Tema 7D – Los recursos materiales y personales para la atención de los alumnos y de las alumnas con necesidades educativas especiales. Recursos de la escuela. Recursos externos a la escuela. Colaboración entre servicios específicos y servicios ordinarios.

1. INTRODUCCIÓN.

2. recursos materiales y personales para la atención de los alumnos y de las alumnas con necesidades educativas especiales.

2.1 LOS RECURSOS MATERIALES.

2.2 LOS RECURSOS PERSONALES.

3. RECURSOS DE LA ESCUELA.

3.1 RECURSOS MATERIALES DE LA ESCUELA.

3.2 RECURSOS PERSONALES DE LA ESCUELA.

4. RECURSOS EXTRENOS A LA ESCUELA.

4.1 RECURSOS MARTERIALES EXTERNOS A LA ESCUELA.

4.2 RECURSOS PERSONALES EXTERNOS A LA ESCUELA.

5. COLABORACIÓN ENTRE LOS SERVICIOS ESPECÍFICOS Y SERVICIOS ORDINARIOS.

6. BIBLIOGRAFÍA.

1. INTRODUCCIÓN.

Todo sistema educativo tiene dos constituyentes fundamentales, que son:

– estructura

– curriculum

En nuestro sistema educativo, la estructura viene dada por la Ley de Orgánica, de 3 de octubre, de Ordenación del Sistema Educativo (LOGSE), que en su artículo 3 establece que las enseñanzas se dividirán en:

– Enseñanzas de régimen general ( EI, EP, ES y FP )

– Enseñanzas de régimen especial ( E. De idiomas y artísticas ).

El sistema educativo es la forma específica y objetiva en la que una comunidad planifica y ejercita su modelo de educación en un momento temporal determinado. Dicho sistema es el instrumento de la sociedad que tiene por función transmitir la ciencia y los saberes que encierran las normas, valores y la identidad cultural de dicha sociedad.

El actual sistema educativo, tiene como una pretensión básica la calidad de la Enseñanza, a la que dedica la LOGSE todo su Título IV, y más específicamente en el artículo 58, establece los factores que dan calidad a la enseñanza y entre los que encontramos los recursos personales y materiales.

Del mismo modo, la L.O.G.S.E hace referencia a este respecto en otros artículos como en el 36.1 y en el 37.

2. LOS RECURSOS MATERIALES Y PERSONALES PARA LA ATENCIÓN DE LOS ACNEE.

Los recursos educativos se conciben, Según Paz y Moreira (1997), como el conjunto de ayudas pedagógicas de tipo personal, técnico o material, que facilitarán el logro de los fines generales de la educación.

Los recursos materiales y personales forman parte de los elementos de acceso al currículo, éstos deben servir para responder a las necesidades educativas de todo el alumnado, incluyendo al acnee. Sin olvidar, que si se rentabilizan al máximo los recursos ordinarios, muchos acnee no precisarán de recursos específicos o alternativos. No obstante, es cierto, que habrá alumnos que por sus características, si van a requerirlos.

2.1 LOS RECURSOS MATERIALES PARA ATENDER A LOS

ACNEE.

Los recursos materiales que se incluyen en el proceso de E-A, se convierten en recursos didácticos, los que voy a definir como cualquier medio o ayuda facilitador de los procesos de E-A.

Los recursos didácticos pueden ser de naturaleza muy diversa y ocupan un papel mediador en el triángulo docente-contenido-alumno, favoreciendo la interiorización de los contenidos por parte de los alumnos y por tanto el desarrollo de las capacidades explicitadas en los objetivos.

Por su parte, el MEC, define el material didáctico como aquel: “elemento de juego y de trabajo válido para desarrollar capacidades y habilidades y que permita realizar nuevos aprendizajes”.

Existe una serie de criterios a la hora de seleccionar los recursos materiales, teniendo preferencia aquellos que:

Þ Se centran en las posibilidades del alumno.

Þ Son elaborados por los protagonistas de la acción educativa.

Þ Estén al alcance del centro educativo.

Þ Tengan un alto grado de conservación.

Þ Sean lo más rentables posibles.

Þ Se adecuen lo más posible a los distintos elementos del currículo y a su consecución.

