Tema 19 – Recursos y materiales didácticos específicos del área de Educación Física: clasificación y características que han de tener en función de la actividad física para las que se han de utilizar. Utilización de los recursos de la Comunidad.

1. INTRODUCCIÓN

En la etapa de EP, la EF ha de contribuir al logro de diferentes fines educativos. Un aspecto muy importante para poder alcanzar dichos logros es la motivación, como así se recoge en la LOE y en leyes educativas anteriores, como la LOGSE. Para favorecer esa motivación, los recursos materiales y didácticos se ofrecen como una poderosa herramienta. Dichos recursos permiten al alumnado participar, en distintas experiencias de enseñanza-aprendizaje.

Los recursos con que contemos en nuestra práctica diaria, influyen en cierta medida en lo que podemos hacer en el aula. Sin embargo, desde nuestro área debemos fomentar la práctica de ejercicio físico, sin sentirnos limitados por los recursos, pues contamos con la imaginación para poder adaptar los espacios y materiales que tengamos, o que ofrezca el medio, según nuestros intereses.

A lo largo del tema tratará de dar una visión clara de los recursos con los que solemos contar en nuestro área, así de cómo han de ser seleccionados y utilizados.

2. RECURSOS Y MATERIALES DIDÁCTICOS

Los recursos juegan un papel muy importante en el proceso educativo. Por eso debemos valorar los que tenemos. Es necesario, hacer un inventario en el que se establezca la cantidad, tipo y estado de materiales de los que disponemos.

Los recursos, en cierto sentido, condicionan las clases de EF, aunque si bien son importantes, tampoco son vitales. Todo profesional debe tener la habilidad para poder modificar o crear materiales para suplir la posible carencia de recursos.

Ahora bien, es necesario diferenciar entre recurso y material:

• Recurso: es todo elemento, material o no, que contribuye al desarrollo adecuado de las clases. Es una categoría sumamente extensa.

• Material: es un recurso, pero en este caso material. Por eso podemos decir que es: todo material que facilita la labor del docente y permite desarrollar los contenidos de forma más accesible para el alumnado.

Por otro lado, hemos de ser conscientes que los niños/as relacionan la práctica de determinadas actividades, con las clases de EF y cierto tipo de materiales. Nosotros, debemos mostrarle que se puede hacer todo tipo de juegos y actividades, pese a carecer de un material o lugar específico. Por eso, desde nuestra práctica, debemos mostrarles que, si bien el material es importante, la actividad física no está necesariamente supeditada a él. Añadiendo el hecho de que en el área deben prevalecer los materiales polifacéticos y de uso frecuente. De modo que puedan seguir practicando fuera del horario escolar.

1. CLASIFICACIÓN DE LOS RECURSOS

La EF al ser un área eminentemente procedimental, requiere ciertos recursos materiales. Pero no podemos limitarnos a pensar que son los únicos recursos que existen.

(a) Instalaciones

Normalmente, nos vamos a encontrar con espacios cubiertos y descubiertos, ya que la LOE, establece que es necesario que los centros educativos cumplan unos requisitos mínimos para la práctica de la EF.

Dentro de los espacios cubiertos, podemos distinguir entre:

i. Sala Escolar: en la cual caben pistas de baloncesto, voleibol, etc. Suelen estar integrados en el propio edificio.

ii. Sala Intermedia: tiene un tamaño superior, en el cual se puede establecer un campo de balonmano o fútbol sala. Son pabellones aparte, aunque dentro del recinto escolar, normalmente.

iii. Sala de Barrio: de tamaño aún mayor. Se pueden establecer varios campos y la altura es mayor. Es el caso de los pabellones municipales. Fuera del recinto escolar.

iv. Otros espacios: aquí se aglutinan los espacios cerrados que pudiesen disponerse para la práctica de EF, como salas multiusos, clases, etc.

Las zonas descubiertas, casi siempre corresponden a los patios, en los que se celebran los recreos. Su amplitud, por lo general, es mayor aunque obviamente, deprede de cada centro.

Tanto en un caso como en otro, en las instalaciones se ha de preservar, ante todo, la seguridad del alumnado. Por eso, tanto los pavimentos, como las paredes y techos deben cumplir todas las normas de seguridad. Así mismo, tanto la ventilación como la iluminación deben ser adecuadas.

