generalmente algún tipo de lesión cerebral y que presentan síntomas como: alteraciones neurológicas, perceptivo-motrices, de la memoria y atención, alteraciones de la imagen de sí mismo y desequilibrios.

Cuando los síntomas neurológicos son débiles o inespecíficos podemos hablar de disfunción cerebral mínimaµ, donde las dificultades de aprendizaje aparecen en un primer plano.

Otras son las crisis epilépticas. ¦ La epilepsia es una enfermedad nerviosa esencialmente crónica caracterizada por repentinos ataques, pérdidas de conocimiento, convulsiones y vértigos.

3.2. Trastornos De La Conducta

Son un conjunto de comportamientos muy amplio. Aquí vamos a ver los más característicos de la edad escolar.

¯ Hiperactividad infantil

¦ La hiperactividad infantil es la alteración caracterizada por el exceso de movimiento y la imposibilidad de quedarse quieto.

Suele entenderse como una desorganización psicomotriz, pero es una manifestación de la personalidad desorganizada que puede estar relacionada con otros trastornos (retraso mental, autismo y PC) de los que conviene diferenciarla.

Los niños hiperactivos tienen serios problemas atencionales, procesos cognitivos y de aprendizaje escasamente adecuados para el seguimiento de programas lectivos y educativos (dificultades de cálculo y escritura), incoordinación vasomotora y habilidad y sensibilidad social escasa. Los rasgos más significativos son la impulsividad e hiperexcitabilidad. Además presentan problemas en la conducta.

El DSM IV (págs. 478 – 480) denomina este conjunto de síntomas como déficit de atención con hiperactividad, destacando como característico:

— La desatención o inatención

— Hiperactividad

— Impulsividad.

¯ La conducta agresiva y opositora

Los niños con estos trastornos de conducta tienen mayores dificultades académicas aun cuando su nivel de inteligencia es normal. La relación con sus padres se caracteriza por la agresión verbal y física, intrusión, escasa sensibilidad interpersonal y ausencia de conexión afectiva. En la agresividad infantil en la edad escolar, suele ser típico que el niño dirija sus pataletas y rabietas hacia su hermano. La conducta oposicionista puede integrarse dentro de las conductas desobedientes. ¦ Son manifestaciones de rechazo, disgusto o contrariedad por algo.

El DSM IV (págs. 485 – 486) identifica el trastorno negativista desafiante, cuando los comportamientos que se describen a continuación persisten al menos durante 5 meses y no pueden atribuirse a factores de edad o nivel de desarrollo:

· Pataletas y arrebatos de cólera.

· Discusión con adultos

· Actitud desafiante hacia los adultos o incumplimiento de sus demandas

· A menudo molesta deliberadamente a otras personas

· Acusa a otros de sus errores o mal comportamiento

· Es susceptible o fácilmente molestado por otros

· Es a menudo rencoroso o vengativo.

Ese trastorno repercute significativamente en su actividad social y académica.

¯ Conducta disocial

Engloba tanto los comportamientos que se desvían de los patrones sociales sin entrar en conflicto jurídico, como los confrontados con las normas legales, incluidos los considerados como conductas delincuentes.

El DSM IV define el trastorno disocial como un patrón repetitivo y persistente de comportamiento en el que se violan los derechos básicos de otras personas o normas sociales importantes propias de la edad, durante al menos 6 meses.

· Agresión a personas y animales

· Destrucción de la propiedad

· Fraudulencia o robo

· Violación grave de normas

Provoca deterioro significativo en la actividad social y académica.

¦ Hay trastornos que aquí sólo se les ha nombrado por encima porque ya los hemos tratado en el tema 10, pero eso no quiere decir que no se dé aquí, sino que como en infantil es cuando se detecta, es donde se ha detallado más. (las apraxias y dispraxias y tics, también pueden seguir existiendo en E.P, pero solo hace referencia por encima

3.3. Deficiencias motoras:

[1]Veremos por un lado las deficiencias psicomotoras, que son [2]los trastornos motores se localizan en el esquema corporal, en la estructura temporoespacial, torpeza del movimiento del cuerpo y la forma de reconocer los objetos. [3]Veremos entre otras: Las apraxias y los tics.

Y por otro deficiencias del desarrollo motriz. Éste último se refiere a la parálisis cerebral, espina bífida, miopatías, retardo motriz, hipotonía, entre otras.