Þ Se nutren de las nuevas tecnologías y los sistemas complementarios de comunicación.

Þ Etc.

El MEC, señala que tan importante es la selección de materiales como es su ubicación en el aula, así habrá suficiente cantidad de material para satisfacer las necesidades de todo alumnado, estará situado al alcance de éste para que pueda disponer libremente del material y aparecerá agrupado según las actividades que permite realizar.

Por último, el MEC indica que las necesidades del alumnado van cambiando progresivamente durante la escolarización de los mismos, por lo que el material que vayamos a utilizando deberá estar acorde con sus nuevas posibilidades de acción, siendo útil, por ejemplo, el material que:

– Estimule los sentidos.

– Favorezca el desarrollo motor.

– Potencie y permita hacer uso de la motricidad fina.

– Permita el juego simbólico.

– Ponga en juego procesos cognitivos como la memoria, la atención, la observación o experimentación.

– Ponga en juego procesos de lógica-matemática.

– Que estimule el uso del lenguaje oral.

Es muy importante contar, en el centro y en el aula, con una buena y variada oferta de material, que sirvan para desarrollar en el alumnado, en función de sus posibilidades, sus capacidades afectivas, físicas, intelectuales y sociales.

2.2 LOS RECURSOS PERSONALES PARA LA ATENCIÓN DE

ACNEE.

Otro de los factores de suma importancia en la práctica educativa está constituida por los recursos personales. Cuando hablamos de éstos, nos referimos a los medios humanos que van a garantizar una educación de calidad para el conjunto del alumnado, incluido aquellos con nee.

En concreto, en lo relativo al acnee, estarían incluidos todos aquellos profesionales y docentes implicados en la tarea de prevención, detección e intervención ante las dificultades de aprendizaje que presenten los alumnos. Y esto implica tanto la labor del tutor y de los profesores especialistas como la de aquellos otros recursos personales más específicos, tal como son, por ejemplo, el maestro de PT o EE y el maestro de AL.

También el RD 696/95 se refiere a estos recursos personales además de a otros como son los EOE (art. 8.2). La intervención de estos profesionales ha de contemplarse dentro de los planteamientos generales del centro y del aula.

Este tipo de intervención supone que estos profesionales elaboren junto con el tutor la programación de aula, de manera que las necesidades concretas de estos alumnos estén contempladas desde un principio en la actuación educativa a seguir con el grupo-clase. Para conseguir este objetivo hay que realizar aquellas modificaciones que permitan una metodología y organización lo suficientemente flexibles como para permitir la actuación de estos profesionales como un elemento presente dentro del aula ordinaria.

3. LOS RECURSOS DE LA ESCUELA.

3.1 RECURSOS MATERIALES DE LA ESCUELA.

La escuela, especialmente si escolariza acnee, ha de disponer tanto de recursos materiales generales como específicos:

q Recursos materiales generales: dentro de estos recursos que van a darse en cualquier centro, los elementos que más suelen condicionar la organización y forma de trabajo del aula, sobre todo ante la presencia de acnee, van a ser: la organización del espacio físico del centro y, sobre todo, del aula; la distribución y adaptación del mobiliario y el material didáctico, recursos que van a ayudar a obtener un contexto que facilite el aprendizaje de los alumnos, favoreciendo una determinada metodología y agrupamientos adecuados para responder a las necesidades que éstos pudiesen presentar.

q Recursos materiales específicos: entre los materiales que precisan los servicios de apoyo educativo al acnee, podemos destacar:

· en función del área de intervención[1]:

– Material de logopedia.

– Material de fisioterapia.

– Material de psicomotricidad.

– Material psicotécnico.

· en función del tipo de deficiencia específica del alumno[2]:

– Material para alumnos con D. Auditiva.

– Material para alumnos con D. Visual.

– Material para alumnos con D. Motora.

3.2 RECURSOS PERSONALES DE LA ESCUELA.

Entre los recursos personales con los que pueden contar los centros para la atención al acnee, debemos destacar los siguientes:

Ø EL TUTOR: se convierte en la figura clave en el proceso educativo de los acnee. Además de las tareas docentes que le corresponde como profesor, es el eje central de la orientación y sus funciones están orientadas en tres direcciones:

– Con respecto a sus alumnos:

q Facilitar su integración en el grupo-clase y en el conjunto de la dinámica escolar.

q Contribuir a la personalización de los procesos de E-A analizando las posibles dificultades del alumnado.

q Favorecer en el alumnado el conocimiento y aceptación de sí mismo, así como la autoestima.