Por otro lado, la LOE establece la necesidad de que existan unos vestuarios, en los cuales poder poner en práctica los hábitos de salud e higiene aprendidos (aunque este aspecto tardará de hacerse efectivo en todos los centros, debido a la inversión que ello supone). Incluso, el docente debiera tener un cuarto particular, en el cual poder asearse, cambiarse, preparar las clases etc, siendo igualmente complicado.

El almacén debe estar cerca de la zona de práctica y tener una buena organización y accesibilidad, de modo que sean ellos quienes puedan sacar y guardar el material sin problemas. Ocurre, con cierta frecuencia, que el almacén se encuentra alejado de la zona de juego, con lo que se pierde bastante tiempo en transportar el material.

Cabe destacar que, las líneas de los diferentes deportes, pintadas en el suelo, son un gran recurso para delimitar zonas en la práctica de algunas actividades o para incluirlas como un elemento más del juego.

(b) Materiales

Son los más numerosos y frecuentes en la práctica. También son fáciles de inventariar (aunque lleva su tiempo) y de sustituir.

i. Fijos: en esta categoría se incluyen las porterías, canastas, fosos de salto, espejos, espalderas, etc. Están anclados, hecho que debemos debemos revisar con cierta frecuencia. Es conveniente que la práctica no se realice cerca de ellos.

ii. Semimóviles: son materiales de un tamaño considerable, pero que entre varias personas se pueden transportar o bien son desarmables: vallas, colchonetas, plinton, canastas móviles, bancos suecos, etc.

iii. Individuales: estamos hablando del material que puede ser usado de manera individual, como pelotas, palas, aros, conos; o que forma parte de un juego combinado con otros elementos individuales o fijos.

iv. Alternativos: estos materiales surgen en contraposición a los tradicionales, ya que pueden ser utilizados para más de un tipo de actividad. Son de fácil utilización debido a las mínimas exigencias que requieren a nivel de instalaciones y de aprendizaje técnico. Contribuirán además, a proporcionar elementos para el mejor disfrute del ocio y tiempo libre.

Dentro de este grupo podemos englobar tanto materiales reciclados (botellas de plástico, envases de todo tipo, etc) que además sirven para trabajar en valores como la educación del consumidor; como materiales de deportes alternativos (indiacas, palas, balones gigantes, bicicletas, patines, etc)

v. Audiovisuales y tecnológicos: permiten realizar ciertas actividades que nos den una información por medio de los sentidos (vídeos, casetes, reproductores, ordenadores, películas, etc). Permiten el tratamiento de las TIC

vi. Del profesor: son guías y programaciones utilizadas por los maestros a modo de ayuda y consulta.

Como se ha dicho anteriormente, es necesario realizar un inventario en el que se especifique el número, estado, las posibles adaptaciones, etc. de cada material.

Es mejor el material polifacético, pues permite ahorrar al centro y demuestra la idea de que el material influye pero no es determinante para practicar ejercicio físico. Otro modo de ahorrar es firmar acuerdos con ciertas entidades que ofrecen su apoyo donando o rebajando el coste.

(c) Humanos

Englobamos dentro de los recursos humanos a todas las personas que, de un modo u otro, intervienen en el área de EF, ayudando al maestro de EF. Podemos clasificarlos según si son profesionales que intervienen en el área, sean o no especialistas en EF; o personas que intervienen en el proceso (padres, otros alumnos, etc)

Es importante que tengamos la oportunidad de contar con recursos humanos, ya que en muchas ocasiones el docente de Ef cuenta con poco apoyo. Esto se debe a la consideración de algunos profesionales acerca de que la EF es un área secundaria (asignatura maría).

Gracias a la colaboración de otras personas podemos ofrecer una mejor atención a nuestro alumnado. No solo eso, se puede participar en campeonatos, organizar fiestas y actividades extraescolares, etc.

(d) Funcionales

Son los encargados de organizar y estructurar las relaciones entre los recursos.

• Proyecto educativo de centro.

• Proyecto curricular de centro

• programación general anual.

• Programaciones de ciclo o nivel.

• Unidades didácticas.