3.3.1. Alteraciones Psicomotoras

Son alteraciones por defecto, caracterizadas por pérdida de la capacidad motora o disminución de la misma y alteraciones por incoordinación cuando se da pérdida o disminución de la coordinación:>

¯ Apraxias.

Desde el punto de vista médico, apraxia significa dificultad para realizar una acción. Apraxia y dispraxia definen el conjunto de dificultades para ejecutar movimientos complejos destinados a un fin y también para coordinar esos movimientos.

¯ Los Tics

Se caracterizan por la ejecución de movimientos involuntarios, rápidos y repetidos, especialmente de la cara y las extremidades superiores.

Los tics motores más frecuentes son el parpadeo, la sacudida del cuello, el encogimiento de hombros y las muecas faciales. Los tics aparecen en los niños a partir de los 6 ó 7 años de edad y desaparecen, por lo general, espontáneamente.

3.3.2. Deficiencias en el desarrollo motor:

(17) Alumno con deficiencia motora es aquel que presenta de manera transitoria o permanente alguna alteración en su aparato motor, debido a una anomalía en el funcionamiento del sistema óseo-auricular, muscular y/o nervioso y que en grados variables limita alguna de las actividades que pueden realizar el resto de los niños de su misma edad.[4]

(k)Las características que presentan, en general estos niños con deficiencia motora se pueden concretar en:

— Dificultades para la movilidad global o fina

— Limitaciones en el conocimiento del medio que les rodea y en las posibilidades de actuación sobre el entorno

— Comunicación oral limitada o perturbada.

Existen muchas clasificaciones según la fecha de aparición, según ela localización, según su origen,…[5].

Las deficiencias motoras más comunes:

1. Espina bífida

Es una enfermedad congénita en la que las vértebras no desarrollan bien en el embrión, dejando un hueco en la zona lumbar o lumbo sacra posterior, por donde sale la médula espinal. (1) Puede producir anomalías nerviosas.

Es una de las malformaciones más frecuentes del sistema nervioso y conlleva una serie de alteraciones graves asociadas: importantes consecuencias motrices, sensitivas, urológicas, ortopédicas, etc.

2. Parálisis Cerebral

(17) Es un trastorno de la postura y el movimiento debido a una lesión del cerebro antes de que su desarrollo y crecimiento sean completos.

(10′) Las alteraciones que de ella se derivan afectan al desarrollo global del niño (en el ámbito motor: tono, postura y movimiento; en el ámbito del lenguaje: articulación y/o desarrollo del lenguaje). Pero, además, pueden existir otros trastornos asociados (auditivos, de aprendizajes, ortopédicos, visuales, epilepsia…)

Aspectos diferenciales en las distintas áreas del desarrollo:

La deficiencia motriz puede determinar el ritmo de adquisición y realización de todo aprendizaje, haciéndolo más lento.

Igualmente, en algunos casos, va a retrasar e incluso imposibilitar la adquisición de determinadas habilidades como la alimentación autónoma, el aseo y vestido autónomo…

– La postura, el movimiento, incluyendo la motricidad gruesa y fina, están afectados, lo que va a repercutir en el desarrollo de la autonomía personal , al desplazamiento y la marcha, etc.

Todo ello va a repercutir en sus posibilidades de de explorar, manipular e intercambiar experiencias con personas y objetos. De ahí que podamos encontrarnos con alumnos con grandes dificultades para acceder a la escuela, a los aprendizajes instrumentales, al currículo.

– Los problemas en la adquisición de la autonomía personal (vestido, alimentación, etc) afecta a cualquier actividad de la vida diaria. Por ejemplo, los problemas de alimentación en ocasiones se traducen en dificultades en la succión, deglución y mascado, y en el ejercicio de movimientos gruesos de las mandíbulas, labios y lengua, y en la motricidad fina para llevar los cubiertos a la boca, etc.

– A nivel del lenguaje: El niño d. motor, sobre todo con parálisis cerebral, puede presentar los siguientes síntomas:

· Los músculos fonatorios van a presentar los mismos tipos de trastornos que el resto de los músculos, por tanto va a dificultar el desarrollo de los movimientos finos para el habla.

· Mala coordinación respiratoria, lo que produce una alteración en el ritmo y entonación de la palabra

· Movimientos parásitos en actividades gestuales.