– Con respecto a otros docentes:

q Coordinar, junto a los docentes, el ajuste de las programaciones al grupo de alumnos, especialmente en lo referido a la respuesta ante necesidades generales y/o aquellas más específicas.

q Coordinar el proceso evaluador y la información acerca de los alumnos que tienen varios profesores.

– Hacia la familia:

q Establecer relaciones fluidas que faciliten la conexión y unas mejores relaciones escuela-familias.

q Informarles y orientarles sobre los asuntos relacionados con la educación de sus hijos.

Ø EL MAESTRO ESPECIALISTA EN EE O PT: En sí ya constituye un valioso recurso personal, pero además ha de relacionarse y coordinarse con otros recursos humanos para intercambiar información, programar de modo conjunto, coordinar la intervención y evaluación. Igualmente, entre sus funciones, se encuentra la de orientar sobre el uso de material didáctico e, incluso, en ocasiones necesitará adaptarlo o elaborarlo personalmente. Otras funciones de este profesional en la escuela que según Cortázar (1990) se centran en los tres niveles siguientes:

1) Apoyo al centro:

a) Participación de la elaboración del PEC.

b) Elaboración de la planificación de los horarios de los acnee.

c) Detección de necesidades de formación entre los componentes del Claustro.

d) Coordinar los programas de formación en el centro.

e) Coordinación con los profesionales del centro y de fuera de él.

f) Creación de un aula de recursos dentro del centro.

2) Apoyo al tutor:

a) elaboración junto al profesor tutor de la programación de aula.

b) Elaboración conjunta con el tutor de ACI.

c) Elaboración de instrumentos para la detección de nee y su seguimiento, así como su aplicación.

d) Colaboración con el tutor en el establecimiento de la metodología y la evaluación a seguir.

e) Buscar, elaborar o adaptar recursos didácticos que se prevean necesarios en el desarrollo de las distintas unidades didácticas.

3) Apoyo al alumnos:

a) identificación de nee y realización del programa a seguir.

b) Intervención directamente en forma de refuerzo o apoyo pedagógico en la forma que se determine.

c) Observación del progreso del alumno y evaluación sistemática en colaboración con el profesor tutor.

d) Coordinación de los apoyos que recibe el alumno.

e) Coordinación de la colaboración de las familias.

Ø EL MAESTRO ESPECIALISTA EN AUDICIÓN Y LENGUAJE: es el profesional que debe favorecer en el centro la detección de los problemas de comunicación del alumnado y facilitar las estrategias de intervención en el marco de una concepción amplia del concepto de comunicación. En este sentido, este profesional, debe asumir funciones de colaboración con el tutor y el PT en la programación de aula enfatizando los aspectos comunicativos, alertando sobre las dificultades de comunicación que pueden surgir en una etapa concreta y colaborando en la elaboración de adaptaciones curriculares. Además, será función del AL promover la formación en el centro educativo, cuando sea necesario el establecimiento de alguna técnica de comunicación no verbal, así como elaborar materiales y especificar pautas de actuación para profesores.

Ø EL FISIOTERAPEUTA: este es el especialista que, por su conocimiento de la deficiencia motora, desde el punto de vista fisiológico, puede orientar a los docentes sobre las posturas más convenientes y sobre a forma de ayudar a una mejor utilización de las posibilidades corporales.

Ø EL AUXILIAR TÉCNICO EDUCATIVO (EL EDUCADOR): éste constituye un recurso presente de modo exclusivo en los centros que integran preferentemente a acnee derivadas de un déficit motor, si bien, también suele estar presente en aquellos centros educativos, que sin ser preferentes, escolarizan a alumnos con algún tipo de alteración motora que les dificulte la realización de las tareas de cuidado y aseo corporal, así como su participación en actividades sociales y/o la adquisición de la independencia personal.