(e) Razones que justifican la importancia del material

i. Permite el desarrollo de habilidades básicas y específicas. Con un material variado y modificando las actividades, se puede mejorar el proceso para alcanzar un mismo objetivo.

ii. Permite la interacción entre los miembros del proceso educativo. La colocación, recogida y práctica son tareas que implican a todos.

iii. Permite mantener la motivación. Si las tareas se realizan con el propio cuerpo pueden llegar a ser monótonas. Al existir un elemento externo, se sienten motivados y tratan de superarse.

iv. Permite una optimización de las sesiones. Si se organiza adecuadamente, vamos a aprovechar mejor el tiempo y el espacio.

2. CARACTERÍSTICAS QUE HAN DE TENER EN FUNCIÓN DE LA ACTIVIDAD FÍSICA

En primer lugar, he de aclarar que tanto el equipamiento material como las instalaciones debe ser, ante todo, seguros. A partir de ahí, encontramos una gran variedad de materiales, destinados de inicio a la EF, o bien adaptados. Es importante contar con el material adecuado, así como saber organizarlo.

(a) Criterios de selección

Los criterios propuestos por diversos autores, pueden ser integrados en cuatro grandes grupos, coincidiendo con las fuentes del currículo.

• Criterios atendiendo a las características del entorno.

• Criterios atendiendo al nivel de desarrollo del alumnado.

• Criterios atendiendo a las posibilidades educativas.

• Criterios atendiendo a la programación. Adecuación al planteamiento inicial.

En líneas generales, debemos tener en cuenta aspectos tales como:

• Utilidad: mejor polivalente.

• Manejabilidad: mejor ligero y de fácil transporte y montaje.

• Seguridad: sin aristas, ni partes peligrosas..

• mantenimiento: de fácil cuidado o arreglo.

• Calidad-precio: no dejándonos engañar por marcas. Comparar y elegir la mejor relación.

• Estética: de diseño agradable, mejorará la motivación.

(b) Criterios de utilización

Gimeno Sacristán establece que el valor pedagógico de los recursos se debe más al contexto metodológico en el que se usan que a sus propias cualidades.

La planificación es un criterio clave en la educación. Se hace más importante si cabe, cuando hablamos de la utilización de los recursos. En el proyecto curricular se deben recoger las agrupaciones, el uso del espacio, de los materiales, etc de modo que se establezca una organización clara acerca de cómo y cuándo se van a usar los recursos del centro.

A la hora de establecer unos criterios de utilización generales, me parece que es necesario destacar dos cuestiones clave:

i. Diversidad-Continuidad

Debe haber un equilibrio entre ambas, pues no tiene sentido introducir elementos nuevos muy sofisticados, si antes no se ha trabajado con otros más simples. Lo nuevo se ha de ir incorporando para ampliar el conocimiento que ya ha sido asimilado.

Por otro lado el uso de medios distintos, para presentar y desarrollar un mismo contenido permitirá una mejor percepción de la realidad. Permitiendo además, atender a la diversidad de estilos de aprendizaje, adaptándose unos mejor que otros a las características del alumnado.

ii. Pertinencia

Es la adecuación de los recursos a los objetivos y a las características de cada alumno/a. Una forma de comprobar su pertinencia es hacernos preguntas tales como:

• ¿Qué aporta realmente al aprendizaje de los contenidos tratados?

• ¿Tiene alguna ventaja respecto a otros?

• ¿Facilita y amplía las posibilidades de aprendizaje?

(c) Características del material según la actividades

A la hora de seleccionar y utilizar los recursos materiales debemos tener en cuenta su adecuación a la actividad que tenemos pensada, para desarrollar unos contenidos determinados. Por este motivo, es fundamental diferenciar, según los objetivos planteados, entre:

• Imprescindible: material necesario para desarrollar un contenido concreto. Por ejemplo, para trabajar la iniciación al baloncesto, es necesaria una canasta y una pelota.

• Prescindible: es el material que ayuda a la consecución de ciertos objetivos, pero como complemento. Por ejemplo, en el ejemplo anterior, unos petos para hacer equipos.