· La deformación de la cara y la boca

· En los casos más graves de parálisis cerebral la afectación impide el uso del habla para comunicarse, y se ven obligados a emplear los ojos, la cabeza, y/o otros sistemas de comunicación (Bliss).

(10’) Todas estas dificultades tienen como consecuencia un retraso en el desarrollo del lenguaje a nivel semántico (desarrollo del vocabulario), sintáctico (desarrollo de las estructuras morfo-sintácticas) y fonológico (desarrollo de los diferentes fonemas con su valor diferenciador, del acento y la entonación).

Por todo ello, cuando comienza el aprendizaje del lenguaje escrito, surgen los siguientes problemas:

· Gran dificultad para realizar tareas de reconocimiento y discriminación auditiva;

· Escritura distorsionada, llena de omisiones, sustituciones, inversiones, etc. de letras y símbolos.

Todos estos aspectos hacen que su lectura, es su caso, sobre todo al comienzo, sea lenta y con atascos producidos por dificultades mecánicas o por falta de vocabulario

– En cuanto al desarrollo intelectual: el niño con déficit motor puede mostrar un retraso en dicho desarrollo causado sobre todo por las dificultades que tiene para relacionarse con el mundo que le rodea, unido a los problemas que suele presentar de comunicación y falta de motivación. El ritmo de adquisición y realización de todo aprendizaje es más lento.

(1) A pesar del alto índice de sujetos con un desarrollo intelectual normal, pueden aparecer dificultades cognitivas notables, sobre todo en aspectos de memoria, percepción y atención

– En cuanto al área de socialización: El desarrollo social del niño depende de las iniciativas que le proporcionemos, de evitar conductas de sobreprotección o culpabilidad, de rechazo, etc.

3. Miopatías o distrofias musculares

Se caracteriza por una disminución progresiva de la fuerza muscular de tipo voluntario.

3.4. Alteraciones Del Lenguaje

(17) Diferenciaremos las alteraciones del lenguaje oral en:

> trastornos del lenguaje

! trastornos en la adquisición del lenguaje, que se divide en:

] primarios y

] secundarios y

! trastornos del lenguaje adquirido: consiste en que el sujeto sufre alteraciones en el lenguaje después de haberlo adquirido. Por diferentes causas, como p.e. por un traumatismo (afasia)

> trastornos de la voz y el habla.

3.4.1. Trastornos del lenguaje

“Entendemos por trastorno del lenguaje cualquier alteración de la voz, la palabra y/o del lenguaje que requiere rehabilitación logopédica, durante un periodo más o menos largo”.

A. Trastornos en la adquisición del lenguaje

(18) Que se divide en:

a. Específicos o primarios: que no son debido a ninguna otra causa primera. Tenemos que descartar problemas de audición, deficiencia mental, trastornos psicóticos o lesiones neurológicas manifiestas. En ella encontramos los siguientes trastornos del lenguaje:

Retardo simple

Disfasia

Taquifemia

retardo patológico o afasia congénita

En general, a todas éstas se les llama disfasias, pero Perelló los subdivide por edades.

b. Secundarios. Son debidas a otra deficiencia (secundarias a una sordera, a una debilidad mental, a parálisis cerebral, etc.

B. Trastornos del lenguaje adquirido:

En los que se pierde el lenguaje después de haberlo adquirido, por diversas causas, entre otras por lesiones en el cerebro.

Entre las más importantes destacamos las afasias

Trastornos en la adquisición del lenguaje

¯ Retraso simple del lenguaje

CONCEPTO: Se entiende por retardo simple la ausencia de la capacidad del lenguaje (17)(de los aspectos fonéticos, léxicos y sintácticos), entre los 2,3, años, en niños que no presentan alteraciones a nivel mental, sensorial, motor y relacional.

Hasta los 2 años no suelen aparecer las primeras palabras.

Las causas suelen ser por sobreprotección, el bilingüismo, falta de estimulación lingüística (entronos socio-culturales bajos y falta de estímulos), causas hereditarias, entre otras.

¯ Disfasias

La diferencias entre Retardo Simple y Disfasia consiste en el tiempo en que aparece el lenguaje. En la disfasia, el lenguaje aparece más tarde, entre los 5, 6 ó 7 años. Pero, además, existen otras diferencias.