Ø EL DEPARTAMENTO O UNIDAD DE ORIENTACIÓN: se prevén Unidades o Departamentos de Orientación en los centros que faciliten recursos materiales y humanos, y que tengan una función orientadora. Las funciones del departamento de orientación son, entre otras, coordinar y asesorar las acciones tutoriales, y servir de nexo con los equipos de apoyo externos, así como con otros centros. Estos quedan regulados en Andalucía, por la Orden de 17 de julio de 1995 sobre la organización y funciones del Departamento de Orientación y la Acción Tutorial.

Ø EL RESTO DE LOS ALUMNOS: son uno de los recursos personales con los que el tutor puede contar como un apoyo a la enseñanza de los acnee, mediante la tutoría de iguales. Debo señalar que la relación con el resto del alumnado va a beneficiar tanto al acnee como a aquél que no las tiene.

Ø LAS FAMILIAS DE LOS ACNEE: las familias en cuanto que forma parte de la comunidad educativa, se consideran también recursos personales dentro de la escuela que, además, van a desempeñar un papel esencial en la atención y educación de sus hijos, aún más si se tratan de acnee, colaborando y afianzando el desarrollo del proceso educativo de su hijo.

4. RECURSOS EXTERNOS A LA ESCUELA.

4.1 RECUROS MATERIALES EXTERNOS A LA ESCUELA.

Aunque los recursos materiales de los que antes he hablado, han sido enmarcados como recursos materiales de la escuela y que suelen pertenecer al centro, existen entidades y organismos públicos y/o privados que prestan y facilitan esporádicamente materiales muy específicos a los centros educativos, tal es el caso de los CEE tal y como recoge el RD 696/95 en sus artículos 24.1 y 24.2.

Otros organismos y entidades que pueden proporcionar recursos materiales a la escuela son:

– Equipos provinciales específicos.

– Los EOE.

– El departamento de EE del CEP.

– La ONCE.

– Asociaciones de padres de acnee.

– Servicios Sociales del Ayuntamiento.

– Etc.

4.2 RECURSOS PERSONALES EXTERNOS A LA ESCUELA.

§ LOS EQUIPOS DE ORIENTACIÓN EDUCATIVA (EOE): nuestro sistema educativo cuenta con un equipo interdisciplinar, denominado Equipo de Orientación Educativa (EOE pero EOEP, para el MEC) que responde a las necesidades de un determinado distrito o sector. En el Decreto 231/95 se les define en el artículo 1 como: “unidades básicas de orientación psicopedagógica que, mediante el desempeño de funciones especializadas en las áreas de orientación educativa, atención a acnee, compensación educativa y apoyo a la función tutorial del profesorado, actúan en el conjunto de centros de una zona educativa”.

Están compuestos por: psicólogos, pedagogos, médicos y maestros. Si la situación lo requiere también estará compuesto por un trabajador social.

Las funciones que van a tener son amplias y requieren de una mayor especialización. Entre las más relevantes:

– Colaborar en programas formativos para profesores y padres.

– Atender a las demandas de evaluación de los alumnos que lo requieran proponiendo la modalidad de escolarización que más convenga.

– Elaborar, adaptar y difundir a los docentes materiales e instrumentos de orientación educativa e intervención psico-pedagógica.

– Contribuir a la coordinación de los PCC de centros de EP y ES.

§ LOS EQUIPOS PROVINCIALES ESPECÍFICOS[3]: estos equipos comportan con el EOE la finalidad de contribuir a mejorar la calidad de la enseñanza, si bien se diferencian de éstos, en que:

1) Su ámbito de actuación es más amplio (geográficamente y de niveles educativos)

2) Complementan a otros servicios de apoyo a la escuela: EOE y Departamento de orientación.

3) Tienen mayor especificidad.

§ LOS CENTRO DE PROFESORADO (CEP): los profesionales de estos centros colaboran con la escuela cuando ésta lo demanda, poniendo a disposición de los docentes todo tipo de recursos didácticos. Los ámbitos de actuación son: el desarrollo curricular, la formación permanente, la gestión y dinamización de recursos y coordinación y colaboración con todos los agentes e instituciones.