Por otro lado Lleixá, elaboró un esquema con las características que debieran cumplir los materiales:

i. Provocador: incita a moverse de forma continua y variada. Favorece el desarrollo de la capacidad de observación, así como un desarrollo cognitivo y funcional.

ii. Compartido: así se relacionan entre ellos, mejorando la socialización.

iii. Manipulable: lanzan, conduce, golpean, mejorando la habilidad motriz.

iv. Constituye obstáculos: sortean, trepan, saltan. Mejoran los desplazamientos y permite mejorar la autoestima al superar dificultades.

v. Transformar el espacio: se colocan de diferentes formas, mejorando la organización.

vi. Produce sonidos: perciben intensidades, duraciones, ritmos. Mejoran la organización temporal.

vii. Estimula la imaginación: crean movimientos y símbolos nuevos, mejorando su capacidad de expresión.

Otro aspecto a tener en cuenta, es el lugar en el cual van a estar colocados dichos recursos materiales. Dependiendo del espacio del que dispongamos, colocaremos de un modo u otro, o bien tendremos que usar un tipo de material y no otro. A la hora de colocarlo, una vez más, hemos de tomar como primera referencia la seguridad.

Entre otros aspectos, cuidaremos que no se encuentre cerca de las paredes, que esté bien anclado, que su organización permita al docente ver a todo el alumnado, eliminar objetos de los pasillos de acceso, prestar atención especial cuando el material sea complicado, usar frecuentemente colchonetas, etc.

3. UTILIZACIÓN DE LOS RECURSOS DE LA COMUNIDAD

Son los conocidos como recursos ambientales. En muchas ocasiones, nos vamos a encontrar con centros educativos bastante modestos que, pese a cumplir lo mínimos exigibles por la LOE, carecen de otros complementarios. Los docentes, en especial los de EF, deben conocer las posibilidades que le ofrece el medio en el cual está situado el centro.

Estos recursos pueden ser:

(a) Recursos Naturales

Son parques, playas, montes,sendas, etc. Lugares públicos en los que podamos desarrollar, en momentos puntuales, nuestras sesiones. Algo importante, que ha de ser tenido en cuenta, es el respeto por la naturaleza. Como contenido de educación en valores, trabajaremos el respeto por el medio ambiente. Por eso, una vez realizada nuestra práctica, el lugar debe quedar en igual o mejor estado que como nos lo encontramos. Es algo básico que deben aprender.

(b) Recursos Culturales

Provienen de la comunidad y normalmente son privados o de uso restringido. Podemos diferenciarlos según el coste que supongan:

i. Coste nulo: se obtienen gracias a la cesión de las instituciones públicas o de otras privadas, sin ánimo de lucro. Pueden ser piscinas, bibliotecas, pistas polideportivas, etc.

ii. Coste a precio de mercado: normalmente hacen rebajas a centros educativos o grupos numerosos. Son instalaciones privadas como pistas de esquí, gimnasios, recintos deportivos, etc.

4. CONCLUSIÓN

Existe, en muchos casos, una problemática de espacios para la EF. El elevado número de centros que carecen de las instalaciones adecuadas hace que, en ocasiones el desarrollo del área se vea condicionado.

Esta problemática hace que debamos de planificar a conciencia, el tipo de material que vamos a usar, cómo y dónde situarlo. Esta planificación va a permitir sacar mayor provecho de las sesiones, así como poder subsanar las posibles carencias materiales, elaborando o adaptando otros. Puesto que, como ya ha sido comentado repetidas veces, a lo largo de la exposición, los recursos son importantes, pero en ningún momento su carencia debe ser un obstáculo insalvable.

5. BIBLIOGRAFÍA

• Lleixá. Educación física hoy. Realidad y cambio curricular.

•Sánchez Bañuelos: Bases para una didáctica de la Ef y el deporte. Este texto, dentro de un contexto educativo de talante actual, trata de incorporar a la didáctica específica de la E.F. y el Deporte las aportaciones más fundamentales de la investigación en las áreas del aprendizaje y del desarrollo motor.

• Villada y Vizuete: Fundamentos teórico-didácticos de la EF. En este libro nos muestra la EF como contenido de conocimiento disciplinar. Explica su didáctica, los diferentes aspectos implicados en el desarrollo motor, así como debiera ser el diseño y su integración en el currículo escolar.

Publicado: enero 14, 2016 por Santiago

Etiquetas: tema 19 educación física