CONCEPTO: (17) Consiste en un déficit, no producido por alguna lesión ni hay alteraciones sensitivas, ni motoras ni psíquicas ( es primario), en el que se manifiestan dificultades específicas para la estructuración del lenguaje añadidas al retraso cronológico de la adquisición.

Suele presentar una etiología muy similar a la del retraso simple.

¯ Afasia congénita o retardo patológico

Según varios autores no se le debe llamar afasia porque ésta es un trastorno que se produce después de adquirido el lenguaje, pero, en general, se parece mucho a las afasias.

(17) El niño no desarrolla el lenguaje oral o se expresa de forma limitada con unas cuantas palabras después de los 4 años de edad, sin que sea explicable por la sordera, la deficiencia mental profunda, la parálisis cerebral, el autismo, la psicosis precoz o la afasia adquirida.

La etiología: (18) El retardo patológico o afasia congénita es un trastorno del lenguaje producido por una lesión cerebral antes de los dos años y que, generalmente, implica una falta de lenguaje en las primeras edades del niño. Si este trastorno se da después de los dos años, el niño ya ha adquirido el lenguaje, entonces ya no se trataría de un retardo patológico.

Los síntomas más notables es que el niño es hiperactivo, suele presentar nistagmus (movimiento involuntario de los ojos);movimientos descoordinados, sin control (taxia); parálisis leve que puede implicar a todo el cuerpo a a una parte, pero que no dificulta completamente el movimiento.

¯ Taquifemia

CONCEPTO: Es un trastorno del lenguaje que se caracteriza por una velocidad excesiva del habla, por una desorganización en la frase, omisión de fonemas y palabras, a veces repetición de palabras y casi siempre una pronunciación bastante insegura.

No hay que confundir con la taquilalia, que consiste en hablar muy deprisa, pero controlan y no existen trastornos en la estructuración de la frase.

Trastornos del lenguaje adquirido

¯ Afasia Adquirida

¤Aunque estamos viendo los trastornos en la infancia, vamos a tratar el concepto de afasia en general, para así comprender mejor la afasia infantil

CONCEPTO DE AFASIA: (17) Consiste en una pérdida total o parcial del lenguaje adquirido debido a una lesión en zonas del cerebro que intervienen en el lenguaje, generalmente a causa de un traumatismo craneal o un proceso infeccioso.

ETIOLOGÍA: Las afasias se pueden producir debido a una trombosis, hemorragia, tumores, traumas físicos (golpes en el cráneo)

¯ Afasia infantil

Si el niño al nacer tiene un trastorno en las áreas del lenguaje, no se puede hablar de afasia, ya que ésta es un trastorno adquirido. Para que sea una afasia tiene que tratarse de un trastorno o lesión directa del cerebro, no algo de tipo psicológico.

La afasia infantil consiste en un trastorno del lenguaje adquirido con lesión cerebral en áreas del lenguaje en la edad infantil, cuando se está adquiriendo o ya se ha adquirido el lenguaje.

Las diferencias con la afasia adulta es que se da cuando se es un niño, el límite de edad se encuentra en los 11 años. La reeducación del lenguaje es más difícil en el niño (debido a que no está totalmente lateralizado y no ha polarizado sus funciones hacia ningún hemisferio concreto, por lo que la función del lenguaje está “repartida” por los dos hemisferios. Por tanto, cualquier lesión en cualquiera de los hemisferios puede provocar una afasia), pero es más frecuente que lo poco que diga lo diga bien.

Es más fácil de recuperar en términos generales, debido a la elasticidad cerebral que posee aún, siendo niño. Un niño con lesión cerebral en el hemisferio derecho, tiene más probabilidades de recuperación que en el caso del adulto, (ya que en el caso del adulto ya está totalmente lateralizado se han polarizado las estructuras del lenguaje hacia el hemisferio izquierdo, en el caso de ser diestro). Pero es más frecuente la afasia en el niño que en el adulto, porque como hemos dicho antes, cualquier lesión en cualquiera de los hemisferios puede provocar una afasia.

ETIOLOGÍA: La misma que en el adulto: traumática, vascular (hemorragia) o tumoral. Es frecuente la afasia debido a una encefalitis.

3.4.2 Trastornos De La Voz

¯ Disfonía

El niño que la presenta puede tener la voz ronca, grave, con altibajos en el tono, sorda o de escasa potencia.

3.4.3. Trastornos Del Habla

¯ Dislalia

Se define como la incapacidad para pronunciar correctamente fonemas o grupos de fonemas, sin que haya trastorno orgánico.