5. COLABORACIÓN ENTRE SERVICIOS ESPECÍFICOS Y ORDINARIOS.

El sistema educativo que propone la LOGSE implica un amplio conjunto de toma de decisiones que deben surgir de la reflexión común y compartida y de las tareas en equipo.

Así, por ejemplo, los EOE han de participar en la Comisión de Coordinación Pedagógica de los centros educativos, y al mismo tiempo, colaborarán y se coordinarán con otras instancias e instituciones como son los servicios de zona de carácter social, cultural y sanitario, así como otras instituciones y organizaciones no gubernamentales, etc.

Los Equipos Específicos Provinciales, por su parte, colaborarán y se coordinarán con todo tipo de asociaciones de padres y personas con discapacidades y asociaciones culturales para la planificación de actividades conjuntas que promuevan la información, formación, rentabilización de recursos y favorezca la inserción social.

Ya dentro del centro educativo, el tutor a la hora de desempeñar sus funciones deberá coordinarse con los demás profesionales que intervengan en el proceso de E-A de los alumnos de su grupo-clase. Como son:

* Con los demás docentes: El trabajo de los maestros que imparten docencia en un mismo ciclo educativo se articula y organiza en el denominado equipo docente. Cada equipo docente se encuentra dirigido por un coordinador de ciclo, el cual coordina tanto las enseñanzas propias de un ciclo determinado, como las tutorías y tareas curriculares.

Según García y Palomo (1994) la acción del tutor y el resto de profesores está sujeta a los siguientes principios:

§ Coherencia.

§ Que esté sujeta a criterios establecidos por el propio equipo sobre el desarrollo curricular.

§ Que se consensuen los acuerdos en torno al PAT.

§ Que se haga un seguimiento y evaluación de todas las actividades.

§ Que se establezcan reuniones de trabajo.

* Con el PT: El maestro de apoyo a la integración es, según Molina (1986) el “especialista que facilita a los centros ordinarios asistencia técnico-específica, aportando estrategias, métodos, materiales y otros recursos. Ayudará unas veces al niño con dificultades, otras veces al profesor y en algunos casos, a ambos, a desarrollar el programa propuesto y alcanzar los objetivos establecidos en cada caso”.

La relación y coordinación del tutor y del maestro de apoyo a la integración es de suma importancia, según García y Palomo, a la hora de:

§ Elaborar las programaciones de aula detectando posibles nee

§ Elaborar ACI para aquellos alumnos que las precisen.

§ Elaborar instrumentos para el seguimiento y evaluación del alumnado

§ Colaborar en la metodología y criterios de evaluación para los acnee

* Con el EOE: Si consideramos lo que establece el Decreto 213/95 sobre los EOE, entre las funciones de éstos se encuentra el área de apoyo a la función tutorial del profesorado que incluirá todas aquellas actuaciones dirigidas a la orientación y guía de aprendizaje de los alumnos.

Así mismo, el tutor deberá colaborar con estos equipos en la identificación y valoración de las nee de sus alumnos y en aplicar las estrategias de refuerzo o apoyo educativo, y AC que se adopten para el tratamiento personalizado de las necesidades detectadas.

En definitiva, lo que ha de quedarnos claro es que todo centro que integre a alumnos con nee debe considerar y tener en cuenta los recursos que le ofrece la comunidad de la que forma parte.

6. BIBLIOGRAFÍA.

– Bautista (1993): “Necesidades educativas especiales”. Aljibe. Málaga.

– Cortázar (1990): “El profesor de apoyo en la escuela ordinaria” en Marchesi, Coll y Palacios “Desarrollo psicológico y educación”. Tomo III. Alianza. Madrid.

– CNREE (1991): “Recursos materiales para acnee”. MEC Madrid.

– Marchesi, Coll y Palacios. Op. Cit.

– Sánchez y Torres (1997): “Educación especial. Una perspectiva curricular, organizativa y profesional”. Edt. Pirámide. Madrid.


[1] Estudiar los que hay en el anexo.

[2] Idem.

[3] Si me presento en Málaga, hablar del: CAIDV, Equipo de asesoramiento para la D. Motórica y para la D. Auditiva. Si no es en Málaga, buscar algunos de la ciudad donde me presente.

Publicado: febrero 26, 2016 por Santiago

Etiquetas: tema 7 pedagogía terapéutica