TIPOS:

Dislalia de evolución: Son las dislalias normales de un niño cuando todavía es incapaz de imitar los sonidos que pronuncian los adultos. El niño es incapaz de asociar esas gnosias auditivas a las praxias fonéticas, ya que está en un periodo evolutivo en el cual aún no ha llegado a ello.

Es una etapa normal de desarrollo y característico de su etapa evolutiva. Hasta los 4 o 5 años es normal.

Dislalia audiógena: Son trastornos de articulación de fonemas debidas a deficiencias auditivas. Son las dislalias que se producen en los hipoacúsicos o sordos.

Dislalia funcional: Es la dislalia propiamente dicha. Consiste en una defectuosa pronunciación de los fonemas por función anómala de los órganos periféricos sin que haya en ellos ninguna alteración orgánica.

ETIOLOGÍA: Una de las causas más comunes es la escasa habilidad motórica, por tanto afectará también a la motricidad fina, por lo que no podría mover con soltura los órganos fonatorios (tiene dificultad para mover las mejillas, labios, lengua, etc; Discriminación auditiva deficiente o defectuosa. Es difícil que el niño intente imitar dos sonidos diferentes, aunque no tenga problemas motóricos; La herencia. Se ha visto que es más frecuente encontrar padres dislálicos en niños dislálicos, Por factores psicológicos,por ejemplo, por causa de celos por el nacimiento de un nuevo hermano entre otras causas.

Muchas dislalias se van corrigiendo de forma espontánea, pero eso no quiere decir que las dislalias es una fase normal de la adquisición del lenguaje. Si perdura hasta después de los 7 años esa dislalia, es más difícil de corregir, es necesaria la ayuda de un especialista.

¯ Disglosias

Son trastornos en la articulación de los fonemas debida a alteraciones orgánicas en los órganos periféricos de fonación. Como condición estas alteraciones orgánicas no son neurológicas. Entre ellas destacamos:

disglosias labiales: el labio leporino

clip_image007

Disglosias Linguales: la más conocida es la Macroglosia;

Disglosias Palatinas: destacamos las Fisuras palatinas: Se trata de una malformación en la que las dos partes del paladar no se unen en línea media.

Disglosias mandibulares: Los principales son:

El prognatismo: La mandíbula inferior está hacia fuera. Así los dientes superiores quedan desplazados hacia atrás y los inferiores hacia delante y los labios quedan en distinto plano. Como consecuencia (síntomas) hay dificultad en la pronunciación de algunos fonemas |s| y |f|, al no poder juntar los incisivos superiores e inferiores.

El retrognatismo: La mandíbula inferior se encuentra hundida, por tanto, los dientes tampoco coinciden. (Síntomas) También hay problemas con la |s|, |p|, |b| y |m|.

¯ Disartrias

Es un trastorno en la articulación del lenguaje producido por una lesión en el sistema nervioso que afecta a los músculos de la fonación.

La disartria puede ser debida a lesión en el sistema nervioso periférico (en los nervios craneales o en sus ramificaciones) o en el sistema nervioso central. La etiología es muy variable. Cualquier enfermedad que produzca lesión en el S.N., anoxia en el parto, ictericia en el recién nacido, traumatismo, tumor, por una alteración metabólica, por una enfermedad tóxica, etc.

Con la disartria suele cursar el síndrome Parálisis Cerebral.

¯ Inmadurez articulatoriaj

Consiste en dificultades en la pronunciación de las palabras y frases cuando hay una correcta pronunciación de los fonemas y sílabas aisladas, en mayores de 5 años.

¯ Taquilalia y tartamudez

Consiste en la precipitación y la rapidez en el habla que hace que se produzcan errores en el habla. En la primera, la persona es poco consciente de si forma de hablar y so se lo propone puede controlarse; en la segunda, es consciente y se esfuerza por corregirse, pero al hacerlo comete más errores.

3.5. Trastornos en la lectoescritura

Pueden estar vinculados a la alteración de cualquiera de los procesos que intervienen en la lectura y/o escritura (perceptivo, motor, sintáctico, semántico, léxico).

¯ dislexia

(28) Dislexia: dificultad de adquisición de la llectura a una edad habitual, en un niño normalmente escolarizado que no presenta déficit sensorial o intelectual ni alteraciones de comportamiento.

En la dislexia existen diversos grados:

– El niño que puede no conseguir una lectura continuada y expresiva

– En casos más fuertes, el niño confunde entre letras cuyo grafismo o sonido son parecidos, puede invertirlos, etc.

Aquí nos centramos en los que no están vinculados directamente con lesiones cerebrales (disgrafías o dislexias adquiridas) o con otra razón que las justifique (retraso mental, absentismo escolar…). Hablamos de disgrafías y dislexias evolutivas que las presentan personas que sin factores aparentes que lo justifiquen presentan problemas para aprender a leer y escribir. Es difícil discernir entre unas y otras por lo que se denominan genéricamente dislexia (engloba tanto a la lectura como a la escritura). Podemos diferenciar:

Dislexia diseidética (visual): Lectura laboriosa (le cuesta mucho trabajo leer) y errores visuales en el dictado.

Dislexia disfonética (auditiva): dificultad para enfrentarse a palabras desconocidas, tanto en lectura como escritura.

Dislexia mixta: reúne los rasgos de ambas variantes.

¯ disgrafía

Se trata de la dificultad que presenta un niño para escribir en un niño que no presenta déficit intelectual o alteraciones neurológicas y cuya escolarización haya sido normal.

3.6. Trastornos en la adquisición y desarrollo del lenguaje matemático

Empleamos el término discalculia para referirnos a la dificultad en el desarrollo de la capacidad de manejar símbolos matemáticos y realizar operaciones elementales de cálculo. Suele estar relacionado con la dislexia. Puede ser:

· Discalculia primaria: si sólo afecta al aprendizaje del cálculo (por patología visual o auditiva, o dificultades motoras, etc.)û

· Discalculia secundaria: cuando se relaciona con otros síntomas (de carácter verbal, espacio-temporal o de razonamiento)[más relacionado con la noción de números, comparaciones de mayor y menor, etc.]J

3.7. DEFICIENCIAS SENSORIALES

2 Las deficiencias sensoriales, aunque no se pueden considerar como alteraciones en el desarrollo, sí pueden acarrear, sin embargo, diferencias en el desarrollo del niño, con respecto a los normooyentes o a los normovidentes; aunque como veremos, con una buena intervención temprana, muchos de estas diferencias desaparecerán.

Deficiencia auditiva

El lenguaje es una parte fundamental de la actividad cognoscitiva humana. En la deficiencia auditiva las habilidades cognitivas y sociales se ven afectadas por la falta de lenguaje. El déficit auditivo conlleva problemas emocionales, sociales, dificultades de aprendizaje y de adquisición de experiencias diarias.

La deficiencia auditiva es un estado patológicvo del órgano de la audición que produce sordera y que impide o retarda (si es de nacimiento) o puede hacer olvidar (si se produce más tarde), el lenguaje.

Existen distintas variables que influyen en el desarrollo del niño con deficiencias auditivas:

] El momento de la detección de la deficiencia auditiva. Cuanto más precoz sea la detección y el diagnóstico, antes se producirá la intervención y antes se atajarán los problemas.

] El tipo de déficit auditivo: leve, moderada, severa grave, profunda. Cuanto menos pérdida auditiva, mejor pronóstico.

] El ambiente familiar. Debe haber una correcta actuación familiar asistida y asesorada por especialistas, lo que conlleva una actitud de aceptación del déficit y un ajuste comunicativo.

] Ambiente escolar. Debe haber una correcta intervención educativa temprana con los recursos didácticos y técnicos apropiados y suficientes, asistida por profesionales cualificados.

] Si es una deficiencia prelocutiva o postlocutiva. Los problemas serán diferentes si el déficit se produce antes o después de la adquisición del lenguaje. Si sucede hacia los 6 años, una vez dominados los fundamentos del lenguaje y comenzado a leer, la evolución puede ser normal si se toman suna serie de precauciones y se usan las técnicas de reeducación específicas.

Si el déficit se presenta antes de la adquisición de la lecto-escritura, el lenguaje se deteriorará El grado de pérdida de las habilidades adquiridas variará en relación con el apoyo familiar.

] Localización de la pérdida auditiva: neurosensorial, conductiva o de transmisión, y central. La conductiva o de transmisión puede operarse.

] Otro de los factores que pueden facilitar o dificultar el desarrollo de estos niños es su CI, puesto que cuanto más inteligente sea el niño mayores ventajas tendrá para establecer un código comunicativo.

En cuanto a la diferencia del desarrollo con respecto a los normooyentes:

! El desarrollo cognitivo: Como en las demás deficiencias sensoriales no se ve necesariamente afectado. Los retrasos iniciales que va a presentar el niño con deficiencia auditiva, se deben sobre todo, a las dificultades para utilizar un código comunicativo-simbólico: el lenguaje. Éste influye en el desarrollo mental, y al faltar se produce una limitación y un retraso en el desarrollo cognitivo.

Las diferencias en este ámbito entre sujetos con deficiencias auditivas y el sujeto normooyente se estabilizan posteriormente con la oportuna intervención educativa y logopédica.

En definitiva, la deficiencia auditiva no inhibe el desarrollo intelectual, no es un obstáculo para llegar al pensamiento formal.

! El desarrollo comunicativo-lingüístico. De todas las formas de comunicación, la oral es la que presenta mayores dificultades en su adquisición y desarrollo para el sujeto con déficit auditivo.

El desarrollo comunicativo-lingüístico del niño con déficit auditivo depende del nivel de pérdida auditiva, momento de la pérdida y del momento de la detección.

(k) Dependerá por tanto de la adquisición de sistemas alternativos de comunicación (SPC, Bimodal, etc.9

! El desarrollo socioafectivo. Algunos rasgos de la personalidad del niño con déficit auditivo:

— Tendencia a la frustración

— Sentimiento de aislamiento

— Desconfianza hacia los otros, hacia el entorno

— Mayor dificultad en el desarrollo madurativo autónomo,

— Inseguridad en sí mismo.

Estos rasgos van a depender del entorno familiar, escolar y social, así como el grado u el momento en que se instauró el déficit. Así, mientras el sujeto con graves pérdidas auditivas a medida que avanza su edad cronológica sufre un aumento en sus dificultades en autonomía, el niño con hipoacusia experimenta una correlación positiva entre edad cronológica y social.

! Desarrollo motor. Al principio el niño con deficiencia auditiva tiene los mismos reflejos innatos que el niño sin problemas auditivos (salvo los ligados a la audición). Atraviesan las misma etapas de desarrollo madurativo. En algunos casos se presenta mayor retraso en la adquisición de la marcha y pueden tener dificultades para controlar su propio movimiento.

Deficiencia visual

(17) La carencia de visión, parcial o total, afecta a la globalidad de la persona. Repercute en la integración perceptiva de la información sobre sí mismo y el entorno, en el desenvolvimiento motriz autónomo (desplazamiento, manipulación, control postural,…), etc. Implica una actividad mucho mayor de otros sentidos, para compensar la carencia de un sentido que nos proporciona aproximadamente el 70 % de las experiencias sensoriales que tiene la persona vidente.

Existen importantes diferencias entre los niños con deficiencia visual dependiendo de las siguientes variables:

– El grado de pérdida visual

– El momento en que aparece la deficiencia visual.

– La evolución de la deficiencia visual.

– Las características individuales (ambiente familiar, cultural…)

Al hablar del desarrollo del niño ciego, debemos tener en cuenta que la maduración se produce alo largo de un mismo proceso en relación a un vidente, pero mientras en un vidente la evolución se da gracias al aprendizaje producido por medio de los estímulos visuales ambientales, los niños con déficit visual deben conocer su medio a través de otros canales ((48),a través de la actividad del propio cuerpo, del tacto, de la actividad verbal, del sentido háptico (sistema de tacto activo) y el acústico), que se le han de enseñar y estimular desde las fases más tempranas siendo esta diferencia en el tipo de aprendizaje y en las posibilidades de experimentación del medio lo que provoca ciertos retrasos selectivos en el ritmo y características de las distintas áreas del desarrollo (Bardisa, 1981).

(k) Con una buena estimulación multisensorial y una respuesta educativa adecuada, esos retrasos desaparecen totalmente y pueden llegar a un desarrolllo integral en todas las áreas.

3.8. conclusión

PREGUNTAS

1. Aspectos que caracterizan a la Educación Primaria

2. Cambios más importantes ligados al ámbito motor en la E.P.

3. Características Generales del pensamiento del niño de E.P.

4. Aspectos más importantes a destacar en el ámbito social

5. Señala alguna de las alteraciones que pueden producirse en el desarrollo evolutivo durante esta etapa.


(17) Elena

(2) DCB PV P

ß Y siguen los apuntes de Elena

* Todas estas definiciones las ha aportado Elena En la pizarra. Elena a lápiz explica que las definiciones están a parte porque en los niños se dan estados, es en los adultos donde se dan verdaderamente).

(17) Continúan los apuntes de Elena

2 Elena nos dice que lo metamos en el punto 3.1.2. “síndromes psicóticos”

v Lo que está entre paréntesis, está explicado por elena a Lápiz

µ En el tema 10 se le ha citado como desorden mental orgánico

[1] karmele

[2] tema 10

[3] karmele

> En el tema 12 no especifica nada. Hemos tomado las apraxias y los tics del tema 10

[4] análisis de la definición: (10′) Se presenta de forma transitoria o permanente: es decir, que puede ir desde una alteración breve en el tiempo (un brazo escayolado) hasta ser permanente (imposibilidad para la marcha).

Es una alteración de su aparato motor: El déficit motriz implica desde dificultad de un movimientos (no poder coger algo por tener la mano vendada) hasta ausencia de movimiento (no poder realizar movimientos de prensión).

Es debido a una anomalía en el funcionamiento de:

El sistema óseo-articular (por ejemplo artogriposis)

El sistema muscular (p.e. miopatía)

El sistema nervioso (p.e. parálisis cerebral)

Se da en grado variable: cada uno de las deficiencias es diferente al resto respecto de su afectación. Por ello, no se pueden generalizar efectos y es preciso estudiar cada caso en particular

Limita alguna de las actividades que pueden realizar otros alumnos de la misma edad. Por eso es importante conocer las limitaciones que acarrea un déficit motor en una persona determinada. Pero igualmente es importante saber qué puede hacer esa persona por sí misma o con ayuda para desarrollar al máximo su capacidad de autonomía.

(k) Sacado de la hoja que nos dio Elena”Pautas de intervención con el alumnado con deficiencia motora”

[5] La deficiencia motora se puede clasificar según la fecha de aparición:

Desde el nacimiento: malformaciones congénitas, espina bífida, luxación congénita de caderas y artrogriposis.

Después del nacimiento: parálisis cerebral (debida fundamentalmente a problemas durante el parto), miopatía de Duchenne.

En la adolescencia: miopatías facio-escápulo-humerales.

A lo largo de toda la vida: traumatismos craneoencefálicos, traumatismos vertebrales, tumores, etc

Clasificación atendiendo a la localización topográfica:

Parálisis: Consiste en la paralización total de algún miembro: monoplejia (de uno solo miembro: brazo o pierna)(50), hemiplejia (incapacidad del los miembros (brazo y pierna) del mismo lado corporal), paraplejia (de las dos piernas), diplejia (afecta a partes iguales a cada lado del cuerpo: o dos piernas o dos brazos (50) aunque se da una mayor afectación en los dos miembros inferiores que en los miembros superiores), tetraplejia (los cuatro miembros).

Paresia: consiste en la parálisis ligera o incompleta: monoparesia, hemiparesia, paraparesia, tetraparesia. Clasificación de la deficiencia motora según su origen:

Origen cerebral: parálisis cerebral, traumatismos craneoencefálicos, tumores.

Origen espinal: espina bífida, poliomielitis anterior aguda, lesiones medulares degenerativas (enfermdad de Werding-hoffman, atasia de Friedreich,…), traumatismos medulares (son consecuencia de las lesiones completas o parciales de una parte de la médula a un nivel dado, resultante de una fractura o luxación vertebral accidental).

Origen muscular: miopatías (distrofias musculares progresivas caracterizadas por una disminución de la fuerza muscular voluntaria).

Origen óseo-articular:: malformaciones congénitas (amputaciones congénitas, luxación congénita de caderas); “huesos de cristal”; cifosis o “chepa”, escoliosis,…

¤ Karmele

j Añade El tema 12 la inmadurez articulatoria y taquilalia y tartamudez

(28) Larousse

û El paréntesis: explicación de Elena a lápiz)

J El corchete: explicado pro Elena en clase

2 Nol lo trata ni Magíster ni Elena. Lo he aportado yo porque en las necesidades educativas especiales habla sobre ellas.

Publicado: febrero 24, 2016 por Santiago

Etiquetas: tema 12 pedagogía terapéutica